Amigos que sufren

Nunca me ha gustado el nombre que los homosexuales dedican a su “día” llamándole “el orgullo gay” y no me gusta porque sinceramente no me lo creo. Corro el riesgo de que me tachen de carca, fascista, homófobo, intolerante, y demás descalificativos que hoy día se usan para atacar a cualquiera que discrepe con el marketing que el lobby gay, ha logrado instaurar en la sociedad, si lo hace está sentenciado por ellos; pondrán en práctica su tolerancia y respeto. Y no me creo lo de orgullo gay, porque tengo varios amigos que lo son-o creen serlo- y he conocido a otros que lo último que se atribuyen es el orgullo de esta condición. Ocurre todo lo contrario, existe mucho sufrimiento, la mayoría de ellos optarían por llevar una vida de orientación heterosexual. Ya puede el lobby gay montar todos los numeritos y reflejar las cifras que quiera (están manipuladas y falsificadas de forma interesada). Resulta tremendamente fácil salir de marcha, unirse a una caravana que reivindica sus derechos en un ambiente festivo, donde corre el alcohol , los decibelios están en sus niveles más altos y se asegura diversión.(No nos engañemos: de los 45 millones de españoles , solo 10.000 reconocen su homosexualidad) los asistentes a estas marchas disminuyen cada año y la participación está compuesta generalmente por simpatizantes de la causa. No quería escribir sobre este tema, porque sé que mis amigos gays, se sentirán dolidos, pero ellos saben que les quiero de verdad, que les acompaño en su esfuerzo de buscar la verdad .Traicionaría mi amistad si no lo hiciese. Sé que la inmensa mayoría de ellos no se apropian del orgullo de su tendencia. No es ninguna enfermad; no es un gen defectuoso. Hoy día se encuentran publicaciones de expertos en el tema que coinciden en que son circunstancias personales y familiares las que logran convencer a una persona de su homosexualidad .Lo explica muy bien Richard Cohen en su libro “Comprender y sanar la homosexualidad” . Él mismo ha pasado por ello, ha logrado superarlo y se dedica a enseñar como lo ha hecho. Me reafirmo : ¡No me creo para nada lo del orgullo gay!.Muchos de ellos, no están de acuerdo la forma en la que se presenta su dolor. No es solo cuestión de derechos, de aprobaciones, y otras reivindicaciones. Es una cuestión en primer lugar de Amor, de sensibilidad, de acogida y como fruto de ello se puede recoge la ayuda. Y por mucho que la critiquen (por algúna excepción de su actuación,que se da en todos los terrenos) , la Iglesia es la primera que se la ofrece. A pesar de que algunos de los llamados tolerantes y progresistas me han dedicado a veces los insultos que mencioné al principio, saben mis amigos que ellos me interesan como personas, como hijos amados de Dios, como almas sufrientes, Estoy convencido del poder de la oración y por ello un día les serán dadas las fuerzas para cambiar o seguir llevando su cruz de forma heroica. En próximos post, mostraré algunos artículos sobre el poder político y económico que posee el lobby gay ;los intereses que tras él se esconde. En internet se pueden encontrar varias páginas donde ofrecen información, ayuda y testimonios de muchos que han podido cambiar y que se alegran de ello.Os dejo este enlace para que veáis el número de participantes en algunas ciudades españolas en el día del “orgullo gay” :http://www.hazteoir.org/node/21968.
El lobby gay no es poseedor de la verdad en este tema y una gran parte de homosexuales y lesbianas no comulgan con sus teorías y actuaciones. Aprendamos a distinguir la paja del trigo.
Angel ST

No hay comentarios:

Anímate a dejar tu comentario