TAMBIEN EN EL MUNDO DIGITAL


Los siete pecados capitales pueden ser aplicados también en el mundo digital, quien en pocos años ha pasado a formar parte de nuestra vida cotidiana.

1° Gula
El propio nombre dice lo todo. El primer pecado capital consiste en la gula, o sea, comer de forma exageradas, mucho más allá de lo que el cuerpo realmente necesita. Pero en el mundo digital, ¿cómo se aplica? Después de todo, no te puedes empalagar de internet.

Bueno, el pecado de la gula de internet seria caracterizado por querer todos los gadgets recién lanzados, tener perfil en todas las redes sociales, tener cuenta en centenas de servicios de correo electrónico y utilizar la mayoría de los mensajeros instantáneos también puede ser considerado una característica de “glotón” de internet.

2° Avaricia
En el mundo virtual, este pecado capital es caracterizado por la abundancia de blog con banners de propaganda. Además de esto, en las redes sociales, principalmente en Twitter, la avaricia aparece en la forma de centenas de RTs de promociones de microblog, todos dados por el mismo usuario.

3° Envidia
El envidioso anhela tener lo que es de la otra persona, sea un bien material o no.En el mundo digita el pecado de la envidia es muy común. El envidioso moderno anhela en tener el portátil del amigo, quiere ser tan popular cuanto un bloguero famoso, utiliza la idea de los otros para intentar auto promoverse en redes sociales y conseguir 15 minutos de fama.

4° Ira
La ira, para quien no sabe, es el odio o la rabia intensificada. Muchas veces el pecado capital de la ira es llamado de cólera. En la era de la tecnología, redes sociales e internet, los usuarios encuentran una forma de propagar la ira , los foros son el lugar preferido.

5° Soberbia
Una persona soberbia quiere siempre ser mejor que los otros en todo. Los soberbios piensan que son los mejores en cualquier cosa que van a hacer, y cuando encuentran a alguien que no domina determinado asunto, lo ridiculizan.

6° Lujuria
La lujuria consiste en el apego excesivo a los bienes materiales y carnales. Según algunos enseñamientos, este pecado capital es la puerta para los otros, como la avaricia y la gula. ¿Cómo se caracteriza en el mundo digital?

Dormir con la notebook al lado de la almohada y antes de levantarse de la cama, actualizar el Twitter, leer noticias puede ser un síntoma de lujuria de la era moderna. El apego en exceso por los servicios ofrecidos en internet también.

Si sacas miles de fotos y las subes en cada uno de tus diez perfiles de Facebook, ¡Cuidado! Hacer mil y una twitcams y ser el rey fotolog también pueden ser algunos síntomas.

7° Pereza
La pereza es la aversión al trabajo o cualquier actividad que exija un poco más de esfuerzo. El lema del perezoso es: “No hagas hoy lo que puedes dejar para hacer mañana”. En la sociedad digital en que vivimos, el lema podría ser: “Evita la fatiga, escribe lo menos que puedas”.

Pereza de instalar programas antivirus y anti-spyware impide que el usuario utilice aplicaciones que protejan la computadora.

El sitio “let me Google that for you” (deja que te busque eso en Google) parece haber sido hecho en homenaje a los perezosos, que perturban a los amigos u otros usuarios con preguntas sin sentido y absurdas por pereza de buscar.( Elaine Martins da Silva)

“Difundir el Evangelio a través del mundo digital y que comunicarlo no significa poner sólo contenidos religiosos en la red, sino también dar testimonio coherente en el propio perfil digital". Benedicto XVI
¡Alabado sea Jesucristo!

15 comentarios:

  1. Brillante entrada Angelo. Cuanto para meditar. Mientras la leia pensaba en el opuesto: las virtudes que contrarestan esos pecados. Muchas de ellas las encuentro estos dias en este medio. En los blog de hermanos que seguimos a Cristo. Estais siendo como una balsa de aceite que me hace flotar sobre mi oceano de oscuridad. Cuanta luz encuentro en vuestras entradas,momentos que me facilitan la oración y la comunión con dios y a la vez con los hermanos. Medito sobre lo que acabo de leer, cuanta razón tienes. Este mismo medio que tanto bien me hace, utilizado sin mesura, cuanto pecado puede acarrear. Gracias. Un abrazo para ti y los tuyos.

    ResponderEliminar
  2. Me quedo impactada con tu post de hoy; tengo que masticarlo!!!
    volveré

    GRACIAS

    ResponderEliminar
  3. Creo que he cometido todos los pecados capitales y me he saltado todos los mandamientos, en la red y en mi vida real.
    Los de mi vida real sé dónde confesarlos, pero ¿y los cibernéticos?

    ResponderEliminar
  4. Nunca lo hubiera pensado ni visto de ese modo,me da que pensar tu entrada de hoy.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Bruce, los pecados ciberneticos tambien se podran confesar...no?

    Si algun seminarista o sacerdote esta leyendo esto, ya se pueden poner las pilas con las nuevas tecnologias, porque se les va a llenar el confesionario de estos pecados...De todas formas, aunque el confesor sepa poco de 'twitters' y 'gadgets' y todo esto- podra ofrecernos perdon


    Y esta gente que nos advierte de los peligros en la red..esta haciendo un gran servicio

    Gracias por traerlo, y por traer la frase tan significativa del Papa..es la que yo estaba buscando el otro dia

    ResponderEliminar
  6. Qué razón tienes. Y supongo que todo esto lleva a la dependencia y la adicción.

    ResponderEliminar
  7. Me quedo con el final.., con lo positivo, con las palabras luminosas y magistrales de nuestro Papa.
    ABRAZOS.

    ResponderEliminar
  8. Hoy,Siete en Familia es un espejo,donde yo me siento totalmente reflejada,asi era yo,todo sobervia y egoismo,fuera de Cristo.

    Hoy.Siete en Familia nos enseña a cambiar,como lo hice yo,al lado de Cristo y llena de Fe.

    Angelo,una vez mas gracias y un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  9. Me gusta.. pero falta poner al lado las virtudes que tiene muchas.. esto de las red de redes.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  10. ¡Jajaja! Yo soy más aburrida que Bruce en el tema "pecados", y seguro que cometo más de uno y de dos de los cibernéticos, pero primero tendría que saber los tecnicismos en que "meterlos" pues esta mañana, leyendo la entrada, me he quedado a bolos con la gran cantidad de palabras que desconozco (añadiré esta ignorancia a las ya sabidas...). Qué original, Angelo, y qué cierto lo que nos dices; no, si es que para avanzar en el camino lo primero que hace falta es amor a la verdad, y entonces... salen cooosas y cooosas y faltillas y omisiones y más.

    Yo podría confesarme esos pecados y además me ayudarían pues mi confesor sabe de esto más que yo. El otro día alguien dijo una cita de Habacuc y resulta que él la tenía puesta en no sé qué palabrejo de la pantalla de su ordenador. ¡Pero yo me la voy a plastificar, eh, y haré la letra bonita!

    Besicos y mil gracias, Angelo, por enseñarnos de un modo tan original.

    ResponderEliminar
  11. Lo que uno es en la vida real, lo va a ser en todos lados, los pecados capitales son igual, nada más manifestados de otra forma, incluso muchas veces más agresivos, porque no nos ven otras personas, pero se reflejan en lo que manifestamos, aunque nos hagamos pasar por anónimos o con un nickname, las máquinas tienen un tipo de inteligencia que el hombre domina, así que no se mueven solas, es responsabilidad personal.
    Por eso el Papa lanza el reto de que nos manifestemos como verdaderos cristianos.

    Gracias Ángel.

    ResponderEliminar
  12. La verdad y la autenticidad son el programa y el manual de instrucciones que ofrece Benedicto XVI a los cristianos presentes en Internet y las redes sociales. En cuestión de estrategia de comunicación no podría hacer una propuesta mejor para ir corrigiendo nuestros excesos.

    ResponderEliminar
  13. Hasta en una pequeña comunidad de clausura, el mundo y sus seducciones pueden prender.Internet es un espacio humano y por lo tanto se pueden dar todas las virtudes en él y reinar Dios como lo hace en tu blog Ángelo, empleando tu teclado, la pantalla y su ratón.Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Muy interesante este análisis del mundo digital, como en todas partes hay de todo.
    Me encantó la frase de Benedicto.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  15. He quedado Atónito ante tanta palabreja, ignorante de mi he creido que este escrito venía de otra galaxia, aunque hablando de tecnologia siempre tiene que traer cosas nuevas; hoy con los pecados capitales, es posible que tambien aparezcan nuevas formas;Pues vemos que el diablo está aprendiendo. Señalo algo más que ya habeis apuntado. La Adicción y el abadono de los quehaceres cotidianos en el trabajo o familiares que quizas ya están incluidos, para confesarse
    primero conocer la falta ,
    Si Caminamos por el Camino recto quizás no haga falta llegar a la confesion. Jesús dijo: Yo Soy el Camino, la Verdad y La Vida "
    Si Somos crsitianos este es el camino, Elpidio

    ResponderEliminar