TRES PUNTOS

El hombre propone y Dios dispone. Tengo que echar mano de nuestro refranero para empezar esta entrada. Ayer recibí un mensaje que me entristeció y mucho. Tanto, que fue capaz de tumbar mi ánimo a seguir en la blogosfera. Me sentí abatido, tras unos meses de dudas y desasosiegos, ante comentarios donde las formas , no correspondían a lo que yo interpreto como caridad cristiana. No juzgo como la puede entender cada uno, ni que mi forma de razonarla ,sea la correcta, pero es la que creo que Dios me pide a ,y la exigencia en vivirla la tengo conmigo.

No soy un hombre de carrera, ni tengo pretensiones de mostrar sabiduría y conocimientos. El día que decidí crear el blog lo hice con la finalidad de transmitir cosas sencillas ,que empezaron de forma familiar y sin una meta concreta. Pero como dice el profeta Isaías refiriéndose a Dios:”no son mis pensamientos vuestros pensamientos, ni vuestros caminos son mis caminos” (Is55,8)de esta forma mi bitácora ha ido adquiriendo lo que se clasifica en la red como blog católico.

¿Y qué es un blog católico? Pues yo lo entiendo, como una página ,donde se comparte con los demás la vivencia personal de la fe, donde se facilita información sobre la misma y donde en la mayoría de los casos se recibe más de lo que se da. Y en esta clasificación, entiendo que haya (gracias a Dios) quien quiera mostrar una faceta más teológica, doctrinal, o de predicación de la Palabra de Dios. Mi objetivo es algo más llano. Por eso ,las controversias no tienen cabida en esta página. Sí la información, el debate sereno y cualquier opinión que respete al otro.

Las formas a la hora de debatir, sí son importantes, tanto que puede suponer el que uno se abra o se cierre en su acierto o en su error. Y si no se llega a un consenso, tenemos los católicos un arma muy eficaz que es la oración, ella es la que alcanza de Dios todo lo que pidamos con el corazón.


Decía que ayer, me sentí abatido, y tomé la decisión de abandonar el blog. Pero debo escuchar y ver lo que Dios manifiesta a través de los demás. Desde que publiqué la entrada, no he dejado de recibir e-mails pidiéndome que no abandone, y lo que más me ha sorprendido es que no conocía a varios remitentes. Seguidores de Siete en Familia , desconocidos, y que de forma silenciosa visitan cada día esta página. He sentido cierto pudor ante las palabras que me han dirigido. Ha sido emocionante tener conocimiento de que unas monjitas (así se autodenominan) copian varios de los post que aquí se publican. Y finalmente, han sido imponentes las muestras de cariño que muchos me habéis manifestado. Iré respondiendo a vuestra amabilidad en estos días.

Hace poco más de un mes, un gran hombre de Dios, ante mis dudas me escribió: “que el blog ya no me pertenecía, que era de Dios, que sólo la titularidad del mismo es lo que podía atribuirme. Que ante las dificultades, empezara a pedir como una jaculatoria durante la jornada, las palabras del salmo. Dios mío ven en mi auxilio, Señor date prisa en socorrerme”. Y me consolaron enormemente. Tanto que no he dejado de repetirlas desde entonces.

He recibido también el aliento de algunos sacerdotes que coinciden en que no deje el testimonio de fe que en este blog se da a través de muchos. Uno de ellos en concreto ,es el que ha dicho de forma contundente: “que ni hablar de cerrar el blog”.

Ante estos indicios debo replantearme mi decisión. ¿Acaso no estamos convencidos de que Dios manifiesta su voluntad cuando quiere y como quiere? Tras verificar el mismo contenido en todos los mensajes y consejos recibidos, no me queda más que decir Sí a Siete en Familia.

Para la nueva etapa que si D.q. iré retomando tras las vacaciones voy a dejar claro tres puntos.

Mi única y gran titulación que poseo, es la de Hijo de Dios, dotado de una total libertad que nada ni nadie puede quitarme.

Para el segundo punto ,hago mías las palabras de blogueros ,que tienen en sus bitácoras y que me permiten usar en la mía “No busques otra cosa, aquí solo se reparte amor...” “ aquí se opina pero no se juzga nada ni a nadie.

Y por último las reglas que voy a aplicar, no son mías. El sacerdote que me anima a no cerrar el blog, me concede su permiso para copiarlas . Desde hoy ,estas son las que regirán en este lugar. Hay muchísimos blogs católicos en la red, diferentes estilos, que cada uno entre donde considere que puede amar y servir mejor al Señor. Nadie me debe nada, así que libremente puede optar por abandonar esta casa. Siempre estará abierta para quien respete lo que en ella se pide.

Gracias. Muchísimas gracias por vuestro cariño y apoyo.

El autor del blog se reserva el derecho de borrar total o parcialmente los comentarios que considere inaceptables, ya sea por no ajustarse al tema de la entrada publicada, por contravenir la Política de contenido de Blogger o por otros motivos.

- Si quieres incluir un enlace que contribuya a enriquecer el tema, es imprescindible que lo acompañe una breve descripción o resumen de su contenido.

- Se podrán bloquear todos los comentarios de un visitante que suplante a otra persona o reiteradamente infrinja las normas.

- Si se desea hacer un comentario sólo para el autor del blog y que no se publique, basta con indicarlo en el texto del mismo.

- Los comentarios no se publican automáticamente. El tiempo de demora no se puede predeterminar ya que en este blog siempre serán moderados previamente.

Quizás sea bueno que todos, antes de participar, consideraramos esto:

"Se ha de presuponer, que todo buen cristiano ha de ser más pronto a salvar la proposición del prójimo, que a condenarla; y si no la puede salvar, inquira cómo la entiende, y si mal la entiende, corríjale con amor; y si no basta, busque todos los medios convenientes para que, bien entendiéndola, se salve" (San Ignacio de Loyola).

24 comentarios:

  1. Mi corazón canta glorias y alabanzas al Señor, gracias, gracias mil gracias por este acto que yo entiendo de gran generosidad. Mil gracias y un gran abrazo, hoy es un día para estar alegre.

    ResponderEliminar
  2. Caro Angelo: ¡re-bienvenido!
    Sea lo que sea que hagas, sabes que cuentas con mi apoyo y respeto.
    ¡Ánimo y al toro!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Querido Ángel:

    Por lo que veo estás pasando momentos difíciles en los que debes tomar decisiones.

    Llevo días viniendo a verte para darte un beso, decirte que aunque no te deje comentarios, te leo, te tengo un gran cariño y siempre te recuerdo, amigo. Pero no había "pestañita" para abrir la ventana de comentarios (¿?)

    Hoy he visto que ya la has abierto y me he puesto muy contenta...

    ¿Te sirvo yo como "señal" para que no dejes este amoroso y bello blog y continues adelante, siempre adelante, Ángel...?

    ;)

    Un abrazo enorme, os deseo a tí y a tus seis joyas ;) que paséis unas vacaciones estupendas.

    ResponderEliminar
  4. Me alegro mucho Angelo. Yo soy de las que en silencio han orado por que esto sucediera, no se como ayudar a las personas cuando yo misma me encuentro en medio de la tormenta. Te debo un email. Y te quiero.

    Que Dios te bendiga.

    ResponderEliminar
  5. Hola Angelo. Me alegra que el blog prosiga y las nuevas disposiciones.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Querido Angelo, con sorpresa y alegría veo que continuarás en tu camino bloguero.
    A mí personalmente me ayuda bastante leerte, han sido muchas las ocasiones en que he llegado con algun desasosiego o tristeza y en tus posts he hallado respuesta y consuelo.
    Pienso que tienes la mejor escuela y preparación para escribir y ésta el el Amor de Dios.
    Gracias!

    Besitos desde Lima, Perú.

    ResponderEliminar
  7. Ante todo ¡Felicidades Angelo! ¡Gracias por escuchar y atender los consejos de los que saben!
    ¡Que el Señor te llene de su sabiduría y paciencia para continuar en este bello apostolado!
    Estas en mis humildes oraciones.
    ¡Felicidades por esta descición de continuar, el Señor te premiara!

    ResponderEliminar
  8. Sigo unida a los "siete mil en familia".

    Las fotos me han hecho reir a carcajadas. Gracias.

    ResponderEliminar
  9. Querido Angel: me has dado una gran alegría, ni te lo imaginas.

    Me parece muy bien que hayas hecho esa declaración de intenciones tan puntual. También creo que la moderación de comentarios es necesaria, no sólo por ti, sino por todos los que te siguen, ya que a veces algun comentario puede afectar a otros.
    La fórmula de "NO PUBLIQUES ESTO" es muy práctica, pues a veces necesitas decir algo sólo al administrador del blog y con un imail se tarda más.

    En fin que estoy muy contenta, pues tu blog es muy necesario para enseñar y apuntalar a los demás. Y que quede bien claro que, aunque el blog ya no sea tuyo, sino del Señor, Él lo ha puesto en tus manos y tú eres el administrador que puede hacer y deshacer como Dios le Dé a entender, nadie, nadie, puede imponer nada, ni manifestar opiniones contrarias a la caridad o a tus directrices, al que no le guste que no entre.
    Católicos o no lo principal es actuar con auténtica libertad interior.

    Comprendo que se lleva uno muchos disgustos, pero no se debe cerrar un blog por dos o tres o más que vengan a incordiar.
    Así que felicidades, querido Angelo por esta sabia decisión de regresar a este rincón de luz.

    Un beso con todo mi cariño

    ResponderEliminar
  10. Angel, cuando leí que ibas a cerrar, dije "Ayyyyy que pena, es uno de los mejores que leo", pero también me recordé de Santa Teresa de Ávila y dije: "pronto empieza el diablo a molestar. BUENA SEÑAL" por eso no me mortifiqué de que fueras a cerrar, porque si tu blog viene de Dios, continuarías, pero si viene de ti, y de tus propias fuerzas, era humanamente lógico que cerraras. Así que Dios escribe recto con líneas torcidas. Y además cuando se reza el rosario por los blogs, es lógico que el "otro" no quiera que sigan, así que a mete su pezuña para fastidiar y no quiere que se evangelice. Tu ofrece a Dios tus quehaceres que "¿QUIÉN COMO DIOS?" Una abrazo, tu amigo en la FE. Ramón.

    ResponderEliminar
  11. Me has causado una gran alegría, porque imagínate, recién trato de unirme a la gran familia y me entristezco con esta noticia.

    Es una alegría que este blog sea un consuelo, un ánimo para muchos y para muchos, entre los muchos Blogs Católicos que hay, son pocos los que se mueven en estos sentimientos de fraternidad y de la caridad cristiana, conquistando corazones para el amor de esta forma tan bella.

    Verdaderamente la falta de unidad es una enfermedad en la Iglesia (que entre otras cosas, todos profesamos como UNA y Santa) y si, uno falla, y debe promover, dentro de nuestros hermanos que poseen la misma fe, la misma esperanza y estamos visiblemente unidos en la misma familia, la unidad en el amor.
    Cómo dice el P. Eliécer Sálesman: "Concede y declina a la opinión del otro, hay cosas que no podemos admitir como aceptar una doctrina errada o negar la verdad de Jesús y su Iglesia, pero en todas las demás cosas, que son tonterías, concede y bien entiéndelas"

    Que bueno que sigas, Dios te bendiga.

    ResponderEliminar
  12. Sean dadas gracias a Dios, por mostrarte el camino de la perseverancia gracias a tantos amigos que te han escrito. Es reconfortante saber que te tenemos de nuevo a ti y como eres.
    Un abrazo enorme Angelo, llevandote a la Eucaristía de hoy y tu blog.

    ResponderEliminar
  13. Mi respuesta... por mail. ABRAZOS, SIEMPRE CONTIGO.

    ResponderEliminar
  14. Querido hermano Angelo, me alegra que este nuevamente con nosotros es duro esto del internet, pero más duro es el mensaje del Apóstol "ay de mi sino evangelizare", los que le desprecian se siente interpelados por sus mensajes, o sea, no hay indiferencia ante lo que nos transmite.

    No soy un gran maestro para dar enseñanzas, pero quiero compartir con usted que yo pensé hace unos meses,el retirarme pero la petición del papa y los consejos de mi director espiritual me ayudaron mucho a seguir. Algo de eso hablo en el post que hice para mi primer aniversario y que si usted gusta puede volver a leer, si de algo le sirve.

    Bueno de todos modos creo que usted ya se animo a seguir adelante.

    Bendiciones.Ánimo.

    ResponderEliminar
  15. "Aleluya" esa fue la palabra a verte de nuevo y otra muy bella,MAHALO,en Hawai es la palabra que dicen para agradecer y es lo que me dice el corazón.
    "Feliz regreso" Dios te bendiga.
    Un fuerte abrazo...

    ResponderEliminar
  16. Gracias.
    Buenas las razones para dejarlo.
    Buenas las razones para continuar.
    Que Dios continúe guiando tus pasos.
    Desde la oración y el silencio, sigo aquí.

    ResponderEliminar
  17. CARO FRATELLO:

    Además del mail que sé que ya has recibido y leído, siento la necesidad de comentar también aquí, públicamente, mi opinión sobre tu decisión final.

    Inicialmente, tengo que decir que, claro que me alegra que no te vayas. Aunque siempre hubiese respetado e incluso apoyado cualquier otra decisión, sé que en tu proceder siempre es pensado, repensado y meditado y siempre llega después de unas buenas oraciones y habiendo oído buenos consejos, por eso, decidieras lo que decidieras, está bien hecho…., no lo dudes, ni decaigas en el desánimo. Todo lo contrario, ¡arriba los corazones, animo y hacia delante y hacia arriba!
    De todos modos, sea con este u otro blog tu bien sabes que el Papa nos urge a seguir en esta brecha digital para servir como podamos, y en eso sé que cuento contigo.
    .
    En otras muchas cosas, estoy de acuerdo contigo, un blog es algo muy íntimo, muy personal, algo en lo que tú decides verter tu alma, para compartirla libremente.

    ¿Quiénes somos los lectores para intentar dirigir y mucho menos coaccionar, ni fondo, ni forma?

    Simplemente, no tenemos derecho.

    El consejo, es bueno siempre que no esté escondido bajo ninguna forma de presión. Claro que la discrepancia, a veces es edificante, de hecho, como le gusta repetir a Martín Valverde, tener a alguien en contra es bueno para pensar; pero…., una cosa es la amorosa corrección fraterna y otra es la imposición, como cristiano, para mi, esta última es inadmisible.

    Te animaría también querido Angel, a “oír” pausadamente cada uno de los buenísimos mensajes de los grandes amigos que te has forjado en este año y poco, de trayectoria bloguera… Cada uno de ellos es oro puro y denotan el gran cariño que te tenemos y la necesidad de seguirte, aquí o allá, tú y tus grandes iniciativas –inspiraciones- son referencia en la red y estoy seguro, surgiran nuevas en las que también estaremos contigo en la misma barca, la de Pedro.
    La delicadeza con que tratas todos los temas y nos tratas a los demás, es un signo del amor de Dios y para eso no hacen falta estudios, ni carreras; Tú estás en la mejor de las carreras posibles, y contigo nos arrastras. Dicen que no hay nadie imprescindible, pero tu nos has enseñado que para Dios, nadie es prescindible. Por eso tu, eres necesario.

    No sufras, ni te desesperes; a pesar de las dificultades e incomprensiones, lo estás haciendo bien, sigue rezando con fuerza y dando toda esa luz y alegría que tienes dentro.

    Mi consejo final, es que sigas andando, que no te detengas. “No me pidas que me pare, si por andar te he encontrado” decía el poeta; porque allí donde vayas, allí donde estés, yo, y otros muchos, estaremos siempre contigo.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Hola Angelo.
    Sólo quiero decirte una cosa muy simple: SIGUE ADELANTE CON LO QUE TE DICTE EL CORAZÓN.
    La iglesia, como muy bien sabes se compone de personas, y cada una de ellas es totalmente distinta a la otra. Lo que pasa es que como seres humanos que somos, estamos inmersos en dos facciones: Las positivas y las negativas.
    Hay miembros dentro de la iglesia que crecen más que otros, y esos pobres que decrecen demuestran a veces su inconformismo de una manera terca y con falta de lo que los cristianos deberíamos de tener como estandarte: El respeto en el amor.
    Lo que te ha ocurrido hoy a ti, les pasa a otros, y en otras situaciones habidas dentro de nuestra iglesia, han ocurrido cosas terribles por esa misma terquedad y soberbia.
    Sabes muy bien que el Espíritu de Dios nos guia y nos infunde el ánimo para ir hacia un lado u otro, y en tu caso Angelo, creo que te ha dirigido en la dirección correctísima.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Me alegro que siga este blog que tanta paz y caridad derrocha y conagia. No sé , hace un tiempo decidí no hacer ya comentarios , ni siquiera meterme en blogs que por muy catolicos y buena intención me quitaban tiempo ultimamente hasta paz . No se pero siempre me ha gustado meterme aquí y aunque de forma silenciosa siempre he seguido los post , me ayudaban en la oración y sobre todo notaba la caridad , la comprensión por encima de todo y eso es lo importante ,lo que nos une y nos ayuda a todos.
    Me alegro y doy gracias a Dios y seguiré estando ahí deftrás , silenciosa.
    Muchas gracias

    ResponderEliminar
  20. Querido Ángel:
    Creo que eres sabedor del tremendo aprecio que te tengo y te aseguro que lo que te digo no es ningún formulismo.
    Te visito de vez en cuando, no con toda la frecuencia que me gustaría pero creo que ya sabes de lo esclavo que termina haciéndote un blog en cuanto a repartir el tiempo se refiere. Eso sí, cuando lo hago echo marcha atrás para leer entradas anteriores. Si no ves mis comentarios no es porque no te haya visitado y leído.
    Antes de ayer vi lo del abandono de tu blog y me cogí un "cabrero" monumental, esta vez sí, quise escribir un comentario pero no se ofrecía la posibilidad.
    Creo que en temas Católicos, lo mejor que he visto por estos medios, son... (sin presuponer el orden de valía y sí el de antigüedad en la amistad) El
    (o los) de Militos, el (o los) de Arcendo y el tuyo. Creo que sería una enorme pérdida para los que venimos a beber en cualquiera de estas fuentes, encontrarlas cegadas y secas.
    No sé lo que ha sucedido pero te mando mucho ánimo y un abrazo con todo el afecto de siempre.

    ResponderEliminar
  21. ¡Hola Angel!Menuda sorpresa me he llevado,al abrir hoy el bolg, nuestro blog,que alegría, te confieso aquí entre nos... que estado orando mucho ante nuestra Señora del Perpetuo Socorro y algún puñado de rosarios también le he encargado, por este trabajo de entrega que tienes, que aunque yo tenía pocos días de visitante, le echaba de menos.
    No tienes carrera, ni profesión , pero que carrera , te ha dado el Esìritu Santo, me han hecho llorar con tus comentarios y lo he sentido tan fuerte,solo quiero decirte GRACIAS, por tanta sed que hay en el mundo de recibir trigo y pan, que es lo que tu das en el blog, te envío un enlace, esta es la señora a quien le pedí con el Corazón, además dedicamos el programa a ella.
    http://www.redentoristas.org/
    cariños y perdona por escribir tanto.

    ResponderEliminar
  22. Ángel, me alegro de que sigas por aquí. Hoy precisamente me he acordado de todos vosotros en el Rosario bloguero, para que todos continuemos nuetro camino con ánimo. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  23. ...hay si hubieras cerrado...no te habría conocido...y yo seguiría entre tinieblas...y...

    Madre mía Angelo,bendita la decisión que tomaste :)

    Un cariñoso saludo.

    ResponderEliminar