TE QUIERE


El pasado miércoles ,junto a mi esposa, pudimos ver una noticia en televisión que nos dejó sin habla .Al final de la misma, nos miramos sorprendidos por lo que habíamos visto y oído ,y no pude contener lo que sentí. "Estas son las almas que hablan directamente con Dios" Me impresionó la austeridad, entrega, adoración y amor que una monja de 81 años,  ofrecía a Nuestro Señor.La fuerza de su fe ,sobresalía sobre su aparente fragilidad física.

Nada teme y nada espera Juliana Vermeire, monja cisterciense belga que vive en mitad de un prado, a los pies de la Sierra Cebollera, en una casa prefabricada de madera sin calefacción y sin agua.


Se levanta a las 2.00 de la mañana y se acuesta sobre las 8 de la tarde, aprovechando la mayoría de las horas para rezar, principalmente, leer y escuchar a Bach. No come más que lo que su pequeña huerta le proporciona y a sus 81 años de edad afirma no querer ser famosa por su forma de vida. "Las cosas buenas no necesitan promoción, no me hagáis fotos", sentencia en un perfecto castellano.


Juliana permanece en su casa, normalmente, con la ventana abierta. La casa de madera está compuesta por un pequeño habitáculo donde ha instalado un altar para rezar y una habitación sin cama, ya que, duerme en un saco, donde pasa la mayoría del tiempo en invierno. Dice que nunca ha estado enferma y reconoce que en Soria sí pasa frío. "Soy humana, pero creo que la mayoría de los hombres viven de forma irracional y no son responsables ni con el medio que les rodea ni con su propia condición de personas".

La religiosa belga es muy conocida en la provincia de Soria, ya que en muchas ocasiones ha hecho de madre espiritual. Hace años, eran muchas las personas que se acercaban a Sotillo, buscando su consuelo o simplemente para realizarle alguna consulta. "Tuvo que poner un horario en la verja porque la gente se acumulaba en la puerta".

Juliana es, además, una mujer culta que sabe hablar flamenco, español, inglés, alemán y un poco de euskera y que ha escrito el libro Aquel que yo más quiero.

Antes de asentarse en Soria vivió como ermitaña en las provincias de La Rioja, Vizcaya y Zaragoza. Lee a Kierkegaard y escucha las noticias durante cinco minutos al día, con el fin de enterarse sí ha ocurrido alguna catástrofe en el mundo por la que tenga que interceder orando. "Cuando la guerra de Irak pedí que dejarán de tirar bombas y le dije a Dios que daba mi vida a cambio", rememora.

Su espiritualidad va más allá del rezo y la oración, tal es así que ahora pide a Dios sufrir como Jesucristo. Además, es generosa, en el sentido más amplio del término. Los contados frutos que le da su huerto los suele repartir entre el pueblo y hasta su único medio de locomoción, una bicicleta se la llegó a regalar a un niño.

Mientras el mundo se enfrasca en la fiebre de las compras y las tarjetas de crédito estas fiestas Juliana prevé orar por todos, ya que insiste en que los hombres son muy egoístas. "La Navidad la celebraré como todos los días. Recuerda que Dios te quiere y yo también", exhorta en el momento de la despedida.
¡Alabado sea Jesucristo!

28 comentarios:

  1. Estas admirables personas anónimas, son sin duda, el sostenimiento de la ira de DIOS. Su entrega y su fé son ejemplares. Gracias por SACAR su callada, pero fecunda labor, a la luz, a través de tu blog. ABRAZOS.

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué alegría me ha dado ver a Juliana en la entrada de hoy-mañana! Es un encanto, un cielo, y no sé si en el reportaje de la tele se veía que, en realidad, gran parte del espacio de su casa de madera es el destinado para la capilla; la cocina con una mini-mesa y unas sillas y el espacio para dormir no son apenas nada,son como laterales sólo.

    Si vais a verla, no le llevéis nada especialmente valioso pues no se lo quedará, lo dará. Sólo admite cosas como un paquete de garbanzos, lentejas... y poco más. Como dice en el reportaje, nos llenó de lechugas, judías verdes y porque la paramos, que si no...

    No sabéis lo hermoso que fue para la otra seglar contemplativa y para mí orar aquella tarde con Juliana y con una monja muy unida a ella, tan mayor y luminosa como Juliana.

    Le pregunté si podíamos hacer algo por ella, si necesitaba algo, y me dijo que sí, que necesitaba un peine, que se le había roto el que tenía, así de sencillo. Así que le di el peine de bolsillo que en vida llevaba siempre mi padre consigo, y me figuro que lo seguirá teniendo pues es metálico.

    No se enteró de que, en realidad, era un tesoro; si no, no me lo hubiera admitido. Y algo me dice que mi padre, desde el Cielo, sonríe a Juliana con su peine.

    ResponderEliminar
  3. Camino te agradezco mucho que hayas compartido con nosotros esa experiencia. Entran ganas de ir a verla.

    ResponderEliminar
  4. Impresionante. Esto estimula a esforzarse uno más.
    Yo creo que la gente acude a ella porque no es tibia,se toma en serio el Evangelio,así de sencillo.
    Me lo aplico.

    ResponderEliminar
  5. Pues como pones en tu respuesta a Camino, entran ganas de ir a verla y yo diría más , a mi me entran ganas de quedarme con ella...
    Muchas gracias por darlo a conocer, se levanta la alegría dentro al saber de esta entrega a Dios.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Qué bonita historia nos traes, Ángel, y qué entrañable lo que nos cuenta Camino.

    Verdaderos ejemplos de vida.

    Me quedo con: "los hombres son egoístas" y "la Navidad la vivo como todos los días..."

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  7. No vi el reportaje. Me entero de la noticia por el blog. Menuda fe la de esas personas!!!. y menudo mérito!!.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. ¡Que tesoro para ustedes tenerla tan cerca!Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  9. HOLA ANGEL,MARAVILLOSA JULIANA QUE YA HA MUERTO A SU PROPIO YO PARA SER"EL",POR ESO NO ENFERMA Y PUEDE VIVIR ASI,UN CLARO EJEMPLO DE QUE SE PUEDE MORIR A LA CARNE...QUE BELLA MUJER,UN ANGEL TRABAJANDO AQUI EN LA TIERRA.BENDICIONES.

    ResponderEliminar
  10. Precioso ejemplo de humildad, generosidad y sencillez.

    Muchas gracias Ángel.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Que maravilla de historia. Hay muchas personas por ahí, gracias a Dios, completamente desconocidas y que son ejemplos de santidad en vida. Un beso ¡¡¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  12. Un ejemplo más de humildad y Fe que nos acerca a Dios.Que alegría saber que hay tanta gente que ruega por los demás.

    ResponderEliminar
  13. ¡Que ejemplo a seguir! Como me cuesta levantarme en la madrugada a orar, cuando hemos convenido una vigilia,¡ y ella lo hace a diario! Gracias Angelo creo que pondré mas voluntad en las vigilias.

    ResponderEliminar
  14. Que buen regalo me has dado, has puesto gran parte en las energía que guardo para volver al Seminario. Gracias Angelo; espero poder ser testigo fiel de Cristo igual o mayor que esa estupenda Hermanita.

    ResponderEliminar
  15. Hay muchas personas como ella, que son ejemplo de santidad.
    En nuestra Iglesia gracias a Dios sigue habiendo muchos santos, solo que no se dan a conocer porque sus actos son muy humildes a los ojos nuestros pero a los de Dios son grandiosos como los de esta hermana.
    ¡Gracias Angel!

    ResponderEliminar
  16. He aquí "una" de las que se han encontrado con Cristo Resucitado, una virgen sensata, con su lámpara encendida. Sabe muy bien quién es su Esposo y lo que quiere de ella.

    ¡Gracias, Angelo! Yo tampoco lo vi, pero si sabes dónde puedo encontrar el programa en internet, me lo dices, me encantaría verlo (mientras, voy a ver si lo encuentro).

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  17. Es una lección la vida impresionante que intentaré recordar cuando tenga cualquier contrariedad.
    Y es muy bonita la historia que nos cuenta Camino.

    ResponderEliminar
  18. Gracias no conocia esta hermosa historia. una abrazo

    ResponderEliminar
  19. Muy buen informe Angelo! Estupendo que se difundan estos testimonios de vida. La santa austeridad deja de ser una cosa "antigua" para hacerse presente y viva entre nosotros.

    Un abrazo en Cristo!

    ResponderEliminar
  20. Hola, Angelo:

    Extraordinario ejemplo de vida en el amor de Dios y al servicio del prójimo.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  21. Es puro evangelio.

    Testimonios así nos confortan mucho.

    Gracias.

    ResponderEliminar
  22. Para llevar esta vida hace falta
    una vocación especial, y un eamoramiento de Cristo,una entrega total y absoluta.
    Afortunadamente hay muchas personas
    entregadas en cuerpo y alma, y auque es muy buen ejemplo quizas el mayor mérito está en su anonimato, que ahora ya no es tanto.
    Estas personas que con frecuencia
    las tenemos próximas a nosotros son un puntal firme en la iglesia y son la constatación de la presencia viva de Jesús entre nosotros, nos tiene que motivar
    para que como los Reyes de oriente,
    Nos lleve A Adorar a Jesus EL SEÑÓR

    ResponderEliminar
  23. Me impresiona... y al mismo tiempo me hace sentir ua "sana" envidia...

    ResponderEliminar
  24. Que hermoso ejemplo de verdadera vocación y de amor a Cristo, me hubiera gustado verla como lo hicieron muchos, y me muero de ganas de poder visitarla y recibir su bendición, es !UN EJEMPLO DE SANTIDAD EN MEDIO DEL MUNDO!, cuanta fortaleza espiritual, y cuanta humildad.
    Con seres como esta Santa Religosa, tenemos esperanza de un mundo mejor.
    Gracias Ángel por compartir con nosotros esta linda experiencia de vida consagrada.

    Con mucho cariño,
    María del Carmen

    ResponderEliminar
  25. Hola,
    A mí también me hubiera gustado haber visto el reportage..me he alegrado mucho de que haya personas santas todavía..la pena es no saber de ellas.. seguro que son las que frenan la ira de Dios.. como dice Arcendo. Al leerlo he visto la verdadera vida..y al compararla con la mía..yo me he visto como la virgen "necia"..que descuida la venida del Esposo.. Dios mío, gracias por tu paciencia conmigo..espero tu ayuda Señor..gracias.

    ResponderEliminar
  26. Como dirían en mi pueblo, es una mujer muy lustrosa.
    .
    Me alegra que haya gente así por el mundo. Ojalá que llegue muy alto en el Cielo...
    .

    ResponderEliminar