PREPARACIÓN



¡Cristo ha nacido! Estoy convencido, de que su venida ha traído muchas gracias. No me cabe la menor duda de que cada año,la luz llega a muchos corazones, y su gozo es el nuestro.

Son días,donde la Eucaristía , se convierte en el punto central ,para experimentar nuestra alegría, momento que nos ayuda a interiorizar y comprender mejor, el misterio de la vida de Jesús. Por eso he pensado que sería bueno, reflexionar un poquito sobre algunos puntos que nos ayuden a vivir la Eucaristía ,con la importancia y el respeto que se merece.

Prepárate para ir a misa. Un ahora antes disponte espiritualmente, aprovecha el ayuno del cuerpo para ser consciente del alimento que vas a recibir.

Arréglate. Es el visitante más importante que vas a ver, es el protagonista de la fiesta. ¿Irías a una boda en chándal y zapatillas?

Siéntate cerquita del altar. Te ayudará a evitar distracciones y hará que estés antes en la iglesia, para poder sentarnte en las primeras filas.


Sé puntual. 5 o 10 minutos antes de iniciar la misa.

Confiésate. En la mayoría de la Iglesias hay un sacerdote a tu disposición. Recibamos al Señor lo más limpios posible

Colabora. Es un honor proclamar la Palabra de Dios,y ayudar en cualquier detalle de la ceremonia. Desde la lectura, hasta pasar la cesta y en todo aquello que el celebrante pueda necesitar. ¡Servimos al mismo Dios!

Disfruta de la misa. No sientas que estás cumpliendo con un compromiso formal obligatorio. Acude con la actitud de quien va a visitar a un amigo, de quien se sabe amado y bendecido. Céntrate en mirar, durante una hora, de frente a Cristo. Dialoga con Él en tu silencio y no dejes que nada ni nadie te perturbe. La misa es lo que le debe dar sentido a todos los días. Si el sacerdote es un gran orador o no, no tiene importancia, él está ahí para hacer posible el sacramento de la eucaristía y eso es lo valioso.
¡Vive la Eucaristía con el amor que en ella se te entrega!

La vieron arrastrarse a lo lejos y, por un momento, pensaron que era un animal. No es de extrañarse, pues Olivia no tiene piernas. Fue al acercarse cuando las religiosas se dieron cuenta que lo que tenían delante era una joven de 25 años.

Las Hermanitas de los Ancianos Desamparados viven en Chissano, Mozambique, y ahí atienden a sus queridos pobres, con todo el amor con que una religiosa enamorada de Cristo y de las almas es capaz. Todos los días atienden a las personas, les transmiten la fe y buscan paliar un poco el dolor en que viven.

Olivia provenía de una localidad a cuatro kilómetros de Chissano. Todos los domingos tenía que gatear esa distancia para poder participar en la Misa. En las épocas de más calor, la arena del camino le quemaba las palmas de las manos, pero ello no impidió que su corazón, que ardía en amor más que el mismo sol, buscase el consuelo de Dios.

Al principio, Olivia recibió la preparación catequética gracias a una persona que se acercaba a su domicilio, pero para la misa no le quedaba otra opción que serpear por el camino los cuatro kilómetros. ¡Bien valía la pena!

Ahora, gracias a un bienhechor, Olivia puede moverse en una silla de ruedas, que le ayuda a recorrer más fácilmente su ya conocido camino.

¡Alabado sea Jesucristo!

16 comentarios:

  1. Ángelo, qué buena la entrada.
    Estoy totalmente de acuerdo contigo.

    Muchas gracias y Felicidad plena. El Niño Dios nos has nacido y voy a verlo y a estar con Él ahora mismito. Es el gran momento del día.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el ejemplo de esa joven. Lo tenemso tan fácil y qué poco lo valoramos. Muy buenos los consejos para acercarnos dignamente al Dios con nosotros.

    ResponderEliminar
  3. Lo reconozco soy la persona que más se distrae en Misa del mundo y aún así pienso que sin ella y sin la Comunión me convertiría en alguién mucísimo peor de lo que soy...

    Me aplico lo que decía el Rey Balduino al ir a rezar ante el Sagrario "voy a tomar el sol de Dios". Pues yo igual. Aunque yo me distraiga, el Señor me broncea.

    ResponderEliminar
  4. No valoramos lo que tenemos, que es lo más grande que se puede tener, es el mayor alimento espiritual que se puede tener, nos da esa fuerza sobrehumana, la que sólo viene de Él.

    A los occidentales, los de los países ricos, incluso cristianos y católicos, les puede asombrar que hagamos un mínimo esfuerzo como ir a Misa del Gallo o madruguemos un poco para participar de los rezos con una comunidad o que nos desplacemos en cómodos coches para llegar a una celebración que nos atrae especialmente; ¿y gente como Olivia? Así que no me extraña que quienes van a misiones por primera vez, se queden con "el runrún" de volver cuanto antes: sin echarle poesía porque no hace falta, ejemplos como el de Olivia nos demuestran a los que van y a quienes nos enteramos indirectamente, nuestra ceguera y su autenticidad cristiana.

    No me extraña que se diga y es verdad, que el gran pecado de nuestra época es la indiferencia, y en tantos sectores: el dolor, la pobreza y la muerte de tantos seres humanos, las estructuras de pecado del mundo, y para nosotros cristianos católicos, tener a Dios en nuestra mano y en nuestro cuerpo incluso, y no lo reverenciamos ni nos "aprovechamos" de lo que supone.

    Que nuestros corazones recuperen su humanidad para poder ser conscientes de la grandeza de la Eucaristía, qué regalo.

    ¿off topic se dice? ¡Felicidades a todos los que tengan como su santo a San Juan Evangelista, el Discípulo Amado, aunque yo creo que todos somos "el discípulo o la discípula amado/a"!

    ¡Buen día!

    ResponderEliminar
  5. No sabía esa anécdota del rey Balduino, qué majete. Os cuento otra: en palacio tenían un grupo de oración en el que participaban los reyes y todos los que quisieran de la casa. El cardenal Suenens era muy amigo de ellos, y también iba al grupo cuando estaba allí, claro.

    Perdón por salirme un poco del tema, pero va de gente que se toma (o ha tomado, en este caso) en serio su fe. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. ¡Cuantas verdades Angelo! Un día dijo mi párroco «si el templo fuese un avión, no despegaría nunca...¡tiene toda la carga en el fondo!» Hay tantas cosas que hacemos mal y hay tantos defectos en la liturgia que los servidores potenciamos..!
    Dios te bendiga hermano.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  7. ¡Gracias Ángelo!
    Yo le pido al Señor como dice Camino: Que seamos conscientes del valos de la Eucaristía.
    Al ser conscientes sí nos preparamos con todo lo que Jesús se merece. Tengo que iniciar con una mejor preparación.
    ¡Gracias!

    ResponderEliminar
  8. Os recuerdo que mañana a las 10, va a tener lugar un encuentro decisivo para la vida de un bebe por nacer. Su madre es una adolescente de 15 años que cursa 3º de ESO.
    Estamos en la octava de Navidad, ya sabeis, duante ocho días sigue siendo Navidad, además mañana día 28 celebramos los santos inocentes.

    Recemos todos unidos.
    Seguiré este caso lo más cerca que pueda y os iré dando noticias.
    Ángel, tú que sabes tocar el corazón, pide oraciones en los blogs de tus amigos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Hola Ángel, Feliz Navidad.
    Espero que el Niño Jesús te traiga muchas cosas bonitas.
    Gracias por los consejos, siempre es bueno escucharlos.
    Estremecedora historia la de Olivia, que ejemplazo.

    ResponderEliminar
  10. Excelentes ideas para vivir intensamente la Santa Misa, si me lo permites las adjunto a mi conocimiento y las comparto. Qué sigás viviendo la Navidad con todo el corazón.

    ResponderEliminar
  11. Evidentemente la mejor preparación para axistir a la Eucaristia, es la de sacar de nuestro pensamiento la obligatoriadad, y convertirla en la asistencia, a un banquete, en una fiesta a la que estamos invitados;a un Encuentro con Jesús, Solo entonces no tendremos pereza, nos arreglaremos
    e iremos alegres, dipuestos a participar. Lo demás sera ir por obligacion a fin de cumplir y limpiar nuestra Conciencia y así
    ciewrtamente no tendremos un motivación iremos a disgusto y estaremos recreandonós en la escxena de la última pelicula, hermanos, Jesús ha nacido, se hace presente en Nosotros y nos ama Imensamente.Merece la pena ir a su encuentro. FELIZ NAVIDAD. HOY TAMBIE ES NAVIDAD,

    ResponderEliminar
  12. Una madre agradecida:
    personalmente sí me gustaría saber de esa chica: tiene la edad de mis alumnos, me figuro a cualquiera de ellas en esa situación... Si esa chica ha visto ya a su bebé chuparse el dedito, su trauma si aborta se multiplicará de por vida. ¡Ay los adultos, cuánto mal podemos hacer también sobre los adolescentes pensando sólo en un falso, miserable, ridículo y egoísta concepto de felicidad! ¿Esa cría va a perdonar en su vida a quienes la están induciendo a abortar? Ni siquiera ellos se lo van a perdonar jamás y sus vidas van a ser un constante cruce de acusaciones y remordimientos.

    Angelo puede facilitarte mi correo. Un gran abrazo y disculpa, Angelo, haberme salido hoy otra vez del tema central, pero tampoco es desviarse: la Eucaristía supone la dignificación y Redención de la naturaleza humana nada menos que por medio del sacrificio de Dios, y los hombres, tan torpes, no hacemos más que avanzar en nuestra autodestrucción total enpezando por la autodestrucción moral que supone matar al más incapacitado para defenderse y para dañar; al revés, de un bebé no esperamos nunca ningún mal hacia nadie. Hasta para Gustavo Bueno, con su «materialismo filosófico» y todo, es evidente el salvajismo del aborto.

    Perdonad mi vehemencia.

    Me voy a rezar por esta "familia" que también es, de algún modo, "sagrada" y no lo saben.

    ResponderEliminar
  13. Genial entrada¡¡¡
    Impresiona el testimonio de aquellos que no tienen tantas facilidades para asistir a la Sta Misa.
    me apunto a cambiar el "asitir" a Misa , por vivir la Santa Misa con "el amor que en ella se me entrega"
    Gracias

    ResponderEliminar
  14. Muy buena reflexión acerca de la Eucaristia, rezo mucho por esa niña de 15 años, siendo el dia que es tengo mucha esperanza de que ese bebé se salve, Madre agradecida: gracias por seguir informando.
    Una abrazo

    ResponderEliminar
  15. Capuchino Feliz Navidad en la alegria de Cristo entre nosotros. Gracias por tus mensajes navideños y por tu aportación al post de hoy. Un beso

    Caminar¡Gloria a Dios y paz a todos! He visto la foto de esa joven en internet y la verdad es que impresiona, verla apoyada en el suelo con sus manos. Dios siempre habla. Un abrazo

    Sandra Santa Navidad y gozo en el Señor. Y Santa Teresita se dormia cuando rezaba ante El. ¡¡¡El corazón!!! donde está el corazón es lo que importa. Un beso

    Camino Que la luz y la paz brille en tu corazón. ¡Me impresiona siempre tu testimonio! Gracias , me haces mucho bien con él. Off topic: sí se dice así cuando cambiamos de tema. ¡Felicidades!

    Claudio Que José y María te muestren al Niño.Que ejemplo más bueno el de tu párroco. Más que hacer las cosas mal, diría que no las pensamos, porque en cuanto nos detenemos un momentito, ¡¡¡ reaccionamos!!!. Un abrazo

    María del Rayo Alegrátete tú que has creído. Pidamos unos por otros para adquirir mejor esa conciencia. Un beso

    una madre agradecida Que el Niño Jesús te dé su caricia de consuelo. Cuenta con ello. Tote y yo ya hemos ofrecido el Rosario de Hoy. Un beso

    El ceremoniero. Que el portal de Belén sea siempre tu modelo. Gracias también a tí por todo tu apostolado y ejemplo. Un abrazo

    Roberto Santo, santo, santo el que viene en el nombre del Señor. Todo sea bienvenido para ayudarnos a entender mejor el misterio de amor que se da en el altar. Un abrazo

    Miriam que la alegría de la Navidad permanezca cada día en tu corazón. Me encanta el cambio que haces. Un abrazo

    Lahddec Mira la confianza de José y María. ¡Alegráte por que tú también confias!Nos unimos en oración por todos los niños que siguen siendo buscados para aniquilarlos. Un beso

    AnónimoGracias por tu gran reflexión. Feliz Navidad también a tí.

    ResponderEliminar
  16. Yo me quedo con lo dicho por la Virgen en Medjugorje a los videntes:

    "Si podeis elegir entre una aparición mía y una misa a la misma hora, id a la misa, porque en la misa está mi Hijo".

    ResponderEliminar