OTRO QUE SUPO AMAR. NUEVO BEATO


Hace años, ví una película que me llamó la atención y que logró sintiera admiración hacia un sacerdote mártir del siglo XX (Conspiración para matar a un cura). Mi opinión sobre el film, desde el punto de vista cinéfilo fue aceptable, pero no así sobre la historia que se daba a conocer. Fue fantástica.Hasta entonces nunca había oído hablar de Jerzy PopieluszKo. Desde ese momento me documenté sobre él. Supe que se había abierto el proceso de beatificación y que Juan Pablo II sentía un profundo cariño hacia él.

Hoy llega ese día. Hoy en Varsovia se declara beato a Jerzy Popieluszco. Lo deseaba hace tiempo Está en mi lista de los que tengo que acudir, para que me ayude en mi camino hacia la santidad. ¡Un sacedote más que testimonia con la muerte su entrega a Cristo!

Popieluszko nació el 14 de septiembre de 1947 fue asesinado el 19 de octubre de 1984 por la agencia de inteligencia interna comunista operada por los soviéticos, la Służba Bezpieczeństwa. Se escenificó un accidente automovilístico para asesinar a Jerzy Popiełuszko el 13 de octubre de 1984, pero logró escapar con vida. El plan alternativo era secuestrarlo y fue llevado a cabo el 19 de octubre de 1984. El sacerdote fue golpeado y asesinado por tres oficiales de la policía de seguridad. Luego, su cuerpo fue lanzado al interior del Reservorio del rió Vístula, cerca de Wloclawek, desde donde fue recuperado sin vida el 30 de octubre de 1984.


El padre Popieluszko ayudaba a todos los trabajadores, les alentaba, les educaba en el amor fraterno, les invitaba a no reaccionar de manera vengativa cuando alguno era lastimado, les administraba el sacramento de la confesión y se convirtió en un apoyo para sus familias. Les enseñaba a responder con oraciones y cantos sagrados y patrióticos ante las amenazas y las agresiones que pudieran recibir

Popieluszko descubrió que había sido traicionado: llevado por el miedo, uno de sus amigos no aguantó más la opresión y el terror. Entonces el sacerdote pronunció esta frase: “combato el pecado, mas no a sus víctimas”. Esta capacidad de amar a todos cristianamente, fue lo que le hizo más libre e invencible. Pero el régimen no sabía qué cosa hacer. Buscaron desacreditarlo y acusarlo de conspiración política, pero el padre Popieluszko nunca habló de política.



Así, el 19 de octubre de 1984 cuando regresaba de un servicio pastoral de Bydgosszcz a Gorsk cerca a Torun fue secuestrado por tres funcionarios del ministerio del Interior, fue salvajemente golpeado y torturado. Aunque se encontraba atado, intentó escapar. Los persecutores le tomaron preso de nuevo y le golpearon de manera aún más violenta. Le ataron entre la boca y las piernas para que no pudiera desatarse sin asfixarse. Le pusieron una roca en los pies y lo echaron al Vístula cuando todavía estaba vivo. Tenía 37 años.
El régimen pensó que había silenciado el más valiente de sus opositores pero, al contrario, esta fue la señal de su final. De allí no sólo Polonia quedó libre, sino que todo el sistema comunista colapsó. A pesar de las amenazas y de la violencia, más de medio millón de personas estuvieron presentes en el funeral del padre Popieluszko.



Trailer, de la película (Subtítulos en Inglés, esperamos que pronto la veamos en español)



Imágenes reales del hallazgo, del cuerpo del P. Popieluszko y las señales en su cuerpo de la tortura que recibió

12 comentarios:

  1. Acabo de programar para el mañana y el martes uno post sobre este hombre santo. Me ha llamado mucho la atención, pues estos hombres que anuncian la verdad hasta el extremo de morir por ella, me hacen mucho que pensar. Además de qué maravilla que la Iglesia siga proclamando santos para que cada uno se sienta identificado con alguno o con alguna cosa de ellos. Y para decirnos a cada uno de nosotros que la santidad SI que es posible a pesar de tantas dificultades e, incluso, miserias.

    ResponderEliminar
  2. Un ejemplo más a seguir, un espejo más en el que mirarse. Es curioso y al mismo tiempo oportuno que suba a los altares acabando el año sacerdotal y también su martirio..., ¿acaso presagio de lo que debemos hacer para defender la verdad?
    De momento, habrá que seguir rezando para pedir fuerzas y determinación para llegar a donde DIOS nos pida.
    off topic. Te sigo animando a que reclames a correos por su error garrafal.
    ABRAZOS EN XTO JESUS.

    ResponderEliminar
  3. Me parece oportunísima la beatificación del P. Popieluszko como bien dice Arcendo. Me has animado a conocer más sobre su vida. Es fantástico el tirón del ejemplo de los santos.
    Te dejo unas hermosas palabras de su madre en una reciente entrevista:

    VARSOVIA, viernes 4 de junio de 2010 - Con ocasión de la beatificación de Jerzy Popiełuszko, capellán de Solidarność, que se celebrará el próximo domingo 6 de junio, el semanario católico polaco Niedziela ha publicado una entrevista con Marianna, la madre del sacerdote mártir asesinado por el régimen comunista.
    “La muerte de Jerzy – dijo la madre del sacerdote muerto por el régimen comunista – ha sido para mí el dolor más grande. Pero no juzgo a nadie. Dios juzga. La alegría más grande será para mí cuando las personas que mataron a Jerzy se conviertan”.
    A la pregunta de si reza por intercesión de su hijo, la mujer respondió: “yo rezo a Dios. Hay que rezar cada día. Muchas veces he rezado por intercesión de Jerzy Popiełuszko, mi hijo, y me ha ayudado. Jerzy sabía que Dios es la presencia más importante en la vida”.

    ResponderEliminar
  4. gracias por dar a conocer a otro santo mas de la iglesia,no sabía nada del padre Popieluzco.

    ResponderEliminar
  5. Precioso testimonio, qué gran ejemplo!!
    Gracias.

    ResponderEliminar
  6. La vida de este nuevo beato es un ejemplo de coherencia con lo que él era: sacerdote de Jesucristo = entregado por todos.
    En la fiesta del Corpus Christi es una alegría conocer este testimonio de vida eucaristizada.

    ResponderEliminar
  7. Gracias Angel:
    Acabo de ver LA ULTIMA CIMA, estupendo documental, de un sacerdote tan sencillo como Pablo, gran regalo, recomiendo si me lo permitís ir a verlo en pantalla grande.
    Y sobre este gran sacerdote Jerzy Popiełuszko, es mayor regalo aún, tengo una gran ilusión por verla, estamos a la espera del estreno, debemos por nuestra parte ayudar a estos Directores que en tiempos como estos se atreven hacer películas tan bellas en tiempos revueltos, que valor tienen, por eso ir al cine a verlas, invitar a vuestros amigos y familiares vale la pena poner nuestro granito de arena también.
    Si Dios quiere dedicaré un programa sobre él.
    Cariños.

    ResponderEliminar
  8. Es un testimonio impresionante, un ejemplo para los que nos quejamos por nada.
    Gracias Ángel.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. La verdad es que no conocía la vida del padre Popieluszko y tampoco la película que comentas. Sin duda un ejemplo de sacerdote. Padre Popieluszko ruega por nosotros.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Qué maravilla haberme encontrado con esta entrada: un personaje mandado por Dios en la hora más negra de su gente, y esto va más allá de si uno es o no es católico (como quien suscribe) porque la búsqueda constante y y irrenunciable de la verdad, y más que nada esa vocación inamovible de vencer el mal con el bien (como él mismo decía tantas veces) es algo que no tiene credo. Es un valor de carácter universal.

    Jerzy es inspiración y un guía para mí, así lo considero y en más de una oportunidad le he rezado para que me ayude a mantenerme aunque sea una mínima parte de todo lo firme que él fue en sus convicciones. Ojalá siga siendo una luz para todos - su pueblo y los demás -, con lo que estamos necesitando ahora de guías como él.

    Acerca de la película, la buena noticia es que la conseguí y la mala es que está (obviamente) en polaco y que los únicos subtítulos que encontré son en ruso y checo. Una servidora no habla ni ruso ni checo, de modo que si alguien tiene la pista más mínima de dónde encontrar subtítulos en español o inglés (o alemán aunque sea), le quedo eternamente agradecida.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. El Padre Popieluzco fue un ejemplo patente de persona que identificó lo que un dia leí, sobre la correcta manera de vivir: "de forma tal," que hasta el sepulturero lo sienta".

    ResponderEliminar
  12. La vida del Padre Jerzy Popiełuszko me conmovío mucho y hasta lloré por la forma como lo mataron pero me siento muy orgullosa de que en mi Iglesia Católica haya valientes como él ... Dios sabe porque permitió este hecho pero ante la justicia de él nadie ha de escapar... Pueden engañarnos a nosotros pero a Dios nunca .... Dios les bendiga a todos y gracias por subir esta información muy importante desde Ecuador ... Saludos :-)

    ResponderEliminar