ORAR ES LO QUE ME IMPORTA



La riqueza de la oración nos ofrece la posibilidad de realizarla de distintas formas. Mas de una vez me he quejado argumentando que es difícil orar, que a veces supone más una batalla que un momento de serenidad, que la aridez es más abundante que la consolación y que Dios parece callar ante mis súplicas.

Orar es hablar con Dios, lo hemos escuchado muchas veces, pero para hablar con alguien hay que creer que está. "Sin fe es imposible agradar a Dios" (Hebreos 11,6). No quiero hacer una reflexión sobre la oración, sino de una confidencia personal que hace ya tiempo descubrí.

Me empeñaba en coger modelos de oración, en seguir una especie de protocolo, un manual donde punto por punto, había que seguir y me daba cuenta de que mi oración se convertía más en técnicas, que en un encuentro de un hijo con un Padre. Estoy seguro de que para muchos las pautas marcadas pueden ser una gran ayuda, para introducirse en ese momento de intimidad con el Señor.

Leyendo a Sor Emmanuelle, en sus libros sobre Medjugorje, aprendí a descubrir la oración del corazón, aquella que nace de la espontaneidad de un alma, que le dice a Dios lo que siente, y tal como lo siente, sin formulismos, con sencillez, sin medir muchas veces las palabras. A mí me ayudó, convirtiéndose así en la forma de encontrarme con el Señor. A menudo,sin palabras, sin pensamientos, sin búsqueda de nada; únicamente, estar. “Señor aquí estoy para hacer tu voluntad” , con el corazón, con la libertad, con mi amor.

Lo experimentado en este terreno, me predispone a acoger, las distintas formas que el Espíritu Santo, tiene actuando en la Iglesia. Me apasionan las enseñanzas de los místicos, de los maestros de vida de oración, los padres del desierto, los fundadores de la vida conventual, y también admiro la oración de los neocatecumenales, los carismáticos, los focolares, y otros movimientos más recientes de la Iglesia. Y ¿sabéis por qué? Porque el fin último de todos es la alabanza y la gloria de Dios y en todos ellos el Espíritu Santo actúa. Juan pablo II, me enseñó esa apertura.

Esté donde esté , me atraiga lo que me atraiga, lo más importante ,es que mi oración, sea ese encuentro confiado y amoroso, donde mi alma se lance sin miedo y pueda decir «Sé de quién me he fiado» (2 Tim. 1, 12).

Con esto quiero llegar a otra forma de orar que San Agustín define como “ orar dos veces” ,ya sabéis que hablo del canto. Hace mucho que conocí Taizé. Los que allí acuden, quedan marcados. Retornan a sus hogares, con un convencimiento claro de lo que significa orar con el corazón. Allí el canto se interioriza, se convierte en súplica, confianza, alabanza, entrega. No cabe el espectáculo ni la frivolidad, allí se ora de verdad. Como he dicho anteriormente, el Espíritu Santo sopla donde quiere y como quiere, y a cada uno le sugiere, el cómo y el dónde puede dar más gloria a Dios, así que no pretendo mostrar ningún modelo, ni dar consejo. Creo que Dios ha puesto una mesa muy grande, con una gran variedad de platos donde podemos escoger para saciar nuestra hambre. ¡Y todos son exquisitos!

“Ir a Taizé significa ser acogido por una comunidad marcada desde sus orígenes por dos aspiraciones: avanzar a través de la oración en una vida de comunión con Dios y asumir responsabilidades para depositar un fermento de paz y de confianza en la familia humana.
En Taizé la oración común, el canto, el silencio y la meditación personal pueden ayudar a redescubrir la presencia de Dios en nuestra vida y a rencontrar una paz interior, un « por qué vivir » o un nuevo impulso. Haciendo la experiencia de una vida sencilla compartida con los demás nos recuerda que Cristo nos espera en nuestra existencia cotidiana tal como es. (www.taizé)

Algunos pueden tener la imagen de que Taizé es un lugar donde solo se canta, y se equivocan. Allí se aprende el valor del silencio, de la interioridad, del encuentro personal con Dios.¡Hasta Santa Teresa se ha colado allí con su "SOLO DIOS BASTA" !

“Durante su estancia en Taizé los jóvenes que así lo deseen pueden pasar un semana en silencio. Dándose el tiempo para escuchar las profundidades de nuestro corazón - por medio de la oración, la lectura de la biblia y reflexionando sobre nuestra vida- es posible de recobrar el impulso y mejor descubrir cómo Dios se hace presente en nuestras vidas.”(www.taizé)

Invito a los más jóvenes a que si tienen la ocasión vivan esta experiencia. Muchas vocaciones, sacerdotales, a la vida religiosa y contemplativa, han nacido en este encuentro. Muchos otros han descubierto donde los llama Dios, y es que solo en la oración encontramos las respuestas. ¡Os recomiendo el video! ¡Para los que tienen una visión pesimista de la juventud!

23 comentarios:

  1. No lo conocía ángelo, voy a mirarlo que lo mismo me venía bién. Un beso

    ResponderEliminar
  2. Hola Angelo: Otra vez por aquí de vuelta de un viaje de 12 días que nos ha tenido alejados de los problemas y de la rutina diaria.

    Respecto al tema de oración pienso exactamente igual, precisamente hoy he dejado un comentario a una persona que me ha dicho que el no sabia rezar y le he dicho mas o menos lo que tu nos cuentas hoy en tu entrada.

    Un abrazo y seguiré visitandote como hasta antes de irme de viaje porque tu blog me encanta.

    ResponderEliminar
  3. Yo practico el método de la oración centrante, es un método diseñado para renovar la tradición contemplativa cristiana.En esta oración consentimos a la presencia y acción de Dios dentro de nosotros. No se si habrás oído hablar del Padre Thomas Keating, monje benedictino que ha escrito libros sobre esta oración.
    Con esta oración mi intimidad con Dios ha crecido y espero que poco a poco vaya transformando lo que soy para llegar a ser como Él quiere que sea.
    La preparación a esta oración la hago con el canto Veni Sancti Spiritus cantada por la comunidad Taize.
    Hermosas imágenes

    ResponderEliminar
  4. Da igual, la forma, lo importante es:

    ORAD, ORAD, ORAD.

    (La Reina de la Paz en Medjugorje)

    ResponderEliminar
  5. Yo rezo a Dios mucho desde el corazon, siempre estoy hablando con El de todo, desde dentro, en silencio y cuando estoy con gente incluso. Que debe de pensar que soy una parlanchina yo creo...

    Cuando me voy a dormir lo hago como me enseno mi madre, de rodillas, con las manos entrelazadas y apoyada en la cama. Esla ultima oracion de todos los dias y creo que la mas extensa. Despues me voy a dormir y le doy un descanso a Nuestro Padre...

    Me encantaria conocer todas esas maneras de oracion, pero poco a poco que me conozco y al final no me entero de nada y me desbordo. Precioso video.

    Un fuerte abrazo Angelo!

    ResponderEliminar
  6. Sí, también es orar lo que me importa; lo demás es nada, y en el propio proceso y camino orante, ya sabemos que hay etapas de desierto y desolación, pruebas ...

    Siendo jovencilla no pude ir a Taizé, pero estuve en unos encuentros en Madrid con el Hno Roger (años 70...), y era precioso,había una presencia intensísima y poderosa de Dios sobre tantos jóvenes como estábamos allí. Sus cantos son oración, no simplemente "cantos", tienen unción y, si se está en silencio interior, "conectan" rápidamente con el Lugar interior en que Dios nos habita; al menos es mi experiencia.

    Como dices, Angelo, tantos movimientos y modalidades son una riqueza, y de algo así no han podido beneficiarse en otros tiempos. He pertenecido a la Renovación Carismática desde 1979 al 2000 y ha sido una bendición grandísima en mi vida. En 2000 hice un curso muy intenso dentro de la Reno y vimos que mi vocación más específica era seglar contemplativa, y en ello estoy, y todo lo vivido se unifica en mi momento actual, aunque en lo contemplativo no hay muchas palabras la mayoría de las veces. En general, la gente se extraña porque se cree que la Reno y lo monástico son opuestos y, muy al contrario, se basan en lo esencial: dejarse llevar por el Espíritu Santo. Es un carisma que no se suele entender ni aceptar; dicen: "O se es monje/a o no sé es, nada de medias tintas"; así suele interpretarse.

    Como Mª Auxiliadora, practico la OC (quien es benedictino y principal también en la OC es el P. Beda Hornung; P. Thomas Keating es cisterciense -o trapense, que se dice más ahora-) pero no soy muy sistemática en los métodos; en realidad, mi vivencia de la OC la vivo como una "lectio divina".

    Orar, de un modo u otro, es estar con Quien nos ama siempre e incondicionalmente; nos quiere más y mejor que nosotros mismos; cree en nosotros..., tantas cosas que sabemos y vivimos y por eso estamos aquí... Por eso necesito estar con Mi Dios; sin Él, nada tendría sentido.

    Bueno, como veis, no ando "muy chisposa", estoy baja de fuerzas, a veces, el mundo avasalla con toda su carga, pero siempre queda Dios; ¡Menos mal!

    Un gran abrazo y besicos

    ResponderEliminar
  7. En el título lo resumes todo... orar es lo que importa, orar viviendo y vivir orando.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Ángelo creo que la oración en común siempre es escuchada, desconozco eso de Taizé, recuerdo que puestos a hacer, no hay nada aquí en la tierra como una santa Misa.¡Qué bueno que gracias a esos grupos de oración los jóvenes responden dejando redes y barcas!, ¡Qué poderosa es la oración de las pequeñas niñas de clausura!Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Ubi caritas et amor Ubi caritas Deus ibi est

    Disfruto mucho escuchando este canto.

    Estuve en Taizé con 20 años y casi pierdo el autobús que nos traía de vuelta por estar en la tienda comprándome este disco que no quería dejar de tener. Entonces como no había internet había que aprovechar la ocasión.
    En este vídeo he visto que ¡Todo sigue igual!
    Esas cajitas con velas en el altar, la sencillez, las tiendas de campaña (qué frío yo fui cuando estaba nevado) esos círculos sentados en el suelo para comentar y reflexionar.

    Yo soy de oración desde el corazón como dices en esta entrada tan bonita.
    Y creo que, como en la oración no solo comunicamos a Dios nuestros pensamientos sino que nos sirve también a nosotros mismos para encontrar paz y fuerza, está muy bien la repetición de una frase, la que en ese momento sintamos. Como en esas canciones de Taizé.

    ResponderEliminar
  10. Lo que sí,todos están de acuerdo, es que la comunicación con el Señor en la oración siempre es una gracia que nos llega al espíritu como un maravilloso regalo.

    Gracias por tu reflexión.

    Feliz día para todos

    ResponderEliminar
  11. Yo no sé rezar, ni mucho ni poco. Lo confieso.

    Pero lo que me hace mucho bien en lo de aprender a rezar es leer a Santa Teresa (especialmente su tratadillo de la oración, que recoge en el libro de su Vida), a Sta. Teresita y al Hno. Rafael.

    Y como soy penosa rezando, lo que muchas veces es leer, para ir saboreando ante el Señor lo que leo. Y también cantar... canciones de todo tipo, que expresan lo que siento.

    Y una costumbre que tengo es cuando voy a Misa sola en el coche, al salir siempre me pongo un CD de Taize para rematarmi acción de gracias. Las pistas del Magnificat y de Laudate Dominum están rayadas!!

    ResponderEliminar
  12. Orar y orar, gracias por traernos hoy especialmenete este movimiento, fue triste de la manera que murió el P. Roger. Gracias Angelo un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Hace un tiempo ya aprendimos a interiorizar en la oración con una amiga con los talleres de Oración y Vida del P. Ignacio Larrañaga OFM Cap y me ha parecido que sus formas de encontrarnos con Dios, las formas de orar que nos enseñan no son tanto técnicas sino más bien distintos modos de hacerlo, algunos más asequibles o que despiertan más nuestra fibra orante que otros, y esto camba según cada quien, por lo que me parece muy enriquecedor.

    ResponderEliminar
  14. De vez en cuando me digo: Tenia que haber ido a Taize. Para mi entonces significaba un sitio de convivencia ecumenica..

    ResponderEliminar
  15. Kara Vale la pena conocer lo que allí se vivie, así que si te animas ... Un beso

    Chus Me tranquilizas. Ya te echaba de menos y pensaba que algo podía ocurrir. me alegra tu vuelta. Un beso

    Mª Auxiliadora La conozco. Todo lo que nos ayude a esa unión y encuentro personal con el Señor, ¡Bienvenido! Gracias por compartirlo. Un beso

    Bruce Buen consejo, ¿qué más se puede añadir a las palabras de la Madre? Un abrazo

    oceánida Dios debe disfrutar con tu oración. Me encantan los que además del corazón adoptan posturas de humildad para dirigirse al señor. ¡No las dejes! Un beso

    CaminoSé que tienes buenos maestros. Un día hablamos de ello ¿vale? Y siempre estás chisposa. Gracias por ello y por la explicación que has compartido. Un beso

    Gran Visigoda Así lo siento. los que conocen la oración saben que es el aire que nuestra espiritualidad respira. Encomiendo lo vivivo estos días, que me ha llegado un pequeño soplo.Un abrazo. El presente es lo real.

    Nip Me apetece decírtelo. Me encanta que entres. Suscribo cada palabra de tu comentario . Pienso que toda oración que nace del corazón es poderosa. Basta oír la de muchos pequeñines. Un abrazo

    Fran ¿Estuviste en Taizé? Vamos ya no tienes excusas para realizar un post sobre esa experiencia. ¡Lo espero! Las cosas buenas, nnunca cambian. Un beso

    Capuchino Es que sin el Espíritu Santo no seríamos capaces de alzar ni un solo pensamiento hacia Dios. El nos ilumina. Gracias Capuchina, como te llama Nip. Un beso

    Sandra Estoy convencido de que tu oración es muy valiosa a los ojos de Dios. Reconocer que no se sabe rezar es ya un reconocimiento de la necesidad de Dios, y eso querida amiga es iniciar un diálogo con Él. Un beso

    Lah Creo que unos a otros nos alentamos a ello, vamos aprendiendo que todos tenemos las mismas dificultades y que saboreamos los mismos frutos. Gracias a ti por compartir.Un beso

    Angelus Es muy interesente lo que dices sobre la fibra. Nuestras sensibilidades y nuestro ser corpóreo tambien juegan un papel importante en la manera de orar. Un abrazo

    Mrswells ¿Tenía? No hay límites de edad, estás a tiempo y sé que te gustaría. Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Angelo yo quería saber como era en Tazié, gracias por el vídeo.
    Existen las formas de orar, como el número de personas que existen en el mundo, cada quien su propio estilo. Lo que importa es orar y vivir en íntimidad con Él.
    Gracias Ángel.

    ResponderEliminar
  17. Jesus inculcaba a sus discipulos que es preciso orar siempre sin desfallecer(Lc 18,1)
    Y yo me pregunto¿desfallecer?si cuando estoy orando es todo calma,todo paz.
    Angelo,el video precioso y muy esperanzador.
    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  18. Muchas formas de orar, muchos métodos, plantillas, esquemas...como bien dices. Para empezar está bien, pero al final, el Espíritu Santo te va llevando por donde Él quiere (si nos dejamos) y la oración suele ser espontánea. Yo, por ejemplo, uso mucho la música, pero no sólo para alabanza, también para meditar, adorar...
    Un abrazo y bendiciones,
    Rafa

    ResponderEliminar
  19. Me gustan muchísimo tus entradas y la de hoy ¡¡chapeau!!, pero es que los comentarios son ¡¡lo mejor!!
    ¡¡Cuánto se aprende de todos!!
    Un favor Angel: ¿podrías indicarme cómo hago para poner mi vela por los cristianos perseguidos en "Nuestra Casa"?
    Un abrazo fraternal.
    Balbi.

    ResponderEliminar
  20. María del Rayo Descubrir el don de la oración es un regalo de Dios que debemos agradecer siempre. Un beso María

    Belen Hola guapísima. Hay momentos en que el cuerpo y el alma no se unen para orar. Los tres apóstoles más queridos de Jesús se durmieron cuando El más necesitaba de su apoyo. ¡Es muy fácil dormirse! Gracias por tu comentario. Un beso

    Rafa Tú lo has dicho. Dejar al Espíritu Santo hacer su obra, dejarnos llevar por su inspiración. Hay que dejarle que sople donde quiera y como quiera. Gracias por tu reflexión. Un abrazo

    estaesnuesttracasao suscribo tu comentario sobre lo que aquí se escribe por parte de todos. Doy gracias a Dios por las profundas reflexiones que aquí siempre se proponen. Un beso. Te he mandado lo que me pides por e-mail.

    ResponderEliminar
  21. Muy buena la entrada, muy de agradecer tu confidencia sobre la oración. Creo el Señor te ha descub ierto la verdad sobre lo que es orar. Damos gracias por ello.
    Taizé, un sito donde se ora y de ahí brota lo demás. Su música repitiva, te lleva a Dios. A ese Sólo Dios basta.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  22. Lo apunto en la agenda de los deberes.

    ResponderEliminar
  23. Este post lo había dejado para leer con más calma. Me encanta que escribas sobre este tema. Tu reflexión y el video, magníficos. Un abrazo y gracias.

    ResponderEliminar