MARIA Y ALESSANDRO


Hoy se celebra la fiesta de Santa María Goretti , una de las santas que entraron a formar parte de mi vida. Una niña que murió asesinada a la edad de 12 años por preservar su pureza.

Durante mi estancia en Roma,un día, decidimos realizar una excursión a Nettuno,para pasar un día en la playa, pero antes aprovechar la salida, para ir a visitar la casa donde vivió y fue asesinada María Goretti en Ferriere di Conca.


Son de esas visitas que no sales indiferente.La historia in situ, el traje manchado de sangre, las cosas personales de María Goretti, etc. La casa está llena de fotografías donde se muestran la vidaque se llevaba en la casa. En un momento te topas con un cuadrado en el suelo rodeado con una verja (como se ve en la foto inferior en la parte de la derecha),indicando el lugar donde María Goretti cayó tras recibir 14 puñaladas.Hoy, lo que fue la cocina es una capilla.

En la casa vivían dos familias los Goretti y los Serenelli, que tenía un hijo llamado Alessandro de 18 años.Después de tener mayor contacto con la familia Goretti, Alessandro comenzó a hacer proposiciones deshonestas a la inocente María, que en un principio no comprende. Más tarde, al adivinar las intenciones perversas del muchacho, la joven está sobre aviso y rechaza la adulación y las amenazas. Suplica a su madre que no la deje sola en casa, pero no se atreve a explicarle claramente las causas de su pánico, pues Alessandro la ha amenazado: -Si le cuentas algo a tu madre, te mato. Su único recurso es la oración. La víspera de su muerte, María pide de nuevo llorando a su madre que no la deje sola, pero, al no recibir más explicaciones, ésta lo considera un capricho y no concede ninguna importancia a aquella reiterada súplica.

El 5 de julio, a unos cuarenta metros de la casa, hacia las tres de la tarde, en el momento en que María se encuentra sola en casa, Alessandro dice:
-"Assunta, ¿quiere hacer el favor de llevar un momento los bueyes por mí?" Sin sospechar nada, la mujer lo hace. María, sentada en el umbral de la cocina, remienda una camisa que Alessandro le ha entregado después de comer, mientras vigila a su hermanita Teresina, que duerme a su lado.
-"¡María!, grita Alessandro. -¿Qué quieres? -Quiero que me sigas. -¿Para qué? -¡sígueme!
-Si no me dices lo que quieres, no te sigo".
Ante semejante resistencia, el muchacho la agarra violentamente del brazo y la arrastra hasta la cocina, atrancando la puerta. La niña grita, pero el ruido no llega hasta el exterior. Al no conseguir que la víctima se someta, Alessandro la amordaza y esgrime un puñal. María se pone a temblar pero no sucumbe. Furioso, el joven intenta con violencia arrancarle la ropa, pero María se deshace de la mordaza y grita:
-No hagas eso, que es pecado... Irás al infierno.
Poco cuidadoso del juicio de Dios, el desgraciado levanta el arma:
-Si no te dejas, te mato.
Ante aquella resistencia, la atraviesa a cuchilladas. La niña se pone a gritar:
-¡Dios mío! ¡Mamá!, y cae al suelo.
Creyéndola muerta, el asesino tira el cuchillo y abre la puerta para huir, pero, al oírla gemir de nuevo, vuelve sobre sus pasos, recoge el arma y la traspasa otra vez de parte a parte; después, sube a encerrarse a su habitación.

María fue llevada al Hospital de Nettuno; allí, tras infructuosas y dolorosas operaciones, recibió los últimos sacramentos de parte del párroco del hospital, el Padre Temístocles Signori. En su lecho de muerte, entre otras cosas, María perdonó a su asesino; cuando le preguntaron si lo perdonaba, ella respondió que sí, y añadió que quería que Alessandro estuviera con ella en el Paraíso. Finalmente, María murió el 6 de julio de 1902, a la edad de doce años.

Fue beatificada en 1947, en presencia de su propia madre y de su asesino, ambos reconciliados; y canonizada por el Papa Pío XII en 1950.

Alessandro Serenelli, el asesino de María, cumplió su condena en la cárcel de Roma, y tras su liberación, ingresó como hermano terciario y portero a un convento capuchino de dicha ciudad, donde murió en 1970. Él atribuyó su cambio de vida a un sueño que tuvo en la cárcel varios años después del asesinato; según él, vio en sueños a María con catorce lirios blancos, uno por cada puñalada recibida; gracias a esto no sólo logró reconciliarse con la sociedad, sino que también con la familia Goretti, que lo perdonó expresamente.



Os invito a ver la película subtitulada.

16 comentarios:

  1. Qué historia tan! tan! tan! bonita.

    -Antes morir que pecar.

    -El sincero perdón al asesino de ella y de la familia.

    -La dedicación a Dios de su asesino, tras la conversión.

    ¡¡¡CUÁNTO POR APRENDER!!!

    ResponderEliminar
  2. Que Historia tan bonita, y, que bonito ver que el joven se convirtió, que su alma no se perdió y que su madre vivió para verla canonizada.

    Cuanto interpelan nuestras vidas, las de los santos ¡cuanto más la de Cristo!

    ResponderEliminar
  3. Gracias Angelo. Dios le bendiga. Me conmueve la historia de esta santa hay tantos elemenots en uno que es muy dificil de digerir.Si es tonto uno al conmoverce por la vida de ciertos santos prefiero ser el más totno de los tontos. Claro se que eso no es así. Gracias por la película, no sabía nada de esta producción.Gracias Angelo, Dios sabe porque lo tiene aquí. NOOOOOOO NO PUEDE IRSE.HASTA QUE DIOS LO PERMITA.

    ResponderEliminar
  4. Si. Ella supo ver lo que Cristo tanto proclamo. El perdon sincero y de corazon.

    Un abrazo amigo mio.

    pd.- La voy a ver en cuento pueda.

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola Angelo!
    ¡Me gusta mucho el testimonio de esta niña!
    ¡Bello morir por la pureza, amando a Dios!
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Gracias Ángelo:

    La pureza y la inocencia en todo su esplendor , como nos enseñan nuestros amados santos y santas , como desterrar de nuestra alma el odio, que nos lleva a cometer actos contra el amor, la capacidad de perdonar sin límites.
    Como en tan poco tiempo, doce años había comprendido el evangelio.
    Otra vez gracias.

    ResponderEliminar
  7. De acuerdo con todos. Gracias por traer esta historia y esta película, que tampoco conocia.
    Una historia impresionante, aleccionadora, bonita y ejemplar.
    A mi la reconciliación del asesino y su conversión, me parecen impresionantes y me recuerdan a Juan Pablo, agarrando con todo el cariño, del brazo a Ali Agca.
    De acuerdo sobretodo con el Padre Baregó, en lo que dice al final.
    ABRAZOS.

    ResponderEliminar
  8. "Si me veo tentada y zarandeada por muchas tribulaciones, nada temo, con tal de que tu gracia esté conmigo. Ella es mi fortaleza; ella me aonseja y me ayuda. Ella es más fuerte que todos mis enemigos", esto es algo de lo hoy decía en la Oficio de lectura para el día de esta santa.
    Gracias por esta entrada, no conocía tantas cosas de ella. Es un gran testimonio.
    Un abrazo, Angelo

    ResponderEliminar
  9. Gracias, Angelo, por esta entrada. Desde que era pequeña me impresionó la historia de María Goretti, así como la de santa Inés.
    La película tiene muy buena pinta, no dudes que la veré, e mi piace farlo in italiano.
    Grazie!

    ResponderEliminar
  10. Mª Isabel06 julio, 2010

    muchas gracias ángel por compartir este testimonio, tengo en mente algo y con tu permiso haré uso de esta información ya te contaré.
    felicidades por tus ganas de seguir y por el bien de todos los que te seguimos.
    un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  11. gracias por compartir esta historia con tanto mensaje! Una de mis hijas, cuando leyo sobre Maria Goretti le impresiono mucho su valentia y el hecho de haber personado a Alessandro. Me gustaria hacer referencia a tu entrada en mi blog de Familia Cattolica http://familiacatolica-org.blogspot.com/ Dios te bendiga por este hermoso ministerio que haces con tu blog!

    ResponderEliminar
  12. Gracias Angelo por contar tan bien esta historia, yo recuerdo cuando en el colegio de niña me la contaron y como se me quedo grabada para siempre,la frase que dice Bruce en su comentario "Antes morir que pecar" era la que la monja que nos conto la historia en clase nos repetía al referirse a María Goretti.
    Gracias también por la pelicula, anoche lleno mi madrugada.Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Acabo de empezar a ver la película. Conocía a María Goretti desde hace 20 años, y la quiero mucho, tengo su imagen en casa, no recordaba su día 06 de julio, gracias. Cuando termine la película te comento, por ahora los 10 minutos que llevo ya me han sacado muchas lágrimas, no puedo evitar mi naturaleza, jejeje.

    ResponderEliminar
  14. Acabo de terminar de ver la película, es medianoche exactamente con 0:00 segundos, ANGELO GRACIAS, MIL GRACIAS.
    Me acuesto con un dolor profundo en el corazón porque es como haber visto a Jesús en esta niña y me imagino el momento de la Pasión del Señor. Ayer la ley del aborto, que lejos estamos de estos ejemplos de santidad como Santa María Goretti. Pero aunque siento un dolor profundo, no dejo de sentirme esperanzado por el nuevo día, ya que la Misericordia de Dios se sigue derramando sobre el mundo entero. La conversión de Alessandro es una muestra de que podemos seguir pidiendo la conversión de los pecadores, hasta de los más grandes. Hoy había decidido dejar de rezar por José Luis Rodríguez Zapatero, y por todos sus ministros y ministras, pero hoy después de ver esta película, por caridad, seguiré pidiendo por su conversión y que el Amor de Dios se derrame sobre ellos y que se arrepientan de tan terrible pecado como es haber traido a nuestro país el mal del genocidio a niños en los vientres maternos.
    Un abrazo Angelo, un gran y fuerte abrazo en Cristo Jesús.

    ResponderEliminar
  15. Gracias por la película. La termino de ver a esta hora tan tardía y soñaré con ella, seguro. Gracias de nuevo.

    ResponderEliminar
  16. impresionante!! he llorado mucho me ha emocionado mucho esta película...gracias por ponerla!

    ResponderEliminar