EL VERDADERO REY




“Yo soy Rey”Esta fue la respuesta rotunda de Jesús a Pilato. Aunque la respuesta completa fue ésta: “Pero mi reino no es de aquí”.Pero si el reino de Jesucristo no es de este mundo, se inicia y realiza germinalmente ya en este mundo. Es verdad que sólo al final de los tiempos y tras el juicio final alcanzará su plenitud definitiva, pues sólo entonces triunfará definitivamente del demonio, el pecado, el dolor y la muerte.Los santos –únicos que se han tomado en serio su reinado- han sido grandes sembradores de comprensión, justicia, amor y la paz siempre y en todas partes. ¡Pobre tierra esta nuestra sin su acción y la de los demás seguidores de Jesús!. A pesar de sus debilidades y pecados.“Jesucristo es Rey que hace reyes a sus seguidores coronándolos en el cielo.” (San Buenaventura)La historia de los mártires de Cristo Rey se ha reproducido siempre que el amor de Dios se apodera de un alma


Os presento el testimonio de un gran rey de nuestra época, que supo reconocer en todo momento ,de donde le venía el poder que se le otorgó.

Medios que no son afines a los católicos tacharon de hipócrita la decisión del rey Balduino de Bélgica al negarse a rubricar con su firma la ley del aborto que, en su momento, presentó el Parlamento belga.
"Soy sobrina política de la reina Fabiola y fui testigo de las horas de oración y silencioso discernimiento que le costó al rey tomar esta decisión.
Era perfectamente consciente de que podía ser depuesto y conocía lo necesario de su presencia como elemento de concordia para el pueblo. Tras consultar con la reina Fabiola, se acogieron al derecho de objeción de conciencia.
Tan es así, que tenían literalmente las maletas hechas para marcharse. No es verdad que tuviera la solución preparada para abdicar tres días. Ni tenía la solución a su dilema, ni sabía que pudiera haberla. Fue su Primer Ministro que, comprendiendo sus razones (existe una preciosa carta del rey explicándole las razones de su decisión…) y preocupado por los belgas, buscó la salida legal a la situación. De hipocresía nada, hubo una coherencia hasta las últimas consecuencias"
.

5 comentarios:

  1. Gloria al REY DEL UNIVERSO Y DE NUESTRAS ALMAS. Precioso post, que bueno que sacaste a la memoria el ejemplo de Balduino, ejemplo para todos, incluidos los que nos gobiernan.
    Off topic. ¿Me dices a mí de las imágenes?, Tus portadas también son....¡AUTÉNTICAS!, VAYA PASADA, VAYA PRECIOSIDAD.
    ABRAZOSSSSSSS.

    ResponderEliminar
  2. Un hombre con lo que hay que tener !!! Lo que no entiendo es por qué le decían hipócrita ... ??? cuál era ese planteamiento ?

    ResponderEliminar
  3. Vaya ejemplazo el del rey Balduíno, un rey que verdaderamente amaba a su pueblo.

    Una precisión cielo: habrá un milenio antes del Juicio Final durante el cual reinarán sobre la tierra los Corazones de Jesús y María, después de la Segunda Venida: El Reinado de los Corazones.

    ¡Viva Cristo Rey!

    Abrazos a todos en casa!!

    ResponderEliminar
  4. Ángel, muchísimas felicidades en esta gran Fiesta. He leído tu comentario en el blog de Guerrera así que paso por aquí expresamente para decir ¡Viva Cristo Rey! Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  5. Aunque te estoy leyendo todos los posts porque te tenía abandonado...lo siento :(

    Me he dejado esta para el final, porque me parecía la más importante, aunque me he perdido muchas cosas magníficas!

    Hoy durante la Eucaristía, el presbítero Don Juan, nos lo ha dejado claro, no es que no sea de este mundo, sino que no es como los de este mundo! Es en el Reino de Dios donde habita la felicidad verdadera!

    No sé si es lícito, "abdicar" por un día para no firmar la ley del Aborto... sin embargo no sé porque un rey no puede tener derecho a la objeción de conciencia... aún así, hay que separar la relidad representativa del rey cuando firma una ley, de la realidad personal.
    En fin una simple opinión, un abrazo

    ResponderEliminar