Estar informados o "listillos" de la fe

¿Cuántas veces nos hemos encontrado en controversias en temas de fe y moral? Todos hemos vivido esos intensos momentos en diversos ámbitos en los que transcurre nuestra vida diaria, y siempre me sorprende que los que discrepan intentan convencernos con una autoridad que no han adquirido y nadie les ha dado en la materia a tratar. Son los famosos “ listillos” que saben de todo. ¿Quién no tiene uno en su vida? La Iglesia a través de nuestro Santo Padre nos regala una encíclica más. Según la definición de la RAE :Una Encíclica es una carta solemne que dirige el Sumo Pontífice a todos los obispos y fieles del orbe católico. Se utiliza generalmente para cuestiones importantes, como guía pastoral.Siguiendo con los “listillos”, siempre que me embarco en una discusión religiosa ,en especial lo relacionado con el Papa (punto de mira , donde siempre quieren lanzar sus dardos de sabiduría) y compruebo que mi interlocutor no quiere que la luz entre porque no abre sus persianas , acabo planteándole la siguiente pregunta: “ ¿pero tú lees lo que escribe? ¿te informas de lo que habla? O tu ilustración ¿la obtienes de Pedro Zerolo y compañía?. Es fácil comprobar cuando no existe la intención y la voluntad de conocer la verdad. En raras ocasiones, ocurre lo contrario. Lo que me asombra es la nulidad de conocimiento sobre el papel y la labor que el Santo Padre desempeña en la Iglesia y en el mundo. Debemos estar informados. No podemos defender nuestra Fe si no la conocemos. Ayer hablaba de las féminas, basta echar una ojeada de nuevo a la encíclica de Juan Pablo II sobre la dignidad del a mujer para encontrar palabras hermosísimas sobre las mismas y que algunas nunca atribuirían al sucesor de Pedro. Benedicto XVI, nos está demostrando que es un don para nosotros. Ya se ha dicho : “Dios da en cada momento lo que se necesita” Y en estos dos últimos siglos nos está concediendo unos papas excepcionales.
Los católicos del mundo moderno, tenemos una gran ventaja a nuestros antepasados. Actualmente tenemos la noticia y la información casi al momento. No lo desaprovechemos. En el tiempo que nos toca vivir ,urge estar instruido en la doctrina de la Iglesia. El ejemplo, la convicción y los argumentos nos ayudarán a poder mostrar el motor que mueve nuestra Fe. Os invito a leer y reflexionar sobre la nueva Encíclica Papal “Caritas in veritate”. Que nunca puedan decirnos “ que no sabemos de lo que hablamos”.
Angel ST

1 comentario:

  1. De este post, querido Angel, aunque me ha gustado mucho toda la reflexión, casi me quedo con el final, invitando a echar un vistazo a la última encíclica:
    "Que no se pueda decir de que hablamos".
    Creo de máxima importancia, cada vez más, la buena información y sobre todo la buena formación, para dar respuesta a todas las dudas, no siempre malintencionadas, y muchas veces con verdaderas ansias de saber, que otros nos puedan plantear con respecto a nuestras creencias.
    Formación y oración esas son las bases de un buen apostolado y además las fuentes que Dios nos dá para afianzar más nuestra propia fé.
    De todas maneras, excelente post, sigue así.
    SALUDOS.

    ResponderEliminar