PERO... ¡TENEMOS UNA GRAN FAMILIA!


Surgió con un compañero de trabajo, una conversación sobre la vivienda, y de repente me suelta una carcajada, al decirle que vivía en un piso de 70m². Él sabe que somos siete, creo que pensó era un chiste.   Le dije:  “No, no, si es que es verdad; cuando nos casamos no planeamos los hijos, han ido llegando, y no al azar si no buscados;  a la fuerza hemos tenido que ir adaptando varias cosas”.No pudimos comprar una casa más grande, porque había que cambiar también el coche  , pasar de cinco, a nueve plazas y todo no se podía, así que adaptamos lo mejor que pudimos nuestro pequeño piso a nuestras necesidades". He tenido que llevarle unas fotos para que me creyera. Lo mismo le ocurrió a mi hija Inés cuando este año , empezó la universidad. Era la única de su grupo que tenía varios hermanos, y cuando explicaba que dormía en una litera de tres, los compañeros alucinando; así que no se le ocurrió más que invitarlos a comer y que lo vieran con sus propios ojos.Se lo pasaron pipa.

Algunos, tienen la idea de que todas las familias numerosas, habitan en una gran casa y otras comodidades adaptadas a su situación, pero hay mucho desconocimiento en este “estilo” de familia. Para algunas, su lista de prioridades es distinta a otras. Existen familias numerosas ,que no tienen todos los recursos que necesitan; nosotros entramos en una de ellas.


“Los que Dios quiera”. Es la respuesta que he escuchado en varias ocasiones cuando se ha preguntado los hijos que se van a tener, y aunque encierra una gran verdad, a mí siempre me ha dado la sensación de conformismo, de imposición, de exigencia. Recuerdo, que tras las largas horas de parto que mi mujer pasó con nuestro primogénito, la primera palabra que me dirigió fue: “ni uno más”. Pero el dolor y el sufrimiento pasan, el gozo y cariño de una madre perduran. Su instinto maternal se encendió y fueron llegando a nuestro hogar los cuatro siguientes. No ha sido fácil encajar las críticas que al principio llovieron a raudales. Cualquier familia numerosa de la actualidad sabe de qué hablo. La intolerancia también se ha cultivado en este terreno. Jamás se nos pasó por la mente la expresión: “los que Dios quiera”

Constantemente verifico ,que cada hijo ha sido un don extraordinario por parte del Creador. He sentido que ha sido Él quien ha puesto una vida en nuestras vidas. Cada vez más soy consciente, de la libertad que Dios nos concede a la hora de pedirnos lo que sea.

En los primeros 10 años de casados, tuvimos a nuestros cinco hijos, y no ha sido nada fácil. El primero llegó estando yo en el paro. La segunda estuvo a las puertas de que Dios se la llevara a los 11 días de nacer por una meningitis y una sepsis. La tercera supuso la pérdida de amistades, (los hijos molestaban) la cuarta no nos dejó descansar ni una sola noche, salió llorona. Al nacer el quinto, en la misma sala de partos, quisieron hacerle una ligadura de trompas a mi esposa, invadiendo de forma brutal nuestra libertad.

-Sí, vivimos en un piso de 70 m ².
-Nunca hemos sabido lo que es tener un canguro.
-No hemos dejado a nadie su cuidado.
-La empleada de hogar que nos echara una mano, no ha existido en nuestra casa.
-Elegí el turno de noche para poder estar con ellos el máximo posible del día.
-Mi esposa y yo llevamos años sin salir a divertirnos.
-Las vacaciones transcurren visitando a los abuelos en un buen asador llamado Córdoba.
-Las ayudas económicas que recibimos del gobierno … ni os cuento.
-Pagamos más impuestos de basura porque producimos más.
-Cuando pedimos descuentos en algunos comercios, por familia numerosa, esbozan una gran sonrisa burlona, y nos dicen que los precios ya están muy ajustados.
-La mayoría de ropa que mis hijos reciben con gran alegría es heredada.
-Vivimos en un barrio donde somos famosos por los hijos que tenemos. No porque sean ejemplo (que lo son) sino como chanza en las tiendas.
-Hemos sufrido muchísimas incomprensiones, de amigos y familiares, comentarios, y burlas en el trabajo y en la calle.
-No se creen nuestra situación económica que adquiere el color rojo cada mes, de forma alarmante.

Nada nuevo. Proclamo en voz alta y con orgullo que cada hijo ha sido buscado con un amor inmenso. Que hemos ejercido una paternidad responsable, lo que implica situar bien las prioridades. Hemos entendido la invitación de Dios a procrear y hemos respondido a ella con total libertad. Volveríamos a repetirlo .Se nos han dado cinco almas diferentes. A nosotros y a nadie más, toca cuidarlas, y esta labor conlleva una gran responsabilidad que hay que cultivar.

Acabo con una anécdota ,de una de mis hijas. Un día en el colegio una amiga suya le dijo que "vivíamos en un piso muy pequeño" y ella sin pensárselo dos veces contestó: “Bueno, ¿Y qué? vivimos en un piso pequeño.¡ pero tenemos una gran familia!” ¿Qué más se puede pedir?...
¡Alabado sea Jesucristo!

42 comentarios:

  1. Hoy, que aún me pillas despierto,
    Felicidades Angel. Me quedo con el
    comentario de tu Hija, en mi caso
    somos 7 hermanos, todos nos queremos ,simpre nos hemos
    y nos han cosiderado una Gran Familia. Mis Padres llegaron a cumplir juntos hasta los 60 Años de casados.La penurias de los primeros años multiplícalas por x, de todas salierón llenos de gozo
    El Señor os bendiga,
    Elpidio

    ResponderEliminar
  2. Tu presencia en internet me permite cada día la oportunidad de encontrarme con la realidad cultural en la que estamos sumergidos. Quien tiene varios hijos se encuentra en la primera línea de fuego de la guerra cultural. En total contraste con el dicho “un hijo es una bendición”, hay casos de hostilidad patente. Pero esta moneda también tiene una cara alentadora. En la guerra cultural, las familias, tu familia, tienen sus aliados. Yo soy uno de ellos y quiero desde mi corazón felicitarlos por tan gran testimonio. No hay duda de que ¡TIENEN UNA GRAN FAMILIA!

    ResponderEliminar
  3. Angelo: Que entrada mas bonita.
    Me alegro que tengas esa gran familia y esos estupendos hijos.
    70 metros cuadrados para 7 pues si un poco apretados pero como te crees que viviamos antes cuando no habia tantas comodidades.

    La casa de mis padres tb era de 70 metros cuadrados y nosotros eramos 5 pero hubo una temporada que fuimos 6 porque una prima segunda nuestra de 15 años se quedó sin padres y mi madre que ya era viuda y sin medios económicos la acogió en casa y con nosotros vivió unos cuantos años. Precisamente en esa época no existían las literas y yo dormía con ella en la misma cama. Eramos 6 y solo había 3 camas para los 6. Un baño con ducha para todos. Sin calefacción, solo braseros y agua caliente de termo ¿y? pues tan felices todos, mayores y pequeños.

    Me ha encantado tu entrada porque hoy en dia se esta acostumbrado a vivir a lo grande y se está creando una generación consumista donde lo único que prima es el dinero, Tus hijos serán ejemplares, siempre, seguro. Enhorabuena!!

    ResponderEliminar
  4. Que hermoso artículo Ángel, todo un testimonio. Yo tengo dos hermanos, una tía que me ha regalado cuatro primos, otra que tiene tres (que es en promedio la cantidad de hijos de la clase media y baja) y un tio que me ha dado ¡cinco primos!. Imagina un encuentro familiar ¿no te parece maravilloso?

    10 por las fotos.

    Pd. No sabía que existían las literas de "tres pisos"

    ResponderEliminar
  5. Tienes todo lo que un ser humano puede anhelar, como tu grandiosamente lo manifiestas, una gran familia: tu esposa, tus hijos, tu casa, tu trabajo y Dios.
    Necesitas algo má? desde mi punto de vista creo que no, todo lo demás es ir construyendo juntos, por ejemplo un patrimonio más grande. Y bueno es una gran dicha la tuya.
    Felicidades por tu familia, me la imagino muy hermosa.
    Saludos Dios te bendice!!

    ResponderEliminar
  6. ¡Muy buena la respuesta de tu hija! Y además, para tener una casa muy grande hace falta una cosa, dinero; para tener una gran familia, bastantes más y no sólo referentes a la cantidad ...

    Y resulta muy agradable ver en las caritas de vuestros hijos los parecidos contigo (por lo que te conozco en el vídeo de inicios del blog)

    ¡Que paséis buen día! Besicos.

    ResponderEliminar
  7. Te doy la enhorabuena por esa gran familia que tienes que es preciosa y de mucha generosidad por vuestra parte.
    La familia de mi madre es la familia más numerosa que he conocido. Mis abuelos tuvieron 16 hijos. No te digo más que mi madre tenía sobrinos mucho más mayores que ella porque era la pequeña del batallón.

    Un beso y feliz día para todos.

    ResponderEliminar
  8. Enhorabuena por tu familia. Soys un don para Todo el mundo, no solo entre vosostros..todos los que aqui leemos al padre podemos dar Gracias de 'siete en familia', que vemos ademas en fotos.

    Todas las familias tienen que luchar mucho en esta sociedad: mucha gente no entiende lo de las familias numerosas, en otros casos dicen: 'hay lugares para esa persona.. (hablando de un miembro de la familia, abuelo, discapacitado) y hay que responderles:'Si, el lugar es MI CASA' del tamaño que sea
    Me inspiraste de nuevo.

    ResponderEliminar
  9. Bueno, nosotros hemos sido 4 hermanos, dos chicos y dos chicas. También en un piso de 70 metros. Literas en un mismo cuarto los chicos y lo mismo las chicas.
    No sabemos lo que es ahorrar, siempre hemos vivido al mes.
    He visto la nevera vacia, sé lo que es heredar la ropa y los libros entre hermanos y primos.
    He visto a mi padre en paro también.

    Y no sé si te servirá de consuelo, pero aunque yo ahora no tengo ningún hijo... estoy pensando...ahora que lo dices:

    ¿Pero los números de la cuenta del banco no son siempre rojos?

    No he tenido un duro en mi vida! y si lo he tenido me lo he gastado de inmediato no fuera a ser que se perdiera, unas veces bien empleado y otras muuuuuy mal empleados.

    Pero aquí estoy, y...tan bien como tú digo que ha merecido la pena.

    ResponderEliminar
  10. Me ha encantado la entrada, menudo ejemplo tan grande nos dais!! Por supuesto que no todas las familias numerosas son ricas ni viven en palacios. Nosotros llevamos tres niños en tres años y ya somos objeto de críticas...antes de cada parto me preguntan si quiero cerrarmme a la vida y después también, al decir que no me miran con cara de "estás loca". Testimonios como el tuyo nos ayudan a seguir adelante y enfrentarnos a esta sociedad tan egoista. Todo lo dejamos en manos de Dios.
    Cristina

    ResponderEliminar
  11. Valiente y generoso; voy a dejar de leerte porque me haces sentir “pequeñito”. Es broma.

    Enhorabuena por esa familia.

    ResponderEliminar
  12. Vengo del blog de cara a cara de dejar un comentario diciendo que quien es tocado por Dios no puede callarse, y me encuentro con la entrada perfecta a continuación, la tuya. Que grande es el Señor, yo lo alabo y lo bendigo por tantas familias bonitas como nos está dando, la tuya una más para santificación del creador de la vida. Eres un hombre afortunado Angelo y tu esposa también, porque cuando uno tiene una familia con un cabeza de ella como Jesucristo al frente. Lo que menos se necesita es espacio, teneis lo más grande que Dios da al hombre, la vida, y a grandes dosis en cada uno de vuestros hijos.
    Y suerte que existen la literas de tres, voy a enseñarle la foto al responsable de mi comunidad. Son un matrimonio joven, abiertos a la vida, con casa pequeña y tres hijos seguidos. Nos reimos muchos con ellos, porque solo tienen un cuarto para ir acoplando niños, pero eso no les preocupa, otra bendicion, lo enfocan bien, el Señor sabe hacia donde hacerles mirar.
    Un abrazo para ti y tu esposa y un motón de besos para esos angelitos que os dan dado.

    ResponderEliminar
  13. Muy bonito el post y llevas mucha razón. Nosotros somos cinco hermanos también, pero yo por ser la única chica siempre he tenido habitación propia, y fíjate que envidiaba a mis hermanos por tener con quien compartir cuarto y hablar por las noches.

    La gente tiene un concepto bastante equivocado de las cosas importantes de la vida. Recuerdo una amiga, hija única, que criticaba a las familias numerosas porque otra amiga, la pequeña de ocho hermanos, cuando íbamos a cumpleaños se lanzaba a comerse los bollos de chocolate, chuches... Ésta decía con mucha gracia (y algo exagerado) que en su casa el que no espabilaba no comía...

    ResponderEliminar
  14. Grande, grandísima familia..., gracias a DIOS, doy fé de ello.
    Y los que se mofan, es porque los desgraciados, no saben de verdad, lo que tú, y los tuyos teneis. Ni lo dudes, hermano. Dios os bendiga a LOS SIETE. ABRAZOS DEL ALMA.

    ResponderEliminar
  15. Felicidades sois una familia preciosa preciosa.

    os deseo de todo corazon mucha felicidad para todos
    que Dios os bendiga.

    ResponderEliminar
  16. Enhorabuena,
    Tienes un verdadero tesoro.

    ResponderEliminar
  17. Hola Angel! oye, que buen post!...no sabes como me ha servido precisamente hoy que, despues de un dia especialmente dificil con el bebe, acabo de decirle a mi esposo: "yo creo que mejor nos quedamos nada mas con Ponchito y ya"...jajaja...no, de verdad, me dan ganas de imprimir tu post y pegarlo en el refrigerador para tener muy presente esto que nos cuentas. Los felicito y de verdad gracias por el ejemplo. Y yo creo que tus hijos son muy afortunados por tener unos padres como ustedes...en serio. Muchos besos a todos! Con carino, Ale

    ResponderEliminar
  18. Enhorabuena,Angelo.
    Me parece de gran valor tu comentario. Ojalá el día de mañana, lo puedan leer tus hijos, sin duda será para ellos un gran testimonio.
    Un saludo.
    Pilar.

    ResponderEliminar
  19. Qué ejemplo.

    Un testimonio muy hermoso y muy necesario en una época en la que se ataca a la familia y se trata de imponer el egoísmo extremo: la cerrazón total al don de la vida.

    Un piso pequeño, dificultades, burlas... pero seguro que una alegría enorme.

    Que Dios te bendiga a ti y a tu familia.


    PD: He puesto un vídeo sobre el cambio climático en mi blog, quizás te interese.

    Un abrazo Angelo.

    ResponderEliminar
  20. Enhorabuena,que hijos mas preciosos.
    Que Dios os bendiga.
    Un cordial saludo

    ResponderEliminar
  21. En tu entrada se derrama de manera desbordante el Amor de Dios, Angel.
    Hace que la Belleza sea atrayente, y gozosa...Sé los sufrimientos que dices....pero el Señor recompensa infinitamente eh?....sois una familia preciosa y tu testimonio deja claro el Amor que os tienen el Señor y su Madre....Enhorabuena, un abrazo para los siete.

    ResponderEliminar
  22. Pues qué quieres que te diga: que siempre me han dado envidia las familias numerosas. Nosotros "sólo" somos 4 hermanos y me hubiera gustado tener muchos más.
    ¡Felicidades por vuestra generosidad y por tu bonita familia!

    ResponderEliminar
  23. GRACIAS por tu generosidad al compartir con nosotros dicho tesoro pero felicidades de verdad y mi reconicimiento y oración más sincera a tu santa mujer.

    Un abrazo enorme para todos!!!

    ResponderEliminar
  24. Mi enhorabuena por esa gran familia y por saber ponerla siempre al frente en tu escala de valores.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. La responsabilidad no se mide por el número de hijos, sino por lo que se hace con ellos.
    Una vez le oí decir a mi padre (q.e.p.d.) que él jamás se había arrepentido de tener hijos, y creo que ésa es una de las cosas más edificantes que se puede oír de un padre.

    ResponderEliminar
  26. Angelo que familia tan preciosa teneis! qué mas dán los metros...rebosais infinitos en el corazón que es lo que siempre perdura, gracias por compartirla, un abrazo!

    ResponderEliminar
  27. Ah Angelo!! Este post me produce una gran alegría, por conocerlos más ahora, por lo que viven, por el testimonio... no sé porque, pero es un contento saber que están ahí, que existen y que es posible el amor.

    Un abrazo para ti y tu familia invocando a Cristo.

    ResponderEliminar
  28. Que divertido debe ser todo en tu casa, me recordaste cuando de pequeña visitaba a mi abuela materna en Colombia, allí vivían en la misma casa dos tías con maridos e hijos, era un "bonche" las vacaciones, toda una cantidad de primos viviendo juntos. Muy hermosa tu familia, no estaría mal que se conocieran nuestros hijos....

    ResponderEliminar
  29. Me ha sorprendido tu post, porque desmonta toda la política de comodidad y de egoísmo que nos quieren vender.
    Yo no tengo tantos hijos, pero comparto con vosotros muchas de las cosas a las que he tenido que renunciar por ellos.
    La gente no entiende que se pueda renunciar a los gustos de uno mismo por el bien de los hijos, pero pienso que ellos también aprenden de esas renuncias y eso se les nota cuando crecen.
    Lo importante es disfrutar de ellos y sentirse orgullosos de la educación que le hemos dado.
    Yo por lo menos prefiero verlos como hombres de provecho, a disfrutar de caprichos.
    Me compensa mucho más mis hijos que los caprichos.
    Un besazo grande y felicidades por ser como sois.

    ResponderEliminar
  30. Angel:
    Es la reflexión más hermosa que he leído nunca sobre la paternidad responsable.
    ¡¡Bendito sea Dios!!
    Esto, esto es el Reino...
    Un abrazo entrañable.
    Balbi.

    ResponderEliminar
  31. Querido Ángelo,
    Es una las más lindas entradas tuyas que he tenido la suerte de leer.
    Eres un bendecido de Dios, desde el nombre que te dieron en la Pila Bautismal, Dios te mandó de regalo 5 ángeles y una madre amoroa para esos hijos.
    Tengo un amigo que tiene 11 hermanos, cada hermano 12 y otro 13 hijos, un día me comentaba, que él núnca necesito tener amigos, en verano, todos veraneaban en un mismo valneario, y eran como un gran colegio, y solo eran todos los primos juntos, siempre me gustó esa hstoria, todos tienen hogares muy felices. Mi amigo que se llama Rafael es Numerario del Opus Dei, y no se ha casado, es muy feliz con su decisión.
    Yo hubiera querido tener 12, lamentablemente Dios no me los mandó, fue su santa voluntad, no la mía.
    Te felicito y voy a reenviar tu entrada, es el ejemplo más hermoso de lo que es una verdadera y santa familia, gracias por compartir con nosotros esta hermosa lección de vida como Dios manda.
    Con mucho cariño, que Dios los bendiga a los siete.
    María del Carmen

    ResponderEliminar
  32. Adela Grandison30 marzo, 2011

    No se puede pedir mas!!! No siempre lo material va acompanado de felicidad, creo que pocas veces...

    Espero con todo mi corazon poder compartir algun dia con Darryl un rinconcito en tu casa. Se que no echaremos de menos nada porque lo tendremos todo en vuestra compania!!

    Gracias Amgelo.

    Pd.- Acabo de regresar a casa del trabajo, no me he ahogado de puro milagro...pero no en la banera si no en lagrimas. Os quiero muchisimo, voy a relajarme y a hacer las cosas que tengo que hacer y luego me siento tranquila a escribir.
    Gracias, gracias, gracias.

    ResponderEliminar
  33. Me ha encantado este post tuyo tan sincero, tan de corazón, como tú eres, Angel. Dios os ha bendecido mucho y estoy segura que os seguirá bendiciendo, porque os ama infinitamente y porque vosotros también le amáis con vuestra vida y ejemplo. Esos 5 niños están en las Manos del Padre Eterno. El sabe velar sobre vosotros.
    Gracias por vuestro valiente testimonio.
    Un abrazo.
    ;O)

    ResponderEliminar
  34. Tienes cinco hijos como cinco soles Algel, enhorabuena.
    bueno ahora que son mayores podras disfrutar un poco con tu pareja y salir.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  35. Gracias por tu testimonio, que me enseña que el ser humano es un fin, no un medio ni un estorbo (como muchos en la sociedad nos quieren hacer creer).

    Dos te bendice.

    ResponderEliminar
  36. Gracias Jorge. Bienvenido. ¡No es fácil!, nos toca sembrar, los frutos... llegarán, aunque no los veamos.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  37. jajaja genial!!!!!
    no sé por qué me siento tan identificada... ;)
    parece q repetimos la hazaña del otro lado del océano!

    muchos cariños a la gran familia

    ResponderEliminar
  38. Angelo me ha encantado esta entrada y por supuesto que me siento absolutamente identificada con todo lo que cuentas. Nosotros también hemos sufrido la "incomprensión" sobre todo por la familia, incluso la parte creyente...Tanto que ha habido momentos en los que realmente me he planteado si éramos o no responsables, pero cómo tú bien dices ¡¡claro que lo somos!! pero la confusión se ha adueñado del mundo, en todas las dimensiones...Cada día doy gracias a Dios, y más después de lo que pasó con nuestro pequeño, de tener una gran familia.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  39. ¡Qué semana llevo! Pero no quería perderme leer tu blog y cuanto me alegro de leer esta genial entrada. Menudo broche la frase de tu hija.
    Desde luego la felicidad no se mide por metros cuadrados.
    Nosotros somos cinco y siempre me parece inmerecido el título de familia numerosa.
    Tampoco me gusta esa frase de “los que Dios quiera” porque aunque tenemos hijos si Dios quiere, también es porque los padres queremos y son una alegría, nunca mejor dicho porque las familias numerosas siempre he visto que tienen mucha más alegría.
    Felicidades a Rosy y a ti por esa maravillosa familia.

    ResponderEliminar
  40. Eres un Hombre maravilloso que tiene una familia maravillosa... que puedo decirte mas despues de leer tu escrito??? Sois fantasticos!!!!
    Con mucho cariño ... Fabi

    ResponderEliminar
  41. Qué gran gran entrada.

    Sois un ejemplo y lejos de daros la espalda la sociedad debería quitarse el sombrero con familias como esta que tenéis.

    Un abrazo fuerte :)

    ResponderEliminar