El primero en beber el cáliz de la pasión




Este Santiago, juntamente con Pedro y Juan, pertenece al grupo de los tres discípulos privilegiados que fueron admitidos por Jesús a los momentos importantes de su vida.

Santiago pudo participar, juntamente con Pedro y Juan, en el momento de la agonía de Jesús en el huerto de Getsemaní y en el acontecimiento de la Transfiguración de Jesús. Se trata, por tanto, de situaciones muy diversas entre sí: en un caso, Santiago, con los otros dos Apóstoles, experimenta la gloria del Señor, lo ve conversando con Moisés y Elías, y ve cómo se trasluce el esplendor divino en Jesús; en el otro, se encuentra ante el sufrimiento y la humillación, ve con sus propios ojos cómo el Hijo de Dios se humilla haciéndose obediente hasta la muerte.

Ciertamente, la segunda experiencia constituyó para él una ocasión de maduración en la fe, para corregir la interpretación unilateral, triunfalista, de la primera: tuvo que vislumbrar que el Mesías, esperado por el pueblo judío como un triunfador, en realidad no sólo estaba rodeado de honor y de gloria, sino también de sufrimientos y debilidad. La gloria de Cristo se realiza precisamente en la cruz, participando en nuestros sufrimientos.

De Santiago podemos aprender muchas cosas: la prontitud para acoger la llamada del Señor incluso cuando nos pide que dejemos la "barca" de nuestras seguridades humanas, el entusiasmo al seguirlo por los caminos que él nos señala más allá de nuestra presunción ilusoria, la disponibilidad para dar testimonio de él con valentía, si fuera necesario hasta el sacrificio supremo de la vida. Así, Santiago el Mayor se nos presenta como ejemplo elocuente de adhesión generosa a Cristo. Él, que al inicio había pedido, a través de su madre, sentarse con su hermano junto al Maestro en su reino, fue precisamente el primero en beber el cáliz de la pasión, en compartir con los Apóstoles el martirio.

Podemos decir que el camino no sólo exterior sino sobre todo interior, desde el monte de la Transfiguración hasta el monte de la agonía, simboliza toda la peregrinación de la vida cristiana, entre las persecuciones del mundo y los consuelos de Dios, como dice el concilio Vaticano II. Siguiendo a Jesús como Santiago, sabemos, incluso en medio de las dificultades, que vamos por el buen camino. (Benedicto XVI)

15 comentarios:

  1. Paz y Bien!
    Lo primero gracias por visitarme,lo segundo maravillosa entrada.
    Espero seguir viéndonos por aquí.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado lo del camino interior.
    ¡Buen domingo jacobeo!

    ResponderEliminar
  3. Estimado Angelo,gracias por tu visita. verás es muy fácil escribir mis relatos de kinfancia porque mi mamá a los 7 años me regaló mi primer diario, consta de 35 diarios hasta los 18 años que fui interna en la Escuela de enfermería del hospital de la santa crus y San Pablo en Barcelona. Aquí lo relatos ya son de otrocontenido.así que no te extrañe que tenga tanto que contar, solo tengo que corregir las faltas de ortografía, en esto siempre fui experta jaja!!
    Y recordando a la festividad de Santiago Patrón de España, algo o mucho ya olvidado su patrocinio, me da nostalgia que no sea fiesta en todo el territorio Nacional. Para mi ESPAÑA aún que soy catalana y amo a mi tierra, me siento muy española.
    Con ternura.
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  4. ¡Gracias por tu comentario en mi blog, rezamos por las intenciones de los dos, un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Hola Angelo, que bonita música hay hoy de fondo: Me has hecho pensar mucho en el momento que bajé a la tumba del apóstol, allí por el año 1999 y estuve de rodillas un rato largo frente a él, y me entristece no haber meditado más en profundidad sobre lo que hizo por nuestra Fe, ya que estaba tan maravillado de todo lo que me rodeaba, que poco le dediqué a San Santiago Apóstol. Hoy me ha hecho meditar algo más y te lo agradezco, tus escritos tienen un contenido maravilloso. Gracias por este blog tan bueno.

    ResponderEliminar
  6. Primero explicar algo que yo sé que a tí no hace falta que te explique Ángelo, pero para recordar a los que lo saben y sepamos dar una respuesta a quienes se interesen por estas cuestiones.

    San Esteban es llamado "el protomártir" pues fue mártir antes que Santiago, pero Esteban no era un apóstol de los directamente nombrados por Jesús, sino un jefe de diáconos nombrados por los apóstoles. Por eso Santiago es considerado el primer mártir por Jesús, y Esteban se le llama protomártir.

    He llegado a escuchar a gente enemiga de la Iglesia que ésta nos ha mentido por éste y muchos aspectos desde hace 2.000 años, de ahí que sepamos defender nuestra fe.

    Un tal Josías (según las revelaciones de Jesús a la mística Beata Catalina Emmerick, las cuales recomiendo leer en su totalidad) se chivó de dónde y quién era Santiago, y al instante nada más hacerlo, se arrepintió de ello, tanto que pidió perdón a Santiago.

    Santiago le perdonó de inmediato y le preguntó a Josías:

    -"¿QUIERES BAUTIZARTE?"

    A lo que Josías contestó:

    -"SI QUIERO!!"

    A lo que Santiago respondió:

    -"TU BAUTIZO SERÁ NO DE AGUA, SINO DE SANGRE"

    Y ambos murieron martirizados por su fe ese día.

    "Casualmente" descubrí este pasaje, un mes antes de yo tener un juicio donde unas personas me acusaban de algo que yo no hice, como único testigo llevaban a un joven de mi edad más o menos llamado exactamente igual: JOSÍAS, a pesar de ser un nombre raro en España, y que tras en un principio haberles dado la razón a los acusadores, el día del juicio SORPRENDENTEMENTE SE RETRACTÓ DE SUS ACUSACIONES CONTRA MÍ, (algo que es muy difícil que suceda en juicio cuando ya se ha dicho por escrito) hecho que sacó de quicio a la señora Fiscal, y abogado de la acusación, y quedó perpleja a la señora jueza, porque esa era la única prueba que tenían contra mí.

    Pero las escrituras tan proféticas como siempre, volvieron a cumplirse y esta vez un tal Bruce y de nuevo un tal Josías esta vez a finales del año 2.009, volvían a recibir ambos su "bautismo de sangre", la jueza se vio entre la espada y la pared como Pilatos hace unos 2.000 años, no queriendo condenar pero viéndose presionada ante los poderosos, y el público pidiendo paradójicamente una vez más libertad para Barrabás (que en esta ocasión tomaba otro nombre) prefiriendo condenar al inocente, que en esta ocasión no se llamaba Jesús.

    GRACIAS SEÑOR POR ENSEÑARME LO QUE TÚ PASASTE DE LA MEJOR FORMA POSIBLE QUE EXISTE, VIVIÉNDOLO EN MÍ MISMO.

    ResponderEliminar
  7. Coincido con Ramón. La música que has elegido hoy pone la piel de gallina. Dime por favor la dirección de youtube.

    De Santiago siempre me gusta hacer la siguiente reflexión:

    El evangelio de la misa nos recuerda hoy la anécdota esta vez en boca de la madre de los dos hermanos (viéndo los textos paralelos vemos que el otro evangelista que relata el mismo hecho no incluye la petición de la madre de los dos apóstoles, sino de una forma directa de Santiago. Es igual, porque es intrascendente ese matiz, lo importante es todo lo que viene después).

    La osadía, tan humana, incluso bravuconería de los dos apóstoles hermanos en querer ocupar un lugar de "bellas vistas en la Gloria".

    Jesús al contrario que el resto de póstoles que con toda razón se irritan, no lo hace, como los grandes, en este caso, el más Grande entre los grandes, entiende la osadía humana, seguramente porque no estaba motivada por un egoismo ni deseo de destacar por pura vanagoria, sino por amor a su Maestro, eso sí, sin saber el alcance de lo que decían, el cáliz que deberían beber.

    COMPENSADO QUEDÓ DE SOBRA ESE HECHO OSADO DE SANTIAGO CON SER LUEGO EL PRIMER MÁRTIR POR JESÚS.

    Jesús, sin duda le tomó la palabra por lo dicho aquel día.

    Señor: perdona mis osadías, no tan puras por amor como las de Santiago y cuando llegue el tiempo de beber el cáliz, tenga el valor con la ayuda de tu Espíritu de compensar las mismas.Amen.

    ResponderEliminar
  8. Son Esos "golpes de humanidad" que tuvieron los apóstoles que nos consuelan a los que con mayor motivo sin duda nos tenemos por pecadores, débiles e imperfectos, y que por tanto necesitamos ver debilidades en los apóstoles para ver que si ellos pudieron, quizás nosotros ( yo al menos salvando las distancias por supuesto) también pueda seguir a Jesús a pesar de esos defectos tan humanos.

    No tengo las citas textuales, ni la referencia de las Escrituras a mano para localizar el texto, pero creo que todos lo recordamos.

    Esa vez en que los apóstoles van en grupo, Jesús camina adelantado a ellos, y les pregunta (sobradamente sabía la respuesta) que de qué venían hablando por el camino. Y ellos le cuentan que sobre quién era el primero entre ellos, y Jesús entendiendo que eran como niños,no se enfada y les dijo aquello de que quién quiera ser el primero que sea el último y sirva a los demás.
    Muy humano eso de querer ser el primero en algo o incluso en todo.

    También reacción muy humana aquella cuando fueron rechazados los apóstoles incluido Jesús y Pedro preguntó a Jesús si MANDAR FUEGO DESDE EL CIELO SOBRE LOS QUE LOS HABÍAN RECHAZADO nada menos!!. Jesús no llamó satanás a Pedro por aquella reacción tan desproporcionada, sino que entendió una vez más esos "golpes de humanidad" cargados de errores, eso sí, después de todo también de la mejor de las intenciones.
    Ya no hablemos de las negaciones de Pedro...etc y tantísimas otras ocasiones donde comprendemos eso que los santos nos enseñaron con sus vidas:

    "QUE SANTO NO ES EL QUE NO CAE, SINO EL QUE SE LEVANTA UNA Y OTRA VEZ"

    ResponderEliminar
  9. Si me das tu permiso me copio este texto,hay alguien cercano a quien le hará bien y debe leerlo...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Gracias por la leccion de hoy.
    Este blog es como el colegio para mi.

    No termino de aprender nunca y que falta me hace.

    Un fuerte abrazo mi hermano.

    ResponderEliminar
  11. ¡Todo aquí es impresionante! ¡Todo, todo!
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. La historia de la muerte de Santiago está contada en los Hechos de los Apóstoles, pero lo que pasó después no se escribió sino que fue transmitida oralmente.

    Resultó que Herodes mandó matar a Santiago y prohibió a los cristianos que le dieran sepultura.
    Ellos recogieron el cuerpo, lo metieron en un ataud de piedra, lo pusieron en un barco y rezaron para Dios fuese el guía de la nave. Así fué, el barco bordeó la costa de España, llegó a la costa gallega y subío por la ría
    de Arosa. Allí lo enterraron.

    Alrededor del año 813, un eremita que alli vivía vió una noche, luz en el monte. Avisó al Obispo, éste mando escavar y descubrieron el ataud de piedra con la inscripción.
    Después se mando construir la catedral y lo demás ya lo sabeis.
    El nombre de Compostela significa campo de la estrella.

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Hermosas palabras del Papa nos regalas, vaya que si, llegó hasta los confines de occidente a evangelizar (de seguro si hubiera sabido que había tierra más allá d España hubiera llegado)

    Muchas gracias, y, coincido con los comentarios sobre la música, te adentra en ti mismo y en lo que lees.

    ResponderEliminar
  14. Madre Agradecida, te agradezco porque tenía muuuuchaaaaaaa curiosidad de saber como lllegó San Santiago a esa ciudad y por que se llamaba Compostela.
    Besiños

    ResponderEliminar
  15. Muchas gracias Pequeña,Quartier Latin,Sor Cecilia,P.José Luís,Ramón,Bruce,Gran Visigoda,Oceánida,María del Rayo,Una madre agradecida,Angelus, por vuestros comentarios, inesperados hoy para mí, y tan enriquecedores. También yo he aprendido cosas que desconocía. Y a los que les ha gustado la múscia decirles que es de
    Djivan Gasparyan. Tiene temas muy hermosos. A mí me gusta mucho
    Un abrazo a todos

    ResponderEliminar