La verdad, les quema.




La rapidez con la que los medios de comunicación llegan a crear una noticia, cada vez alcanza un ritmo más vertiginoso. Para muchos, el fin último, hace que éste justifique los medios. ¿Y cuál debería ser el fin último de una información? La verdad de la misma, lo malo es que se utilice el primer fin como medio, o sea la mentira.

Desde hace tiempo se nota la decadencia e inmoralidad de muchos periodistas en la carrera que un día decidieron ejercer. Se supone que un buen periodista ,tiene que tener honradez a la hora de escribir, contar las cosas con su estilo y visión , pero respetando en todo momento la verdad de los acontecimientos. En el momento en que éstos son alterados, inventados, o no contrastados, el servicio prestado a la comunidad es el de una mentira.

En este mundo, en la que cada vez más ,parece asentarse la costumbre de falsear, se llega al hábito de utilizarla ,hasta alcanzar un punto de benevolencia y beneplácito por quien la difunde.

Las consecuencias que ésta puede traer pueden ser nefastas. Se empieza por ella y se acaba en la calumnia, donde ésta destruye sin piedad a personas muchas veces inocentes.

Leí hace poco que en el mundo periodístico está cada vez más condicionado por la cínica regla del “good news, bads news” , o sea las buenas noticias, son en realidad malas noticias. Eso explica, por qué la más cruenta y vulgar crónica negra va en primera página, mientras que a menudo encontramos poco espacio para las historias más hermosas, más conmovedoras, los testimonios más auténticos que alimentan la esperanza en la Humanidad.

Hace pocos días se difundió por la red una falsa noticia-que citaré más tarde-, donde la gran mayoría, ha optado por creer la mentira que buscar la verdad, (como de forma vergonzosa se produce casi a diario) .Se tiene hambre de más, necesitan algo gordo, la verdad les quema y necesitan buscar algo con que apagarla: ¡Mentir!

En España desde hace años, estamos metidos en ese oscurantismo de la que se alimenta la mentira. El poder ha logrado adentrarse en los principales medios de comunicación, convirtiéndolos en aliados, llegando a adoctrinarlos de forma partidista, para desde ahí propagar su ideología totalitaria. Si el poder de turno además proclama su anticlericalismo, buscará por todos los medios, utilizar esta arma sin ningún tipo de clemencia. La mentira es su hoja de doble filo. Una para utilizarla en su propio beneficio y la otra para acabar con su enemigo.

No quiero alargarme. Cito el caso de estos días que tanto revuelo ha causado por los foros de internet. Un buen montaje.

Aparecieron los titulares de que la Iglesia tachaba de inmoral la película Luna nueva. Unos decían la Iglesia, otros el Vaticano (no saben distinguir una cosa de otra). Citaban a un monseñor como alguien relevante en el Consejo Pontificio de cultura. La máquina se pone en funcionamiento, y cada editorial, da su versión de lo que el tal monseñor ha dicho. Muchas veces ni coinciden en las declaraciones, casi siempre añadiendo frases de cosecha propia.

La noticia entra rápidamente en los foros, y los que optan por tragarse todo lo que dice un periódico, sin contrastarlo, se llevan las manos a la cabeza, se ponen a criticar de forma brutal, irreverente e intolerante a toda la Iglesia. Siempre con los mismos tópicos. Uno se pone a investigar entra en la web del Vaticano, busca el organismo del Consejo Pontificio para la cultura , y el mencionado monseñor no aparece entre los cargos de dicho Consejo . Además,ninguna de las agencias periodísticas que han ofrecido esta noticia, trae enlazada la declaración original.

Cuantas veces hemos visto frases fuera del contexto donde se han dicho.Malas intenciones en la interpretación ,incluso en los errores al transcribirlos. Me ocurrió hace poco en un foro. Puse “no conozco un santo que lo sea” (hablando de optimismo) y quise decir “no conozco un santo que no sea” .Cambiar la “l” por la “n”, ha supuesto un error desastroso, porque dice lo contrario uno de otro. Pues este jueguecito es muy usado en este ambiente de manipuladores.

Si la Iglesia tuviese que estar desmintiendo todas las noticias escritas sobre la moralidad o no de una película, no tendría tiempo de dedicarse a los problemas verdaderos e importantes que ésta tiene que administrar cada día en todo el mundo. No caigamos en la trampa que nos preparan. No incurramos en la tentación, de creernos "ipso facto" ,la noticia presentada, cuando esta nos turba. Sepamos buscar el origen de la noticia ,y sobre todo la veracidad de la misma. En este caso luna nueva ofrece grandes valores. Por eso había que montar un numerito contra la Iglesia, donde los fundamentos morales de la película, coinciden plenamente con los presentados por la fe cristiana. Urge montar una mentira,porque la verdad les quema.
Angel ST

13 comentarios:

  1. Querido Ángel:

    Lo mediático se ha convertido en otro demonio que nos acecha.

    En la Edad Media se metía a los "acusados" ( la mayoría, inocentes...) en cepos que se exponían de forma cruel en las calles como mercancía...Un poco más adelante, en la historia los hombres pasaron a los linchamientos públicos, incluso sin juzgar... Ahora, los linchamientos los ejercen los medios de comunicación y aquellos mal llamados "cronistas sociales"...

    ¡y cuántas injusticias se siguen cometiendo para el disfrute del populacho!

    Ángel, me has sorprendido gratamente, no sabía que eras Ángelo. Felicidades para tí también y gracias por acompañarme y estar siempre ahí, querido amigo.

    Espero que estés muy bien.

    FELICES DÍAS DE ADVIENTO...

    ResponderEliminar
  2. Angelo, hermano y amigo. Lo que usted trata hoy es muy verdadero. Recuerdo el caso de los sacerdotes pederastas que fue toda una noticia, pero no lo fue ni lo es, el caso de tantos sacerdotes fieles. Recordemos que estamos inmersos en esta cutura de la muerte y es bien difícil que de peras el olmo. "la cultura de la muerte", que se le llama así porque aparenta ser culta y así se presenta aunque realidad no lo es, en donde lo sangriento y sádico, la méntira y la destrución de valores tiene mucho "pegue", es "logico" que se viva de la falsedad.

    Lo que usted apunta: "Si la Iglesia tuviese que estar desmintiendo todas las noticias escritas sobre la moralidad o no de una película, no tendría tiempo de dedicarse a los problemas verdaderos e importantes que ésta tiene que administrar cada día en todo el mundo", me parece atinado. Es que es eso lo que pretenden, vernos interesados en tonterías y no interesarnos por lo que de verdad vale la pena. Nuestras sociedades dan importancia a supuestos valores, creados en la imaginación y en el gusto egoísta, más que en la verdad y conveniencia.Para muestra,la ley abortista recién aprobada con mayor amplitud. Para ellos ésto es importane: lo que la persona elija, lo que ella quiere, más immportante que lo que el feto es.El imperio de la mentira se ha instaurado, pero en este tiempo de adviento se nos recuerda a nosotros como cristianos que eso pasará, pues solo la verdad de Dios y sus promesas al final quedarán.

    Ánimo, recuerde Ángel que el Adviento no sólo está en lo externo, sino que los cristianos lo llevamos dentro, llevamos esperanza que esto cambiara,y por ello, por creerlo, no somos ningunos ilusos, aunque así nos tachen y consideren, lo real es otra cosa. Bendiciones, gracias por su blog.

    ResponderEliminar
  3. Ya sabes tú, querido Angelo, el disgustazo que me llevé yo con la noticia esa que al final ha resultado ser mentira. Creo que queda muy poca honradez en esta profesión, están todos manejados y lo manipulan todo.
    Con lo importante que es la veracidad en los medios de comunicación y cómo mienten... es increíble.

    Pero bueno, yo lo que voy aprendiendo es a ir siempre a las fuentes y a no creerme casi nada de lo que leo.

    Gracias por escribir sobre este tema.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  4. Hoy ando muy liado, pero no quiero dejar de comentarte. El resumen puede ser, manipula, miente, ofende y calumnia, que aunque luego todo sea mentira, algo les queda, esa es la tónica general de la "nueva información". Como dice Guerrera, nada como acudir a las fuentes y con la ayuda de Dios, interpretar uno mismo. Lo que quieren es adormecer el criterio propio y que nos fiemos de todo lo que quiera el sistema, ni más, ni menos.
    Off topic.Muy buena la sección, de "Mi canción de hoy", la primera... genial.
    ABRAZOS A TOPE.

    ResponderEliminar
  5. El escuchar o leer las acusaciones vertidas contra la vida cristiana tanto si atacan equivocadamente a la auténtica vida cristianan como si lo hacen con razón contra una pseudo-moral cuya existencia entre nosotros hemos de reconocer nos ha convencido para volver a las fuentes del comportamiento cristiano e intentar captarlo en su originalidad.
    Saludos Angel.

    ResponderEliminar
  6. Antiguamente, a los Cristianos, los tiraban a los leones, en estos tiempos modernos tratan de hacer lo mismo pero a través de la mentira en la mala prensa.
    Cada vez leo menos prensa y veo menos televisión porque consiguen enervarme.

    Si, sono giá a Barcellona, sono tornato della bella Italia e sono di nuevo vicino a tutti voi.

    Un abbraccio.

    ResponderEliminar
  7. Tienes toda la razón del mundo querido amigo. Pero en fin ya sabes quienes son los que se creen esas falsedades.... lógicamente quiénes compran y leen a mansalva periódicos corte tales como los del grupo (P)RISA... y demás amiguitos...

    Es vergonzoso que en la actulidad no haya respeto moral, sin decir mentiras ni echar en cara algo a alguien....

    En fin siempre lo digo, silencio, estamos en democracia.

    ResponderEliminar
  8. Gracias por esta selección. El Evangelio de ayer me impresionó; a veces el mensaje de siempre llega de una manera especial.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Tenía abierto a la vez el blog de Pilar y el tuyo y cruce los comentarios, aunque tenía mucho que ver porque ella en el penúltimo también hablaba de publicidad, ella en sentido positivo.
    Lo que vende es la noticia no la verdad y lo que importa es el dinero.
    Es triste.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Es lo de siempre: da malas noticias; crea desesperanza en la gente, y podrás manipularla mejor.
    Y cuando no estén viendo y escuchando malas noticias, les inyectas "gran marrano" y otras porquerías del estilo en vena. Et voilá, haz con la gente lo que te de la gana, que no opondrán resistencia.

    ResponderEliminar
  11. ¿Cómo era aquello de que la noticia es que un hombre muerda al perro y no que el perro muerda al hombre?. En el fondo, desprestigiar a la Iglesia, a los católicos, sea como sea, obedece a unas razones bastante simples, como dices, alguna de ellas es tan sencilla que parece un juego: Poder atribuir a la Iglesia mentiras, sinrazones, errores, pecados, la desmitifica, la convierte en algo tan material y corrupto que invita a pensar que si la Iglesia se equivoca, cualquiera puede hacerlo.

    Ridiculizar las opiniones de los católicos o de la Iglesia, es un objetivo que hace tiempo se viene dando en este país, y los medios de comunicación tienen mucho que ver en ello, o al menos ayudan.


    Muy buena entrada, un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Y después hay gente que no cree en que existe el maligno...
    Ángel encuentro muy acertado este comentario, pues yo soy fan de la saga de Crepúsculo y no encuentro nada malo en ella, en el sentido de ser irreverente o fuera de tono. es una novela más bien juvenil y no creo que ofenda a la Iglesia, por lo que la Iglesia no tiene por qué decir nada malo de ella. Otra cosa es la película de nuestro compatriota sobre la "muy inteligente y revolucionaria científica" griega, que fue un churro como filme y sí hablaba mal hasta por los codos de los cristianos y la Iglesia primera. Lo mejor en estos momentos es contrastar bien las fuentes, y está claro que no voy a leer El País para enterarme bien. Cada vez se le ve más el plumero a los periodistas, como bien dices, en eso de aleccionar las mentes. No se si has visto la serie Dr Who, a mi me gusta mucho, es simple, pero entretiene. Pues hay un capítulo, creo que es el 7, en el que llegan a un satélite, el 5, el cual está dominado por una cosa, que no es ni humana siquiera, que le introduce las ideas por medio de noticias, a los humanos, haciéndoles retroceder evolutivamente, pues ya no pueden pensar por sí mismos. Tendrías que verlo para entender lo que te explico, pero se asemeja mucho a lo que quieren hacernos a nosotros: lavados de cerebro tales que no distingamos la verdad de la mentira. Y muchas veces, las medias verdades, con mensajes subliminales que nos hacen dudar, si no estamos firmemente anclados en la verdad.
    Disculpa la extensión, pero es que el tema apasiona.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Gracias por poner la Luz y la Verdad,en medio de tantas patrañas.

    Un cariñoso saludo :)

    ResponderEliminar