Si me abrieras la puerta del corazón



Mi semana de semi silencio bloguero se acaba con este post. Si D.q. mañana retomaré con la mayor fidelidad posible, mi contacto con vosotros. Gracias por vuestra paciencia.


"Hijo, no seas curioso ni tengas preocupaciones inútiles. ¿Qué te importa esto o aquello? Tú sígueme . ¿A ti qué te interesa que aquél sea de una u otra manera, o que éste obre o hable de un modo y otro? Tú no debes responder por los demás, sino dar cuenta de ti mismo. ¿Por qué te complicas la vida, entonces?
Mira, yo conozco a todos ;veo cuanto sucede bajo el sol y sé el estado de cada uno, qué piensa, qué desea y qué persiguen sus intenciones. Por eso, todas las cosas se deben encomendar a mí. Y tú mantente en santa paz y deja que el inquieto se agite cuanto quiera, ya que sobre él recaerá todo lo que haya hecho o dicho, porque a mí no me puede engañar.
No persigas el falso brillo de un gran nombre, ni el trato familiar de muchos, ni la amistad particular de las personas, porque todo esto causa distracciones y muchas oscuridades al espíritu.
De buena gana yo te dirigiría mi palabra y te revelaría mis secretos si esperaras atentamente mi venida y me abrieras la puerta del corazón".
La imitación de Cristo.

10 comentarios:

  1. Hermano y amigo Angel, me doy cuenta de su retiro bloguero, por ello no desee comentar, hasta hoy.Las frases que nos coloca en esta semana son de una riqueza grande. Gracias por este blog, por su persona,por su fe,por su entusiasmo que inyecta en la red. Aunque no le conozca personalmente y quizás nunca nos conozcamos físicamente, hay muchas realidades por las cuales nos unimos con usted y con todos los demás hermanos blogueros católicos: nuestra fe, nuestra oración , nuestra esperanza, etc. Bendito sea este blog que ayuda a realizar un poco de limpieza en un ciberespacio a veces tan sucio y mentiroso. Bendiciones hermano.

    ResponderEliminar
  2. Dan ganas de decir como en el soneto

    ¡Cuántas veces, Señor, me habéis llamado,
    y cuántas con vergüenza he respondido,
    desnudo como Adán, aunque vestido
    de las hojas del árbol del pecado!

    hoy que vuelvo con lágrimas a veros,
    clavadme vos a vos en vuestro leño,
    y tendréisme seguro con tres clavos.

    ResponderEliminar
  3. Querido amigo, que alegría que ya se acaben los dias de silencio, para mi ha sido como un desierto interminable. Aunque de vez en cuando nos mostrabas oasis, la sed de tus palabras, me quemaba.
    Espero que, como le pasó a Nuestro Señor Jesús, esa travesía por los pedregales, te haya enriquecido y vuelvas lleno de entusiasmo para regarnos la sequedad que nos dejaste.
    UN FUERTE ABRAZO.

    ResponderEliminar
  4. Un abrazo grande con el deseo que pases un feliz fin de semana con tu hermosa familia!

    Hasta pronto
    Fabi

    ResponderEliminar
  5. Qué importante es esto...

    A mí me han hecho mucho bien tus días de silencio y de retiro, has compartido mucha profundidad.

    Sabes que me encanta todo lo que escribes, pero es más importante lo que nos dice El y estos días te ha usado para decir cosas muy grandes.

    Todo es vanidad, fuera del amar a Dios y servir a El sólo.

    Gracias cielo mío.

    Muah!

    ResponderEliminar
  6. Querido Ángel:
    Ya estoy aquí, después del éxito de nuestra manifestación y de mis mini-vacaciones por la cordillera cantábrica. Y como lo prometido es deuda, lo primero que hago es publicar el premio que me concediste en relación con nuestro amigo Arcendo y agradecértelo públicamente.
    Con mucho pendiente de leer, pero que se hará, recibe un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Querido Ángel:
    Si quieres, puedes y te apetece, tienes un premio en mi blog. Sé que vas a tope, dejo a tu elección recogerlo si quieres y cuando quieras.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. nice shoot, man!


    pd: por fin he conseguido cambiarme el nombre y dejar un comentario
    XD

    ResponderEliminar
  9. Gracias Angel. Has escrito poco pero ha sido lo mas importante.
    Un abrazo

    ResponderEliminar