¿QUÉ VEMOS?


Para conocer las necesidades de los demás hay que estar dispuesto a "escuchar" o "ver". Hay que tener disposición interior.

El valor de la persona no se mide por la cantidad que da sino por la alegría y la generosidad que manifiesta en sus detalles. La manera de dar vale más que lo que se da. Y así seremos capaces de ver a las personas no en función de lo que tienen sino de lo que son.

Compartir implica estar atento y saber reconocer la necesidad del otro, abriéndose a los demás y abriendo el propio interior al amor de los otros.

No basta con servir a los demás, es importante que la razón de ese servicio sea el amor y el interés genuino en el bien de la otra persona.


¡Alabado sea Jesucristo!

17 comentarios:

  1. Hola Angelo, magnifico video y excelente mensaje, la generosidad nada cuesta y cuanto salva, aveces vamos ciegos por el mundo.

    ResponderEliminar
  2. Tanto es así amigo Angelo, que al final de la vida nos examinaran solo de amor .
    Feliz fin de semana
    Con ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  3. A veces me cuestiono cuando se me pide un servicio, y me preguntaba luego de ver tu video, lo hago por amor?, por quedar bien? porque me llaman la atención cuando me niego?por temor a Dios ? por servilismo? por filantropía?, porque quiero hacerlo?
    Gracias, me hizo reflexionar

    ResponderEliminar
  4. Muy bonito video Angelo. Hay que ayudar y amar siempre, y dar gracias, cuando no necesitamos ayuda. Un beso ¡¡

    ResponderEliminar
  5. Lo que importa es amar, amar de verdad.
    ¡Gracias Ángelo!

    ResponderEliminar
  6. Saludos, hermano, me gustó mucho tu publicación, primero porque, me hace pensar mucho en tantas personas que se encuentran a mi alrededor que necesitan una mano, pero también pienso, cual mi disposición para brindar esa mano amiga. De verdad aveces cuesta tanto, pero hay que luchar, gracias por recordarlo, saludos

    ResponderEliminar
  7. Necesitamos un corazón nuevo que nos dé una mirada distinta.

    ResponderEliminar
  8. Le pido al Señor nada mas levantarme en la oracion de los laudes que me abra el oido y como los ciegos le pido VER lo que me muestra..son tantas cosas!! Y después le digo Hazlo Tu, no dejes que nada que haga sirva para mi vanagloria porque me engañaria...Gracias Angelo, un toque de atencion me das para el dia de HOY. Un abrazo hermanito

    ResponderEliminar
  9. Me ha encantado el vídeo. Y preciosa la idea central...

    Pero luego, me he sentido como el hermano mayor del hijo pródigo: todos los que pasamos al lado de personas con alguna necesidad y seguimos sin deternernos... Demasiadas veces nos detenemos por el slogan, no por la persona. Y eso es una pena.

    Un beso y gracias por hacernos pensar con una sonrisa.

    ResponderEliminar
  10. Precioso video y hermoso mensaje.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Angelo, tú en estos menesteres eres general con mando en plaza.

    Gracias, gracias, gracias.

    ¡¡¡Abrazos!!!

    ResponderEliminar
  12. Sí, es tan importante la pureza de intención... Al "repasar" para confesarme, este aspecto ha cambiado los contenidos de mi confesión más de una vez.

    A veces he sentido vergüenza ajena al ver -¡y eso era referido a quienes daban, que los que no daban ...- cómo se lanzan esas monedas-migajas como si el que está abajo, humillado, no fuera un hijo de Dios como lo es el que da. Que la miseria sea tan frecuente no nos puede insensibilizar, los primeros que perdemos somos los que podemos pensar si dar o no dar.

    Un recuerdo de hace mucho (yo era adolescente) no se me olvida por contener tanta sabiduría y en un lugar tan extraño como es el muro semiderruido de un solar rural. Era una frase:

    "Dar sin amar es ofender".

    ResponderEliminar
  13. Angelo, gracias por el post. En cortas frases le hablaste profundo a mi corazón. ¡Dios te bendiga!
    Me encantó el video.
    Un abrazo fuerte fuerte.

    ResponderEliminar
  14. Compartir: partir con el otro. En mi ciudad se hace tan común ver hermanos que necesitan mas hermanos que compartan. Una lamentable realidad que nos demanda mas Amor al prójimo.
    Saludos Angelo.

    ResponderEliminar
  15. Desearte y desearos un felicísimo acueducto del semana.

    Besoooos.

    ResponderEliminar
  16. AMIGO ,SOMOS PARA DIOS COMO ENVASES DE VIDRIO VACIOS,QUITEMOS LA TAPA PARA DEJAR LLENARNOS CON SU GRACIA,PARA QUE LUEGO SE DERRAME SOBRE LOS MAS NECESITADOS...LLENARNOS Y VACIARNOS CONSTANTEMENTE.ESTEMOS DISPUESTOS.UN FELIZ Y DISPUESTO ADVIENTO PARA TI Y LOS TUYOS.

    ResponderEliminar
  17. Angelo, esta reflexión que nos ofreces es muy profunda. Hay que leerla varias veces para captar toda su hondura espiritual. "Disposición interior", esa frase me parece de suma importancia. La disposición no nace en nosotros como fruto de nuestros propios sentimientos, sino del amor que Dios nos va regalando en la medida que nosotros nos unimos a Él mediante la oración. ¡Que valor el de la oración! Si nos diéramos cuenta de su excelencia, creo que le dedicaríamos más tiempo y la ejercitaríamos con un corazón más abierto y receptivo. Un abrazo y gracias por el post.

    ResponderEliminar