CORTESIA


Adquirí hace días un libro titulado “El gran libro de los hombres” de Brett y  Kate McKay, muy interesante. Una revisión de las normas de cortesía y educación que más de uno debería ojear.Llegué a un apartado que nos viene de perilla para nuestros blogs. Creo puede ser útil para todos, así que aquí lo traigo.

Internet merece, sin duda alguna, todos los elogios que se han hecho de ella. Pero, en la euforia de la libertad de información y comunicación que nos permite, es también un ámbito privilegiado para el malentendido y la descortesía. Por supuesto, aprovechar el anonimato de la red para permitirse insultos, abusos y demás, es algo que avergonzaría a cualquier persona decente y con respeto hacia sí mismo, y más aún a un caballero.

Blogs y Foros

Jamás, nunca, bajo ninguna circunstancia, debemos decirle a un desconocido por Internet algo que no le diríamos si estuviera delante de nosotros. Somos dueños de nuestras palabras, tanto de las que escribimos como de las que decimos. El anonimato no puede generarnos una esquizofrenia por la cual tenemos una identidad “online” y una identidad “offline”. Hay que revivificar Internet y, por tanto, cabe, por el contrario, aumentar nuestra responsabilidad, porque así ganaremos todos.


Reglas de oro: antes de subir un comentario o similar, preguntémonos si nos gustaría verlo con nuestro nombre, y si emplearíamos las mismas palabras para decirlo fuera del ámbito de Internet.

La misma severidad de antes – “jamás, nunca, bajo ninguna circunstancia”- se aplica a los ataques personales. Los blogs y las páginas web sirven para acopiar información e intercambiar ideas. Cualquier injuria, cualquier argumento ad hominem, son sólo actos de terrorismo que, por muy pequeña que sea su escala, se ven agravados moralmente por la cobardía del anonimato.

Tampoco es digno tener un ánimo destructivo a la hora de comentar, por más que formalmente nuestra expresión sea la correcta. El cinismo y el sarcasmo no son formas de inteligencia superior, salvo para los inseguros, resentidos y frustrados. Crear algo lleva su tiempo y su esfuerzo –ser quien acude a desmontarlo con un dedo muestra algo muy turbio en el interior de una persona. Si hay que criticar, siempre se puede ser constructivo; si algo no gusta, siempre se puede ser indulgente.


Evitar las vulgaridades. Las potencialidades que da Internet para el narcisismo y para posar como interesante-alentadas por los comentarios del público cautivo de nuestros amigos o de otros ciberadictos- hacen que mucha gente extreme su pose y busque parecer más dura o más estupenda, llenando de palabrotas, tacos o alusiones sexuales sus escritos en la red. Si en el día a día vemos que también se dicen más vulgaridades que nunca, en Internet su proliferación resulta ya excesiva. Y, como aparentemente todo el mundo las dice, los recién llegados se suben al carro. Con todo, si lo que queremos es llamar la atención y para eso usamos lenguaje malsonante o demasiado explícito, tenemos un problema de afán de protagonismo algo ridículo.
¡Alabado sea Jesucristo!

22 comentarios:

  1. Gracias, Ángel.

    No sólo tomo nota. También me lo aplico.

    Un fuerte abrazo en Cristo, hermano.

    ResponderEliminar
  2. ANGEL, solo se me ocurre decir lo siguiente:

    AMÉN, AMÉN Y AMÉN

    GRACIAS

    ResponderEliminar
  3. Yo he tenido suerte, nunca me ha ocurrido nada desagradable en mi blog

    ResponderEliminar
  4. No son mas que las mismas normas de educación que empleamos o que se emplean en la vida cotidiana, y que efectivamente a algunas personas les vendría bien recordar.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Querido amigo
    paso a desearte una feliz noche en el Señor.
    Bendiciones

    ResponderEliminar
  6. Gracias Angelo, se agradece todo esto . Buen Dia y recibelo todo él como un Regalo asi que a sonreir, y a estar contento. Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Excelentes consejos que nos recuerdan que ser hombre es serlo en todo tiempo y lugar.

    ResponderEliminar
  8. Hola Ángel:

    Yo, como bien dice Mercuzzio,
    También me lo aplico.

    ResponderEliminar
  9. Se pueden decir las cosas, pero siempre, siempre, con toda educación y con respeto.

    Aprovecharé, me has dado la idea, para poner un comentario o dos de la misma persona que me llegó a una entrada y se "firmaba" anónimo, ¡cómo no!, porque no dan la cara nunca o casi nunca, y en lugar de desecharlo lo contesté debidamente y con todo respeto. Creo que aprendió, porque le di la opción de volver a entrar y que me dijera lo que le hubiese venido en gana. ¡Hasta hoy! Pienso que le dio vergüenza de sí mismo.
    Gracias por la entrada y por la idea que me has dado. A través de este cacharro se puede hacer mucho, mucho bien.

    Espero te encuentres bien o casi bien.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. "Jamás, nunca, bajo ninguna circunstancia, debemos decirle a un desconocido por Internet algo que no le diríamos si estuviera delante de nosotros."
    Vuelvo a escribir este consejo de tu entrada porque a veces no nos damos cuenta. Cuando empezó la moda de los mensajes de móvil me llegaron algunos que se pasaban bastante.
    Ángel ¿has estudiado pedagogía?, tienes madera.
    P.D. Estoy leyendo tus entradas de los últimos días. He estado sin conexión desde el día 24. ¡Lo que me he perdido! Del concurso de cine no me se ni una.

    ResponderEliminar
  11. La canción de Joshua Radin es una de las favoritas de Manuel. Cuando ha empezado a sonar he creído por un momento que había vuelto a casa, espero que pueda escucharla antes de que la quites.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  12. Angelo,siempre nos haces reflexionar,yo corregi mi error gracias a tu blog,a tus escritos y a tus comentaristas,por eso aunque no comente muy a menudo siempre te leo,porque me hace mucho bien y me da mucha paz.Un saludo cordial.

    ResponderEliminar
  13. Qué post más oportuno e interesante, Ángel. Muchísimas gracias por compartirlo.

    En efecto, la consciencia y la responsabilidad por nuestros actos debe ampliarse también a internet; por educación y porque ahora mismo es un importantísimo medio de comunicación y se preveé que vaya en aumento...

    Sin embargo, ya sabes, igual que existen canallas y cretinos en la vida extra cibernética o en nuestra rutina diaria, amparados por el anonimato ha nacido una nueva raza de "capullos" cibernéticos que no hace otra cosa que proyectar sus propias frustraciones sobre los demás, de la misma manera que lo haría fuera de la red pero con otros medios más cobardes, si cabe.

    Da para muchas reflexiones verdaderamente este post, Ángel, muy bueno.

    Por cierto, muchas gracias por contar conmigo para la iniciativa del Belén de este año a la que naturalmente me apunto. Me parece una idea muy linda. Te enviaré mi foto antes del 20, si Dios quiere.

    Un fuerte abrazo, Ángel. Aunque no me veas mucho siempre estoy aquí, amigo.

    ResponderEliminar
  14. Muy a tener en cuenta.
    Gracias

    ResponderEliminar
  15. Unas palabras de agradecimiento a los que no tienen blog. A los que lo tienen, me resulta más fácil corresponder en los vuestros .Así no se me escapan vuetras actualizaciones.

    Gaztelu: Entiendo perfectamente tu amén. Ojalá hubiera leído esto en aquellos momentos dolorosos que vivimos. Por cierto ya te he agregado en mi sidebar entre los files comentaristas sin blog.
    Un beso

    Una madre agradecida:
    Ya decía yo que "por donde andarás"
    bueno, bueno, pues bienvenida al Redil que te echaba de menos.
    Vaya sorpresa la de Joshua Radin, y yo que creía que nadie lo conocía. Me alegro del gusto de Manuel.Besos

    Belén: Vaya muestra de humildad. Me has dejado KO. También te he agregado a la lista de los que comentan fielmente sin blog. Gracias .

    ResponderEliminar
  16. Angelo, ¡qué interesante el post! Me encantó. Gracias por compartirlo.
    Con tu permiso lo copio para leerlo más detenidamente.
    Un abrazote.

    ResponderEliminar
  17. Oportunísimo, Angelo, y muy necesario recordarlo pues cuando los ánimos se alteran, más vale no hacer nada, esperar, que si es una buena idea, nos pueden perder las formas y, si es una mala idea, cuando se bajan los humos, se ve mejor la verdad. Cuando yo escribo algo, me pregunto: ¿Le gustaría a Mi Jesús?

    Besicos. Ah, a ver si cojo la cámara y hago una foto, aunque yo sólo pongo un Nacimiento; igual se me cuela una gata o las dos...; y como pastorcito..., como no pusiera una figurita de "El Principito" con su cordero que me han regalado hoy en el insti..., es tiernísima, os gustaría, y a mí me encanta "El Principito".

    Bueno, más besos, que me enrollo.

    ResponderEliminar
  18. Angelo gracias, tus entradas siempre ayudan tanto...
    un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Muy interesante Angelo. Precisamente las formas son muy importantes en la vida, por que nuestras palabras pueden herir como cuchillos, y el que guarda las maneras y se "comporta" bajo el anonimato, también lo hará en todas la facetas de su vida. Por el contrario el que insulta, difama, menosprecia....también será así a diario. Un beso¡¡

    ResponderEliminar
  20. Angelo, me parecen unos consejos muy apropiados. Si se aplicasen más seguro que en internet cambiarían muchas cosas. Abrazos

    ResponderEliminar