JOAQUIN Y ANA

Gloriosísimos padres de María Santísima, felicísimos abuelos de Jesús, modelos perfectísimos de casados, y dulces abogados míos, yo me alegro con vosotros de aquel gozo y consuelo que tuvisteis cuando, después de una larga esterilidad y de fervorosas oraciones, os avisó el Ángel que tendrías tan santa Hija. ¡Oh, quién supiera imitar vuestras heroicas virtudes! ¡Quién fuera, como vosotros, frecuente en la oración, compasivo con los pobres, amante de la soledad, sufrido en los trabajos y callado en los improperios! A lo menos por las gracias con que os previno el cielo para tan eminente dignidad, alcanzadme que, haciendo siempre la voluntad divina, y venciendo mis pasiones logre la dicha de gozar de vuestra amable compañía en la gloria. Os lo pido por el amor de vuestra benditísima Hija, y por los méritos de vuestro santísimo Nieto Jesús. Amén.


MUCHAS FELICIDADES a las numerosas Anas que conozco,
y a los que llevan el nombre de Joaquín.
¡Que Dios Os bendiga!

6 comentarios:

  1. !Que linda entrada querido Angelo,
    No me llamo Ana, pero el ser abuela me hace considerarla mi protectora, °que importante misión le dio Dios", nada menos que ser la abuela de Jesús, y madre de Nuetra Mdre Celestial María Santísima.
    Gracias como siempre, es un remanso espiritual visitar tu blog.
    Que Dios te bendiga por la gran obra que tienes entre manos, !educar las almas !!!

    Con mucho cariño desde Perú.

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  2. Que buenos modelos tenemos en los padres de la Virgen, que grandes aliados.... gracias a Dios por ellos y a tí, por estar siempre atento a recordarnos estas celebraciones tan necesarias y bonitas. UN GRAN ABRAZO A MI HERMANO DEL ALMA.

    ResponderEliminar
  3. Gracias... gracias por esta preciosa oración que no conocía.
    ¡¡¡Cuantos intercesores tenemos!!!
    ¡¡¡Cuantas gracias debemos dar siempre a Dios!!!
    Siempre GRACIAS...

    ResponderEliminar
  4. Y a los abuelillos ja ja ja.
    Ángel, te olvidaste de nosotros.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué Dios bendiga a también a todos los pueblos y parroquias que han confiado su intercesión y patronazgo a los dulces padres de María y Abuelos de Jesús!

    ResponderEliminar
  6. Qué buenos ejemplos ciertamente como abuelos y padres.

    ResponderEliminar