MARÍA Y LOS ÚLTIMOS TIEMPOS




La salvación del mundo comenzó por medio de María y por medio de Ella debe consumarse. María casi no se manifestó en la primera venida de Jesucristo, a fin de que los hombres poco instruidos e iluminados aún cerca de la persona de su Hijo, no se alejaran de la verdad aficionándose demasiado fuerte e imperfectamente a la Madre, como habría ocurrido seguramente, si Ella hubiera sido conocida, a causa de los admirables encantos que el Altísimo le había concedido aún en su exterior.

Pero, en la segunda venida de Jesucristo, María tiene que ser conocida y puesta de manifiesto por el Espíritu Santo, a fin de que por Ella Jesucristo sea conocido, amado y servido. Pues ya no valen los motivos que movieron al Espíritu Santo a ocultar a su Esposa durante su vida y manifestarla sólo parcialmente aun después de la predicación del Evangelio.
Dios quiere, pues, revelar y manifestar a María, la obra maestra de sus manos, en estos últimos tiempos.


Es, por tanto, necesario que María sea mejor conocida que nunca, para mayor conocimiento y gloria de la Santísima Trinidad.
Porque María debe resplandecer más que nunca en los últimos tiempos en misericordia, poder y gracia:
En misericordia, para recoger y acoger amorosamente a los pobres pecadores y a los extraviados que se convertirán y volverán a la Iglesia católica;
En poder, contra los enemigos de Dios, los idólatras, cismáticos, mahometanos, judíos e impíos endurecidos que se rebelarán terriblemente para seducir y hacer caer, con promesas y amenazas, a cuantos se les opongan,
En gracia, finalmente, para animar y sostener a los valientes soldados y fieles servidores de Jesucristo, que combatirán por los intereses del Señor,

María y la lucha final.

A estas últimas y crueles persecuciones de Satanás, que aumentarán de día en día hasta que llegue el anticristo, debe referirse sobre todo aquella primera y célebre predicación y maldición lanzada por Dios contra la serpiente en el paraíso terrestre. Nos parece oportuno explicarla aquí, para la gloria de la Santísima Virgen, salvación de sus hijos y confusión de los demonios:
"Haré que haya enemistad entre ti y la mujer, entre tu descendencia y la suya, ésta te pisará la cabeza mientras tú te abalanzarás sobre tu talón".

Dios ha hecho y preparado una sola e irreconciliable enemistad, que durará y se intensificará hasta el fin. Y es entre María, su digna Madre, y el diablo; entre los hijos y servidores de la Santísima Virgen y los hijos y secuaces de Lucifer. De suerte que el enemigo más terrible que Dios ha suscitado como Satanás es María, su Santísima Madre. Ya desde el paraíso terrenal aunque María sólo estaba entonces en la mente divina le inspiró tanto odio contra ese maldito enemigo de Dios, le dio tanta sagacidad para descubrir la malicia de esa antigua serpiente y tanta fuerza para vencer, abatir y aplastar a ese orgulloso impío, que el diablo la teme no sólo más que a todos los ángeles y hombres, sino en cierto modo más que al mismo Dios.

No ya porque la ira, odio y poder divinos no sean infinitamente mayores que los de la Santísima Virgen, cuyas perfecciones son limitadas, sino:
Porque Satanás, que es tan orgulloso sufre infinitamente más al verse vencido y castigado por una sencilla y humilde esclava de Dios y la humildad de la Virgen lo humilla más que el poder divino; porque Dios ha concedido a María un poder tan grande contra los demonios que como a pesar suyo se han visto muchas veces obligados a confesarlo por boca de los posesos tienen más miedo a un solo suspiro de María a favor de una persona, que a las oraciones de todos los santos y a una sola amenaza suya contra ellos más que a todos los demás tormentos.

Dios no puso solamente una enemistad, sino enemistades, y no sólo entre María y Lucifer, sino también entre la descendencia de la Virgen y la del demonio. Es decir: Dios puso enemistades, antipatías y los odios secretos entre los verdaderos hijos y servidores de la Santísima. Virgen y los hijos y esclavos del diablo: no pueden amarse ni entenderse unos a otros.
Los hijos de Belial, los esclavos de Satanás, los amigos de este mundo de pecado ¡todo viene a ser lo mismo! han perseguido siempre y perseguirán más que nunca de hoy en adelante a quienes pertenezcan a la Santísima Virgen

Pero la humilde María triunfará siempre sobre aquel orgulloso y con victoria tan completa que llegará a aplastarle la cabeza, donde reside su orgullo. ¡María descubrirá siempre su malicia de serpiente, manifestará sus tramas infernales, desvanecerá sus planes diabólicos y defenderá hasta el fin a sus servidores de aquellas garras mortíferas!
El poder de María sobre todos los demonios resplandecerá, sin embargo, de modo particular en los últimos tiempos, cuando Satanás pondrá asechanzas a su calcañar, o sea, a sus humildes servidores y pobres a juicio del mundo; humillados delante de todos; rebajados y oprimidos como el calcañar respecto de los demás miembros del cuerpo. Pero, en cambio, serán ricos en gracias y carismas, que María les distribuirá con abundancia, grandes y elevados en santidad delante de Dios, superiores a cualquier otra creatura por su celo ardoroso; y tan fuertemente apoyados en el socorro divino que, con la humildad de su calcañar y unidos a María, aplastarán la cabeza del demonio y harán triunfar a Jesucristo.
Del libro profético :Tratado de la verdadera devoción a María (San Luís Mª Grignon de Montfort)

15 comentarios:

  1. Cuento los dias... Igual que tengo muchas ganas de contemplar el rostro de Cristo, tengo ganas de poder ver a mi Madre Santísima.
    Feliz semana.

    ResponderEliminar
  2. Angel contemplando el modo de decir , las imagenes, me hizo pensar en el amor de Dios y de Maria.
    El Amor solo quiere hablar de Amor.
    Por eso cada vez que leo este blog
    pienso en Dios que nos amo primero .

    Gracias por tu testimonio de Amor a Dios y A LA VIRGEN.
    Se que el Señor derramara sobre los tuyos su Santidad.
    Solo Dios decia el Hermano Rafael.

    un abrazo y me gustaria que participes en alguno de mis blogs dedicados a la Virgen Santo y a los santos, como tambien en el Movimiento por la paz que alli defendemos la fe catolica y a los sacerdotes.

    adri

    ResponderEliminar
  3. María madre de todos..
    Que nos protege y en la noche no anhela con su canto.
    Sus manos cubren nuestro rostro y con ellas, tapa la tiniebla del mal que nos rodea..

    ResponderEliminar
  4. Acabo de cometer una locura.
    Vengo de apuntarme como voluntaria para la Jornada Mundial de la Juventud 2011 que se celebrará aquí en Madrid. Se necesitan 2.000 voluntarios. Aunque por territorio pertenezco a la Diócesis de Madrid, mi corazón pertenece a Getafe y allí me he apuntado.
    Me han dicho que la edad no importa, que desde los 16 años cumplidos antes de la jornada hasta el infinito y más allá.
    He pasado la mañana compartiendo mi entusiasmo con jóvenes y no tan jóvenes.
    Ya os iré contando.

    ResponderEliminar
  5. Motorromero
    A mí me gustaria encontrarme primero con Ella y de su mano ir a Cristo. ¡Quiero ser una enamorado de Ella!Feliz y Santa Semana

    Adriana
    Gracias a todos los testimonios que de este amor hablan en esta página.El Hermano Rafael fué uno de los primeros testimonios de amor a Dios que entraron en mi vida espiritual. Conocí sus escritos es 1982 alimentaron fuertemente mi alma. Recogo tu invitación en tu blog. Un saludo

    Andreaaaaaaa
    Hola wapisima. Tus palabras siempre tan dulces e inspiradas. Si supueran todos los que aquí comentan lo bien que escribes y las cosas tan bellas que dices. Pasaré por tu blog. Un beso

    Una madre agradecida
    ¡Vivan los locos por Cristo! ¡Por María! ¡Por el Papa ! Ahí, dando caña, si señora. Genial. Bravooooooooooo. Vas a disfrutar un montón. La venida del Papa, hará que salga muchas energías que están apagadas. Besos.

    ResponderEliminar
  6. ¡Oh Angelo que hermoso me parece lo que le has dicho a Motorromero: "A mí me gustaria encontrarme primero con Ella y de su mano ir a Cristo" !
    ¡Si vieras la de veces que he sentido que ella misma me llevaba, de la mano, que sin ella avanzar no era posible...!Unidos en el Rosario.

    ResponderEliminar
  7. El amor de una madre por sus hijos saca de ella las fuerzas que no tiene , la alegría que no le queda, la contundencia que nunca penso emplear ante el mal y el peligro que acecha siempre en el sitio mas insospechado
    ¿Qué no hará María, la Madre perfecta, por nosotros pobres hijos suyos?
    Cuantas veces con solo recurrir al Ave María vemos al diablo alejarse !

    ResponderEliminar
  8. Hola Ángelo, como siempre acertadísimo!

    Cuando yo hablo del padre Rafael, no lo hago del mismo que tú hoy has mencionado. Yo hablo del padre Rafael Sanchez García nacido en Oliva de la Frontera. Tu mujer seguro que lo conoce bien.
    Está enterrado aquí en la capital en Badajoz, en el antíguo Hospital Provincial.

    Ha sido el Padre Rafael el que me ha hecho el milagro más grande, más contundente, instantáneo... librándome de una operación que me hubiera dejado algunos problemas de por vida ciertamente incómodos.

    Recuérdame que lo cuente aquí y en los diferentes blogs por los que pululamos. Entregué el testimonio para la causa de beatificación en el Obispado.

    De Oliva a Olivenza...dista poco, seguro que conoce la historia de ese sacerdote que un día estará en los altares.

    Un saludo a todos!

    ResponderEliminar
  9. Sor Lucía, vidente de Fátima

    El 26 de Diciembre de 1957, el Padre Agustín Fuentes, Postulador de la Causa de Beatificación de Francisco y Jacinta Marto, entrevistó a Sor Lucía Dos Santos, vidente de las apariciones de Fátima. En el curso de esa entrevista, le dijo Sor Lucía al Padre Fuentes:

    "… La Santísima Virgen nos dijo, tanto a mis primos como a mí, que 2 eran los ÚLTIMOS REMEDIOS que Dios daba al mundo: el Santo ROSARIO y el INMACULADO CORAZÓN de MARÍA…"

    "… Mire, Padre, la Santísima Virgen, en estos últimos tiempos en que estamos viviendo, ha dado una NUEVA EFICACIA al rezo del Santo Rosario, de tal manera que ahora NO HAY PROBLEMA POR MÁS DIFÍCIL QUE SEA: sea temporal y, sobre todo, espiritual; sea que se refiera a la vida personal de cada uno de nosotros o a la vida de nuestras familias del mundo o comunidades religiosas, o a la vida de los pueblos y naciones; NO HAY PROBLEMA, REPITO, POR MÁS DIFÍCIL QUE SEA, que no podamos resolver ahora con el rezo del Santo Rosario".

    "Con el Santo Rosario nos salvaremos, nos santificaremos, consolaremos a Nuestro Señor y obtendremos la salvación de muchas almas. Por eso, EL DEMONIO HARÁ TODO LO POSIBLE para distraernos de esta devoción; nos pondrá multitud de pretextos: cansancio, ocupaciones, etc., para que no recemos el Santo Rosario".

    "Si nos dieran un programa más difícil de salvación, muchas almas que se condenarán tendrían el pretexto de que no pudieron realizar dicho programa. Pero ahora el programa es brevísimo y fácil: rezar el Santo Rosario. Con el Rosario practicaremos los Santos Mandamientos, aprovecharemos la frecuencia de los Sacramentos, procuraremos cumplir perfectamente nuestros deberes de estado y hacer lo que Dios quiere de cada uno de nosotros".

    "El ROSARIO es el arma de combate de las batallas espirituales de los Últimos Tiempos".
    ..................................

    ESTO VIENE A COMPLEMENTAR LO QUE DICES DE NUESTRA MADRE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA.

    ResponderEliminar
  10. Vengo a desearos a todos ustedes un feliz día de ramos.

    ResponderEliminar
  11. Me ha gustado especialmente el comentario de Motorromero.

    El libro lo conocía, pero no lo he leído. Para que veas qué desastre. El lunes mismo me hago con él. Supongo que habrá buenas ediciones. Un abrazo, Ángel.

    ResponderEliminar
  12. Es de cajon que todos queramos que a los demonios se les pise la cabeza. He visto una belleza increible en tus textos y la Virgen tan hermosa siempre, parece que destilara esa Luz que tanto nos falta. Ay Angelo, cada dia que pasa me siento mas feliz, con algo mas que me faltaba.. no se como explicarlo. Gracias gracias.

    ResponderEliminar
  13. Magnífico Libro y Gran Santo.

    Con nuestra Madre al pie de la Cruz, esta Nueva Pascua Contemplamos al mirar hacia Arriba esa Larga Llaga que Condecora todo el flagelado vientre de nuestro Señor Crucificado...en el Misterio Corredentor.

    ResponderEliminar