LIBRE PARA ELEGIR


Hoy tengo que pararme y hacer un poco de examen de conciencia. Llevo mucho posteado escribiendo sin interrupción en mi blog desde que lo inicié hace 144 días. Señalando las directrices que cualquier empresa humana, se marca para empezar. Un inicio entusiasmado, un aprendizaje, un período de bonanza, otro de críticas, de reflexión y de actuación final.

Hoy me detengo en este punto y lo comparto de forma sencilla con vosotros. No sé si lograré expresar lo que quiero. Intentaré hablar en todo momento en singular, ya que no quisiera juzgar a nadie. Sé que yo he caído en esta trampa y quiero confesarlo a solas. Cada uno haga su propia reflexión.

Saqué hace días a colación en uno de mis post, la línea que deseaba para mi blog. Una página donde pudiera transmitir las inquietudes espirituales de mi alma, de mi familia, de mis amigos.


Gracias a Dios he podido descubrir magnificas bitácoras, en la blogosfera donde se persiguen los mismos anhelos. Ellas han logrado que mi euforia se encendiera. Pero creo que me he quemado, llevado por un exceso de celo en ganar amigos blogueros .He sentido que he traspasado el límite de la falta de caridad hacia otros. También os comenté, que desde el inicio de la campaña del Rosario, las críticas y mensajes anónimos, han ido llenando mi correo. El primero me afectó pero con vuestro apoyo manifestado he ido recobrando la paz interior y poco a poco los demás van perdiendo fuerza a medida que me llegan.

Esta tarde he recibido uno que me ha hecho pensar. Como es propio de estas embestidas, siempre vienen firmadas de forma anónima. Lo curioso es que la mayoría de nosotros, más o menos conocidos en el foro, nos denominamos católicos. Y ya empiezo a convencerme de verdad ,de que se nos ataca simplemente por eso: ¡Por nuestra FE! Indagan en nuestras páginas, para utilizar nuestras palabras y sacarlas de contexto para usarlas como arma de acusación.Pero decía ,que éste último anónimo, ha sido el que me ha hecho reflexionar.

Como he prometido hablar en singular ahí va: Creo que he caído en la tentación de ponerme al nivel de los que atacan. Con facilidad hago comentarios sobre temas que verdaderamente pueden ser tratados con caridad cristiana, o sea ,diciendo la verdad y defendiéndola. Puedo perfectamente prescindir de los adjetivos calificativos, que en la mayoría de casos siempre han sido negativos.

Sí, amigos, quiero acusarme de haber aprovechado el ambiente de amistad de un foro para seguir las gracias de alguno que se ha extralimitado con el pecador, más que en el pecado. Está bien y es mi responsabilidad, denunciar, todo lo que va en contra de mi conciencia. Debo defender -y es mi obligación hacerlo con energía-, los valores más sagrados en los que creo: Dios y la Iglesia, pero debo aplicar la caridad que Jesús mismo me pide. Ésta no es sinónimo de estupidez y necedad. Lo que sí la quebranta, son los ataques a la persona, de forma burlesca, deteniéndome en detalles físicos, o de su vida privada. Creo, que a veces adquiero el estilo de otros foros donde su diversión, se fundamenta precisamente en lo que critico. Reírse de forma burlona e irónica de todo aquello que no comulga con sus ideales. Ya he abandonado varias bitácoras, donde he descubierto esta forma de entender la vida y el respeto.

Hoy vuelvo a replantearme la línea de mi blog y hago caso del refrán: “más vale calidad, que cantidad” . Se me ha dado la libertad de elegir y mi elección es seguir a Jesús con todo lo que ello comporta. Libremente, le sigo y quiero cumplir con lo que EL nos enseñó :” Yo, en cambio, os digo: Amad a vuestros enemigos y rezad por los que os persiguen. Así seréis hijos de vuestro padre que está en el cielo, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y manda la lluvia sobre justos e injustos. Porque si amáis a los que os aman, ¿qué premio tendréis? ¿No hacen eso mismo también los publicanos? Y si no saludáis más que a vuestros hermanos, ¿qué hacéis de particular? ¿No hacen eso mismo también los gentiles?”( Mt 5, 43-47).

Ayer Benedicto XVI decía: "la Iglesia, debe concentrarse en el anuncio de Cristo, aunque esto implique el martirio".

Este Cristo, es el que me hace pedir perdón. Quiero disculparme ante los ofendidos y ante aquellos que hayan leído algún comentario mío, contra alguien y no contra algo. Invito a los anónimos a identificarse, si de verdad quieren ayudar. Invito a todos los blogs con tintes católicos a ser testimonios de Amor. Creo que la misión de nuestras páginas es fortalecernos unos a otros en la fe, en la esperanza y en la caridad y demostrar como los primeros cristianos, nuestra unión y nuestro amor en Cristo. Que puedan decir como entonces: “Mirad como se aman”. Un abrazo.
Angel ST

17 comentarios:

  1. No sé en concreto que te lleva al desánimo. Entiendo que puedas estar quemado y que algunos te hayan hecho daño. Pero yo en tu blog sólo veo delicadeza y caridad. Y el hecho de que te dediques a contestar los post de todos los blogs que tienes enlazados me parece admirable. Siempre tienes palabras amables.
    No veo nada que perdonarte, y sí mucho que agradecerte.
    Lo mismo necesitas descansar y no escribir a diario, pero espero que no dejes el blog.

    ¡Mucho ánimo!

    ResponderEliminar
  2. Pilar. Para nada estoy desanimado. He pasado por un momento de incertidumbre, ante unos anónimos que no esperaba. Seguro que algún que otro visitante de esta página sí entiende mi petición de disculpas ,precisamente hago hincapié en que los blogs que habitualmente sigo son ejemplo para mí. Y en cuanto a lo de postear a diario. No te preocupes que cuando no pueda no lo haré. No me he creado ninguna obligación. pero como dicen por ahí : si no bebo, ni fumo, ni veo la tele,ni otras tantas... algo tendré que hacer. Si miras el horario que suelo hacerlo verás que mis otros compromisos están atendidos. Ya dije una vez que suelo dormir poco.Un abrazo y gracias por tu interés.
    QUE NO ESTOY DESANIMADO. TODO LO CONTRARIO. Si es que debo explicarme mejor...

    ResponderEliminar
  3. Querido Angel:

    Muy interesante este post.

    El "quid pro quo" de esta cuestión bloggera es algo así como:

    "Te sigo si piensas como YO, sino, mejor va a ser que no"...
    o como tú bien dices: "Me río de forma burlona e irónica de todo aquello que no comulga con mis ideales".

    Angel, yo soy cristiana y además, como intuyo que eres una bellísima persona, te confesaré que soy una cristiana muy particular o idiosincrática, ya que dejé de creer en la iglesia católica, como institución(no creo en las instituciones humanas, sí en los grupos formados libremente...)hace mucho tiempo por varios motivos a lo largo de mi biografía que serían largos e incómodos para relatarte aquí y ahora...

    Sin embargo, conozco a personas católicas bellísimas y además, fieles cristianos, he escrito un libro(¡el primero!) en coautoría con un sacerdote que es una persona extraordinaria, aunque cabezota hasta decir basta...;=))

    La biografía de Juan Pablo II es la de un héroe que luchó desde que nació para defender todo aquello en lo que él creía, sobre todo por seguir los pasos de Cristo. La Gestapo le siguió y vigiló los pasos y parte de su familia murió en campos de concentración nazis...

    La clave de todo esto, Angel, bajo mi humilde opinión, no está en lo que somos o en lo que profesamos: cristianos, católicos, budistas, mahometanos, ¡qué más da!

    ¡La clave ES LA TOLERANCIA Y EL PERDÓN, y la libertad de dejar a cada uno expresar sus creencias e ideales de forma libre... vivir cada uno con lo suyo o como decía mi abuela:

    "Vivir y dejar vivir"

    "(...)En todo lo que piense el menor de tus hermanos, habrás de reconocer que MI PENSAMIENTO está dentro de él y que MI SENTIMIENTO está unido al tuyo siempre que pongas el Pensamiento de otro en relación con el tuyo, siempre que sientas un FRATERNAL INTERÉS por lo que ocurre en el alma de la otra persona.
    Cualquier opinión, cualquier actitud en la Vida que descubras en el más pequeño de tus hermanos en Cristo, en ese respecto lo estás buscando en MÍ"

    Me alegro de que compartas con tus hijos "La misión de Pablito".

    Un afectuoso y CRISTIANO saludo, Angel.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Mar Solana por tu comentario. Pero como en mi post he dicho que hay que defender la verdad con caridad, voy a intentar que esto se cumpla. Tú lo has hecho perfectamente. Pero me gustaría aclarar que la Iglesia no es una institución humana sino divina. Fué Jesús quien la fundó y El es el Hijo de Dios.Formada por hombres pecadores que luchan por ser fieles a ella. Esta es la mayor grandeza de la Iglesia: que Jesús la sostiene. Es la única institución formada por hombres que se mantiene en pie desde su fundación.
    -Juan Pablo II a quien admiras y tanto admiran, ha sido durante 26 años el "jefe" de esta institución y él dió claramente su vida por ella. Creo vale la pena preguntarse el porqué.
    -La clave sí está en lo que somos. Es la esencia de nuestra vida.No es lo que tenemos, sino lo que somos: Hijos de Dios con una dignidad a menudo destrozada por nosotros mismos.
    -No podemos hablar de todas las religiones de igual forma. Hay que hacerlo con el conocimiento de cada una de ellas . Solo puede haber una verdadera. Y esta puedes descubrirla con la ayuda de alguien experto en la materia.
    -Además de la Tolerancia y el perdón, está la VERDAD y ésta solo es una. JESUS .El mismo se definió así : "Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida".
    - Vivir y dejar vivir se llama libertinaje y en su nombre se hacen verdaderas barbaridades. Hoy más que nunca se aplica este lema al aborto y en eso no puedo decir : Vive y deja vivir.
    Sé que eres una persona dialogante y tendrás en cuenta mi argumento como yo el tuyo.Gracias

    ResponderEliminar
  5. Lo siento Ángel, pero creo que has mal interpretado mi comentario, puedo asegurarte que lo he hecho con todo mi cariño cristiano. No todas las personas podemos pensar de la misma forma y en una única verdad,
    ¡somos muchas individualidades pululando ya por este mundo!

    YO TAMPOCO CREO, NI APOYO, EL LIBERTINAJE, PERO SÍ LA LIBERTAD Y EL LIBRE ALBEDRÍO,AMBOS CONCEDIDOS POR DIOS AL SER HUMANO.

    Además creo que has pasado por alto la parte más importante de mi comentario.

    Mi pensar va mucho más allá de cualquier ideología,culpables de que nunca nos pongamos de acuerdo las personas...

    Siento haberte inportunado, no volverá a ocurrir.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Por favor. No me has molestado para nada. Las cosas no siempre se ven igual. Pero el sacerdote que tienes como amigo te puede explicar mejor que yo algunos puntos de los que te explicado.

    ResponderEliminar
  7. Querido Angel, pues me parece que este post es una maravilla.

    Parece ser que de repente todo va ahora en la línea que nos va marcando la Reina de la Paz; Ella nos acaba de recordar que perdonemos y que amemos a nuestros enemigos, pues así lo haremos, con la ayuda de Dios claro.

    Como bien dices, esto no implica esa tolerancia flower power del: "haz lo que te de la gana y dí lo que quieras, aquí estoy yo para tolerar hasta tus insultos", pues mira no. Nos tenemos que defender con caridad y la Verdad ha de ser proclamada y con todo el santo orgullo porque nosotros que hemos tenido la inmensa fortuna de encontrar el tesoro escondido debemos ayudar a los demás a que lo encuentren y debemos compartir el nuestro.

    Caridad y Verdad. Queriendo mucho a los demás pero sin renunciar a lo que es irrenunciable.

    Te aconsejo que cierres los anónimos, no sirve para nada tenerlos abiertos, quien tenga interés en comentarte se creará una cuenta. Los anónimos (casi el 98% de las veces) lo único que hacen es agredir y minarte la moral. Yo los cerré hace un año. Quien quiera decir algo que lo diga, pero que dé la cara. Hazme caso cielo, ciérralos, es lo mejor.

    Te quiero, besos.

    ¡Veni Sancte spiritus veni per Mariam!

    ResponderEliminar
  8. Hola Mar:

    Lo de la libertad, es obvio, estoy totalmente de acuerdo contigo. Somos libres. Dios nos ha dotado de una razón fabulosa para llegar a conocerle, pero jamás nos forzará a amarle ni a seguirle.

    Cada uno puede tomar el camino que escoja líbremente.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. La verdad es que yo no te veo desanimado, todo lo contrario, te veo con una fuerza increíble, lo que sucede, en mi opinión, es que no todos tenemos esa misma fuerza, en este caso hablo de mí, y en ocasiones nos cuesta seguirte. Por otra parte, también creo que el que da todo lo que tiene, tampoco está obligado a dar más y esto con la particularidad de que no todos tenemos lo mismo. Como puedes entender perfectamente, no hablo de bienes materiales sino espirituales.
    Gracias, querido Ángel por tu visita y tu bonito comentario.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Querido Ángel:

    Gracias por tus lindas huellas "Mar adentro".

    No te preocupes, por mi parte, TODO ESTÁ BIEN. Es de esta TOLERANCIA precisamente de la que te hablo, no de una Tolerancia fruslera, "hippie" o florida.

    Tolerancia con el pensar, sentir y actuar ajeno, siempre y cuando, claro, no traspasen unos determinados límites o minen nuestra dignidad.

    Siempre he creído que el pensar de formas distintas, también puede ser un formidable punto de unión entre las personas, siempre que esta relación esté sostenida por el cariño y el respeto en el sentir del otro.

    Me gustaría que volvieras a leer lo que te puse en el primer comentario entre comillas, te lo copio aquí otra vez:

    "(...)En todo lo que piense el menor de tus hermanos, habrás de reconocer que MI PENSAMIENTO está dentro de él y que MI SENTIMIENTO está unido al tuyo siempre que pongas el Pensamiento de otro en relación con el tuyo, siempre que sientas un FRATERNAL INTERÉS por lo que ocurre en el alma de la otra persona.
    Cualquier opinión, cualquier actitud en la Vida que descubras en el más pequeño de tus hermanos en Cristo, en ese respecto lo estás buscando en MÍ"

    Este "pensamiento-reflexión-meditación" de Cristo es el que a mí me da fuerza para seguir en esta dura senda...

    Un abrazo muy entrañable, Ángel y gracias.

    ResponderEliminar
  11. Lamento lo ocurrido, hay muchas personas irrespetuosas y faltas de la mínima educación, tal vez sin culpa. Esta entrada es sencillamente magnífica, cristiana cien por cien. Perdonar es actitud cristiana, lo demás son seudónimos. Se nota la sensibildad espiritual que tienes. El respeto nos puede llevar a un relativismo que nos puede dañar, el Papa nos ha advertido de ello.
    Si te parece haberte extralimitado, es muy correcto que pidas disculpas. El amor nunca está de más.
    Realmente nos tenemos que distinguir por el amor, pero el de Cristo, ese que da la vida, o de un cantazo o poco a poco.
    Que María-Virgen en la Fiesta de su Natividad te colme de su PAZ, como rezamos en la oraciçon del día.
    María

    ResponderEliminar
  12. Hola Ángel!

    Lo primero, no te desanimes, cada día se hace más necesario que los católicos estemos presentes en los medios de comunicación. El único que no tenemos vetado, internet. No lo dejes jamás.

    Lo segundo, darte las gracias por tus comentarios y opinión en mi espacio. Mi intención primera era la de crear un espacio donde el pensamiento y la opinión libre tuvieran cabida, sean de la índole que sean. Sólo un límite, siempre en clave positiva. A veces se consigue, la mayoría no. Pero no me desanimo. Hay que seguir luchando por el ideal y la perfección.

    Lo tercero, pasa olímpicamente de los anónimos. Pero léelos. Que Dios se sirve del Maligno para crear grandes cosas. A veces, un comentario negativo, nos devuelve la realidad como un espejo. Aunque generalmente no es así.

    Lo cuarto y último, este es tu espacio, en el únicamente tienen cabida aquellos que tu quieras. Siento decirlo, pero la censura es necesaria. Jamás tengas miedo de expresarte, de opinar, de creer y de rogar a Nuestra Señora por los blogueros. Algunos te lo agradeceremos mucho, pues estamos bastante necesitados de oración. Gracias.

    Un gran abrazo, sigue adelante y a comerte la blogosfera.


    PD. Ando un poco lejano de estos lares, soplan vientos de cambio en mi vida y Dios quiera que sean para bien. Yo así lo vislumbro.

    ResponderEliminar
  13. Es una entrada maravillosa.
    Yo nunca te he leido insltar a nadie, pero suscribo cada una de tus palabras e intentaré seguir tu propósito. El Rosario es la mejor arma y no ofende a nadie (o no debería ofender). Tu lo has propagado en la blogosfera.
    Por cierto:Sor Emmanuel, una religiosa autora de varios libros sobre Medjugorje, que vive allí estará en España dando conferencias del 9 al 14. Pinchando en la Virgen que hemos puesto en un lateral del blog ves los lugares donde estará.
    Creo que merece la pena acudir.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Ángel, te sigo desde algún tiempo a través de los comentarios que haces en otros blogs y nunca he apreciado esto que dices. Tus intervenciones son siempre impecables, pero creo que lo que propones es importante. Defender nuestras convicciones sin ofender. Por otra parte, mucha gente se ofende simplemente al escuchar la verdad.

    ResponderEliminar
  15. Querido Angel, tú ha dado la clave ,Más vale la calidad que la cantidad. Mi padre diría, el que mucho abarca poco aprieta. Amigo, yo me centro en pocos blogs, y uno es el tuyo, por católico y por amante de la Iglesia, que es lo que yo estoy aprendiendo de tí, amar la Iglesia sobre todas las cosas. Y los hippys y demás tribus, que se aprendan la lección y se dejen de rollos macabeos. La Iglesia es una Institución Divina.

    ResponderEliminar
  16. Ángel:

    Yo personalmente prefiero la calidad a la cantidad. Lo bueno si breve dos veces bueno, ya sabes.

    Siempre que hay alguna iniciativa personal (no hablemos ya de un pública como la tuya) de profundizar en la vida espiritual, de orar mas, de acercarse a Dios, etc, siempre, siempre hay una intervención personal del Demonio para impedirlo u obstaculizarlo.

    Lo he comprobado personalmente varias veces. Hay que vencerla y desaparece. Pero existe. Y ahí no acabará la cosa. Ser un un buen cristiano, implica una lucha permanente contra Satán. Nunca estaremos tranquilos, no es una vida cómoda.

    ResponderEliminar
  17. Estimado Ángel: leo con detenimiento este post y me identifico de alguna forma. Sí, es cierto, ser creyente en esta sociedad tan falta de valores sencillamente "no se lleva", pero nada podemos hacer excepto pedir respeto y continuar nuestro caminar a sabiendas que nos encontraremos piedras de todos los calibres. Detengámonos a admirar el paisaje, las piedras están a nuestros pies, no nos interrumpirán a la hora de admirar la fantástica visión...
    Un saludo cordial.

    ResponderEliminar