LO CONFIESO


Lo confieso
Me pirran las palomitas, las chuches, y los dulces de nata
Me encanta cuando aparecen las primeras flores de la primavera
Me gusta despertarme con el sol entrando por la ventana
Me chifla acostarme sobre sábanas limpias y blancas
Me extasio ante la variedad de colores que el otoño me ofrece
Me cautiva oir el canto del gallo por la mañana
Me ilusiona llenar mi casa de plantas y flores
Me emociona la reconciliación de los que están alejados unos de otros
Me alegra, quedarme pasmado ante un espectáculo, que ha hecho vibrar mi espíritu, ante la hermosura que se ha plasmado en él.
Me arrebata una voz cantando que logra serenarme y eleva mi espíritu hacia el Creador.
Me fascina ver a una pareja de octogenarios cogidos de la mano, a una mujer embarazada, y el nacimiento de cada niño.
Me maravilla, el canto del Pregón Pascual, el Magnificat de María y el canto de la Salve.
Me embelesa la ordenación de un sacerdote o la consagración de un alma a Dios.

Ya no me importa llorar de alegría cuando un alma encuentra a Dios.
Ya no me importa que me llamen cursi o sensiblero, cuando hablo de los actos de amor que Dios hace que broten de mí.
Ya no me importa que me vean llorar ante  el miedo de los niños, ante los milagros que tantas enfermedades han traído para descubrir la fe.
Ya no me importa avergonzarme ante la heroicidad de otros, ante tanto dolor callado, aceptado y ofrecido. Ante los perseguidos y martirizados por la fe.
Ya no me importa llorar de alegría al sentir el perdón del Señor, al experimentar una consolación. ¡Al recibirlo en la Comunión!
Ya no me importa proclamar a todos que Dios es lo más grande de mi vida, que todo me habla de Él y que sin Él todo desaparece.
Ya no me importa proclamar que amo a la Iglesia fundada por Cristo.
Ya no me importa que me vean rezando el Rosario, porque quiero a María
Ya no me importa decir que tengo un blog católico y que un crucifijo está visible en él.
Ya no me importa que puedan reírse de mí.

Lo confieso
Me pirran las palomitas, las chuches y los dulces de nata
Gracias porque vosotros me habéis ayudado a escribir lo demás.
¡Alabado sea Jesucristo!

32 comentarios:

  1. A mi me parece que Cristo está cada día mas a las anchas en tu corazón, que tiene un espacio cada vez mas grande para obrar con su gracia en quienes te rodean; a mi me parece que el Espíritu está soplando fuerte muy cerca de tu casa. Un abrazo Angelo!!

    ResponderEliminar
  2. Lo confieso...
    ME PIRRA ESTE BLOG...
    y
    Ya no me importa decir que es uno de los mejores lugares de la blogosfera, para estar, sentir, sosegar, aprender, apreciar, rezar, compartir, AMAR.

    ABRAZOS

    ResponderEliminar
  3. ¿Y que te digo?, nada más terminar de leer he pensado, Angelo, este es tu mejor post...
    luego he pensado, bueno... todos los post tuyos son perfectos y únicos,pero algo por dentro me sigue diciendo, este es tu mejor post.Así que eso e slo que te digo.
    Muchos los guardo en carpetas para leerlo alguna que otra vez y pensarlos bien según en que ocasiones.Este si me permites, me lo guardo en el corazón.
    Un abrazo y mi alegría ante esta confesión...

    ResponderEliminar
  4. Casi, casi como S. Francisco.Asis, Teresa de Calcuta y otros Santos
    el mismo Espíritu pero adaptándolos
    a los nuevos tiempos, aunque las chuches y otras cositas te preguntarán,¿que es eso?. o para que sirven?

    ResponderEliminar
  5. Justo lo que necesitaba, pues me sentía chiquitica. Alimento para el alma,es lo que recojo por aquí. Muy hermoso.

    ResponderEliminar
  6. En este blog ya huele a primaveras!
    que alegre de haberte conocido Angel eres...una bendición, gracias por este blog que está impregnado de "ese no se qué, que qué se yo!"y que siempre sorprendes! un abrazo, (una adictangelo)

    ResponderEliminar
  7. ¡Uhmmmmm... los dulces con nata, como el roscón de Reyes :), y un paquete enorme de palomitas con una buena peli... son mi perdición, Ángel!!

    Y me pirrian todos los buenos y bellos sentimientos que nos has transmitido con este post, si es que eres un ángel :DD

    Besotes, guapo.

    ResponderEliminar
  8. Este post es impresionante. La alegría de ser católicos. Lo confieso, me quedo sin palabras.

    ResponderEliminar
  9. A mi también me ha gustado mucho este post.

    Yo tampoco me avergüenzo de decir que soy católica, que quiero a Dios y a la Virgen por encima de todas las cosas y que creo en la vida eterna y que rezo todas las noches y todas las mañanas al despertarme. Que en el i-phone llevo un breviario, que se actualiza a diario con las oraciones y el evangelio del día.

    Un abrazo Angelo, me encanta tu blog.

    ResponderEliminar
  10. Lo confieso, a mí todavía me dan vergüenza muchas cosas, pero poco a poco se me van curando todos los respetos humanos...

    ResponderEliminar
  11. Nata y palomitas ...¿nada más?

    Mi post, hubiera empezado por decir lo que me gusta la belleza de la mujer, pasando por el Marlboro y el Jack Daniels (a pesar de que no fumo ni bebo ya, pero me siguen gustando) la coca-cola zero, el músculo, mi trabajo (a veces no), mi música que ya sabéis, el chocolate, conducir, mirar los aviones y los barcos, pasear con mi perra, leer...pero también es verdad que mucha de las cosas que has dicho tú querido amigo Ángelo también las diría yo.
    A mí me gusta Dios, la mirada de Jesús en el cuadro de la Divina Misericordia,el estado de gracia, que un sacerdote jamás me haya negado la absolución a pesar de las burradas que le he contado,la protección y el amor de la Virgen María,la planta de Jesús clavado en la cruz,ver como Dios me da muchas cosas que le pido,que cada cosa y cada día es distinto gracias a ÉL...

    Y para colmo todo esto no es nada comparado con la Gloria que nos tiene preparada, y que esa Gloria encima es infinita en el tiempo!!!

    Es que no hay palabras.

    ResponderEliminar
  12. Lo confieso...

    Que lecciones me das Angelo!!!

    Hermoso post, casi es como un himno a la Libertad.

    Un abrazo enorme!

    ResponderEliminar
  13. Yo también confieso que me embelesa leer tu blog.

    Me gusta su mensaje y la cantidad de verbos distintos que has empleado al comienzo de cada frase, sobre todo "embelesa", que me acaricia el oído.

    Dios te bendiga Angelo.

    ResponderEliminar
  14. Pues yo querido Angel que quieras que te diga, esta entrada como todas las demás la has escrito tú solo, los demás poco tenemos que ver salvo, yo por lo menos, mi oración sincera por tí para que sigas ILUMINANDO a tantas almas y que tu apostolado se multipique por mil.
    Que seas consciente de la responsabilidad que Dios ha depositado en ti, tipo la SAMARITANA del evangelio, apostolado en bloque.

    A mi hace tiempo que me importa muy pocas cosas en esta vida, no conozco los respetos humanos y me cuesta muchas veces guardar "la prudencia" para no gritar el nombre de Cristo, suscribo todos los gustos expuestos en tu entrada de hoy y te encomiendo vivamente para que Dios te los aumente en propociones infinitas porque en ellos está la felicidad absoluta, te lo aseguro.

    GRACIAS de todo corazón por compartir y abrir tu alma de par en par.
    Eres "un hombre lleno de Dios", eres un hombre afortunado.

    ResponderEliminar
  15. ¿Y qué me dices de llenar bien los pulmones y dejarse bambolear por el vaivén del mar?

    ResponderEliminar
  16. Hola Ángelo, veo que compartimos aficiones.Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. El Espíritu sopla donde quiere
    en un suave susurro...

    Bendigo al Señor en todo momento.
    Su alabanza está siempre en mi boca.

    Demos gracias a Dios por inspirarte y compartir con nosotros.

    ResponderEliminar
  18. Tu vida es amor a Dios, así de simple e incomensurable.
    Con afecto,

    ResponderEliminar
  19. A mi me encanta este blog,como ayuda,como convierte,como abre el corazon y los ojos hacia Cristo.
    Yo doy Fe de ello.
    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  20. A mí nunca me ha importado nada de eso. Siempre me he sentido afortunada por ser hija de Dios.
    Si, me importa, y mucho, que las sábanas estén planchada y muy bien planchadas.

    Estoy tan de acuerdo contigo...que te quiero por ser como eres. Un hijo predilecto del Señor que lo tiene abrazado día y noche.

    Un besazo y gracias por querer tanto al Señor y su Madre.

    ResponderEliminar
  21. Jo, que bonito ángelo. No sé que decir, más que uno a todo. Un beso ¡¡¡

    ResponderEliminar
  22. Manuel (seminarista)27 enero, 2011

    Hola Angel.
    Nos dejan un pequeño rato en el seminario para conectarnos a Internet despues de comer y que alegria leer tu post de hoy.
    Acabo de tener un examen de Historia de la Iglesia Antigua y Medieval.

    La Iglesia pasó, pasa y pasará por muchas persecuciones y dificultades pero siempre es la misma fundada en Cristo, nuestro Servidor y Señor que nos da la verdadera "Libertad".

    Gracias por recordarme cada día en este Blog mi llamada particular a la santidad, dar toda mi vida, sin quedarme nada.

    "Yo la entrego libremente"(Jn 10, 18)

    ResponderEliminar
  23. No se que decir solo gracias y me uno sa su sentimiento de ser iglesia y ser parte de ella unidos en oración y un abrazo

    ResponderEliminar
  24. El corazón se me ensancha cuando entro en tu casa!!!!!!
    Me has hecho llorar de emoción y alegria Angelo, y esa emoción solo lo logra el Espiritu Santo que está en ti y te dá la Vida que nos transmites. Que Gracia el tenerte conmigo.Me identifico con toooodo lo que dices!
    Rezaré para que nada ni nadie te quite esta Gracia.

    ResponderEliminar
  25. Y quisiera poder unirme en algo a este "Magnificat y Cántico de las Criaturas" maravilloso que ha brotado en ti:

    Me pirra este Dios que está loco de amor por mí;

    Me emociono cuando alguien sonríe y sus ojos brillan sólo porque me ha visto;

    Me abrazo a todos los consagrados del mundo cuando rezo, a la puesta del Sol, la Salve;

    Me siento criatura inocente cuando me cubro con la Sangre de Jesús;

    Me conmuevo hasta las entrañas contemplando a mi gatita dormida y confiada en mi regazo;

    Y me silencio, me quiero hundir en un GRACIAS infinito y eterno porque estreno la vida entera cada vez que pienso en Ti;
    porque me siento brillar cuando sé que Tú me miras;
    porque me abrazas con el viento, me miras con el Sol, me sonríes con los niños, me haces sentirme niña con ancianos amorosos, me cucas el ojo con el arco iris y me echas besos de luz entre los árboles frondosos en primavera.

    Y, quieta, sonríen mi corazón y mi boca porque Tu Amor es eterno y, a la sombra de tus alas, canto con júbilo.

    ResponderEliminar
  26. Gracias por esa confesión publica, sin miedo,amando y deseando el amor verdadero.

    ResponderEliminar
  27. ¡Ah que maravilla el Pregón Pascual!

    Lo confieso: me cuesta pisotear mis respetos humanos.

    Confieso que amo la liturgia, la letanía de los santos y ser acólito.

    Confieso que me encanta fijar la mirada en un crucifijo, y que se me enternece el corazón como no tienes idea cuando veo a una religiosa mayor, que camina ya sólo si la ayuda un bastón.

    LO CONFIESO, quiero que el Señor me tome ya, me mande ya, estar ya en un seminario y no quisiera esperar más. ¡Envíame Señor, mírame aquí estoy!

    Tantas cosas, ¡gracias!

    ResponderEliminar
  28. Por tood lo escrito y compartido...
    ¡ALABADO SEA JESUCROISTO!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  29. Angel!...te confieso que tu blog es el unico que a pesar de que casi ya no tengo tiempo de nada, siempre tengo en la mente que tengo que visitar y ver lo que nos vas a compartir cada dia. Te confieso que me siento muy orgullosa de que me conozcas y de que seas mi amigo en la blogosfera. Tu fe me inspira a buscar mas a Dios, a amar mas y a ser mejor cada dia. Besos y abrazos desde Texas! Ale

    ResponderEliminar
  30. Lo confieso, me encanta la sonrisa que se me dispara en la cara cuando leo este blog.
    Las entradas y los comentarios tienen aroma de libertad.
    Me encantaaaaaaaa¡¡

    ResponderEliminar
  31. Recientemente descubri este blog tan maravilloso, he ido leyendo poco a poco las publicaciones y me encantaria contarme entre sus amigos. En particular esta entrada me parecio hermosa, tan sencilla y espontanea, tan entregada, tan verdadera. Felicidades por el blog y por la oportunidad que tenemos todos de conocer un poquito más a Dios gracias a tí.

    ResponderEliminar
  32. Pues a mi me pirra la sinceridad con que te expresas y la autenticidad de tu testimonio. Abrazos

    ResponderEliminar