Curso de Retiro

Ya he vuelto. ¿y?..... El resultado ha sido el esperado, el que el Señor promete.Días de amor, de bálsamo, de cuidados, de cariño profundo por parte de Dios.El nunca defrauda. Las pilas se han recargado, la energía se ha renovado, el espíritu está oxigenado y el cuerpo dencansado. ¿Cuánto cambiaría esta sociedad si se tomara unos días de reflexión y soledad! Aunque no buscara a Dios, lo encontraría.

Días donde uno no sigue la moda, donde no se deja llevar por noticias manipuladas, donde los intereses comerciales no salen a relucir: La única invitación que se recibe es la de abrir el corazón para dejarse amar. Abrir los oídos del alma para saber escuchar lo que el Señor quiere decirnos. Esto ha sido un gran privilegio y doy gracias a Dios por ello.En este mes de María pido por todos los que buscan renovarse en el espíritu. Que sepamos mantener cuidado lo que hemos recibido. Me viene al pensamiento una palabras de San Agustín, que podían aplicarse a todos aquellos que están dispuestos a abrir de para en par las ventanas de su alma para que entre la luz.

" Para el que quiera creer, tengo mil argumentos, para el que no quiera, no tengo ninguno".Abramos ventanas, sólo así la luz puede invadirnos.
Angel ST

No hay comentarios:

Anímate a dejar tu comentario