¿POR QUÉ Y PARA QUÉ VIVO?


El Pasado día 28 la diócesis de Getafe, logró que se exhibiera en el cine Palafox de Madrid en una única sesión la película “The Human Experience” Ya la aconsejé hace tiempo. Me entristece, que no podamos gozar de ella en el resto de España y que pase tan desapercibida.

Dicen que el éxito de La Última Cima ,se debe a la propaganda que se hizo de ella ,desde las webs y blogs católicos. La verdad es que fué una buena campaña en nuestras páginas. Un movimiento, que logró, se solicitara su visión, en numerosos cines de nuestra geografía. No ha ocurrido así con The Human Experience. La diócesis de Getafe, de la que tengo una magnífica referencia, ha sabido jugar las cartas, y ofrecerla a todo su seminario, y aquellos que consiguieron enterarse de este evento. Ojalá tengamos la oportunidad de verla. Por mi parte haré lo posible para ofrecer toda la información.

'The Human Experience', un documental ,que narra la historia de dos jóvenes en busca del sentido de la vida entre los mendigos de Nueva York, los niños discapacitados huérfanos de Lima y los leprosos abandonados en los bosques. Se preguntan "¿por qué y para qué vivo?"

Sus productores son famosos por sus cortometrajes sobre Dios o las vocaciones sacerdotales, producidos para la Archidiócesis de Nueva York. En la película los jóvenes tratan de encontrar las respuestas a "¿por qué el sufrimiento y el mal? o ¿Cómo vivir auténticamente la existencia?", y se interrogan sobre la Fe y el amor.

En la proyección de la película en Madrid, estuvo presente , uno de los protagonistas, actualmente con 23 años. Una madre agradecida, seguidora y comentarista de este blog, pudo asistir y me escribe su impresión:

Lo primero es que la historia es real y todo lo que se ve en ella ocurrió tal como nos lo muestra. El protagonista es un chico de 19 años que vive con su hermano de 26 en un hogar de caridad llamado “Saint Francis” en Nueva York. Al proceder de un hogar desestructurado (el padre lo maltrataba), percibe a los demás como enemigos.

Un día se plantea, las preguntas. “Quién soy? ¿Qué sentido tiene mi vida? Y decide irse con su hermano a vivir con los “sin techo”.

Invierno. Temperaturas de – 15grados, vive en la calle durante 10 días. Hablando con los que encuentra, percibe que son hombres como él. Duermen en cajas de cartón y vagan errantes, pidiendo limosna de un lado a otro de la ciudad para no congelarse. A todos les pregunta lo mismo: “¿Qué es lo que te hace levantarte por la mañana?”. En sus respuestas encuentra un elemento común: ¡LA ESPERANZA! Hombres y mujeres, que tienen la certeza de que Dios tiene una misión para ellos, y no cesan en buscar cual es. Se sienten despreciados y rechazados por los demás, pero son conscientes de su dignidad como personas. Y algo fabuloso: ¡Dan gracias por la vida!

Conocen a un chico, que años atrás, se había marcado un objetivo: “hacer surf y ayudar a los demás”. Se convirtió en una figura del surf y se subió a una furgoneta con unos amigos rumbo a Perú para ayudar a los niños olvidados por la sociedad. El protagonista, decide unirse a ellos y comienza su 2ª experiencia. Un hogar de niños, con todo tipo de discapacidad, abandonados por sus padres. Una nueva sorpresa le depara. Los niños son felices, ríen por cualquier cosa, comparten, se ayudan, se sienten amados y gozan como solo los niños saben hacerlo. Disfruta ayudándoles y es entonces, cuando cae en la cuenta de la razón de su vivir: AYUDAR A LOS DEMÁS.

De allí, parte con su hermano y dos amigos del Saint Francis a Ghana, primero a un poblado con enfermos del sida. Allí conoce a una mujer que lo sufre ,y él le pregunta que es lo que le diría a sus hijos. Ella le habla de Dios. Entonces él ,se da cuenta de la importancia de LA FE.

Más tarde se internan en la selva, para encontrarse con los leprosos. Esta vivencia es muy fuerte. Hombres, mujeres y niños, capaces de sonreír, y agradecer , pese a sus mutilaciones y deformidades.

En las tres experiencias, ha podido vivir la importancia de la familia para sentirse amado, apoyado, donde la soledad no tiene cabida.

De retorno a Nueva York, uno de ellos le organiza un encuentro sorpresa con su padre, al que no ve desde hace 10 años. Al mirarle de frente, se da cuenta de que necesita perdonarle. Es precioso oír, como le dice al oído. “te perdono” mientras le abraza.

Difícil de resumir toda la película. Imposible describir las caras y la expresión, de los vagabundos, de los niños, y de la enferma de sida, hablando de Dios.

Asistieron el protagonista y uno de los que atiende el hogar de Saint Francis. Los asistentes eran mayoritariamente de la diócesis de Getafe. Los dos Obispos y una treintena de sacerdotes, junto a los seminaristas, pudieron beneficiarse de esta película. Tras ella, se inició un coloquio, pero no pude quedarme.



Espero, que os hayáis quedado con las  ganas de verla. CinemaNet, junto con la Fundación IUVE y el Instituto John Henry Newman, de la Universidad Francisco de Vitoria, colaboraron en el evento, que esperan que sirva para que alguna distribuidora lleve La experiencia humana a toda España. (ver enlace)
¡Alabado sea Jesucristo!

15 comentarios:

  1. Deseando verla, el que se entere de dónde, cuándo y cómo, que lo diga por favor.

    ResponderEliminar
  2. Precioso post, Angelo!!

    Hoy en día las peliculas y las series de televisión están plagadas de "contra valores". Es una pena que esta película, que tiene una pintaza, no haya tenido más repercusión...

    Los católicos debemos propagar este tipo de películas, "ahogando el mal en sobreabundancia de bien".

    ResponderEliminar
  3. La peli pinta muy bien, impresionante lo del chico de 19 años.
    El trailer, me ha dejado con ganas de ver la pelicula, con muchas ganas!
    un besooo papii!!tequierooo

    ResponderEliminar
  4. Lamentablemente con esto de las películas e incluso las experiencias vividas por uno mismo donde compruba in situ la calamidad ajena en grado extremo, acaba sucediendo exactamente lo mismo que con la parábola del sembrador.
    Hay a quién no le hace ni pupa, a quién le dice mucho pero se desinflan pronto, a quién le parace magnífico pero que su vida es ya demasiada complicada para como estar pendiente de los problemas de los demás. Y luego hay un grupo de peronas donde la semilla crece, y darán el 30, otros el 60 y otros el 100.

    Como ya la parábola fue explicada por Jesús a sus discípulos, ya no hace falta que me la vuelva a explicar a mí, pero...¿qué lugar ocupo yo de entre esos personajes que salen en esa parábola?.

    ResponderEliminar
  5. Que buena la sinopsis y el enterarnos de películas como estas. Pues aquí en Argentina, menos todavía es la difusión de este tipo de películas.
    Gracias Angelo por estas entradas!

    ResponderEliminar
  6. ¿Por que no la ponen en gloria.tv?
    Y la ultima cima,que la pongan tambien.

    ResponderEliminar
  7. Yo también estoy deseando verla..., lo que a veces, uno echa de menos es no tener más tiempo para poder ir a todos esos sitios...
    Bueno, tampoco debemos quejarnos porque afortunadamente ese tiempo lo tenemos aprovechado en cuestiones probablemnente más necesarias.
    Tiempo al tiempo y un tiempo para cada cosa.
    ABRAZOS.

    ResponderEliminar
  8. Estaré atenta por si deciden proyectarla en algún cine, me gustaría verla y que la vieran mis hijos. De momento este octubre tenemos por delante ver "Blood Money. El valor de una vida" que trata sobre la verdad del negocio del aborto.

    ResponderEliminar
  9. ¡Ojalá y la puedan ver!
    Luego me la platican, gracias Angelo por mostrarnos la experiencia de Una Madre Agradecida, platica muy hermoso.

    Bruce: Hay pájaros en el alambre.

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Hoy es la fiesta de una grande santa, apóstol de la Misericordia, santa Faustina Kowalska. Gracias.

    ResponderEliminar
  11. La verdad que sí entran ganas de verla; y en mí tiene mérito que hace mucho que no voy al cine.

    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Querido amigo
    seras un placer poder mirar este nuevo film al que haces referencia.

    saludos

    ResponderEliminar
  13. Gracias a "una madre agradecida" porque nos ha hecho un resumen fantástico de la película.
    A ver si entre todos conseguimos "dar guerra" y alguna productora se decide.
    Dios está haciendo "cosas" en el mundo del cine y ya que El se está tomando la molestia de suscitar actores, directores, productoras que quieren mostrar "otro mensaje", nosotros deberíamos abrir caminos.

    Lo ponemos en manos de nuestra Buena Madre.
    Un abrazo.
    Balbi.,

    ResponderEliminar
  14. No me importaria ver esta película en cualquier forma, estoy acostumbrado a ver películas subtituladas que por el motivo que fuere no han llegado a doblarse o estrenarse aquí, cmo es el caso de "Una película hablada" de Manoel de Oliveira, "El viento de la noche" u otras tantas. Un abrazo muy fuerte

    ResponderEliminar
  15. La quiero ver, a ver si la puedo encontrar! Lo que más me gusta de ver peliculas es poder compartir la experiencia y las ideas de otras personas descritas en la acción.

    ResponderEliminar