SÍMBOLOS Y GESTOS

Antes de partir para el servicio militar, En 1982 (primera visita de Juan Pablo II a España) tuve un encuentro con una religiosa amiga. Conversamos de los temores comunes, de los que uno se enfrenta a situaciones desconocidas. Siguiendo su vocación, no paró de alentarme . En un momento de nuestra conversación, me dijo y propuso algo que por un instante me pareció pueril y que identificaba como beatería. Sin embargo esas palabras y ese gesto, tuvieron una fuerza gigantesca en los momentos de desaliento. El acto consistía en que cada sábado, cuando la hermana entrara en la capilla, se encargaría de encender una vela a la Virgen por mí: Que esa luz titilante, le haría encomendarme a Nuestra Madre.

No he vuelto a menospreciar ningún símbolo. Es más, creo un gran acto de amor hacia Dios el tenerlos. Basta mirar a los niños para darse cuenta de la cantidad de recursos que buscan para demostrarnos su cariño. Que si una flor del campo para mamá, que si un dibujo para papá, y tantas ocurrencias que un alma pura tiene.

Desde hace años en nuestra familia realizamos algunas de estas ingeniosidades.
El sábado, encendemos una vela ante una imagen de la Virgen ,para pedir por los sacerdotes .
La Nochebuena, escribimos en unos papeles un propósito para vivir durante el año y los ponemos dentro de una cajita al pie del Belén. Al año siguiente de forma anónima los leemos y vemos si hemos logrado cumplirlos.

En la puerta de la nevera de casa, cada uno escribe las intenciones que quieren llevar a la oración, así toda la familia puede unirse (en ella hay siempre muchas personas, yo he añadido a mis nuevos amigos blogueros).

Disfruto con los símbolos y gestos,Jesús nos los ha dejado en los Sacramentos para entender mejor su presencia real en ellos. Este año que sigo un poco la radio y televisión católica por internet, me he dado cuenta que los hispanos en América, tienen una sensibilidad mayor a ellos y me gusta la sencillez y cariño con los que tratan a Dios .En Europa estamos ahogándonos en la soberbia. “ Si nos hacéis como niños, no entrareis en el Reino de los cielos” y es que ellos son los que aman sin reservas.

Me gusta que el sábado este dedicado a María, Ella nos prepara para vivir el domingo, por eso os invito a tener detalles especiales con Ella. Y si os unís a nosotros par a encender una vela en esta jornada por los sacerdotes habrá muchas luces encendidas por ellos . Nuestra unidad en la oración estará fortalecida. Juan Pablo II fue grande en la creación de símbolos que nos acercaran a Dios. El Evangelio está lleno de ellos. ¿Qué diremos del Rosario? Cada bolita que pasamos es una declaración de amor a Nuestra Madre. Me quedo con los gestos de nuestro gran Papa que empezó a dedicar cada año a una intención especial:
“Recitar el Rosario, en efecto, es en realidad contemplar con María el rostro de Cristo. Para dar mayor realce a esta invitación, con ocasión del próximo ciento veinte aniversario de la mencionada Encíclica de León XIII, deseo que a lo largo del año se proponga y valore de manera particular esta oración en las diversas comunidades cristianas. Proclamo, por tanto, el año que va de este octubre a octubre de 2003 Año del Rosario" Juan Pablo II
Angel ST

6 comentarios:

  1. Gracias a ti y olé por tu familia, buen blog.

    ResponderEliminar
  2. He suprimido el comentario, porque me he equivocado. De momento Todos correctos y amables.

    ResponderEliminar
  3. Angel, Hay un santo reciente que recomendaba "materializar" la vida espiritual. Dios y su Madre veran con mucho agrado que les llevemos una flor. Como bien dices, "si no os haceis como ninos..."
    Y muchas gracias por la vela por lo que a mi me toca.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Pues me parece una excelente idea dedicar el Sábado a pensar mas en la Virgen maría. No se me había ocurrido.

    ResponderEliminar
  5. Qué gozada me parecen todos los detalles que hacéis y es que las cositas pequeñas son las que más nos ayudan a entrar en la presencia de Dios. En el caso de las velas, si están bendecidas, el fuego es un sacramental. Es precioso todo.

    Juanjo, el sábado es el día dedicado a la Virgen desde siempre.

    Besos y gracias, me uno a la oración por los sacerdotes, es lo que más falta le hace al mundo, sacerdotes santos.

    ResponderEliminar
  6. Los signos son muy importantes. Importantes porque están implícitamente dentro de nuestra propia esencia: "necesitamos tocar, ver, concretar lo que abstraemos, lo que formamos, lo que expresamos..."
    Cuando hablamos gesticulamos, ponemos a cada negación o afirmación un gesto que la consolida, que la reafirma, que le da fuerza.
    Igual ocurre en nuestra relación con los demás, en la familia; nuestra mujer, nuestros hijos, todos necesitan ver que lo que dices tiene su correspondencia en lo concreto, se ve, se nota.
    Por eso el cristiano, el creyente no sólo tiene que ser, sino que también tiene que notarse. "Yo soy creyente y disfruto la vida con DIOS", es una frase que llevo en mi coche a raíz del problema de la propaganda anticatólica en los autobuses. Y ha dado sus frutos: primero me interpela por el espejo retrovisor y me hace pensar que el SEÑOR me acompaña y me anima a pensar en los otros; segundo, hay personas que han pensado al leerla. Concretamente un joven de 20 años está esperando a asistir a Cursillos de Cristiandad por el simple hecho de poder leerla cuando iba a poner unas cajas de agua en el coche.
    ¡Alabado y glorificado sea el SEÑOR!
    Un fuerte abrazo en XTO.JESÚS.

    ResponderEliminar