NO LLORES




Mis hijos, llevan unos días, viviendo una experiencia, que aunque no les es nueva , si les deja con interrogantes ,ante los fallecimientos de seres queridos para ellos, que ven sucederse en una intensidad no habitual para su edad.

En dos semanas se han ido tres profesores , un padre y una madre de dos amigos suyos. Todos ellos tras una penosa enfermedad.Han visitado varias veces el tanatorio y asistido a su entierro, y es ineludible , hablarles de esas despedidas inesperadas. También nosotros quedamos tocados ante el dolor que la muerte deja en los vivos y ante los llantos de nuestros hijos.

Hace unas semanas vivimos la muerte de Jesús, el bebé prematuro de Fernándo y María, también rezamos por el padre de un amigo de Mercuzzio, hoy en su blog, nos comunica su fallecimiento. Esta tarde Elisa, mamá de Tania, amiga íntima de mi hija Elena, también ha sido llamada al encuentro con Dios.

Me viene a la mente un poema que conocí cuando murió Juan Pablo II y que me produjo un gran consuelo. Es de San Agustín. Mi oración por todos ellos. Los que se han ido y por los que se quedan con el corazón herido.



No llores si me amas,
Si conocieras el don de Dios y lo que es el Cielo!
Si pudieras oír el cántico de los ángeles y verme en medio de ellos!
Si pudieras ver desarrollarse ante tus ojos;
los horizontes, los campos y los nuevos senderos que atravieso!
Si por un instante pudieras contemplar como yo,
la belleza ante la cual las bellezas palidecen!
Cómo!...
¿Tú me has visto, me has amado en el país de las sombras
y no te resignas a verme y amarme en el país de las inmutables realidades?
Créeme.
Cuando la muerte venga a romper las ligaduras
como ha roto las que a mí me encadenaban,
cuando llegue un día que Dios ha fijado y conoce,
y tu alma venga a este cielo en que te ha precedido la mía,
ese día volverás a verme,
sentirás que te sigo amando,
que te amé, y encontrarás mi corazón
con todas sus ternuras purificadas.
Volverás a verme en transfiguración, en éxtasis, feliz!
ya no esperando la muerte, sino avanzando contigo,
que te llevaré de la mano por senderos nuevos de Luz...y de Vida...
Enjuga tu llanto y no llores si me amas!

15 comentarios:

  1. Es difícil hacer entender a los niños la muerte....si a veces ni nosotros los adultos la entendemos. Tengo tres hijos, 19, 16 y 8. Ahora les tengo que hacer ver que la muerte puede llegar a nuestra casa en cualquier momento. Cada uno lo entiende y lo encaja de una manera diferente. Es difícil explicar a una niña de ocho años que ya no podrá ver a una de las personas que más quiere con los ojos, que lo tendrá que ver con el corazón, que le podrá rezar y que desde el cielo cuidará de ella.

    ResponderEliminar
  2. Por muy preparados que estemos, por mucha esperanza que albergue nuestro corazón,somos humanos y el dolor es inevitable,cuando ademas vemos ese dolor en nuestros hijos el corazón se rompre y quiere encontrar las palabras de ánimo y de consuelo justas, el poema de San Agustín realmente reconforta y ayuda a disipar la tristeza ante la muerte nos muestra como tras la muerte es cuando verdaderamente comienza todo y en esa certeza hemos de vivir.Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Lamento que tus hijos pasen por esta tristeza, pero también les hará crecer en madurez, y con una familia tan cristiana como vosotros se hallarán bien consolados.
    Como bien ya sabes«La muerte no es el final»
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  4. Siento enterarme de tantas pérdidas en esta semana.
    Acabo de pasar por el blog de los padres de Jesús, para darles mi pésame.
    Es duro tener que afrontar la muerte desde tan jóvenes.
    De vez en cuando, la vida nos da estos tremendos palos, para recordarnos nuestra fragilidad, y lo poco que somos en este mundo.
    Un beso a tus hijos y un abrazo grande para vosotros.

    ResponderEliminar
  5. Estas separaciones siempre son dolorosas, y de esas ya he vivido yo unas cuantas.., aun así, hemos de mantener la esperanza siempre en lo alto, todo es pasajero, menos lo que después de ese paso... nos tocará vivir a todos.
    Confiemos siempre en la amorosa MISERICORDIA de DIOS, y actuemos en consecuencia.
    SIEMPRE CON VOSOTROS. abrazos.

    ResponderEliminar
  6. Es muy necesario que desde pequeños tengamos experiencia de la muerte y aprendamos que la vida de aquí no es sino una preparación para la verdadera vida.
    ¡Qué poco conscientes somos de que vamos a morir!
    En momentos difíciles me sirve de ayuda preguntarme ¿es esto importante a la hora de mi muerte? y la mayoría de las veces me doy cuenta que vivo agobiada por tonterías que me distraen de mi verdadero fin.
    A los jóvenes debemos hablarles de cómo la muerte forma parte de la vida.
    Encomiendo a todos los que han sido absorbidos por la Vida.

    ResponderEliminar
  7. En la muerte hay que pensar como mínimo una vez al día, sin trauma, sin miedo, sin complejo. No hay que temer a la muerte sino al pecado que es la muerte del alma y la separación de Dios.

    Quién no ha sentido alguna vez esa increible alegría desbordante tras confesarse y recibir a Jesús en la Eucaristía que ha dicho: "ahora no me importaría nada morir, es más me gustaría irme ahora mismo sin esperar más en este mundo"

    "ES MEJOR IR A UN FUNERAL QUE A UNA BODA" decía el Maestro.

    Al ver la inevitable partida de los demás,nos haremos conscientes de que la nuestra a de llegar y que solo la paz de nuestras conciencias y la confianza en la misericordia de Dios nos podrá consolar e ir en paz camino hacia el Padre.

    ResponderEliminar
  8. Gracias.

    Ayer estuve toda la tarde, tras salir del trabajo, con el hasta la hora en la que los de la funeraria fueron a recoger el cadáver de su padre al hospital. Fue una tarde dura, muy dura. Mi amigo está muy solo, pertenece a una de estas familias donde el drama del divorcio deja huella en todos los ámbitos del ser humano. No dispone de familiares cercanos, están enfrentados unos con otros y ahora, se ha quedado sin aquel que era su modelo. Lo está pasando muy mal.

    Gracias por estar ahí y ser tú.

    Lástima no tenerte cerca para darte un fuerte abrazo por la delicadeza con que tratas todos los asuntos. Gracias.

    Y ánimo con tus chavales. Yo desde muy pequeñito he tenido la muerte cerca y no me impresiona, pero si que te hace cuestionarte la fugacidad de nuestra existencia. A mi me ayuda a plantearme qué es lo verdaderamente importante en mi vida. Qué es aquello que me acerca a mi Señor y me plenifica como ser humano y como hijo de Dios.

    ResponderEliminar
  9. REPITO: LA MUERTE DEL ALMA ES LO PEOR. HAY QUE LLORAR PERO DE ALEGRÍA POR COSAS COMO ESTAS, LO PONGO AQUÍ PORQUE ESTAS COSAS NO SALEN EN PRIMERA PORTADA EN LOS MEDIOS (SOLO PONEN ESCÁNDALOS DE LA IGLESIA) QUE SEPAMOS QUE NUESTRAS ORACIONES NUNCA SON EN VANO:

    AMADA ROSA PÉREZ llegó a ser una de las modelos de pasarela más cotizadas del país pero hace cinco años desapareció de la escena pública sin dejar rastro. Hace unas semanas volvió a ser noticia al compartir su testimonio de conversión en una entrevista concedida al diario El Tiempo, según cuenta Aci.

    Amada confesó que padeció una enfermedad que le quitó el 40 por ciento de la audición en el oído izquierdo y empezó a cuestionar toda su vida. "Me sentía inconforme, insatisfecha, sin rumbo, sumergida en satisfacciones pasajeras, pero siempre buscaba respuestas y el mundo jamás me las dio", indicó.

    "Antes era una persona afanada, estresada, me alteraba fácilmente. Ahora vivo en paz, no me afana el mundo, disfruto cada momento que me ofrece el Señor. Voy a Misa y rezo el Santo Rosario diariamente, al igual que la coronilla de la Divina Misericordia a las 3:00 p.m. Me confieso con frecuencia ante un sacerdote", agregó.

    Ahora se llama Amada Rosa de Jesús y María, es devota de la Virgen y una activista incansable de la comunidad religiosa Lazos de Amor Mariano.

    Amada afirma que "ser modelo significa ser un punto de referencia, alguien cuyas actitudes son dignas de reproducir y yo me cansé de ser una modelo de superficialidad. Me cansé de un mundo de mentiras, apariencias, falsedad, hipocresía y engaños, una sociedad llena de antivalores, en la que se resalta la violencia, el adulterio, la droga, el alcohol, las peleas, un mundo que exalta las riquezas, los placeres, la inmoralidad sexual y el fraude".

    "Quiero ser modelo de promoción de la verdadera dignidad de la mujer y no de su utilización comercial", concluyó.

    Aunque Amada Rosa Pérez sigue siendo la misma mujer bella, que proyecta una sensual dulzura, la artista reveló que su vida llegó al tal punto de soledad que creía que estaba en un infierno del cual no podía salir.

    La ex modelo y actriz que se hizo reconocida a nivel mundial con su participación en pasarelas de Europa y en telenovelas como 'La costeña y el cachaco' estuvo en el programa 'Día a día' contando su testimonio de superación, el cual logró, según ella, gracias a su encuentro con la Iglesia Católica y un grupo Mariano al que ahora pertenece.

    Amada, quien no tuvo pelos en la lengua para contar por qué tuvo un drástico cambio confesó que antes se sentía vacía y estaba sumergida en un mundo en donde tenía fama, contratos, dinero y éxito, pero aún así sentía que no tenía nada. "Empecé a dejarme envolver mucho por la soberbia y la vanidad, como si fuera una estrella pero bien estrellada. Mi corazón empezó a llenarse de odios y venganza", manifestó.

    La joven de 33 años dijo que tuvo que tocar fondo para re encontrarse con ella misma. Un aborto y un intento de suicidio, fueron dos de las razones por las que decidió buscar el cambio. "Yo aborté y eso marcó mucho mi vida por eso estoy acá compartiendo mi testimonio".

    Sobre los motivos que tuvo para tomar esas decisiones, Pérez dijo, "uno siente que la vida se le viene encima, que no va a poder con esto, no sentía apoyo y se siente uno solo. Me hacía falta amor, comprensión y apoyo.".

    También pasó por graves enfermedades del oído, el colón y la columna que asegura ni siquiera entendía por qué las sufría. Según ella, sus malos actos empezaron a pasarle cuenta de cobro.

    La sucreña manifestó que después de probar con soluciones que en el momento fueron mundanas, como el manejo de energías, los rituales, chacras y otras practicas empezó a rezar el rosario con su familia que es muy católica y a cercarse a Dios y a la Virgen María.
    Amada ahora se declara templo de Dios, practicante de todos los mandamientos y una mujer que se alejó de las banalidades pero que ahora está feliz con su nuevo renacer.

    ResponderEliminar
  10. PERDÓN POR HABER PUESTO UN COMENTARIO TAN LARGO EN TU BLOG PERO ES QUE HAY FIESTA EN EL CIELO, Y DE LAS GRANDES!! HA APARECIDO OTRA OBEJA PERDIDA.

    ResponderEliminar
  11. Angelo, dicen que la muerte nos hace fuertes. Yo me puse ante ella con casi cuatro años, cuando murió mi padre. Mi madre nos ha educado en la fe, con la mirada siempre en el cielo, no solo porque mi pá estuviera allí, sino porque el mejor de los papás nos cuidaba mejor: Dios. Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Hola, de nuevo.
    Ahora entro para contestar a tu pregunta. Efectivamente, sigo sin recibir nada, me extraña y me apena. Aunque digas que los envios a tus padres tardan, nunca a mi, me tardaron tanto. ¿No hay modo de reclamar....? En cualquier caso, espero que si "se ha quedado por el camino", al que se lo haya encontrado le haya echo bien. ABRAZOS.

    ResponderEliminar
  13. Hola Angel!...está muy bonito el poema que publicas aquí. Es cierto, para los que creemos en Dios y en el cielo, la muerte tiene un tinte muy distinto, sin embargo, el hecho de que se va a extrañar (muchísimo) a los que se nos adelantan es muy difícil de evitar. Lo bueno es que tus hijos los tienen a ustedes y seguramente obtienen muy buenas reflexiones que les ayudan enormemente a digerir todo lo que están viviendo. Te mando un fuerte abrazo!!!! Ale

    ResponderEliminar
  14. Que Dios los encuentre en su manto de Amor. Descansen en Paz.

    Querido Angel, la muerte de las personas queridas es terrible, a veces, no logramos digerir todo eso como quisieramos y me pongo de ejemplo, porque yo siempre me he enfadado mucho. Hoy la cercania de Dios me hace reflexionar ante esas despedidas, porque hoy se que no se van del todo, que no es que se mueran y ya esta como pensaba antes. Es supercruel sentir que no hay nada mas, pero no es asi. Hoy se que en estos momentos todos mis seres queridos estan con Dios, si supieras que alivio entender eso, saber que algun dia me reunire con ellos...

    Esta Oracion es bellisima y como bien dices es un consuelo para el alma.

    Ellos estan a buen recaudo, alegremosnos de que estan con Nuestro Amado Padre y encontremos el consuelo de su partida en las manos de Dios.

    ResponderEliminar