A PREPARARSE



En esta primera semana del año, se me ocurre empezar ,con el acontecimiento que sin duda, traerá abundantes gracias espirituales para la Iglesia y el mundo entero. Debemos orar a diario, para que los frutos del mismo, sean abundantes. Tenemos que prepararnos interiormente ,para que la gracia que nos ofrece el Altísimo, tenga su efecto. Hablo de la JMJ 2011. Nada mejor que volver a leer y meditar el mensaje que Benedicto XVI nos lanzó con enorme alegría.

Queridos amigos, os reitero la invitación a asistir a la Jornada Mundial de la Juventud en Madrid. Con profunda alegría, os espero a cada uno personalmente. Cristo quiere afianzaros en la fe por medio de la Iglesia. La elección de creer en Cristo y de seguirle no es fácil. Se ve obstaculizada por nuestras infidelidades personales y por muchas voces que nos sugieren vías más fáciles. 

No os desaniméis, buscad más bien el apoyo de la comunidad cristiana, el apoyo de la Iglesia. A lo largo de este año, preparaos intensamente para la cita de Madrid con vuestros obispos, sacerdotes y responsables de la pastoral juvenil en las diócesis, en las comunidades parroquiales, en las asociaciones y los movimientos. La calidad de nuestro encuentro dependerá, sobre todo, de la preparación espiritual, de la oración, de la escucha en común de la Palabra de Dios y del apoyo recíproco.

Queridos jóvenes, la Iglesia cuenta con vosotros. Necesita vuestra fe viva, vuestra caridad creativa y el dinamismo de vuestra esperanza. Vuestra presencia renueva la Iglesia, la rejuvenece y le da un nuevo impulso. Por ello, las Jornadas Mundiales de la Juventud son una gracia no sólo para vosotros, sino para todo el Pueblo de Dios. 

La Iglesia en España se está preparando intensamente para acogeros y vivir la experiencia gozosa de la fe. Agradezco a las diócesis, las parroquias, los santuarios, las comunidades religiosas, las asociaciones y los movimientos eclesiales, que están trabajando con generosidad en la preparación de este evento. El Señor no dejará de bendecirles. Que la Virgen María acompañe este camino de preparación. Ella, al anuncio del Ángel, acogió con fe la Palabra de Dios; con fe consintió que la obra de Dios se cumpliera en ella. Pronunciando su “fiat”, su “sí”, recibió el don de una caridad inmensa, que la impulsó a entregarse enteramente a Dios. Que Ella interceda por todos vosotros, para que en la próxima Jornada Mundial podáis crecer en la fe y en el amor. Os aseguro mi recuerdo paterno en la oración y os bendigo de corazón.

¡Alabado sea Jesucristo!

10 comentarios:

  1. Qué dicha darse cuenta que dentro de unos cuantos meses las calles de Madrid se llenarán de jóvenes llegados de todas las partes del mundo para protagonizar uno de los acontecimientos más multitudinarios del planeta, cuyo objetivo es, paradójicamente, un encuentro personal con Jesucristo. !Maravilloso!

    ResponderEliminar
  2. ¡Que emociooooooon!
    Ojalá que Dios siempre sea adorado y alabado con nuestras obras por todo el mundo.
    Que bueno que ya estan casi listos.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  3. El encuentro, seguro será un gran don para este pais.
    No había leido el mensaje, me ha encantado; por lo realista y lo esperanzador.
    Me apunto a los consejos preparación, oración,escucha y apoyo mutuo.
    gracias

    ResponderEliminar
  4. Todos nos hemos apuntado como voluntarios menos el pequeño por edad! y estoy muy ilusionada con este encuentro, es un regalo este acontecimiento para el mundo y para la Iglesia y digo como tú : hay que prepararse. un abrazo Angelo

    ResponderEliminar
  5. De acuerdo Angelo. El escrito me parece magnífico. Ojalà todo salga bien y la gente se vuelque.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Es que todo saldrá bien, no me cabe la menor duda.
    El Espíritu Santo llenará los corazones de todos los fieles, no solo para ese día, sino para que el calcetín se vuelva del revés y las iglesias se llenen de espíritu cristiano de verdad.
    Debemos rezar, ayunar, mortificarnos y ofrecer nuestros actos para que haya nuevas y santas vocaciones y conversiones y el que no quiera a Cristo, poquito a poco se vaya acercando a Él.

    Se conseguirá, estoy segura. Hay que tener fe y si no se tiene pedirla insistentemente.

    Un abrazo Ángelo

    ResponderEliminar
  7. Estoy totalmente de acuerdo con nuestro hermano, Capuchino, si oramos con,FE perseverancia y espetación, seguro que el Espíritu
    Santo se manisfestará con Fuerza
    cual un nuevo Pentecostés, y su dones
    y carismas se harán una vez mnifiestos en medio de su pueblo,
    Ánimo Jóvenes, ayer tuvimos un aperitivo en Madrid, en Agosto
    tiene que ser un Banquete para todos,
    En Cristo todos somos jovenes, que vuestro testimonio, sea un testimonio vivo, animosos y alegre

    ResponderEliminar
  8. que el señor te bendiga que todos nuestros jovenes de España puedan abrir su corazón al Dios de la vida oramos por este encuentro gracias muy unidos en oración

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola!

    Yo tampoco había leído el mensaje del Papa para la JMJ, así que ha sido oportunísima esta ocasión. Y me he quedado pegada a una expresión: "la Iglesia necesita de vuestra caridad creativa." No la había oído nunca y pensaba en que estas cosas tan novedosas, sean palabras, ideas..., lo que sea, sólo pueden salir como fruto maduro de oración centrada y amorosa. Y luego se piensa y se cae en la cuenta: "¡Hala, pues es verdad! ¿Cómo no me había dado cuenta de que la frescura y vitalidad de los jóvenes, su confianza en la vida generan espontáneamente un montón de novedad y creatividad, y todavía más cuando se entregan en la ayuda, que es algo tan natural, tan humano?

    La creatividad y la libertad se encuentran a sus anchas en los campos del amor, actúan y se multiplican con una alegría inagotable... y es que es algo tan natural al hombre amar, dar, creer...

    Y, entre adolescentes, os pido una oración por uno de ellos, mi sobrino y ahijado, que hoy cumple quince años. Que Dios y María velen por él, mi queridísimo ahijado, y por todos los adolescentes y jóvenes del mundo, de los que somos custodios todos.

    ResponderEliminar
  10. Yo soy una de esos jóvenes que espera con ilusión ese momento. Hay que estar preparados para ese momento, será algo grande.

    ResponderEliminar