GRABADAS EN SU CORAZÓN


El testimonio que hoy os presento, ha sido para mí ,motivo de un nuevo examen de conciencia. Basta cerrar los ojos, ponerse ante el Señor e imaginar esta forma de vivir. ¿Hoy el Señor, sigue pidiéndonos lo mismo que a ellos? ¿Sus circusntancias fueron las mismas? ¿sus conocimientos y libertades las nuestras? ¿Respondemos a esa llamada de santidad? ...

Arístides escribió una Apología
dirigida al emperador Hadriano, o tal vez a su sucesor, Antonino Pío, hacia la mitad del siglo II. Su estilo y su pensamiento son de gran simplicidad. Los hombres se dividen en tres «géneros», los paganos, los judíos y los cristianos; Arístides se ocupa en mostrar la superioridad doctrinal y moral de los cristianos sobre todos los demás. La obra nos ha llegado a través de traducciones armenia y siríaca, y también, aunque algo fragmentariamente, en su texto original griego, incorporado a otras obras de la literatura patrística posterior.

"Observan exactamente los mandamientos de Dios, viviendo santa y justamente, así como el Señor Dios les ha mandado; le rinden gracias cada mañana y cada tarde, por cada comida o bebida y todo otro bien... ".

"Estas son, oh emperador, sus leyes. Los bienes que deben recibir de Dios, se los piden, y así atraviesan por este mundo hasta el fin de los tiempos, puesto que Dios lo ha sujetado todo a ellos. Le están, pues, agradecidos, porque para ellos ha sido hecho el universo entero y la creación. Por cierto, esta gente ha hallado la verdad”.

“Socorren a quienes los ofenden, haciendo que se vuelvan amigos suyos; hacen bien a los enemigos. No adoran dioses extranjeros; son dulces, buenos, pudorosos, sinceros y se aman entre sí; no desprecian a la viuda; salvan al huérfano; el que posee da, sin esperar nada a cambio, al que no posee. Cuando ven forasteros, los hacen entrar en casa y se gozan de ello, reconociendo en ellos verdaderos hermanos, ya que así llaman no a los que lo son según la carne, sino a los que lo son según el alma.

Cuando muere un pobre, si se enteran, contribuyen a sus funerales según los recursos que tengan; si vienen a saber que algunos son perseguidos o encarcelados o condenados por el nombre de Cristo, ponen en común sus limosnas y les envían aquello que necesitan, y si pueden, los liberan; si hay un esclavo o un pobre que deba ser socorrido, ayunan dos o tres días, y el alimento que habían preparado para sí se lo envían, estimando que él también tiene que gozar, habiendo sido como ellos llamado a la dicha”.

Los cristianos llevan grabadas en su corazón las leyes de Dios y las observan en la esperanza del siglo futuro. Por esto no cometen adulterio ni fornicación, no levantan falso testimonio; no se adueñan de los depósitos que han recibido; no anhelan lo que no les pertenece; honran al padre y a la madre, hacen bien al prójimo; y, cuando son jueces, juzgan justamente. No adoran ídolos de forma humana; todo aquello que no quieren que los otros les hagan a ellos, ellos no se lo hacen a nadie. No comen carnes ofrecidas a los ídolos, porque están contaminadas. Sus hijas son puras y vírgenes y huyen de la prostitución; los hombres se abstienen de toda unión ilegítima y de toda impureza; igualmente sus mujeres son castas, en la esperanza de la gran recompensa en el otro mundo…” (ARÍSTIDES, La apología, Siglo II)

24 comentarios:

  1. Magnífico texto, aunque me da la impresión de que estoy lejos de ese modo de vivir. Espero que puedas ver el sol y pasear pronto. Reza por mí, Angelo.

    ResponderEliminar
  2. Impresiona leer este texto por su sencillez y por la seguridad con la que habla el autor. ¡Ojalá pudiera decirse lo mismo de nosotros hoy en día!

    ResponderEliminar
  3. ¿Qué tal hoy? ¿Te ha afectado mucho la nieve? Espero que mejor y que no.

    Como se dice en mi pueblo, "del dicho al hecho hay mucho trecho". Pero como nos dijo Nuestro Señor no me acuerdo donde "Sed perfectos como vuestro Padre es perfecto". Pues eso, que parece mentira que tengamos que cumplir tantos "requisitos" para ser unos cristianos, al final, medio mediocres. No es tan difícil, sólo no hay que dejarse llevar por el ego.

    Un abrazo, majo.


    PD. ¿Sabías que eres un pelota? Me encanta. (Al final, el ego es el ego.)

    ResponderEliminar
  4. Los Cristianos, sí, una vida Coherente.

    Ahora dígame en el XXI, a los que no son paganos [85%] ni judíos[0.01%]... ¿cómo los vamos a llamar?


    Sólo una Fe Viva graba a Fuego el Amor a Dios en el Corazón. Sin Comunidad no sobrevive la Llama de la Fe.

    ResponderEliminar
  5. Leyendo este texto que nos has regalado hoy, vuelven a mi memoria las palabras de aquel obispo que tras el teón de acero fue encarcelado y torturado por los comunistas y que al ser liberado dijo: He aprendido que hay dos clases de hombres, los que son mis hermanos y los que todavía no saben que lo son.

    ResponderEliminar
  6. Circunstancias? Salvando las distancias, creo que tampoco han variado mucho.
    Conocimientos? Técnicos, puede ser que en este siglo superemos a los de aquella época, pero en CONOCIMIENTO de lo que de verdad importa, ELLOS nos dan 100 vueltas.

    Que gran trozo de sabiduría recogido en tan solo unas pocas líneas, que finura y al tiempo que hondura…., ojalá nosotros seamos capaces de alcanzar tanta claridad de miras.
    Que enorme lección que se hace eco en estas palabras que precisamente nos CLAMAN desde el pasado:

    “Los cristianos llevan grabadas en su corazón las leyes de Dios y las observan en la esperanza del siglo futuro”
    .
    Aquellos GRANDES SANTOS ANTIGUOS apuntan al momento actual, PERO también nos traspasan Y nos lanzan A NOSOTROS, el reto de llevar la ESPERANZA mucho más allá de nuestro propio tiempo, nada menos que… “al siglo futuro”.
    ¿Seremos tan mezquinos de dar la espalda a ese RETO DE AMOR?
    .
    ABRAZOS.

    ResponderEliminar
  7. Ojalá tuvieramos un Arístides contemporáneo que pudiera decir -en verdad- lo mismo de los cristianos de nuestro tiempo.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  8. Cada dia me asombro mas, estos hombres y mujeres realmente creian en Dios, me paro por un momento a pensar que tal vez, en esa epoca ellos lo tenian mas cerca? No se, me imagino aquellos tiempos cuando hablar de dios no era ninguna majaderia, y vuelvo a estos tiempos modernos, donde hemos construido un mundo donde Dios es reemplazado por la comodidad, y la vida placentera. Es triste, tener esos testimonios y darse cuenta de lo que hemos cambiado.

    Siento que se ha perdido tanta energia, tanta esperanza en pos de, en realidad que? nada con sentido.

    Al leer el comentario de Felipe, no he podido evitar sonreirme porque me atrevo a verte a ti Angelo, como el Aristides moderno. Por cierto, Aristides era cristiano?

    Gracias una vez mas por el estos textos, has abierto una puerta que me enriqueze a diario, saber, poder opinar con conocimiento de causa, cosa que a muchos no-creyentes nos hace falta. Solemos opinar desde nuestra ignorancia y siempre tratando a los demas como locos. Pido disculpas por eso, debemos de cambiar y prometo poner mi granito de arena, para que todos los que como yo no creen aun piensen que Dios es algo hermoso que nos hace falta. Y agradecer que otras personas como vosotros, tengan la suerte de tenerle. Quizas eso es lo que nos salve del desastre.

    Un fuerte abrazo mi querido Angelo, Cuideseme muchiiiiisiiisiiimo.

    ResponderEliminar
  9. Hola Angel!...este texto esta muy claro y me sirve mucho para recordarme de todos las cosas y actitudes que Dios espera de mi, y además las espera porque sabe que puedo y debo hacerlas para ser feliz y ganar un lugar en el cielo, cuando llegue el momento. Te mando un fuerte abrazo, y seguimos pendientes y rezando por tu recuperación! Alejandra

    ResponderEliminar
  10. Pd.- Cada vez que veo la cierva, me guata mas.

    Mil gracias por ella.

    ResponderEliminar
  11. ANIMO AMIGO-HERMANO, Toda la paciencia contigo. Rezo porque esas recaidas sean pronto REALZADAS. ABRAZOS EN XTO JESUS.

    ResponderEliminar
  12. Sinretorno: Lo sembrado por ellos, no fue en vano. Ellos nos enseñan y alientan desde la gloria. Es genial descubrir estos textos.Un saludo

    eligelavida: El autor con este exto hacía una defensa de la nueva religión que en el imperio había surgido. Me da la impresión de que quedó profundamente marcado.

    Mercuzzio: Muchas veces me hago el mismo planteamiento. ¿porqué hacemos tan difícil el mandamiento del amor que Jesús nos dejó? El pecado deja una gran marca. Como mi herida, hasta que se cure, menudos revolcones de impaciencia me da.
    ¿Pelota? Noooooo. Cariño y amor a todos los que pasáis por aquí. ¡Creeme, os quiero de verdad!

    Crux : Los llamaremos como a todos. Hijos de Dios, amados hasta la locura por EL. Gracias por tu entrada en tu blog, que ha sido preciosa.

    Unamadreagradecida. Si, si, genial que hayas mencionado a los discípulos de Cristo de la actualidad que sufren la incomprensión, la persecución, la tortura y el martirio como entonces. Hoy gracias a Dios hay muchos que viven su fe de forma imitable y heróica. Un beso

    Arcen: Pienso lo mismo. No han cambiado mucho las circunstancias. Estoy seguro que recibieron una gracia especial. De forma similar a las situaciones que unamadreagradecida nos recordaba. me alegro de haber traido estas entradas en este tiempo de Cuaresma. A mí me están ayudando a pararme un poco y valorar el don de la Fe. Tu pregunta final es un gran reto.Un abrazo

    Felipe: Creo que sí existen algunos Arístides, que plantean a los demás el modo modélico de sus vidas. Los misioneros conocen a varios. La Iglesia perseguida en la actualidad, es una gran apología del vivir cristiano.

    Oceánida:Sabes que es lo que atraía la atención de los nuevos conversos? El amor verdadero. El servicio, la entrega, el perdón, la alegría, ... Valores existentes en la actualidad y que el mundo hedonista quiere ahogar. Si sigues caminando, encontrarás muchos testimonios de esos que saben donde está el verdadero tesoro de esta vida. Seguimos juntos cada noche con la petición propuesta. La sintamos o no. Siempre me alienta las palabras que Jesús dirigió a Santo Tomás , éste dudó de que jesús resucitara y le dijo a sus compañeros que si no metía sus dedos en las llagas de Cristo no creería. Jesús se le apareció y le invitó a realizar lo qyue él había pedido. Entonces le dijo: "porque me has visto has creido, Felices los que sin verme creerán" Ahí estamos nosotros. Sí creemos. Porque hemos experiemnetado su amor en nuestras almas. No ceses de pedirlo. Te acompaño. No teines que pedir disculpas de nada. La fe es un don. ¿crees que la hemos adquirido por nuestro esfuerzo? Ja,No sabes el batacazo que se dará quien piense que es creyente porque sí. Es un regalo de misericordia que nunca entenderemos. Dios llama a muchos en el último momento de su vida para darles la fe. Y ¿sabes una cosa? Les da lo mismo que al que llamó desde su nacimiento. (Hay una parábola sobre esto que un día comento)Para mí eres la gran invitada de este blog. está pidiendo de beber y todos debemos ayudarte a saciar tu sed.En cuanto a la cierva ya sabes: "Señor, concédeme el deseo de desearte".

    Alejandraaaaaaa: Estaba escribiendo en el bol de Flor y me preguntaba que sería de tí, y justo apareces por aquí.¡ Que detalles de amor tiene el Señor!
    A ver si un día me escribes y me cuentas cosas de tu nueva vida. Rezo por vosotros. No me tengas tanto tiempo sin saber de tí.Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Angel, espero que todo vaya mejor, recibe un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Arcen: Tu y yo nos entendemos muy bien con nuestras palabras. Yo me apoyo en tí y tú sabes que te llevo en mí. ¡Cuántas veces pienso en el día que entraste en mi blog! ¡La Providencia de Dios! Te quiero, hermano. Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Perdón a todos por no haber revisado mi respuestas. ¡Menudos errores! La mente va más deprisa que el teclado. Tengo que ponerme como propósito de cuaresma ser pulido en el escribir. Sorry....

    Queoquina : Gracias por tu visita. No te olvido. ¡Créeme! Un día te escribo con tranquilidad. Lo tengo pendiente.

    ResponderEliminar
  16. Oceánida: sigue, sigue ahí, sigue buscando la Verdad. Pregunta lo que quieras saber, con tus preguntas nos ayudas a todos. Cuenta con mi apoyo y oraciones. Se lo diré a mi hijo seminarista para que, junto a sus compañeros, se lo pida a Áquel que los ha llamado a una amistad particular.
    Te mando un abrazo muy apretado.

    ResponderEliminar
  17. una madre agradecida:

    Mil gracias por tu apoyo, entre todos es mas facil poder llegar a ser como aquellos de los que habla Angelo, los primeros, los que amaban sin ninguna verguenza.

    Otro abrazo apretado para ti, que bueno haber llegado aqui.

    ResponderEliminar
  18. Otro texto que nos llama a la coherencia. Es que vivían según se relata en los Hechos de los Apóstoles.
    Medirnos con esta vara nos mantendrá humildes y con deseo de mejorar.
    Un abrazo Angelo!

    ResponderEliminar
  19. Muchísimas gracias Angel por esta serie que nos hace volver a los orígenes, a nuestros hermanos pioneros en nuestra fe.
    Esta reflexión que haces al principio, me parece que todos nos la hemos hecho en algún momento ¿es posible volver a vivir lo que estas primeras comunidades vivieron?.
    Me impresiona esa expresión que se dice de aquellos contemporáneos suyos, que simplemente decían: "Mirad cómo se aman".
    A veces hacemos muchos planes pastorales, reuniones, de reuniones, de reuniones, esquemas, y ellos "sólo" tenían a Jesucristo, el testimonio de los Apóstoles, la oración y la vida en común.
    Espero que sigas mejorando.
    Aunque no comentemos todos los días, todos los días te visitamos.
    Un abrazo.
    Balbi.

    ResponderEliminar
  20. Unamadreagradecida: Gracias por el mensaje a Oceánida.
    Oceánida: así se empieza una vida de comunión en Cristo, la ayuda de unos a otros.

    Hno. Mario: Los Hechos de los Apóstoles es algo fantástico. Uno descubre los primeros pasos de quien estuvo aprendiendo las enseñanzas de Jesús. Nuestro primer mártir, la fuerza del Espíritu Santo. Es apasionante y alentador leer todas las cartas de San pedro y San Pablo. No debemos dejar ni un solo día el acudir a estas vivencias. Dios nos habla en ellas. Gracias por tu aportación.

    Estraesnuestracasa:no te preocupes por si no dejas comentarios. Ya os conozaco a la mayoría y sé quien entra y sale por esta casa. Las puertas están abiertas siempre.En mi hogar ocurre lo mismo: "Siempre hay gente" tengo una esposa superhospitalaria y mis padres siempre me enseñaron a acoger. En eso sí que imitamos bien a los primeros cristianos.Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Hola Angelo !

    Muy interesante la entrada. Creo a mi entender que todo lo bueno, siempre queda grabado en el Corazón y lo malo se acaba olvidando. Los primeros cristianos, tenian unas virtudes excelentes, también vivian de forma más humilde y dedicaban más tiempo a Dios, eso es lo que tendriamos que volver a retomar y tener presente lo que tenemos en el corazón, expresarlo a nuestros seres queridos, a todos, con humildad y amor. Los niños de hoy en dia, crecen concociendo a Dios, sin tener uso de razón, Dios tiene misericordia con nosotros y nosotros tenemos el deber de educar en los valores de la iglesia y de Dios a nuestros hijos, pues ellos lo desean, estoy segura.

    Dios te bendiga.

    Raquel.

    ResponderEliminar
  22. Hola Angelo:
    Gracias por ayudarme a hacer mi examen de conciencia, gracias, porque aunque no lo creas, ya voy mentalizada para ver mis ejercicios y ponerme ante Dios con todas mis flaquezas.
    ¡gracias!

    ResponderEliminar
  23. Despuès de leer el texto inicial me doy cuenta que solo soy un bautizado, pero muy lejos de ser cristiano, que pena me da de mi mismo, a ver si Dios me concede la gracia de actuar como él quiere.

    ResponderEliminar