16 CARMELITAS


Las noches calurosas de verano pueden ofrecernos ocasiones para disfrutar de algunas bellezas, cuando el sueño y el bochorno no se reconcilian. Hoy os presento una que descubrí cuando tenía unos 10 años. Me quedó grabada en la mente. Se trataba del final de una película del año 1960. Unas monjas que cantaban mientras se dirigían a ser ejecutadas en la guillotina . No recordaba nada más del film. Hace unos años volví a encontrarme con esta maravilla y pude disfrutarla con gran emoción. Os invito a contemplar esta gran obra.DIALOGOS DE CARMELITAS.

La guillotina cortaba cabezas a placer durante la Revolución Francesa, y fueron muchos los católicos que dieron su vida por Jesucristo bajo las iras del pueblo que había apostatado de la fe. La obra Diálogo de carmelitas de Bernanos hizo más conocido el episodio del martirio de las dieciséis monjas carmelitas del Monasterio de Compiegne, en los alrededores de París.
En medio del furor revolucionario, la Superiora propone a las monjas:
- ¿Qué les parece si nos ofrecemos a Dios como víctimas, para desagraviarle de tanto crimen y pecado, para aplacar su ira, para alcanzar la paz del Estado y que cese la persecución a la Iglesia? Las religiosas, , responden que sí, que están dispuestas a semejante sacrificio. La gracia había triunfado en todas ellas, y cada día se renovaba el ofrecimiento en la oración. Un día se presentan en el monasterio los delegados del Directorio exigiendo a las monjas que se despojen de sus hábitos, las obligan a separarse en cuatro grupos, a los que distribuyen en distintos lugares, y les prohíben llevar vida de reglamento, de obediencia y de comunidad: -¡Libertad, igualdad, fraternidad!... Y esa manera de vivir suya es una esclavitud...


Las monjas no se rinden. En sus respectivos domicilios, fieles a su Regla y al ofrecimiento que habían hecho como víctimas al Señor, llevan adelante su vida conventual, rezan y hacen penitencia como dentro del monasterio. Acusadas de llevar una vida semejante, sufren un registro riguroso, y, con lo que se encuentra, la autoridad ya tenía lo suficiente para acusarlas y llevarlas al suplicio: -¿Qué significan estas cartas de sacerdotes, con novenas, devociones al Corazón de Jesús y al Corazón de María, y eso que llaman dirección espiritual? ¿Y esta imagen del Sagrado Corazón? ¿Y este retrato del rey ajusticiado?

La acusación resultaba evidente, y pudo venir la orden inapelable:
- ¡Deténganlas por rebeldes! Esas ciudadanas religiosas, burlando la autoridad, traman contra el Estado, quieren reinstaurar la monarquía, y practican la religión proscrita. Son pruebas suficientes de culpabilidad. Detenidas las dieciséis, son llevadas al monasterio de la Visitación, convertido en cárcel. Unos días más, y las trasladan definitivamente a París, donde van a parar a la terrible prisión de la Conserjería.

Era el 204 de Junio de 1794. Allí encuentran sacerdotes, religiosas, seglares católicos, todos ellos en espera de lo peor. Las Carmelitas que llegan traen una oleada de optimismo. Rezan, cantan, inspiran amor grande a Jesús y a la Iglesia…

Están todas convencidas de lo que les espera. Porque ven que se va a cumplir la profecía de una monja muy santa, Sor Isabel, que, hacía ya un siglo, había vivido en el monasterio y dejó el recuerdo de una visión que tuvo un día:
-He visto a las religiosas del convento entrar en el Cielo, cubiertas con un manto blanco muy resplandeciente y sosteniendo una palma en sus manos.

Esta tradición del monasterio no podía significar otra cosa que el martirio. Entonces, ¡todas a morir ahora por la fe! Había llegado el momento dichoso. El 17 de Julio, día siguiente del Carmen, se les comunica la sentencia de muerte, que debe ser ejecutada sin dilación. Al atardecer, cargan a las dieciséis en varias carretas, y llegan a través del gentío hasta la Plaza del Trono donde se alzaba la guillotina.

Divisado el patíbulo, empiezan las mártires a cantar himnos sagrados: el Miserere, la Salve, el Te Deum en acción de gracias, y, al pie del cadalso, el Veni Creator al Espíritu Santo.

La última en morir es la Superiora, Sor Teresa de San Agustín, que tan bellamente había preparado a las súbditas para el martirio, y que repetía: “El amor será siempre el que venza. Cuando se ama, se puede con todo”.


Fuente:iial.org/evangelizacion


22 comentarios:

  1. Hola Ángel; ¡Qué gran resumen! Recuerdo que vi la película hace muchos años y me impresionó. Siempre es bueno traer a la memoria esta tipo de pelis, sobre todo para recomendar a nuestros hijos. Tienen unos valores que ahora escasean un poco. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Gracias, siempre he oido hablar de esta película y nunca la había visto, aprovecharé algún rato del domingo para irla viendo aunque sea poco a poco.
    Feliz verano.

    ResponderEliminar
  3. Disculap, Angel, se me olvidó, es decirte que hace mucho no logro entrar en tus enlaces. ¿Me podrías indicar cómo hacerlo? Gracias.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por compartir sobre esta pelicula, justamente la vi anunciada en la Opera de Pittsburgh para el proximo año, y con lo que escribiste, ya me animaste a ir a verla...

    ResponderEliminar
  5. Cantar mientras se va hacia la muerte, quizás sea eso lo que yo más desee de todo lo que pudiera elegir.

    (No se lo digas a un psiquiatra, que a menos que sea muy creyente no lo entenderá).

    Actitud propia de los que no son de este mundo, o mejor dicho de los que llevan dentro al que no es de este mundo.

    Incluso Jesucristo pasó por el abandono en el Huerto de los Olivos, se lo quedó todo, se llevó todo el sufrimiento él, ni siquera Él fue cantando a la cruz. Gracias a aceptar ese cáliz, esa voluntad del Padre, muchos mártires fueron corderos que aun a sabiendas que iban al matadero iban cantando.

    Como la del Beato Martín (cuya foto tienes puesta a la derecha en el bog Ángelo) y su cara de paz instantes antes de ser fusilado, su paz en su rostro, en sus ojos que hablan de lo que lleva el corazón que bombea dentro de ese bendito cuerpo.

    PAZ!

    Pablo Dominguez lo captó enseguida.

    ¿O lo ves o no lo ves? ¿o lo tienes o no lo tienes?.

    Quién tiene a Dios, lo tiene todo.
    Quién no tiene a Dios, no tiene nada.
    No existe la verdadera felicidad fuera de Dios.

    No sé si el momento de mi muerte lo conseguiré afrontar de esa manera, lo que sí sé es que en algunos momentos de mi vida, he deseado morir y no por desprecio a la vida, o por huir de un mundo que no me trata bien...todo lo contrario, de alegría después de una buena confesión y recibir la Eucaristía.

    Ójala el día de nuestra muerte vayamos todos cantando.

    ResponderEliminar
  6. Hola Angelo, cuanto tiempo...espero que estes pasando un feliz verano en familia y si estas trabajando o en casa, también :-D me ha gustado mucho tu entrada, he visto la pelicula y me ha gustado mucho, pero he dado un arton de llorar...je,je..grácias, grácias, por compartirla, tantas peliculas que desconocia y que he visto gracias a ti, religiosas la mayoria y que me han llegado al corazón, bueno, ya no se más que decir..que Dios te bendiga y besos y abrazos !!!!!

    ResponderEliminar
  7. Fascinante la referencia cinematográfica que nos compartes. De verdad que nos haces mucho bien al inyectarnos de tan excelentes testimonios.

    ResponderEliminar
  8. Gracias, Ángel.
    Preciosa película.

    ResponderEliminar
  9. Hace muchos años que vi esa película que también me impresionó.
    Casi nunca las consignas políticas van acorde con ellas, y como siempre ocurre en todas las revoluciones, los que callan en su humildad son los que pagan los arrebatos de los desequilibrados.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Vi la película hace muchos años y me impresiono mucho, nunca he podido olvidarla.Gracias por el excelente resumen que has hecho de ella.Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Hola Angel, con este post me has dado un motivo maravilloso para contar sobre la Opera en mi blog. No lo hago ahora que son las 1:00 am aquí en canarias, pero espero poder postear algo mañana. Ya te aviso para que escuches el final musicalmente escrito por Poulenc, lo que he conseguido en Youtube es absolutamente impresionante, es un montaje del acto final que deja con la boca abierta, al menos a mi. Un abrazo muy grande.

    ResponderEliminar
  12. Gracias Angelo! Que buena la película que recomiendas. No la había visto aún y ahora me parece una muestra de la espiritualidad profunda.
    Alabado sea Dios de que este blog siga adelante.
    Cristo te cuide.

    ResponderEliminar
  13. ANGELO,AMIGO ME PASO,A REAFIRMAR QUE SOMOS UNO EN CRISTO JESUS,DEFENDIENDO LA VIDA,NUESTRA IGLESIA CATOLICA,Y DANDO MI APOYO AL SANTO PADRE,EL PAPA BENEDICTO XI.
    SIEMPRE REZANDO POR LOS BLOGS CATOLICOS,LOS DIAS SABADOS.
    AMIGO QUE LA PAZ DE DIOS REINE EN TI Y TU FLIA.
    TE ABRAZA ANGELINA PA, SERVIRTE.

    ResponderEliminar
  14. "Diálogo de carmelitas" es una obra de Georges Bernanos; a quien le haya gustado la película recomiendo lea la obra pues siempre o casi la supera el escrito original. Está basada en hechos reales ¡claro! que pasaron durante la Revolución.
    La vi de niña y me dejó conmocionada como una de tantas historias que nos contaban las monjas paúlas y los mismos misioneros. Entonces los niños oíamos contar este tipo de cosas: que los cristianos daban la vida por Cristo.

    Gracias por esta entrada, he recordado algo muy grato.

    ResponderEliminar
  15. Hoy me llama la atención que haya realizado este post un día antes de la fiesta de la Virgen del Carmen, sin haberlo previsto.Y que sean las vísperas del día del martirio de estas 16 monjas.
    ¿Estarán diciéndonos que nos encomendemos a ellas? Pues aprovechemos para pedirles que nos alcancen del Señor esa fuerza en la fe que ellas recibieron. Gracias a todos por vuestros comentarios.

    ResponderEliminar
  16. Vaya, no será casualidad, será conexión con el cielo.
    Esa última frase de la superiora es impresionante.

    ResponderEliminar
  17. ¡Mil gracias, Ángelo! Mañana, o sea hoy ya, lo veré, pues es muy tarde, y justo será el día que se cumple su martirio, como han dicho más arriba.

    Y gracias a Dios por San Juan de la Cruz, Sta Teresa de Jesús, Sta Edith Stein (no recuerdo ahora su nombre como religiosa), Sta Teresita, Sta Teresa de los Andes... y tantos santos y santas anónimos vinculados al Carmelo. ¡Qué corona más hermosa allí en el Cielo! Y oremos por tantos carmelitas actuales y laicos próximos al Carmelo, seamos su refuerzo en su vida que es llama de Dios, testimonio vivo de los que no se pueden apagar si no es con la vida. ¡Gloria a Dios! "C. G."

    ResponderEliminar
  18. Pues yo había pensado que habías traido al blog la película porque era el día del Carmen precisamente.

    ¿Casualidad o "casualidad"?.

    Sí, encomendémonos a ellos, y que si llegara el caso todo el mundo a morir cantando!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  19. Hace tiempo que oí hablar de esta película. No la vi y la había olvidado. Gracias por recordármela. Y además la has colgado toda ella íntegra. ¡Qué maravilla!, ¡no me la pierdo!
    Muchísimas gracias. :D

    ResponderEliminar
  20. Que Dios bendiga a tu esposa y tus cinco hijos. Me imagino que ha de ser una familia muy hermosa.

    Saludos desde Nicaragua

    ResponderEliminar
  21. Hola Angelo,un post bien resumido.Os deseo un buen fin de semana.Recibe un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  22. Hola Ángel, hecho, ya colgué el post de la opera de Diálogo de Carmelitas.

    Un abrazo.
    http://nocheoscuradelalma.wordpress.com/2010/07/18/dialogues-des-carmelites-dialogos-de-carmelitas/

    ResponderEliminar