IR A LAS BODAS EN EL CIELO




Ayer hizo un año que murió de cáncer Silvia Linares Romero, una joven madre de familia con dos hijos, que vivió su enfermedad dando testimonio de su fidelidad al Señor. Se despidió de los suyos con una fiesta y un mensaje, que hoy reproducimos en vídeo integramente. Ella pidió el milagro de su curación pero aceptó la voluntad del Padre del Cielo con la seguridad que iba a encontrarse con Él y con Cristo cara a cara.

Silvia le dijo a su hermana Laura: «Te encargo a mis hijos, cuando sean grandes háblales de Dios… como cuando yo era chica y me enseñaste a conocer a Dios. Yo le pido a Dios que les regale a los dos vocación, que si me toma a mí, él los tome a ellos, que no se aparten de Dios».«Esta enfermedad ha sido ocasión para percatarme de tanto amor que me ha rodeado […] Fíjate que cuando oro, no me atrevo a pedirle que me cure, porque sería como pedirle que me quite la cruz y yo le dije que contaba conmigo. […] Yo creo que Dios necesitaba muchas oraciones y me tomó a mí de pretexto, para que muchos rezaran. Agradéceles a tus monjitas tantas oraciones, no las merezco».

Mi hermana dejó dicho que no quería que se vistieran de negro para su funeral ya que sería el día más feliz de su vida, ella iba a ir a las bodas, al banquete. Así lo hicieron todos. También les pidió que la incineraran para poder estar en una Iglesia y para que cuando la fueran a visitar fueran también a visitar a Dios.



13 comentarios:

  1. Qué señora más preciosa. Se me caen las lágrimas de escuchar por ahí a sus niños y verla a ella con esa sonrisa.

    Desde luego hay personas a las que el Espíritu Santo las ha hecho suyas, de otra forma es inexplicable morir así.

    Un besito.

    PD: qué belleza la música de Maskim también..

    ResponderEliminar
  2. Precioso, emotivo... EJEMPLAR. GRACIAS POR TRAERLO. ABRAZOS.

    ResponderEliminar
  3. Me he emocionado. Sana o enferma, me gustaría morir así de bien con Dios.
    ¡Gracias por traernos esta historia ejemplar!

    ResponderEliminar
  4. Es un vídeo IMPRESIONANTE, me gustaría saber más de ella.

    ResponderEliminar
  5. Bueno, como no me contestabas y estaba con la curiosidad por saber qué era un Marie Brizard, he estado cotilleando y me he encontrado con que es un licor, pero tiene uno que se llama Banane Flip, ese sí que es apetecible, me apunto.
    He venido a traerte un chupito para compartir :D

    ¡¡Qué tal el catarro!!?

    Muakis!

    ResponderEliminar
  6. Hay Angel, me he conmovido mucho con este testimonio de "vida" :) escuchar a los niños en el fondo es impresionante...éstos ejemplos nutren mi alma, me sirven mucho porque me motivan a ser mejor. Me doy cuenta de lo mucho que me falta pero también veo que si se puede. Ya también leí el post que escribiste hace días sobre la religiosa que conociste y veo clara relación entre lo que ella te enseñó con lo que vemos en el video: "Señor concédeme el deseo de desearte" :) Saludos!!! Ale

    ResponderEliminar
  7. Gracias por vuestros comentarios. perdonandme que hoy no me veais mucho por vuestras páginas. Estoy un poco pachucho y no he logrado casi acostarme desde qeu salí de trabajar esta mañana. A ver si Mañana si D.q. va mejor la cosa. Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Sin palabras.
    Y tú descansa, amigo.

    ResponderEliminar
  9. Mi comentario...







    ... es que me quede sin palabras.

    Un abrazo y mejorate
    Jorge Gallego

    ResponderEliminar
  10. Gracias Angel, es un testimonio impresionante. Sus hijos seguro que están en contacto con ella, un contacto directo cielo-tierra.
    Mejórate Angel. Tienes que cuidarte.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. ¡Qué testimonio, querido Ángel!
    ¡Qué fuerza tan grande en sus palabras!
    ¡Qué maravillosa fe!
    Gracias Ángel.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. un saludo de méxico, PUEBLA, soy e.raullinares, padre de Silvia LINARES romeroy he recibido muchos comentarios respecto a la muerte de mi hija, el video ha tenido mucha difusión por loque doy las gracias. mi mail es e,raullinares@hotmail.com. poreque tambien no se la dirección del blog de Angelo

    ResponderEliminar
  13. No tengo palabras Angelo,lo que tengo es un nudo en la garganta...

    Un cariñoso saludo.

    ResponderEliminar