¿VOCIFERAN?




Tengo que reconocer ,que el mundo internauta es una caja de pandora, donde uno descubre hasta lo inimaginable. En más de una ocasión, uno se encuentra con imágenes y textos que producen en el alma un fuerte impacto, donde el depositario de dichos elementos, busca la provocación, el beneficio económico o la vanagloria. La primera para atacar, la segunda ni la comento y la tercera para deleitarse en su ego inconformista.

Y digo esto, ante la experiencia que viví hace unos días con un blog con el que me topé por “azar”. No voy a transcribir las palabras, para que no me tache de plagio o de publicar algo sin permiso, (cosa que él si ha hecho) pero sí puedo manifestar el contenido de su página, que sigue el patrón de otros similares. Seguro que la mayoría de vosotros también se han encontrado con ellos. Están diseminados por toda la red, con el único objetivo de cebarse con todo lo católico.

¿Por qué tanto odio y tanto ataque gratuito a quien vive la fe católica? Sus blogs están cargados de encono y rabia, contra la Iglesia y el catolicismo. Uno llega a preguntarse ,si es que el diablo no ha construido también su bitácora en la red. Me cuesta creer que haya humanos con tanta malevolencia.

Entrar en sus blogs ,es percibir de forma inmediata una obstinación por atacar al catolicismo , con el único fin de destruir cualquier aliento que alguien pueda sentir al acercarse a él. Sus etiquetas almacenadas para ser colocadas, cuando la ocasión lo requiera son las mismas: fachas, intolerantes e integristas, afirmando que la iglesia impone sus ideas y que ellos se alzan en rebelión contra esta actitud. Vociferan justificando su ateísmo y manifiestan un “mono” de anticlericalismo, o una búsqueda de víctimas que sacie su sed de odio. Encuentran su deleite en los blogs católicos, a quienes no dudan en amedrentar, insultar y ridiculizar. Todo, usando de forma corrupta el nombre de tolerancia. Internet les ha dado una gran fuente donde beber. El odio es su compañero y la rabia su alimento.

Uno puede caer en la tentación, de creer en rebeldías de juventud contra cualquier norma establecida, pero no, lo dramático es que la gran mayoría de estos visitantes, son gente culta con años de profesionalidad en su ámbito, y que ocupan cargos de responsabilidad con subordinados bajo su mando. Uno acaba pensando que sus blogs, forman parte de un diseño bien planificado, que la red les ha ofrecido para sembrar su cizaña en cualquier lugar. Su preparación académica, y su “educación social”, hacen que fácilmente se introduzcan en los foros de los blogs que atacan. La sutileza de su pensamiento, la simpatía y alabanza son armas muy utilizadas para ganarse la confianza de blogueros que los aceptan de buena fe.

Me disgusta ver ,que en algunos blogs,con una confirmación expresa de católicos, dejan en su blogroll, a gente que son grandes enemigos de la Iglesia. ¿Mostraríamos la foto en nuestra página de quien continuamente se burla e insulta a nuestra madre, como alguien que hay que visitar?

Existe un engaño en el que es fácil caer. Querer convencer al otro de nuestra fe. Nos olvidamos que la nuestra, se nos ha regalado. Que la fe no la concedemos nosotros. Podremos crear preguntas en el prójimo, si somos coherentes con lo que vivimos. Existe la gran tentación de entrar en los foros a defender a capa y espada nuestra fe. Pero todos hemos experimentado en nuestra vida apostólica un indicio, de quien está abierto a conocer y quien busca la provocación.

No nos engañemos, no podemos hacer nada ,si Dios no es quien ocupa nuestro primer lugar, si nuestra vida no está llena de oración, de unión a El, y si vivimos conforme a su voluntad. Si esto no existe todas nuestras palabras estarán llenas de vacío. Nuestro testimonio será fácilmente ,puesto en evidencia.

¿Qué creo debe hacerse? No caer en la tentación de convencer a quien no está abierto para el diálogo. Ignorar sus comentarios anónimos. Tener la certeza de que no somos pocos, (una treta en la que ellos intentan convencernos) . Tener claro lo que significa la caridad. Jesús ya nos dio consejos, sigámoslos.

Sed prudentes como serpientes y sencillos como palomas.
(Mt. 10,16)


No deis a los perros lo que es santo, ni echéis vuestras perlas delante de los puercos, no sea que las pisoteen con sus patas, y después, volviéndose, os despedacen”. (Mt.7)

Si un lugar no os recibe ni os escucha, al marcharos sacudíos el polvo de los pies, para probar su culpa. (Mc.6)

Y sobre todo: Pasad olímpicamente de estos blogs, actuemos conforme a lo que creemos, no les imitemos. Solo Dios puede cambiar el corazón de piedra en uno de carne. Solo en la oración se podrá conseguir.
Angel ST

14 comentarios:

  1. Me quedo con tu última frase, PASAR OLIMPICAMENTE, es decir no dar perlas a los cerdos. Rezar por ellos y dejad que Dios, que todo lo puede, actue. UN FUERTE ABRAZO.

    ResponderEliminar
  2. Francamente yo he sido engañado varias veces, supongo que por mi terquedad y por no detenerme unos instantes a meditar la palabra de Dios que nos compartes al final.

    A los blogs y a todo lo católico en nuestro caso, en la web, basta que te vallas a Google Images y mientras escribes "Benedicto XVI" te puedes topar con "sugerencias" como "Benedicto Nazi" y cosas peores, ni hablar de las imágenes, las adulteran para acompañar sus crueles y llenos de odio "artículos" con palabras resaltadas en rojo y poniendo juntas las palabras Falsa e "iglesia", "los romanos", "papistas"

    Ruego a Dios, que el Espíritu Santo me visite, y sus dones también.

    ResponderEliminar
  3. Un debate muy interesante, el qué hacer con los ateos y anticatólicos. Después de discutir mucho de este tema con otros blogueros, mi conclusión es:

    1) No se debe perder ocasión de hacer apostolado, si esto es posible.

    2) Pero; para aquellos que no sólo no oyren ni quieren oir, sino que además nos atacan reiteradamente, pues estoy de acuerdo contigo. Ellos ejercen su libertad de condenarse o salvarse como la hemos ejercido todos.

    Y en cuanto a lo del apostolado, cada vez estoy mas convencido de que para muchas personas es inútil.

    ResponderEliminar
  4. Dos experiencias:

    En una ocasión, un familiar me dijo que había encontrado un blog en el que se me atacaba duramente. Entré y tuve la satisfacción de ver que la última entrada me la dedicaba, pero las cinco anteriores eran ataques directos al Papa y a la Iglesia. Me sentí honrada de poder compartir aunque fuera eso, los insultos, con el Santo Padre.

    En otra, un bloguero que se autocalificaba de ateo o librepensador (no recuerdo bien) me invitó a su blog para ‘debatir’. Nada más leer lo que escribía, me di cuenta de que no había opción al debate. Sólo quería que los ‘invitados’ diéramos pié a ser atacados para fomentar un poco el interés entre sus seguidores.

    Por otro lado tengo que reconocer que, igual que tengo amigas no creyentes, alguna protestante, una judía, etc, con las que mantengo una amistad fantástica, también he encontrado en Internet gente atea o agnóstica respetuosa conmigo y a la que por supuesto respeto. Entro en sus blogs y comento con toda libertad.

    ResponderEliminar
  5. Hace poco sigo tu blog y debo decirte, que sigas adelante, te agradezco mucho tu sinceridad en tu propia fe, y doy gracias a Dios por compartir algo tan bello... Con personas como tu, son necesarias en la red, en la vida... eres digno de escribir sobre la fe y tu día a día.
    Un saludo, de tu fiel seguidora... Dios te bendiga.

    ResponderEliminar
  6. Gracias iamnick por incorporarte de forma asidua a mi blog. Es verdad que solo las imágenes que se contemplan en Google cuando buscas una en concreto ya nos habla del gran número de burlas que existen en la red.

    Gracias Arcen por tu apoyo diario.

    Juanjo, disfruto un montón con tus comentarios. No tiene desperdicio ni uno. Y me encanta que tengas las cosas tan claras. Un abrazo

    Elige. Tienes razón. hay muchos ateos que manifiestan un gran respeto, también tengo amigos, diría que mis amistades en general son ateas. Siempre que haya diálogo y respeto, todos podemos entrar en casa de todos. Pero como digo en el post, uno ya cala quien va de buenas y quien de malas. Un beso.

    Toñi. Bienvenida. Me alienta lo que me dices y me alegro te hayas decidido a comentar. Cuento con tu apoyo tan valioso para mí y con tus comentarios en mi blog y en los de mis amigos, Los de arriba todos merecen la pena seguirlos.Un saludo

    ResponderEliminar
  7. "Salió el sembrador a sembrar..."

    La tierra buena es poca. Por ello da tanto fruto. Tanto, que ahoga a quien no quiere recibir la Semilla. Le asfixia y encona. Pero no se puede evitar que el sembrador haga lo que tiene que hacer, porque si no, dejaría de ser lo que es: sembrador porque posee la capacidad de sembrar.

    Fuera de trabalenguas (que es lo que parece mi párrafo anterior). Desde que el mundo es mundo y se instaló en él el Maligno, siempre ha habido, hay y habrá enemigos del Reino. Por tanto, mejor no dejarse llevar por el alarmismo y si dejarse llevar por el trabajo pastoral. El sembrador siembra, pero nosotros podemos regar, arar, abonar, mimar, proteger, etc. la siembra. Cuanto más amor derramemos, más cerca estaremos de la cruz y, por tanto, de las puertas del Reino.

    Un abrazo y ánimo, que los ojos de Cristo son de misericordia.

    ResponderEliminar
  8. Uff... vaya temita Angelo...

    Cielo, yo si hay algo que he aprendido aquí es que el único que convierte y que va tocando los corazones es el Señor. Yo he tenido el blog durante casi un año lleno de ateos a diario, la mayoría de los cuales entraban a insultarme o a humillarme y he visto el desarrollo de todo tipo de situaciones: desde los que se quedan a leer y dejan un comentario de vez en cuando, cada vez más respetuoso, hasta los que al final se han hecho amigos míos y se han quedado, pasando por los que se han "rendido" y no han vuelto a aparecer.

    Para mí sólo existen los que aún no conocen el Amor de Dios y son por los que la Reina de la Paz nos pide que oremos con más fuerza.

    Creo que nosotros estamos aquí en internet para ser luz y sal, y muchos lo sienten y lo notan, y buscan respuestas.

    A veces me ha pasado como a Elige, entrar en un blog donde me han dedicado un post burlándose de mí o atacándome de cualquier manera y al ver el sidebar plagado de insultos hacia la Iglesia y el Santo Padre, e incluso Cristo, me he sentido honrada y le he dado gracias a Dios.

    Recemos mucho por todos nuestros hermanos que no conocen al Señor, algún día nos lo agradecerán. Y nunca será suficiente el amor que pongamos en acercarles la mano de Nuestra Madre.

    Si hay algo que verdaderamente siento de no poder dedicar en este momento el tiempo que dedicaba antes al blog, es por los ateos.

    Un abrazo Angelo.

    ResponderEliminar
  9. Al padre Sanuy le conocí en el blog del padre Fortea, antes entraba mucho allí, pero no le conozco personalmente. Luego me enteré de que se conocía muchísimo con nuestro querido padre Cura, por ser ambos cooperadores de Cristo Rey.

    (que no me dió tiempo a contestarte en el post anterior)

    MIL GRACIAS POR TU CORREO CON LAS CUENTAS !!! en cuanto lo mire con detenimiento te llamo y lo comentamos.

    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  10. Creo que mientras comenten con respeto, aunque no les convirtamos, que eso sólo Dios puede hacerlo, es mejor no cerrar puertas, siempre que no toleremos que se ofenda a la Iglesia ni a Dios.
    Un beso, angelo, felicidades por el post.

    ResponderEliminar
  11. LOS CRISTIANOS Y MÁS COCRETAMENTE LOS CATÓLICOS ESTAMOS MÁS QUE NUNCA SIENDO ATACADOS DE UNA MANERA DIRECTA Y ATROZ PORQUE COMO MUY BIEN SABES ESTAMOS VIVIENDO UNOS TIEMPOS MUY CONVULSOS EN DONDE LO ÚNICO QUE IMPERA EN UNA MAYORÍA DE SERES HUMANOS ES MATERIALISMO Y EGOÍSMO Y EN ESE EGOÍSMO QUEREMOS APARTAR A DIOS DE NUESTRO LADO O HACERLO DESCAFEINADO, SEGÚN NOS CONVENGA.
    HE PASADO POR TU BITÁCORA Y ME HE PERMITIDO ENTRAR, Y SI NO TE IMPORTA, ME GUSTARÍA SEGUIR HACIÉNDOLO.
    SI LO DESEAS, TE INVITO A VISITAR LA MÍA, EN DONDE CON MI GRANITO DE ARENA TRATO DE APORTAR UN POQUITO DE TENUE LUZ DE VIVENCIAS Y EXPERIENCIAS.
    UN CORDIAL SALUDO. ARMANDO.

    ResponderEliminar
  12. Ay Angel, no sabes la de veces que he caido yo en esto... Parte el corazón ver a gente tan cerrada, destilando odio en cada palabra.

    Creo que uno ha de decir lo que piensa, dar su experiencia personal. Por lo demás, el que quiera saber algo buscará la forma de saberlo. Cuestiones tan complicadas no se resuelven en foros. Eso es otra cosa disfrazada de debate.

    ResponderEliminar
  13. Ya la Gaudium et Spes consideraba el ateísmo como uno de los problemas más graves de la época. En mi opinión la mayoría de ellos están llenos de prejuicios que les han sido inculcados ya desde muy temprana edad, otros han perdido su fe por falta de formación religiosa, etc. La Iglesia nos invita a "un prudente y sincero diálogo" con ellos, obviamente cuando supone cierta tolerancia; porque cuando hay maledicencia y agravios no hay diálogo posible.
    Creo que el remedio a este mal está más que en ellos, en nosotros como afirma la citada constitución pastoral: En la génesis y difusión del ateísmo "puede corresponder a los creyentes una parte no pequeña; en cuanto que, por descuido en la educación para la fe, por una exposición falsificada de la doctrina, o también por los defectos de su vida religiosa, moral y social, puede decirse que han velado el verdadero rostro de Dios y de la religión, más que revelarlo".

    Seamos santos ya que el mejor testimonio es el de la propia vida.

    Un abrazo Angelo y feliz año nuevo

    ResponderEliminar
  14. Opino como Felipe, amigo Angelo: debemos ser levadura, sal y luz. Sólo tratando de llegar a la santidad, seremos todo eso, y mucho más, para aquellos que no conocen el verdadero rostro de la Iglesia.
    Y estar claros de que la fe es un don de Dios y que el hombre tiene libertad para responderle. Cada cual escoge, nosotros sólo podemos dar testimonio sincero. Creo firmemente que cuando damos un testimonio fiel y real, al final, ayudamos a decidirse a muchos que no creen.
    Por eso es tan importante estudiar, prepararse, leer la Biblia, participar en grupos e invitar a otros a que lo hagan también. Vivir nuestra fe en comunidad, como los primeros apostoles y cristianos nos da fuerza y alegría en el amor y eso se nota. Por mucho que quieran darle la espalda.
    Un abrazo, ha sido un post interesante. Que Dios te bendiga.

    ResponderEliminar