COMPROMISO


No hay nada tan alentador para amar, como conocer de cerca el testimonio de quien ha estado enamorado de verdad, de quien se entrega por completo al amado. Quien sabe dar su vida por los demás,  quien lucha heroicamente por ser fiel a ese amor. Es por ello que desde los inicios de este blog intento presentar ,ejemplos de vida ,que nos ayudan a quejarnos un poquito menos y a caminar un poquito más en la senda que Cristo nos dejó marcada. El camino del AMOR.

Así, me he marcado un propósito y espero que algún otro bloguero-a se anime también a ello. Cada vez que etiqueten, a todos los sacerdotes por igual ,sin escrúpulo alguno, por el pecado de unos pocos , aquí estaré, proponiendo una vida ejemplar para que esa generalidad se destruya. Consciente de que estos testimonios solo calarán en las personas de buena fe, y que ningún efecto causará ,en los que no quieren quitarse la venda para ver, ni para aquellos ,que no quieren reconocer el perdón  solicitadoy la condena que el papa ha proclamado una y otra vez.

Benedicto XVI, decía el sábado en Inglaterra: "Cuánto necesita la sociedad contemporánea este testimonio. Cuánto necesitamos, en la Iglesia y en la sociedad, testigos de la belleza de la santidad, testigos del esplendor de la verdad, testigos de la alegría y libertad que nace de una relación viva con Cristo”. El precio que hay que pagar por la fidelidad al Evangelio ya no es ser ahorcado, descoyuntado y descuartizado", no obstante, quienes proclaman la fe con fidelidad en los tiempos actuales, no pocas veces deben pagar otro precio: "ser excluido, ridiculizado o parodiado".

La verdad se transmite "no sólo por la enseñanza formal", sino sobre todo "por el testimonio de una vida íntegra, fiel y santa”. “Sabemos que en tiempos de crisis y turbación Dios ha suscitado grandes santos y profetas para la renovación de la Iglesia y la sociedad cristiana. "Confiamos en su providencia y pedimos que nos guíe constantemente".

Cuando nos encontremos en el desierto de la soledad, de la tristeza, del desaliento, sepamos beber en estos oasis de heroísmo. Mi admiración y gratitud a los sacerdotes, y todos los cristianos que día a día son calumniados, perseguidos y maltratados. Su sacrificio es fuente de vida para los demás.
Para no alargarme dejo para mañana si D.q. el compromiso que hoy he adquirido.

“El mal se destruye a sí mismo, es incapaz de generar el bien. Esa es nuestra fuerza y por eso el mal nunca ha sido capaz de triunfar en la historia y nunca lo hará. El mal no construye nada, solo destruye. Se autodestruye. Lo malo es que a un mal, le sucede otro, que a su vez es sucedido por otro y cada uno de ellos deja un reguero de destrucción, de dolor inmenso a su paso” (Libro: La última aparición de la Virgen de Santiago Martin)

¡Alabado sea Jesucristo!

14 comentarios:

  1. Bella reflexión. Y la míca de fonde de hoy muy apropiada. Una abrazo y que Nuestra Amada Madre La Santísima Virgen María, cuide a tu familia y a ti siempre.

    ResponderEliminar
  2. ...traigo
    sangre
    de
    la
    tarde
    herida
    en
    la
    mano
    y
    una
    vela
    de
    mi
    corazón
    para
    invitarte
    y
    darte
    este
    alma
    que
    viene
    para
    compartir
    contigo
    tu
    bello
    blog
    con
    un
    ramillete
    de
    oro
    y
    claveles
    dentro...


    desde mis
    HORAS ROTAS
    Y AULA DE PAZ


    TE SIGO TU BLOG




    CON saludos de la luna al
    reflejarse en el mar de la
    poesía...


    AFECTUOSAMENTE
    siete en familia

    ESPERO SEAN DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DE CACHORRO, FANTASMA DE LA OPERA, BLADE RUUNER Y CHOCOLATE.

    José
    Ramón...

    ResponderEliminar
  3. Buenísimo post. ¡Que gran fuente de inspiración es el libro de Santiago Martín ... ! eh?. Es novela, sí..., pero ¡madre mia!...
    Querido hermano, aunque sabía que iba a ser así, como me alegra corroborar que le sacas todo el jugo.
    ABRAZOS FUERTES.

    ResponderEliminar
  4. Hola Ángel:

    Detrás de la injusta, por malvada, generalización, despunta un aspecto a considerar. Somos Comunidad, es más, formamos un solo Cuerpo. En efecto, un dolor en un pie, afecta a la cabeza y en general a todo el cuerpo, cuando el mal arraiga en zonas tan sensibles como los dientes, el dolor es muy intenso, molesto pero de fácil solución, sin embargo, cuando lo hace en órganos vitales, el dolor sin ser tal vez tan agudo es en cambio muy preocupante, grave, serio. Nuestra santidad, las Gracias que recibimos las compartimos entre todos, los golpes y pecados también nos pesan a todos. Aspecto que no debemos olvidar. Nuestra santa Madre Iglesia está cargando con muchas almas muertas en el pecado, con vida de pecado,que incluso han renegado de ella y obran en su contra desde las entrañas de la Maternidad Misericordiosa del Amor. Nosotros debemos saber y recordar con la injusta generalización que estamos en Comunión entre nosotros, "los santos" en términos primitivos.

    Naturalmente también comprendo, como lo saben los que generalizan, que no son todos, ni si quiera una mayoría o grupo significativo, pero es que en algunos casos basta uno sólo, por ejemplo un cardenal belga (G.M.J.D) para hacer mucho ruido, mucho más que todo el bosque creciendo en las misiones, pastorales, parroquias. Te felicito por tu iniciativa, sacar a relucir esas lamparicas y ponerlas bien altas para que iluminen, como éscuchábamos ayer en el Evangelio.

    Te agradezco todas tus oraciones sacerdotales por todos los que han recibido en algún grado el Sacramento del Orden. Los Bautizados jamás deben olvidar que son Pueblo Sacerdotal, y los Esposos además son Ministros de sus Familias desde su Matrimonio Sacramental.

    ResponderEliminar
  5. No se puede tirar por el sumidero, querido Ángel, todo el cocido porque un garbanzo haya salido en mal estado. Esto, amigo mío, tú y yo lo sabemos, pero hay quien se empeña en ver todos los garbanzos podridos.
    He agradecido mucho tu visita y comentario, sabes que te tengo mucho aprecio.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Este texto del Papa es uno de los que más me ha llegado al alma de su viaje a Reino Unido... dar testimonio cristiano sin temer el ser ridiculizado.

    Impresionante este Papa!!

    ResponderEliminar
  7. Hay dos modos de dar estabilidad a una existencia humana. Uno es el compromiso. Otro es el amor. O, si juntamos las dos cosas, sólo adquirimos estabilidad cuando nos comprometemos en el amor, o cuando amamos hasta llegar a compromisos sinceros.

    Donde hay un amor, si es verdadero, hay compromiso, y es entonces cuando el árbol da los hermosos frutos de la verdad.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Claro que sí Ángelo y ya esperando a mañana para ver a quién nos traes como ejemplo a seguir.

    Lo vas a tener muy difícil como bien sabes y no porque escaseen sino todo lo contrario: porque hay tantos y tantos hombres y mujeres ejemplares en esta querida Iglesia Católica para ser ejemplo de los demás!

    ResponderEliminar
  9. Bellísima reflexión. Comparto su admiración por los sacerdotes, y reconozco en ellos la mano de Dios para realizar su obra. Muy cierto es que el mal testimonio de unos cuantos no puede echar por tierra la grandeza del ministerio sacerdotal. Dios nos conceda a todos poder comprometernos más apoyando a las vocaciones, rezar por la perseverancia de nuestros sacerdotes y para que nunca nos falte su ejemplo.

    ResponderEliminar
  10. De los no creyentes que conozco, el testimonio de una vida coherente con la creencia es lo que más les sorprende y les acerca aunque sea un poquito a Dios

    He oido hablar muy bien del libro dle Padre Martin Intentaré conseguirlo y leerlo lo antes posible Por lo que dicen parece interesante

    ResponderEliminar
  11. Mientras haya personas capaces de seguir dando el "si" absoluto a Nuestro Señor, mientras el amor exista sobre la tierra , el mal nunca vencerá.
    También va mi admiración y gratitud a todos los sacerdotes y a todos aquellos cristianos que no se cuestionan el precio que han de pagar por serlo sino que simplemente dan testimonio de su Fe y de su amor a Cristo en cualquier circunstancia por dura que esta sea.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  12. Me gusta tu compromiso, yo me apunto a tu propósito, aunque he de decir que, si no sabía encontrar el lugar en el que se escondían los comentarios sometidos a moderador, no sé yo si me enteraré de lo que digan de ellos, serás mi "campanilla", porque si no este propósito...
    La Iglesia está viva, así que ha contagiar esa VIDA a tantos "muertos" que caminan por las calles.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Ramón me alegra que te haya gustado la música y la reflexión. Lo tengo dificil sorprenderte en lo que celebras dentro de muuuuu poquito. Abrazos

    José R.Santana Bienvenido. Me he quedado gratamente sorprendido, es la primera vez que aquí alguien me dedica una poesía. Gracias. Aquí tienes tu casa
    Saludos

    ArcendoPues sí, una gran novela que me mantuvo en vilo desde el principio hasta el fin. La verdad es que suelo tomar muchas notas de los libros que leo y de este me llevé unas cuantas. Me hiciste un gran regalo con ella. Abrazos.

    Rafael Bienvendido también, porque no sé quien eres, es lo de menos. Has contestado a la jaculatoria que desde hace días he decidido que acompañará todas mis entradas. Muchas gracias. Un abrazo fuerte

    Elinge me gusta verte de nuevo por aquí, tus visitas empiezan a sentirte en esta familia como alguien querido. Me encanta la reflexión que nos has compartido. Muchísimas gracias por enriquecernos a todos con ella. Besos

    Terly Bueno bueno, lo del sumidero y el cocido ha estado muy acertado. Si es que... con esa vena artística que llevas. Me hace feliz tu visita y comentario. Muchas gracias
    Un abrazo

    Sandra Fantástico. También te estás animando a quedarte entre nosotros. Uyyyyy, deja que llegue la JMJ, ya verás lo que es llegarte al alma. Besos wapa.

    Salvador Ante tus comentarios me quito el sombrero. Siempre con las palabras adecuadas para que el post adquiera una reflexión más profunda. Te lo agradezco mucho. Un abrazo

    Bruce Pues se trata de un joven
    con una gran peculiaridad. Algo que deseó con muchas ganas y solo pudo realizarlo una vez en toda su vida. Ahhhh. Mañana si D.q. Un abrazo

    Esaú Pues sí, admiro a los sacerdotes porque los conozco de cerca. Empezando por mi hermano, los antiguos contertulios saben que es sacerdote. Pero además he tenido la gran suerte de conocer a muchos y comprobar lo injusto de las afirmaciones que los medios de comunicación nos ofrecen. Por eso en la red, que aún tenemos libertad debemos mostrar los heroismos que día a día viven todos los cristianos y en especial la inmensa mayoría de sacerdotes. Abrazos.

    Miriam Hay tantas vidas sencillas llenas de heroismo silencioso, ojalá cada día pudieramos conocer alguna de ellas. Siempre serán un aliento para nosotros. Gracias por tu comentario. Besos.

    Gran Visigoda Me vienen a la mente las palabras de Madre Teresa al leer tu comentario: "Cada niño que nace, es la señal de que Dios aún no se ha cansado del hombre " Besos.

    Patricia Pues tu campanilla y lo que necesites para seguir avanzando todos juntos en la gloria de Dios. Un beso, pequeñina.

    ResponderEliminar