GENEROSIDAD = CORAZÓN AMOROSO



Estamos viviendo días intensos ,donde se ha pedido la generosidad y solidaridad con la desgracia acontecida en Haití, desde diversos ámbitos. Me pregunto :"¿quién ha sabido ser generoso? ¿Los gobiernos?¿ las organizaciones?¿Las empresas?" Pero a nivel personal, ¿quién ha practicado la generosidad?


Las cifras ofrecidas por los medios de comunicación son de gran magnitud y uno percibe que el mundo ha respondido de forma solidaria. ¿Será cierto? Probablemente a nivel personal ,serán muchos los que hayan ofrecido su aportación, de una manera física y material o aquella no menos importante como la espiritual, pienso por ejemplo, en muchos enfermos encamados, ofreciendo su dolor por el alivio de tanta víctima.

Es fácil decir lo que aporta cada país, pero mi pensamiento se dirije hacia los políticos, las organizaciones y las empresas, ¿realmente han dado lo necesario?¿han estado libres de la tentación de la publicidad, del patrocinio de sí mismos?

Hace unos días me enviaron un link (enlace), donde se habla del libro la casta, cuyo autor es Daniel Montero, donde explica los sueldos y sobresueldos que cobran nuestros políticos. Un verdadero escándalo.

Ante la crisis que vivimos, ¿cómo pueden convencernos de que saben lo que es la pérdida de un empleo, o el impago de una hipoteca, o las dificultades y dramas que tantas familias viven a causa de su mísera economía?

Vuelvo a preguntarme :"¿Si juntáramos las gratificaciones de todos ellos, solucionaría algún problema, o es simple calderilla que nada arreglaría? ¿Han sabido ser generosos con Haití, o sus conciencias se han quedado tranquilas ante la donación que su partido, gobierno, organización o empresa han hecho, porque forman parte de ello? "


La generosidad nace de un corazón amoroso, de alguien que sabe pensar en el bien ajeno antes que el propio, nace de quien tiene compasión de la miseria del otro, del que sabe ponerse en su lugar.

Cuando el dinero, el poder, la fama, la ambición se apodera de uno, van acumulándose capas que esconden y oprimen al corazón que no se siente libre para amar. Incluso las imágenes están distorsionadas.

Contemplo a famosos, políticos, reyes y príncipes, empresarios y artistas, en medio de campos de refugiados, de niños famélicos y abandonados, rodeados de una gran masa de cámaras y micrófonos, donde la solidaridad y cercanía dura un instante , donde la tristeza del rostro ,permanece mientras se aguanta la mirada ante el espectáculo humano que se ha montado. Parece más la muestra de especies en extinción, que la toma de conciencia de un mundo real que se tiene en el olvido y que volverá al mismo ,cuando la representación acabe. Ya no tendrá más interés humano, hasta la próxima visita.

El amor, no puede olvidar esas caras de sufrimiento, no puede irse a casa y sonreir, no puede asistir a una fiesta de lujo dos días después, no puede seguir teniendo posesiones que no usa. No puede. No puede olvidar. Solo un corazón sin amor puede mirar y seguir impasible ante el dolor.

Se habla de las ongs y del gran trabajo que realizan, pero hasta éstas son pasajeras. La dedicación de sus miembros es temporal y en ocasiones, buscando un dato más, para añadir al curriculum, o un año sabático para aclarar dudas. No quiero meter a todos en el mismo saco, sé que hay verdadero altruismo y generosidad en muchos de ellos, pero siempre acaban marchándose en un breve período de tiempo. Sin embargo lor religiosos,as, sacerdotes y laicos que consagran su vida por amor a Dios, que ven en el hermano sufriente , son los que se quedan, los que no logran olvidar esas miradas que les dice : “te necesito”. Los que no quieren abandonar por mucha guerra y desastre natural que amenace sus vidas.

Se han reído de nuestras oraciones, han ridiculizado nuestros ofrecimientos y nos han tildado de necios, pensando que nuestros rezos no era lo que necesitan los que se han quedado sin nada. Pero olvidan que tras todas esas plegarias, nuestro corazón se transforma para ser generosos con nuestras posibilidades materiales. El fruto de la limosna de la viuda del evangelio fue el de un corazón que iba a rezar. Nosotros no olvidamos al que sufre. La cruz nos recuerda continuamente el dolor y la esperanza, nos habla de misericordia. La de Dios con la humanidad.
Angel ST

21 comentarios:

  1. ABSOLUTAMENTE AMÉN. El Espíritu Santo habla. Ni una sola palabra de lo que has escrito viene de tí, nosotros somos criaturas imprefectas, lo que has escrito viene de Dios.
    Que EL te bendiga.

    ResponderEliminar
  2. El lunes cuando me encontré con una compañera, a la que se le había muerto un cuñado, le manifesté mi condolencia y confesé que no había asistido al duelo por pura pereza.

    Creo que es una de las pocas veces que he reconocido, delante de otra persona, mi falta.

    Hoy será otra de esas ocasiones en las que no quiero hablar, sino confensar mi pobreza, mis apegos, mi pecado de no tomar mi cruz y darme en sacrificio junto a JESÚS por esos hermanos tahitianos.

    Pido paz, sabiduría y fortaleza para saber aceptar la Misericordia del SEÑOR por mi falta de generosidad, solidaridad y sacrificio.

    Un fuerte abrazo en XTO.JESÚS.

    ResponderEliminar
  3. Cuanto nos haces pensar en cada uno de tus posts, querido Martín.
    Cuan adentro hemos de mirarnos cada uno de nosotros, para arrancar las suciedades de nuestra alma, producidas por la omisión, faltas de caridad, de amor.
    No sé cuanto ganaran los políticos o los famosos, No sé hasta donde llega su grado de generosidad; SÉ, que yo puedo dar más, se que yo puedo hacer más y a veces, me quedo a medias.
    Ten Misericordia de mi, Señor; dame fortaleza para darme TOTALMENTE. Nunca dejes que olvide, rezarte; no permitas que deje de imitarte.
    ABRAZOS FRATERNALES, HOY ESPECIALMENTE, CONMOVIDOS Y MUY AGRADECIDOS.

    ResponderEliminar
  4. Hoy precisamente, Militos dedica su entrada a la actuación de Cáritas, y es que la Iglesia siempre está allí, en primera línea, luchando y entregándose.

    Salvador, tus palabras me han impresionado. Pido lo que tú pides.

    Un saludo a todos.

    ResponderEliminar
  5. ¡LA MISERICORDIA DE DIOS!
    SI LA APLÍCÁSEMOS ENTRE NOSOTROS, EL RUMBO DEL GRAN BUQUE CAMBIARÍA RADICALMENTE.
    COMO EN TODAS LAS TRIPULACIONES, SIEMPRE HAY PARECERES VARIOS, PERO SI ESTÁN DIRIGIDOS POR UN BUEN CAPITÁN, NO HAY NADA QUE TEMER...
    POR DESGRACIA, NO ES NUESTRO CASO.
    HAY MUCHA TRIPULACIÓN QUE SE DICE "AMIGA" DEL CAPITÁN, Y LE TRAICIONAN, DÁNDOLE LA ESPALDA.
    OTROS, POR EL CONTRARIO, SUFREN LOS AVATARES DE LAS EMBESTIDAS DEL MAR Y SIGUEN A SU LADO, PORQUE SABEN QUE LES LLEVARÁ A BUEN PUERTO. SON AGRADECIDOS Y NADA INTERESADOS



    Y POR ÚLTIMO, LOS ARRIMADIZOS, QUE SON LOS PEORES, ESTÁN AL LADO DEL CAPITÁN Y HACEN LO QUE MÁS LES CONVIENE, PONIENDO EN ENTREDICHO LA CONFIANZA DE SU DIOS EN LA LIBERTAD QUE LES OTORGÓ.
    COMO SIEMPRE ANGELO, NO ME CANSARÉ DE REPETIR QUE TUS PALABRAS SON VIDA Y LLENAS DEL ESPÍRITU DE DIOS.
    TE FELICITO.
    UN FUERTE ABRAZO.

    ResponderEliminar
  6. Queridísimo fratello ¡¡¡ANGELO!!!, corro, raudo a "tratar" de enmendar mi confusión con el bueno de Martín.
    Te aseguro que lo siento y te pido perdón, pero como tu bien dices, errare humanum est.
    Un fuerte abrazo, bravo ANGEL blogosferico, jajajaja.

    ResponderEliminar
  7. Los que ridiculizan las oraciones, no conocen la fuerza del Espíritu, que no necesita aviones para llegar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Angeloooooooooooo cielo¡ te quise haber comentado ayer sobre la entrada del sagrario en la planta 33 (número divino) de la Torre Espacio, que me pareció uno de los posts más bonitos que te he leído. Me dió un vuelco el corazón cuando te leí que en estos momentos en que se quiere enterrar a Dios, en Madrid aparece en lo más alto!!, es un signo de esperanza y de gloria, y me atrevería a decir que de predestinación sobre esta ciudad.

    Yo tengo la inmensa suerte de verla de pleno desde la ventana de mi cuarto, así que cada día desde que conocí la noticia puedo ver al Señor allí por encima de todo... y es una gozada darle los buenos días. Lo del faro sí que no lo sabía y me quedé impresionada. POR FAVOR QUE LO HAGAN, será maravilloso darle también las buenas noches y que nos alumbre a todos. Me parece grandioso, hay que rezar.


    Sobre este post, yo lo que estoy viendo es mucha generosidad a nivel individual.

    De las oraciones sólo se pueden reir los necios.

    Un abrazo grande!!

    ResponderEliminar
  9. Entro solo, porque me ha parecido extraño no disfrutar de tus posts esta madrugada. Es raro y por eso me preocupa..., ESPERO DE CORAZÓN Q ESTEIS TODOS BIEN, REZO POR ELLO.
    abrazos.

    ResponderEliminar
  10. Ángel, solidaridad hay (gracias a Dios), lo que pasa es que las ayudas "puntuales" son "pan para hoy y hambre para mañana", aunque en estos momentos son necesarias hasta que se establezca el país.
    Lo que necesitan los países en desarrollo es que los gobiernos muevan empresas, generen empleo que les permita vivir de su trabajo. "Ayuda en acción" enseña a sembrar y facilita las semillas para ello, entregan un determinado animal y, cuando éste cría, se entrega a otra familia... esto son soluciones de verdad, darles los medios para que salgan por sí mismos de la pobreza extrema.
    Dudo de los políticos después de ver cómo se critican entre ellos y el mal ejemplo que dan.
    Interesante post para reflexionar.
    Un saludo y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  11. Siento estos días la Administración como una máquina apisonadora que aplasta la verdad. No hay responsables, no hay pbligaciones, son los señores feudales del siglo XXI, no creo en su generosidad. Si yo te contara, no me dan tiempo casi ni para bloguear.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. No iba a excribirte nada, Haití está desgraciadamente de moda y ya está todo dicho, pero la realidad es tan cruda y espantosa que merece cuatro palabras.

    Haití es campo de cultivo de las maldades del hombre. La oración es el arma más poderosa. Bien podríamos plantarnos allí con un par de metralletas y aviones cargados de comida y alimentos. Sólo conseguiríamos más muerte y dependencia. En Haití la gente pide, literalmente, medios para trabajar y ganarse el cachico pan. Mediante la oración, Nuestro Señor está movilizando a todos aquellos que no creen para que ofrezcan sus bienes y su vida por tantas almas que necesitan ayuda.

    Yo seguiré orando por Haití, y Chad y Somalia y Sudán y... por todos aquellos que se nos mueren por las injusticias y pecados del hombre.

    Un abrazo Ángel. Sabes que puedes contar conmigo.

    ResponderEliminar
  13. Me alegro q estes bien. SALUDITOS.

    ResponderEliminar
  14. Mucha ayuda van a necesitar nuestros hermanos de Haití a través de nuestras oraciones, espero que sepamos ofrecerla con la suficiente abundancia y sobre todo calidad de ellas.
    También necesitarán nuestra ayuda física, material y económica. Esta deberemos proporcionarla en la medida de nuestras posibilidades sabiendo no obstante que la oración también puede ayudarnos a conseguirla.

    No pude venir a agradecerte tus bonitas palabras en el comentario de mi post sobre "Mi abuelo y la aviación" Mi único propósito en esa entrada ha sido que no se pierdan, por no conocerse, detalles que forman parte de nuestra historia.
    Un abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
  15. Me paseo por diferentes blogs de contenido católico, leo aquí y allá infinitos mensajes que me dicen lo que está bien y lo que está mal y me voy haciendo cada vez más pequeña y me encierro en mi misma.
    No sé hablar de esa forma tan "Teológica", yo no me creo en posesión de la verdad única y absoluta.
    No me atrevo a levantar mi dedo acusador contra nadie. Ni mucho menos a presenta un Dios que para muchos, no tan fuertes y seguros como vosotros, puede resultar inaccesible...
    También me sorprende ver que a veces os desanimáis si tenéis comentarios negativos o si se "ríen" de vosotros y noto entonces que algo me lleva a no entenderos...y no me entiendo yo misma...
    Siempre he creído que Dios es Amor y que su amor infinito debe impregnar cada una de nuestras acciones.
    Siempre he creído que Dios es compasivo y Misericordioso y que esa compasión y esa misericordia la reparte a raudales sobre todo entre los que no le aman... porque al fin y al cabo, la Fe es un don de Dios, un maravilloso don de Dios que efectivamente hace grande a quien lo ha recibido pero no puede hacer pequeño a quien no ha tenido esa suerte, precisamente por eso, porque Dios es compasivo y Misericordioso... y a quien recibe el don de la Fe no le hacen falta explicaciones porque "todo lo sabe", todo le ha sido dado pero al que no lo recibe tampoco le hacen falta por que sin Fe ¿cómo se puede llegar a entender la existencia de un Dios redentor?.
    Siempre he creído que a Dios se llega por la oración, es más, el ideal cartujano de hacerse todo oración me llena de ternura... hubo un tiempo en que no entendí la "misión" de la vida contemplativa, me ha llevado más de veinte años comprenderlo...después de toda una vida añoro el momento en que por no comprender dije que no...Pero tampoco me arrepiento porque a ciencia cierta sé que Dios me quería para otras cosas...
    Ahora, en el sosiego que va dando el paso del calendario por fin lo he comprendido y me parece la misión más humilde, más generosa , más difícil y más necesaria que pueda llevar a cabo un cristiano...permanecer alerta, con las lámparas encendidas, día y noche, noche y día...orar sin descanso sin dejar huérfano al mundo en ningún momento...ahora sé que se puede aspirar a ello también desde el otro lado de los gruesos muros de los añejos monasterios...¡el ideal cartujano de hacerse todo oración, conseguido sólo por unos pocos privilegiados a lo largo de los siglos dentro de las cartujas!.
    Siempre he creído en el Dios al que San Juan de la Cruz y Santa Teresa de Jesús hablaban desde el corazón a través de la poesía de sus palabras.
    Siempre he tenido la certeza absoluta de que Dios está aquí a mi lado, siempre sosteniendo mi pobre y débil persona, sin descanso, alerta también con su lámpara encendida iluminando mi camino...
    A través de lo que leo me llega la idea de que necesitáis reafirmaros una y otra vez en vuestras palabras, necesidad de saber que no estáis solos... y yo no lo entiendo...yo se que Dios está conmigo, no es que sepa que existe o que crea en su existencia, es que sé que está conmigo, es que yo le veo...
    Para un ateo la pregunta siempre es la misma ¿existe Dios?, siempre la misma duda porque la mayor parte de las veces en el fondo es una duda, enmascarada a veces, disfrazada de risa o mofa o engreimiento pero duda...pero para un cristiano ¿cual es la pregunta? si Dios es una certeza ¿cual es la pregunta? ¿Por qué necesitáis tanta reafirmación si Dios está con nosotros? ¿Acaso no le veis en todas partes? y cuando se ríen de vosotros, ¿No os acordáis de las Bienaventuranzas?, ¿no sentís la dicha de ser "abofeteados" por culpa de Jesús? ¿De verdad no os dan ganas de poner la otra mejilla?
    Dios es Amor infinito ¿de verdad no queréis dar, si hace falta, la vida por ese amor?

    ResponderEliminar
  16. CONTINUACIÓN:
    Yo creo en el Dios tan infinitamente Misericordioso al que no le cabe en su inconmensurable mente divina la posibilidad de que un padre haga daño a uno de sus hijos, y por eso en el texto más ingenuo de todo el evangelio nos dice :
    11 ¿Qué padre entre vosotros, cuando el hijo le pide pan, le dará una piedra?
    12 O si le pide un pez, ¿le dará una serpiente? O si le pide un huevo, ¿le dará un escorpión?
    13 Si vosotros, pues, que sois malos, sabéis dar cosas buenas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo piden? Lucas 11, 11-13
    Yo creo en el Dios que lloró la muerte de su amigo Lázaro...
    Yo creo en el Dios de Getsemaní que también buscaba un porqué...
    Pero también creo en el Dios firme que expulso a los mercaderes del Templo. Y todo eso ¿qué nos dice de Dios? que verdaderamente se hizo hombre en Jesús... y por eso se que esta tan cerca de nosotros y que comprende mi insignificancia y mi sufrimiento y mis ganas muchos días de coger la motosierra...y sé que cuando caigo Él me levanta y se, sobre todo se, que cuando a veces me he ido siempre al volver ha estado alerta, con su lámpara encendida, sonriendo, tendiéndome la mano.
    Con el paso del tiempo he aprendido que hablar y hablar muchas veces no conduce a ningún sitio, que los silencios y el saber escuchar casi siempre dicen más de nosotros mismos que las palabras y más si estas denotan orgullo, cualquier clase de orgullo, quiero decir, el hablar no es suficiente, a un cristiano se le debería de notar que lo es nada más verle entrar en cualquier sitio, sé que es muy difícil pero es uno de los ideales a los que aspiro, es muy difícil pero no imposible, Dios me lo ha dicho...
    Si cada acto, cada palabra, cada mirada está impregnada de Dios mismo algún día los otros lo acabara notando pero si no es así tampoco cabe el desanimo ¡Él sabrá cual es su plan! sólo queda abandonarse en su voluntad, dejarle hacer...
    "Buscad primero el Reino de Dios y su justicia, y
    todo lo demás se os dará por añadidura" Mt. 6, 33
    Y que me decís de lo que hacéis ¿porqué os preocupa tanto que se sepa?, ¿porque os preocupa contarlo, gritarlo a los cuatro vientos para que todo el mundo se entere?, todo el mundo ha de enterarse de que oráis, todo el mundo ha de enterarse de cuan buenos sois porque donáis, porque hacéis obras de caridad.
    Alguien me contó una vez que en Misa una madre reprendió al hijo porque no le oía rezar ni le veía mover sus labios, el niño respondió: yo rezo para que me oiga Dios, no para que los demás me vean...y no os acordáis de aquello de: "No sepa tu izquierda lo que hace tu derecha"
    No entiendo porqué me hacéis sentir mal cuando os leo pero es así, si vierais que pequeña me siento a vuestro lado, veo que desde mi atalaya no llegaré nunca a poder dar testimonio como vosotros. Siento que mi lámpara es de barro y le pido al Espíritu Santo que me ilumine, que abra mis labios, que yo misma pueda ser todo Amor hacia Dios Padre y sepa transmitirlo.
    Ruego disculpéis la extensión de este texto y si en algo os he ofendido os pido perdón, no pretendía hacerlo, doy gracias a Dios también por haberos encontrado y humildemente os pido una oración.

    ResponderEliminar
  17. Qurida Goswintha: No tienes que disculparte de nada. Aquí siempre que el respeto y educación están presentes todo es bienvenido. Entiendo lo que me dices. Pero quiero anotar alguna cosa. No nos desaniman los comentarios negativos.A veces según el tema, si me preocupa el silencio de los positivos. Cuando no se publican (a menos en mi caso) es porque están insultando no solo a mï (que es lo de menos) sino a Dios, la Virgen la Iglesia, el Papa y no tengo porque poner en mi página estos ataques. Si leyeras algunos anonimos que recibimos, tal vez entenderías que haya momentos de debilidad y que la noche aparezca. Los primeros cristianos se alentaban mutuamente y eso es lo que muchas veces intentamos hacer. El blog no solo es el escrito y lo que se comenta. Hay gente que siente odio a todo lo que se refiere a Dios y no soporta lo que escribimos sobre su amor. Caeríamos en un error si nuestros escritos fueran para vanagloriarnos. Estariamos engañando en primer lugar a nosotros mismos. Sabes que en España estamos continuamente siendo atacados por la clase política y por otras entidades. No podemos callar, tenemos que defendernos .
    Que se rian, burlen o ironicen no nos importa y si lo expresamos es porque en el siglo XXI, estamos viviendo una brutal persecución. Como decía antes, contar con la ayuda y aliento de otros nos anima a seguir adelante. También tenemos que librar batallas fuera de nuestros blogs y eso no queda muchas veces reflejado. Actualmente para mí me trae más problemas a nivel personal mantener esta bitácora, que ventajas. Estoy aquí, al igual que mis compañeros de blogs ,porque creemos que Dios nos pide manifestar con los dones que nos da a cada uno la fe. Y a mí si me ayuda mucho comprobar que tienen las mismas dificultades, problemas, angustias, temores , y sobre todo la confianza y esperanza puesta en el Señor y les necesito. Siempre tengo presente el consejo que una religiosa me dio hace muchos años.
    Pídele a Dios el deseo de desearle. Y este deseo no me ha abandonado nunca desde que se lo he pedido. Dios no se deja ganar en generosidad y siempre he recibido más. Yo doy las gracias a mis amigos y hermanos de blog por su entrega. Si alguno busca otra cosa, insisto, a quien engaña es a él. Gracias por tu aportación.Y para nada me siento ofendido. Y la oración la tienes cada sábado en nuestro Rosario.Un afectuoso saludo

    ResponderEliminar
  18. Cada día sigo leyendo este blog, siempre procuro leer los post y a mí me ayuda leer lo que hay escrito. Cada uno expresa un mismo tema de forma distinta y atodos nos une el amor a Dios , el querer cumplir su santisima voluntad, crecer en amor cada día y puesto que las nuevas tecnologias nos lo permiten, está bien compartirlas y ayudarnos en la red. Muchas gracias Angelo, muchas gracias a todos lo que haceis estos post que tanto me gustan y me alientan.

    ResponderEliminar
  19. Angelo:

    Respecto a las ong, no me fio de ellas. Excepto las católicas, que al fin y al cabo son Iglesia.

    El pasado Domingo la colecta de misa fue íntegra para Haití, y ahí hice mi donativo.

    ResponderEliminar
  20. Gracias Angelo, comprendo...le doy gracias a Dios por haber puesto tu blog en mi camino.

    ResponderEliminar
  21. A mi nadie me ha atacado en ninguno de los blogs por decir que rezo por Haití, sólo un bloguero, muy novel, me ha dicho que rezar está bien, pero que él prefiere la acción.
    Mi respuesta: La oración no entorpece la acción, sino que la potencia.

    Segun las noticias, yo creo que todo el mundo se está volcando y que esta tragedia está sacando lo mejor de los corazones de los hombres, lo preocupante es que nadie se olvide de Haití en años porque la recuperación va a ser larga, aunque seguro que con la mano de Dios saldran de esto con ventaja.

    un beso, Angelo

    ResponderEliminar