HOY SE CUMPLE LO QUE ESTÁ ESCRITO



Jesús, se limita a cumplir el hoy. La esperanza ya no es un sueño lejano. El tiempo no es ya un correr sin orientación. Todos podemos decirle al Señor: “Hoy, te vengo a encontrar, hoy empiezo a pronunciar aquellas palabras de amor que no sé pronunciar o que se quedan dentro. Hoy, voy más allá del rencor, el miedo, los juicios, Hoy, elijo ser generoso, cambiar de actitud.
Hoy, pido perdón a quien he ofendido o traicionado. Hoy,te ayudo, pobre hombre que pides y tienes necesidad de todo. Hoy ,queremos que las víctimas de Haití tengan ayuda, que los enfermos de África encuentren cura a sus enfermedades en un mundo injusto que se las quiere negar. Hoy, podemos ayudar a salir de la prisión de la soledad, la violencia y la guerra".

No pidamos al mañana, por pereza o temor.
Abramos los ojos del corazón ,y creamos en el amor que la fuerza del Señor da a los suyos. Esperanza de los pobres y oprimidos. Es el hoy de Dios, que no acaba nunca.

Cada vez que escuchamos el evangelio, se cumple este “hoy” de Dios. Cada vez que se abre el evangelio tenemos que decirnos: “Hoy se ha cumplido esta escritura que he escuchado”.
El hoy de Dios entra en nuestros corazones, en nuestras jornadas. Nosotros creemos y queremos que el “hoy” del Señor, llegue a cada hombre y mujer, en todos los lugares de la tierra, aún en aquellos que parece imposible.
No acabemos nuestras jornadas como el poema que Lope de Vega nos dejó


¿Qué tengo yo que mi amistad procuras?
¿Qué interés se te sigue, Jesús mío,
que a mi puerta cubierto de rocío
pasas las noches del invierno escuras?

¡Oh cuánto fueron mis entrañas duras,
pues no te abrí! ¡Qué extraño desvarío,
si de mi ingratitud el hielo frío
secó las llagas de tus plantas puras!

¡Cuántas veces el Ángel me decía:
"Alma, asómate agora a la ventana,
verás con cuánto amor llamar porfía"!

¡Y cuántas, hermosura[s] soberana,
"Mañana le abriremos", respondía,
para lo mismo responder mañana!

5 comentarios:

  1. EL EVANGELIO DE HOY NOS LLENA DE ESPERANZA EN LA PALABRA DE JESÚS Y NOS ANIMA A SEGUIR CONSTRUYENDO NUESTRA VIDA CON SU EJEMPLO EN LA ENTREGA, EN LA ACEPTACIÓN Y EN EL VERDADERO AMOR.
    MAGNÍFICA ENTRADA ANGELO.
    UN ABRAZO.

    ResponderEliminar
  2. Cada una de las palabras del post de "hoy" resuena dentro de mi corazón y creo que deberiamos de repetirnoslas a nosotros mismos cada día

    Hoy, justo hoy, solo hoy
    Siempre hoy desde ayer
    Y mañana también
    Fuiste hoy, serás hoy
    Y por hoy soy feliz
    Sin ayer ni después
    Sin mañana tal vez
    Solo hoy siempre hoy
    Con la vida de hoy...
    (Jose Larralde)

    Hagamos de cada día el "Hoy" en que cómo dijo el Santo Súbito abramos las puertas de par en par a Cristo

    ResponderEliminar
  3. Decía Thomás Merton que el hoy es lo único que llega a nosotros. Por eso debemos aprovechar este hoy: sin él no habrá mañana ni habremos llegado de un pasado, por tanto, es lo que importa, el hoy, el ahora. Dios nos está mirando hoy y no sabemos lo que piensa, pero sí lo que hacemos para que vea que nosotros, hoy, pensamos en Él. Amando a los otros sin límites.
    Un abrazo amigo Angelo.

    ResponderEliminar
  4. HOY, aquí y ahora, ahí es donde hemos de dar la batalla. Bien expresado, mejor transmitido, Q Dios t bendiga.
    ABRAZOS

    ResponderEliminar
  5. Dios te bendiga y un cariñoso saludo :)

    ResponderEliminar