SIN CHAPUZAS


Alguien dijo que Jesús trabajó durante treinta años como carpintero. ¿Piensas que hacía chapuzas?



Tenemos que  santificar el trabajo,  tenemos que santificarnos  en el trabajo y debemos santificar a los demás con el trabajo.
Y esto lo conseguimos:
  • Si convertimos -por amor- el trabajo humano de nuestra jornada  en Obra de Dios.
  • Si lo ofrecemos antes de empezar.
  • Si es honrado.
  • Si está bien hecho, pues a Dios no se le puede ofrecer chapuzas..
  • Amando el propio trabajo profesional.
  • Trabajando con intensidad.
  • Asumiendo la responsabilidad que tenemos como cocreadores con Dios.
  • Siendo puntual
  • Siendo ordenado.
  • Haciendo las cosas que más importan y no empezando por lo más cómodo o lo que más nos guste.
  • Llevando a la oración las cosas de nuestro trabajo
  • Siendo buenos profesionales.
  • Teniendo una formación permanente.
  • Preparando bien tanto las clases y  las intervenciones quirúrgicas como la fabricación de pan o cocinando.
  • Estando alegres.
  • Cuidando las cosas pequeñas en el quehacer profesional.
  • Rectificando la intención.
  • Haciendo más de lo que nos exige la simple justicia.
  • Dando gracias al terminar el trabajo.
  • Teniendo presencia de Dios.
  • Siendo laborioso.
  • Terminando con perfección el trabajo.
  • Prestando una ayuda social que no nos piden.
  • Pagando salarios justos.
  • No siendo avaricioso.
  • Haciendo compatible el trabajo y la atención a la familia.
  • Sin  llevar una doble vida, trabajando de una manera y rezando de otra.
  • Pidiendo por nuestros compañeros de trabajo.
  • Sacrificándonos por ellos.
  • Ayudándoles en su tarea y mejor si no se dan cuenta.
  • Con nuestra conversación, ayudándoles a acercarse más a Dios.
  • Con nuestra palabra discreta, para animarles, estimularles, ...
  • Queriendo a los compañeros de trabajo.
¡Alabado sea Jesucristo!

21 comentarios:

  1. Amén, gracias Angelo, buona notte. Albado sea siempre el Santísimo Sacramento del Altar

    ResponderEliminar
  2. Todo lo que nos dices creo que es la santificación del trabajo o mejor dicho hacerse santo trabajando.
    Gracias Ángel.

    ResponderEliminar
  3. Si dicen que hay que trabajar por objetivos estos 33 son los mejores.

    ResponderEliminar
  4. Pero claro que no hacía chapuzas piensa en la escena de la pasión de Cristo en la que María dice: "...eso nunca estará de moda" que tal jaja, ¡no fue chapuza! lo que no sabías madrecita.

    ResponderEliminar
  5. Qué te voy a decir, si San Josemaría es Santo de mi devoción.
    Algo se me mueve por dentro cada vez que lo escucho, cada vez que leo algo suyo.
    Pienso que no le elegí yo a él, sino él a mí, o mejor dicho que Dios me lo puso en el camino, bien sabía que me hacía falta.

    Hay muchas veces, que el problema no es que dude de Dios, sino que no confío en absoluto en mí mismo, me he mentido muchas veces, me he apuñalado la espalada tants veces, que no me creo...

    Entonces sé que le toca a San Josemaría, que no me va a fallar, jamas lo ha hecho, lo digo bien alto.

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola!

    Uno de los efectos de conocer a Bruce ha sido refrescar mi costumbre en tiempos universitarios ¡Uff, años 80! de rezar la oración a San Josemaría, así que lo que hago es la novena para realizar bien el trabajo, pues en la reflexión de cada día recuerda y reafirma ideas como las que pones hoy, Angelo. Y me siento acompañada y empujada por otro "aragonés y concienzudo" como yo (por no decir "cabezón" o "cabezota", que en un santo queda fatal, aunque en mí no...). Porque es muy fácil que se cuele el desánimo, la inercia, el ver a las personas sólo desde lo humano... ¡Hace falta una manita desde lo alto para elevar el trabajo cotidiano!

    Me voy a trabajar, que hoy tengo 5 clases seguidas, 5 (como los toros...)

    Besicos.

    ResponderEliminar
  7. El vídeo... FABULOSO (otro que me llevaré, jajajaja)
    Las propuestas... son las que son y son los verdaderos trampolines a la santidad..., tal y como nos enseñó San Josemaría.
    GRACIAS por traer uno y otras.
    ABRAZOS.

    ResponderEliminar
  8. Querida camino Garcia, que no te duelan prendas decir que SJM era concienzudo y CABEZOTA y un hombre muy temperamental, es la pura verdad y así nos lo hacía saber con toda sencillez!!!

    Imitemos su ejemplo y pongamos en práctica todos sus consejos para crecer en estas virtudes.

    El decálogo de hoy es difícil de cumplir querido Angel, pero para Dios no hay nada iposible.

    GRACIAS por recordárnoslo.

    ResponderEliminar
  9. Y los que buscan trabajo tambien santifiquen la busqueda..no?

    A veces no se sabe por donde empezar, ni donde delimitar, lo que es trabajo de lo que no lo es..

    yo les llamo clases.

    llamamos trabajo a lo que nos da dinero? o a otras cosas..

    tengo un cacao..

    a mi me pagan por no intentarlo y no se que debop aceptar y que no..ya te digo, un cacao..rezad por ello

    ResponderEliminar
  10. Con estas recomendaciones, directamente al cielo.

    Gracias Ángel. Feliz día a todos.

    ResponderEliminar
  11. Me llevo e imprimo la lista que pones sobre como hacer el trabajo.
    La voy poner durante un tiempo en lugar visible.Gracias! qué bien me va a venir Ángelo.

    Soy un poquito pesado con San Josemaría pero es que este santo tiene algo especial distinto a los demás.Todos sabemos que todo santo a pesar de gozar de la presencia de Dios siguen conservando su carisma especial y expecífico suyo.

    San Josemaría tiene una particularidad, y es LA GRAN PRISA que se da en hacer cualquier cosa que necesites, ya sea un favor o gracia del Señor o levantarte el ánimo.
    Tengo varios santos, beatos y venerables a los que les tengo mucha devociòn,(12 ó 13 en total) y me han conseguido muchas cosas por su intercesión ante el Señor, por lo tanto San Josemaría no es mi único santo,por eso capto ese matiz, de que puedes estar: perezoso, preocupado, hundido...da igual!, rezar su famosa estampa simplemente y a los 5 minutos,y no más y COMERME EL MUNDO!!
    Invito a ello, estoy seguro que no os defraudará.
    Ah! es muy importante, si alguien está en paro o conoce a alguien que lo esté, lamentablemente algo muy frecuente hoy día, le recomiendo encarecdidamente que haga la novena del trabajo como dice Camino García.

    Simplemente poner en Google: San Josemaría Escrivá novena del trabajo y ahí está el enlace.

    Esto está en nuestro Credo, es la Comunión de los Santos, es la intercesión de unos por otros, de los miembros de la Iglesia Triunfante por los de la Militante en este caso, somos parte todos de un mismo cuerpo, el Cuerpo Místico de Cristo.
    Aunque hoy no toca, no quiero dejar de hacer mención a la necesidad de interceder nosotros por los miembros de la Iglesia Purgante, porque nos necesitan, y ellos además intercederán por nosotros.

    Ah! y si alguien se piensa que soy miembro del Opus Dei y que por eso arrimo el ascua a mi sardina, le informo que a día de hoy no pertenezco a la Obra, quizás nunca, no lo sé.

    Pidan la intercesión de San Josemaría para todo lo que necesiten, especialmente lo relacionado con el trabajo, y vean por sí mismos.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  12. No, no haría chapuzas. Y de hecho debió trabajar de lo lindo, a juzgar por la condición física que se delata en la Sábana Santa.

    (Algo menos de 30 años ya sería, que aunque comenzaban jóvenes tampoco sería tanto).

    PD. Atento esto al espíritu castrense.

    ResponderEliminar
  13. Me encanta .....estar dispuestos para Dios con todo lo que soy....Ahí me tienes Señor. Me ha gustado ver a S Josemaria, lo conocí, y me encanta con la fuerza que hablaba y la naturalidad con que llegaba a los que lo oian. A ¨´el me encomiendo a menudo y me ayuda, sé que me escucha.Soy muy cómoda y él me levanta tantas veces. Gracias Angelo.

    ResponderEliminar
  14. Ojalá fuera así....pero a mí me toca una empresa sin principios, con personas que aún tienen menos....en fín...Un beso ¡¡

    ResponderEliminar
  15. ¡Ay Angelo!Que propositos tan maravillosos,pero que dificil de cumplir.
    Con los trabajos tan precarios que hay,la desigualdad,los trepas,los abusos,etc
    Gracias por tus consejos.
    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  16. Pues yo les pediría por aquellos que tienen horarios de trabajo injustos de mas 13 horas diarias y trabajando los 365 dias al año, los hay!!!! No digo mas.

    ResponderEliminar
  17. Jaja, GAZTELU, así de clarito pues, ¿no? Me encanta...; me encanta que haya santos "cabezotas declarados"; otro gran cabezota y gran santo, el P. Pío, cabezota de Amor, con mayúsculas y minúsculas.

    En fin, si miramos la Iglesia..., empezando por San Pedro - de "Cefas", "piedra", jeje- pasando por San Pablo, cabezón y temperamental como pocos.

    Dios sólo quiere que nos acerquemos a Él, seamos como seamos; no les dijo a los pescadores: "Simón, cuando no seas tan bruto, búscame"; "Santiago, eso de "Hijo del Trueno" no cuela conmigo; cuando se te pase, vienes". Dios no hacía chapuzas, pero para hacer "obras de arte" con materias primas -o primarias- como éstas, hace falta ser todo un Dios...

    Besicos. Rezaremos por Kara y sus compañeros y jefes del trabajo, ¿eh?, que menuda papeleta.

    ResponderEliminar
  18. Anda. Al verlo concretado en tantos puntos se me ha hecho más visible, más cercano el gran valor y la cantidad de frutos que puede dar la "rutina laboral" de cada día.
    Mi trabajo es toda una oportunidad,una aventura, y yo lo había olvidado¡¡
    Ah, y tb para rezar por los que estan buscando trabajo
    Gracias Angelo¡¡

    ResponderEliminar
  19. Querido Ángelo,
    Hoy al leer la entrada que me llega por correo, me emosionó tanto que entré a tu blog directamente. Reconocí desde el Título que eran palabras de San Josémaría, mi santo favorito, lo conocí cuando estuvo en Perú, tengo la suerte y el orgullo de decir que soy del Opus Dei, soy Numeraria, y la obra me ha ayudado muchísimo a superar un poco mi tristeza y soledad al fallecer mi esposo. y al ver el vídeo, mi emosión aumentaba y al final escuché su inconfundible voz y vi su imagen. Es el Santo que demuestra que se puede llegar a ser santos a traves del trabajo, por humilde que sea, si se hace con amor, ofrecido a Dios y bien hecho. !Ya ven que todos debemos aspirar a ser santos !
    Me ha gustado mucho el comentario de Bruce.
    Les recomiendo visitar el blog de Felipe de Urco, en "pequeñassemillitas", está poniendo Capítulos del libro "Camino", libro que leí muy jovencita, cuando aún no conocía la obra, me lo envió una tía que era Superiora de un convento en Pamplona, me gustó el nombre del autor porque se llamaba como mi padre, al que ya no tenía cerca.ese libro se lo regalé a mi novio con el cual me casé, lo tienen mis hijos, y en Navidad es un regalo para mis amigas.
    Gracias querido amigo por compartir la obra de San Josémaría.
    Con mucho cariño desde San Isidro.-Perú.
    María del Carmen

    ResponderEliminar
  20. Hola Angelo, tu blog es muy hermoso. En esta entrada has escrito máximas sobre el trabajo que todos deberías practicar, es un gran medio para santificarnos. Gracias por la visita a mi blog ¡Un gran saludo!

    ResponderEliminar