NOVENA POR EL PAPA

SEGUNDO DÍA

Señor,
fuente de vida eterna y de verdad,
da a tu pastor, Benedicto XVI,
un espíritu de coraje y buen juicio,
espíritu de conocimiento y de amor.
Que al gobernar con fidelidad
los que están a su cuidado,
pueda él, como sucesor
del apóstol Pedro
y Vicario de Cristo,
construir tu Iglesia
en un sacramento de unidad,
amor y paz para todo el mundo.
Amén.

V/ Oremos por Benedicto XVI, el Papa.
R/ Que el Señor lo conserve, y de larga vida,
y lo haga bienaventurado en la tierra, y no lo entregue al poder de sus enemigos.
V/ Que tu mano este sobre tu santo siervo.
R/ Y sobre tu hijo, a quien has ungido.

Padre nuestro . . . ; Dios te salve María . . . ; Gloria al Padre . . .

10 comentarios:

  1. Ya lo ví..., mira que ando despistado.
    Voy a rezarlo, abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Me uno a tus intenciones y a las del Papa.

    http://www.youtube.com/watch?v=r1dai8HJewI

    ResponderEliminar
  3. Unidos en la Novena. ya se que vengo tarde pero estar...estoy que conste jaja.

    Ya lo puse en el blog para que se sepa que estamos con el Papa.

    Besos y me voy a leer el post nuevo que ya se que dentro de nada viene el otro, a ver si me pongo al dia y en orden!!

    ResponderEliminar
  4. Todos unidos al "dulce Cristo en la tierra", en el segundo día de la novena.

    El sacerdote de hoy es uno de los directores espirituales del seminario. Gracias Ángel.

    ResponderEliminar
  5. Hecho, vamos a por el tercer día...

    ResponderEliminar
  6. "Todos con Pedro, a Jesús por María".
    San Josemaría.

    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Salmo 108.
    Por el Santo Padre. Para que callen esas lenguas mentirosas que lo acusan:

    Dios de mi alabanza, no estés callado/ que una boca perversa y traicionera/se abre contra mí;/ me hablan con lengua mentirosa.
    Pero tú, Señor, trátame bien, por tu nombre/ líbrame con la ternura de tu bondad/ que yo soy un pobre desvalido/ y llevo dentro el corazón traspasado.
    Sócorreme, Señor, Dios mío/ sálvame por tu bondad./ Reconozcan que aquí está tu mano/ que eres tú, Señor, quien lo ha hecho.

    ResponderEliminar