MADRE DE LOS SACERDOTES




Seguramente, alguno de vosotros,ha tenido un momento desorientativo y doloroso, al tener conocimiento del abandono del sacerdocio por parte de alguno de nuestros presbíteros. Nuestro abatimiento es mayor cuando estos han sido durante años nuestros guías espirituales. El impacto que produce en nuestra alma es fuerte ,y quedamos afectados durante un buen tiempo.

No nos toca juzgar, todo lo contrario. Intensificar nuestra oración por ellos. He recibido un e-mail de alguien que está pasando por esta experiencia. Más adelante me comprometo a escribir sobre el tema.

Hoy es Sábado, día de María y de nuestro rosario. Por eso he pensado que en esta jornada podríamos acudir a la Madre, para que vele de forma especial por sus hijos sacerdotes . Aquellos que hacen posible, podamos recibir a su Hijo.Por los que han abandonado, porque siguen siendo sacerdotes para siempre. He encontrado esta oración que puede ayudarnos a dirigirnos a Ella.

Santa María, Madre de los Sacerdotes

Santa María, llena de gracia,
Madre del Redentor, luz del mundo.

Madre de todos nosotros,y de los que no conocen la Verdad.

Salve, Madre de Cristo Sacerdote y víctima y, en él,

Madre de los sacerdotes y Madre de la misión.

Intercede por ellos, Santa Madre de Dios,

para que a imagen de Jesucristo,sean fieles a la gracia,

al Evangelio y a la predicación.

Que encendidos en amor por las almas,a ejemplo del Buen Pastor

conduzcan a su pueblo por los caminos de la oración,

de la Eucaristía y del perdón.

Socórrelos en su ministerio,Virgen bendita,

que sean para su pueblo como la semilla de mostaza,

pequeñita, humilde,pero que da cosecha frondosa de santidad;

como la levadura, fermento de reconciliación y de esperanza.

Ruega por los sacerdotes, Santa Madre de Dios,

para que se dejen conquistar por Cristo,

y sean uno con Él, mensajeros de la esperanza y de la paz.

Amén

7 comentarios:

  1. Ángel, me uno, como siempre, a tus intenciones. Un abrazo y... gracias!

    ResponderEliminar
  2. Muy importante, por el bien de todos. Me uno a esta intención, yo todos los jueves los dedico a los sacerdotes y consagrados, somos seres frágiles como cualquiera y considero que la comunidad cristiana debería orar sin cesar por esta intención, para que el Señor nos ayude de modo especial es esos momentos de duda, dolor, turbación o lo que sea.
    Madre sacerdotal, ruega por ellos.

    ResponderEliminar
  3. Parece que las estadísticas lo que dicen es que en la mayoría de secularizaciones, hay siempre una mujer detrás.

    Es decir, que el tema es mas sencillo de lo que parece. Sacerdote, hombre joven, consagrado pero en el mundo. Y claro, en el mundo hay mujeres. Y algunas (no todas) están muy bien. Y el espiritu esta pronto pero la carne es débil.

    Por eso, un sacerdote no puede serlo sin haber solucionado la noche de los sentidos. Luego habrá otras tentaciones, pero al menos esa debería estar superada antes de ordenarse.

    En otras palabras, a un futuro cura se le tienen que olvidar las tias. Verlas como el que ve la gioconda.

    ResponderEliminar
  4. UNIDO siempre a tus intenciones, querido hermano maestro.
    Off top. No sabes lo que agradezco tus palabras en mi blog y en mi correo, no sabes cuan palpablemente siento tus oraciones y tu apoyo. No tengo palabras para expresar estos sentimientos, solo encuentro una: gracias. Y solo encuentro un modo de hacerlo, rezando por tí y los tuyos, y esperar que este año, nos podamos dar ese abrazo -físico- por fín.
    ABRAZOS PERENNES.

    ResponderEliminar
  5. Me uno de corazón a esta intención.
    El sacerdocio es un misterio de la misericordia infinita del Corazón de Cristo.

    Os sugiero la siguiente página, donde este buen sacerdote hace unas reflexiones muy jugosas. Como siempre no tiene desperdicio.

    http://glosasmarginales.blogspot.com/2009/06/sacerdotes-celibes-o-celibes-sacerdotes.html

    ResponderEliminar
  6. Conozco a muchas madres, que con un solo hijo, han tenido la generosidad de entregarlo a Dios, para el ejercicio del sacerdocio.
    Siempre me ha admirado su generosidad, y es por eso, que hoy me uno de corazón a tu propuesta y rezo contigo y todos los amigos blogueros, esta preciosa oración por todas las madres generosas que ha preferido renunciar a la compañía de sus hijos, y regalárselos a Dios para que ellos a su vez se entreguen generosamente a los demás.
    Feliz fin de semana y pasadlo muy abrigaditos, que hace un frío que pela.
    Un besazo a toda la familia.

    ResponderEliminar
  7. MUCHAS GRACIAS ANGEL!!!! Por tu mail, que pronto contestaré, y por esta entrada.
    Estuvimos de viaje por eso recién hoy domingo pude entrar al blog.
    Unidos en la oración, un abrazo y gracias!!!

    ResponderEliminar