DIOS SIEMPRE RESPONDE



Dios responde a todas las oraciones, aunque no siempre de la manera esperada. Rara vez Dios tiene prisa o está apurado, lo cual se ve en su creación. Tarda en hacer un bebé, una flor, un árbol, o un atardecer, o incluso una brizna de hierba. No se puede apurar a Dios. Hay que aguardar a que llegue el momento determinado por Él.

A veces Dios demora su respuesta a una oración hasta que hayas aprendido algo que el quiere enseñarte.
O a veces espera hasta que se produzcan las condiciones propicias para el resultado que El quiere lograr.
En ciertos casos, tal vez transcurran años, hasta que sepan que Dios no respondió del modo que esperabas, o cuando se lo pediste, ¡Pero el día llegará! y sabrás que Dios actuó acertadamente.

¡Espera en el Señor! La oscuridad más densa es antes del amanecer, y la mayor desesperación ocurre justo antes de la salvación.

La mas profunda desesperanza ataca justo antes de ser rescatado.
Por eso no dudes, ni por un instante que Dios te contestará.

¡Ya verás que lo hace! confía en El, y dale gracias por la respuesta, aunque no la veas de inmediato. ¡Después te alegrarás de haber confiado en El!

11 comentarios:

  1. Sus tiempos no son nuestros tiempos, pero todo lo que nos ocurre es para bien.

    Confianza y abandono. A mí estas dos claves me hacen volar.

    Besitos Angel.

    ResponderEliminar
  2. No cabe duda de que es verdad cuanto dices y yo lo he podido comprobar en más de una ocasión.
    Hay que tener paciencia y creer firmemente en la respuesta, si se hace así, esta llegará.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Es evidente que Dios es sabio. Odio las prisas, nací para ir despacio pero siempre me han exigido rapidez. Me he adaptado al entorno pero ¡SIGO ODIANDO LAS PRISAS!
    Este fin de semana en el rosario que te comentaba todos hicimos peticiones y se me escapó la sonrisa cuando Luis pidió a la Virgen que se diera prisa en realizar su plan para la redención del mundo. Pensé: este hombre mete prisa hasta a Nuestra Señora, de que me extraño si lo hace conmigo.
    Muchas gracias Angel.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Magnífico post el tuyo, Ángel. Y gracias por tu comentario en el mío.
    Creo soy tu seguidor, ¿lo eres tú mío?
    Gracias de nuevo. Eres un verdadero ángel.

    ResponderEliminar
  5. Magnífico post el tuyo, Ángel. Y gracias por tu comentario en el mío.
    Creo soy tu seguidor, ¿lo eres tú mío?
    Gracias de nuevo. Eres un verdadero ángel.

    ResponderEliminar
  6. ¡Cuántas veces pedimos a Dios cosas que no nos convienen! Y nos desesperamos si no nos las da. La lógica y los tiempos de Dios, nada tiene que ver con la nuestra. Él siempre sabe más y quiere lo mejors para nosotros.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  7. Hola Angel, me encanta lo que escribiste, estoy de acuerdo, a propósito de esto una vez me dijeron que lo que pasa es que en nuestra vida nosotros vemos de acá a 2 metros y Dios ve de acá al infinito! Sólo El sabe lo que nos conviene y cuándo o de qué manera!
    Te felicito por el blog, te tengo en mis enlaces. Somos de Argentina, y tb tenemos 5 hijos.
    Un abrazo
    Florencia

    ResponderEliminar
  8. Guerrera.Cielo, Que te voy a decir? Tuú ya lo experimentas a diario. Un besazo.

    Terly. Habla tu experiencia de vida. Ella es la mejor consejera.Gracias por tus visitas

    Luis y Mª Jesús.En todas las experiencias que compartís, siempre tenéis ese toque de confianza. Un saludo a todos

    Dyas. Siempre que posteas te sigo. Aunque el silencio sea el comentario no dejo de visitarte.

    Pilar. Estoy convencido de lo que vives y sé que tu confianza es ciega. Gracias por tu comentario

    Florencia, me alegra mucho conocerte y a tu familia. No había tenido el gusto de ver tu blog. Ya lo he enlazado en el mío. El texto de hoy no es mio, lo he tomado prestado, el mensaje es lo importante. AHora seguiremos más unidos. Os invito a uniros a la campaña del rezo del Rosario que hacemos los sábados por todos los blogueros. Lo encontrará en el lateral derecho.

    ResponderEliminar
  9. Nosotros quizá somos más exigentes que en otros tiempos, donde el hombre era más humilde. Hoy, difícilmente nos conformamos con lo que no comprendemos, o tal vez nos creemos superiores con tanta tecnología. Decían nuestros abuelos: Indudablemente, Dios sabe más…

    ResponderEliminar
  10. Sí, indudablemente, Dios sabe más, pues el lo creó todo, y sus medidas no son las nuestras.
    Edith Stein decía "lo que no estaba en mi pln ha estado en el plan de Dios...Cada vez se ahce en mí más fuerte el convencimiento religioso de que-desde el punto de vista de Dios- no existe casualidad alguna..."
    Así que debemos tener fe para aceptar lo bueno y lo malo que nos toca porque algún significado tiene para Dios y, por tanto, para nosotros. Paciencia, que Dios siempre responde, aunque las respuestas no se pueden medir con nuestras tablas ni reglas.
    Saludos Ángel: eres un amor.
    Me llevo el Rosario para hacerlo con todos los que lo estéis rezando. Bendiciones y saluda a los niños, diles de mi parte que no hay nada más lindo y agradable que ir a clases (yo siempre he amado la escuela)

    ResponderEliminar
  11. Espera en Dios, espera en Dios que volverás a alabarlo.

    Un abrazo tocayo.

    ResponderEliminar