LA CELEBRACIÓN DE LA EUCARISTIA




Hoy quiero imaginarme, la devoción, el amor, la pasión y anhelo que nuestros primeros hermanos en la fe, tendrían ante el cumplimiento del mandato de Jesús: ¡La Eucaristía!
En uno de los textos cristianos, San Justino explica cómo se celebraba en los primeros tiempos.

El día que se llama día del sol tiene lugar la reunión en un mismo sitio de todos los que habitan en la ciudad o en el campo.
Se leen las memorias de los Apóstoles y los escritos de los Profetas.
Cuando el lector ha terminado, el que preside toma la palabra para incitar y exhortar a la imitación de tan bellas cosas.

Luego nos levantamos y oramos por nosotros... y por todos los demás dondequiera que estén, a fin de que seamos hallados justos en nuestra vida y nuestras acciones y seamos fieles a los mandamientos para alcanzar la salvación eterna.

Luego se lleva al que preside el pan y una copa con vino y agua mezclados.
El que preside los toma y eleva alabanzas y gloria al Padre del universo, por el nombre del Hijo y del Espíritu Santo, y da gracias largamente porque hayamos sido juzgados dignos de estos dones.

Cuando el que preside ha hecho la acción de gracias y el pueblo ha respondido “amén”, los que entre nosotros se llaman diáconos distribuyen a todos los que están presentes el pan y el vino “eucaristizados”.

“A nadie le es lícito participar en la Eucaristía, si no cree que son verdad las cosas que enseñamos y no se ha purificado en aquel baño que da la remisión de los pecados y la regeneración, y no vive como Cristo nos enseñó.

Porque no tomamos estos alimentos como si fueran un pan común o una bebida ordinaria, sino que así como Cristo, nuestro salvador, se hizo carne y sangre a causa de nuestra salvación, de la misma manera hemos aprendido que el alimento sobre el que fue recitada la acción de gracias, que contiene las palabras de Jesús y con que se alimenta y transforma nuestra sangre y nuestra carne, es precisamente la carne y la sangre de aquel mismo Jesús que se encarnó.

Los apóstoles, en efecto, en sus tratados llamados Evangelios, nos cuentan que así les fue mandado, cuando Jesús, tomando pan y dando gracias dijo: “Haced esto en conmemoración mía. Esto es mi cuerpo”.Y luego, tomando del mismo modo en sus manos el cáliz, dio gracias y dijo: “Esta es mi sangre”, dándoselo a ellos solos. Desde entonces seguimos recordándonos unos a otros estas cosas. Y los que tenemos bienes acudimos en ayuda de otros que no los tienen y permanecemos unidos. Y siempre que presentamos nuestras ofrendas alabamos al Creador de todo por medio de su Hijo Jesucristo y del Espíritu Santo”. (SAN JUSTINO, Carta a Antonino Pío, Emperador, año 155)

20 comentarios:

  1. Otro gran tesoro escrito para tener muy en cuenta. En esta ocasión quiero enfatizar este párrafo:
    "A nadie le es lícito participar en la Eucaristía, si no cree que son verdad las cosas que enseñamos y no se ha purificado en aquel baño que da la remisión de los pecados y la regeneración, y no vive como Cristo nos enseñó"
    ¿Cuántas veces se comulga en pecado o de forma indebida?
    ¿No nos acordamos de aquello de "Pues cuantas veces comáis este pan y bebáis este cáliz, anunciáis la muerte del Señor hasta que El venga. Así, pues, quien come el pan y bebe el cáliz del Señor indignamente, será reo del cuerpo y de la sangre del Señor. Examínese, pues, el hombre a sí mismo, y entonces coma del pan y beba del cáliz: pues el que come y bebe sin discernir el Cuerpo, come y bebe su propia condenación"(1Cor 11, 26-29).
    En resumen, que la EUCARÍSTIA ES INSTRUMENTO DE SALVACIÓN, pero también lo puede ser de CONDENACIÓN, depende de nuestra disposición Y convedría como dicen los padres antiguos, tenerlo muy en cuenta.
    ABRAZOS.

    ResponderEliminar
  2. Buen día Angelo!
    Una belleza el texto, un hallazgo, no la conocía. Tenemos ya los arquetipos claros ¿no?
    Falta ajustarnos para vivir como Él nos enseñó. ¡Que nos acerquemos cada día un poco al ideal! Ser dignos de participar en la Eucaristía...

    Para Dios no hay nada imposible.
    Un abrazo en Cristo.

    ResponderEliminar
  3. Conozco varias parroquias que cuando llega el momento de la comunión, el sacerdote recuerda en voz alta a los asistentes las disposiciones necesarias para poder comulgar. Arcen creo que va en la linea de tu comentario.
    Es necesario que seamos conscientes de que es el mismo Dios quien se nos da en alimento. Por eso ayunamos los cristianos porque tenemos hambre y sed de Dios y sólo Él mismo nos puede saciar.
    Gracias Ángel por ayudarnos a ser conscientes de la grandeza de la vocación a la que hemos sido llamados.

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué amor tan grande el de Nuestro Señor!

    ¿Qué tal hoy? Seguro que un pelín mejor. Paciencia y ánimo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Permanecemos Unidos... a la Vid.

    Todos Hijos de Dios, en efecto, en todo el Orbe se predica el Evangelio, los Hijos de la Luz creerán, los que quieran seguir en la Tiniebla preferirán ser adoptados por la Mentira.

    Por Misericordia, todos, decidan lo que decidan, seguirán siendo Amados por Dios...

    ¡Qué Grande es Dios que ya aquí nos Prepara el Banquete !

    ResponderEliminar
  6. No entiendo como muchas personas dicen que no les dice nada una Eucaristía.
    Yo salgo de ella renovada, y con fuerzas para todo el día. Imagino que los que hablan así no saben lo que están celebrando y acuden a ella nada más que para cumplir el precepto o por obligación de algún acto.
    Preciosa entrada, amigo.
    ¿Cómo vas? No cuentas nada de tu recuperación.
    Un besote

    ResponderEliminar
  7. Angelo gracias por estos textos clásicos que tanto bien nos hacen. Qué tal vas? Ya puedes salir? Piano, piano, ofrece algo por mí, gracias.

    ResponderEliminar
  8. Hay textos que leemos, que conocemos y que, de repente, adquieren una significación nueva.
    Me pasó hace una semana, estaba leyendo que nos expresamos a través de nuestro cuerpo, que es la palabra de nuestro espíritu y me vino a la cabeza la explicación, en la que nunca había pensado, de que Jesucristo es la Palabra, el Verbo de Dios hecho hombre. Para expresarse en el lenguaje de los hombres, para hacerse comprender por nosotros, Dios adquirió un cuerpo humano.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Con cuánto amor tomarían los primeros cristianos la Comunión... Pidamos al Espíritu Santo mucha hambre y sed del Corazón Eucarístico de Cristo, sin El morimos de inanición.

    Espero que hoy te encuentres mejor que ayer cielo.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  10. Angelo que te puse un correo, que igual no has recibido, esta mañana todos los mios estaban borrados. Algo hago mal.

    Bueno, que como voy a Fátima tres días de retiro espiritual con la Obra rezaré muy especialmente por tu salud. Eso te decía en el correo.Que como tú pediste por mí en Montserrat, yo que soy muy vengativo, ahora rezo por tí en Fátima, lo siento no lo puedo evitar.Ojo por ojo y oración por oración.

    A los demás que le presento a Nuestra Madre la Santísima Virgen María todas vuestras peticiones.

    Y yo os pido a vosotros por favor que recésis por mí para que saque el mayor provecho espiritual del retiro.
    Muchas gracias de antemano.!!

    ResponderEliminar
  11. Arcen: Te has fijado en la misma frase que yo. Me quedaría con la importancia de dedicar un tiempo de preparación para recibir dignamente a Jesús. A mi me ayuda mucho acudir al ángel de la guarda, siempre le digo que me ayude a ser consciente de que Jesús quiere entrar en mi alma y que ésta debe acogerle con todo el amor y pureza posible. Gracias hermano. Un abrazo

    Hno. Mario: Acabo de venir de tu blog. ¡Qué maravilla de carta nos presentas hoy! he sentido un gran consuelo espiritual leyéndola y volveré a repetir. Gracias.

    Unamadreagradecida: ¿Has visto lo que ha supuesto comentar la carta a Diogneto? ¡Qué maravillas estoy encontrando al tirar de este hilo. Menuda riqueza tantas veces ignorada. ¡Si es que tenemos un montón de armas para luchar!Y un montón de testimonios de amor para imitar. Gracias a ti. Un beso fuerte

    Mercuzzio: Es una gozada verte cada día por aquí. Tus mensajes son siempre un feed back ante mis momentos de aplastamiento. Un abrazo.

    Crux: seguiremos todos amados por la Misericordia de Dios, hagamos lo que hagamos. ¡Menuda frase! ¡sepamos meternos en esa Misericordia! Un abrazo

    Lojeda: Todas nuestras luces interiores, son dones del Señor. ¿porqué a veces no entendemos que otros no vean lo que nosotros? Dios ha querido bendecirnos, sin ningún mérito de nuestra parte, por eso debemos corresponder siempre a esta gracia.
    En cuanto a mi recuperación: lentíííísimaaaaaaaaa. Tengo momentos del día que me resultan duros. Mi reumatólogo me avisó. Los que tenemos fibromialgia quedamos apaleados por mucho tiempo tras una intervención, pero gracias a Dios estoy recibiendo muchas gracias a través de vuestras oraciones. Un beso

    Sinretorno: por supuesto que ofrezco por tí. Tengo mi lista aquí en mi mesa y tengo tiempo para mirar uno por uno y encomendar, así que no lo dudes. Además te digo que la primera misa que pueda asistir (llevo tres semanas sin salir) la ofreceré por todos vosotros. Una acción de gracias a Dios por el don de vuestra amistad. Un abrazo

    LuisyMariaJesús. Menudo video de Pixar nos habeis regalado. La Palabra de Dios siempre nos aporta luz, nunca se repite, siempre produce un efecto distinto en nuestra alma , así es como Dios nos va modelando. Un beso

    Guerrera. ¡Cuantas veces me has hablado de tanta gente que hace verdaderos sacrificios para poder asistir a Misa! Ni el tiempo, ni las dificultades son impedimento para privarse de tener a Jesús dentro. A mí me queda un buen trozo para imitarlos, pero¡ menudo spring llevo desde que recibo tan buenos y ejemplares testimonios!
    Hoyyyyyy, he tenido una sorpresa. Me ha venido a ver mi amigo sacerdote misionero de Venezuela. Está aquí por asuntos familiares. He podido confesarme e intentará traerme la comunión. Me dijo le contestaste. Y me ha enseñado un trailer de una película de alguien que tú conoces.
    http://www.thepriceofsugar.com/trailer.shtml
    Un beso

    Bruce: Guauuuuuuu. Bienvenidoooooooo!!!. Menuda sorpresa me has dado. Encantadísimo de verte por aquí. He contestado a tu e-mail, es que esta mañana no me encontraba muy bien y no lo he visto hasta hace poco. Seguro que todos los de aquí(muchos ya te conocen) encomiendan tu retiro. ¡Que Dios te colme de muchas gracias y que María te las presente! Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Gracias Angelo, una vez más. De este texto siempre me impresiona cuando lo leo el pensar que desde los primeros siglos los cristianos hemos celebrado de la misma forma el Sacrificio Eucarístico.
    Es de lo que "vivimos". No alcanzamos a comprender del todo su valor y su potencia redentora.
    Forza Angel!

    ResponderEliminar
  13. Querido Bruce: Me acordaré muy especialmente de ti, para que sepas acoger esas olas de ternura infinita
    con las que Jesús, a través de María, te quiere colmar.

    ResponderEliminar
  14. Gracias Angel por compartirnos estas lecturas!!!!!! Me encanta saber más y más de los primeros cristianos, como te dije es nuestro gran anhelo poder vivir algún día como ellos: en comunidades, compartiendo todo, viviendo así la Eucaristía!
    Espero q estés mejorando, aunq sea lento como decís, que vayas cada día un poquito mejor, seguimos rezando por vos. Aprovecho para pedirte a vos y a todos lo q quieran sumarse, oraciones por una chica q conozco y q me acabo de enterar q se está muriendo, por un cáncer terminal, q se dió de golpe, pidamos también por su familia, padres y hermanas, y por su hijita. Gracias!

    P/D Vamos Bruce!!!! Que puedas aprovechar al máximo el retiro y dar muchos frutos!!!

    ResponderEliminar
  15. Hola .felicitaciones que buen blog.lo enconté por casualidad y me encantó

    ResponderEliminar
  16. Siempre pense que debia ser asi, que antes de comulgar se debe estar bien seguro de que crees en lo que estas haciendo, que te has confesado con el corazon y te arrepientes de verdad. Que interesante como lo hacian los primeros cristianos.

    Quizas no tiene nada que ver, pero me recuerda cuando tienes que tomar alguna decision importante, pensarla muy bien y sobretodo hablarle al corazon, para que el te ayude. Creo que siempre lo hace.

    Gracias por el texto de hoy Angelo, ojala te encuentres mejor, ten paciencia porque todo va a salir de perlas.

    Un fortisimo abrazo.

    Bruce! Mis mejores deseos para tu peregrinacion y gracias por acordarte de todos nosotros! Que encuentres siempre lo que buscas.

    ResponderEliminar
  17. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  18. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  19. Perdón por los comentarios suprimidos. Es que sigo en el mismo error de no repasar. Era impresentable, así que corrijo.

    C.Orvalle. Grazie tante. Speriamo di caminare sempre avanti con lo sguardo nel Nostro Dio. Un forte abracio. Ciao

    Flor: Tomo nota de tu petición y mañana si D.q. lo comunico a la familia. Hace tiempo vivimos una situación similar con una amiga. Ánimo

    Belén: Bienvenida. Gracias por tus palabras. Siempre es un gozo conocer a un nuevo visitante. Las puertas están abiertas.Encantado.

    Oceánida: Ayer me tronché con la foto que enviaste a Guerrera. ¡Bueníííísima! Tienes que enseñarme la fuente de tus imágenes. Siempre aciertas. En cuanto a mí... Bueeeeeenooooo, he tenido días mejores. Mañana a ver si me atrevo a salir a recorrer 100 m. hoy la enfermera me ha dado permiso, otra cosa es que pueda.
    Espero que no pase ningún loco y me de un tirón del bolso que llevo,(con mi drenaje) La sorpresa que se llevaría ante el bote obtenido, ja,ja y yo la visión que tendría de todo el universo. Descubría al instante todas las estrellas perdidas. No sé, se me están quitando las ganas de salir.
    Mañana te cuento mi aventura. Un beso wapa.

    ResponderEliminar
  20. Angel... Dios nos purifica en esta Cuaresma, verdad? Te llevo en mi corazón para ponerte a los pies de nuestra Madre, María Santísima. Tus últimos post son muy edificates, diria que mucho. Aún no entiendo lo que pasa con mi blog que no puedes entrar, pero se lo dejo en manos de mis santos patrones a quienes se lo he encomendado, pues ya he hecho mi parte.
    Cuidate, para que mejores pronto.Bendiciones para ti, amigo.

    ResponderEliminar