NO SE VA DE ROSITAS


En ocasiones, podemos tener  la sensación, de que algunas formas de persecución del cristianismo, en los tiempos que vivimos, es más voraz que en siglos pasados. Juan pablo II habló del siglo XX como el de mayor número de mártires. No debe desalentarnos, sino fortalecernos; luchamos contra el mal y éste no se conforma con irse de rositas, sino que muestra todo su poder de forma, cruel,  irrazonable y dolorosa.

Siempre resulta alentador, encontrar testimonios de los cristianos que nos precedieron, mostrándonos las mismas vivencias que hoy podemos encontrar. ¿O no se podría aplicar el texto que os presento de San Justino, mártir del S.II a nuestros días?

“La primera prueba es que aunque nosotros digamos cosas semejantes a los griegos, somos los únicos a quienes se odia por el nombre de Cristo y, sin cometer crimen alguno, se nos quita la vida como a pecadores. Y ahí tenéis que unos acá y otros allá, dan culto a los árboles, a los ríos, a los ratones, a los gatos, a los cocodrilos, a una muchedumbre de animales irracionales...

Lo único que vosotros nos podéis recriminar es que no veneramos a vuestros dioses y que no ofrecemos libaciones y grasas a los muertos.... Ahora bien, sabéis perfectamente que los mismos animales que unos consideran dioses, son fieras para otros, y para otros, víctimas para sus sacrificios”.

Y San Pablo a Timoteo :

“Proclama la palabra, insiste a tiempo y a destiempo, argumenta, reprende, y exhorta echando mano de toda tu paciencia en enseñar. Porque vendrán tiempos en que no se soportará la sana doctrina, sino que, para halagar el oído, quienes escuchan se rodearán de maestros a medida de sus propios antojos, se apartarán de la verdad y darán crédito a mitos. Pero tú permanece siempre alerta, proclama el mensaje de salvación, desempeña con esmero el ministerio” (2 Tim 4, 2-5)

Los cristianos de este momento histórico, siguiendo las enseñanzas del Señor y el ejemplo de los primeros cristianos, debemos procurar llevar a Cristo el mundo que nos ha tocado vivir y santificarnos sin escapismos, lamentos, nostalgias de tiempos mejores, quejas...

Así que saquemos fruto de las tristezas y desalientos que ayer manifestaron algunos. Nuestros hermanos que son perseguidos , torturados  asaltados por el miedo, y asesinados... nos necesitan ¡Firmes en la fe! Por ellos, sepamos ofrecer nuestras "pequeñas" oscuridades.

¡Alabado sea Jesucristo!

12 comentarios:

  1. Angelo, que refrescante es venir con tiempo a tu blog, y pasear entre tus entradas, se respira Amor y mucha dedicación, gracias!

    ResponderEliminar
  2. La firmeza viene de la presencia de DIOS, y esta premisa ha de ser una CONSTANTE en nuestras vidas. Sin ese requisito, nada somos, y los lobos acabarán por engullirnos.
    Presencia orante y sacramental, esos son los pilares, que nos ayudarán a soportar TODO lo que nos venga.., y después, unión entre nosotros, COMUNIÓN DE LOS SANTOS, rezando unos por otros, y amandonos hasta el final, como EL nos mandó.
    ABRAZOS.

    ResponderEliminar
  3. La firmeza en la fé esa es la clave, en estos tiempos turbulentos que vivimos, abrazados a Xto.
    abrazos.

    ResponderEliminar
  4. Buenos días Ángelo, entiendo esa firmeza como "nada de medias tintas", de acomodos a la forma de pensar y las tendencias del mundo, aquí en España debemos estar en la buena dirección bajo el mando de nuestros obispos a juzgar por cómo se nos trata.En el fondo y superficie si fuera posible deberíamos estar alegres.Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Jesús gritó en la cruz el comienzo del Salmo 22: «Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?», y con ello expresó lo que, según nuestra sospecha, es una experiencia real de la ausencia de Dios en medio del sufrimiento. Si Jesús tuvo una última tentación, sospecho que ésta pudo consistir precisamente en la invitación a desesperar de la fidelidad del Abbá. No obstante, siguió pidiendo ayuda a Dios, y este salmo termina confesando la esperanza en que Dios liberará al que está sufriendo. A pesar de esto, en su contexto la cruz no fue un acontecimiento santo, contrariamente al concepto estereotipado que tenemos de lo sagrado. Fue una ejecución civil; fue una muerte atroz. Por haber sido acusado de un crimen político -el de erigirse en rey de los judíos o tener pretensiones mesiánicas-, la gente entendió la muerte de Jesús como prueba de que se había equivocado. Había sido otro arribista problemático, ejecutado entre dos ladrones. En esto no hay nada de sagrado. La profundidad del pecado de este mundo se refleja en la cruz.
    Muy pronto los creyentes comprendieron que, después de morir, Jesús descendió a los infiernos; es lo que seguimos confesando en el Credo. ¿Qué significa? Que Jesús bajó al lugar de los muertos, el Sheol, el reino de las sombras. Lo que esta forma simbólica de hablar significa es que incluso quienes son víctimas de la muerte, quienes desaparecen, quienes ya no forman parte de la historia de los vivos sobre la tierra, quienes ya no son recordados, todas estas personas no están fuera del alcance del Dios vivo. Jesús crucificado se unió a ellas, se identificó con ellas y llevó el poder del reino de Dios incluso entre ellas".

    Elizabeth Jonson
    “La Cristología hoy”

    Sal Terrae
    ---------------------------
    lo he encontrado en el blog http://teresacarmelocuba.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  6. Querido Angelo:
    Muy oportuna tu entrada de hoy.
    Como ayer escribí en otro blog, el demonio está trabajando a fondo, como siempre lo ha hecho, e intenta que nos desalentemos y caigamos en el desánimo. Debemos estar firmes y rezar, que la oración todo lo puede. Un saludo y buena Semana SANTA.

    ResponderEliminar
  7. TU ENTRADA ME AYUDA A RECUPERAR FUERZAS Y A NO PERDER LA ESPERANZA, MIENTRAS MEDITO CADA FRASE E INTENTO APLICARLA EN MI VIDA. YO PERSONALMENTE PIENSO QUE LOS QUE SEGUIMOS A JESUCRISTO DEBEMOS SER UN POCO MAS VALIENTES A LA HORA DE ACTUAR. HAY TANTAS COSAS QUE CAMBIAR Y POR LAS QUE LUCHAR, NO SOLO CON LA ORACION, SI NO CON ELLA. PERO CREO QUE TODOS LOS MARTIRES TIENEN ALGO EN COMÚN, FUERON PERSONAS QUE ALENTADOS POR EL ESPIRITU ACTUARON, DESTACARON DE ENTRA LAS MASAS Y NUNCA SE DEJARON ABATIR, NISIQUIERA CUANDO LE QUITABAN LA VIDA.

    ResponderEliminar
  8. Solo el Espiritu Santo que como Testigo Fiel que habita en nuestro corazón en Gracia, es el que dá firmeza a nuestro espiritu y certifica la Verdad....El corazón abierto a la Palabra de Vida, para no sucumbir ante el miedo a perder la Vida, que recibimos de Crsito para darla o no con la Libertad de los Hijos de Dios......
    Tengo mi lámpara llenica de "aceite" y voy para Jerusalem.....cantando las maravillas que hace el Señor en mi vida.

    ResponderEliminar
  9. Es el gran secreto (a voces) que tenemos los cristianos: la comunión de los santos. Es maravilloso saber que podemos enviar "agua" a nuestros hermanos más necesitados que están a miles de kilómetros de nosotros.
    Y es curioso cómo se nos suele olvidar el reverso: que podemos refugiarnos en la ayuda de los demás cuando somos nosotros los necesitados.

    ResponderEliminar
  10. De momento y gracias a la suma de las quejas de todos los cristianos, se ha denegado la autorización a la procesión-manifestación atea en Madrid el Jueves Santo.

    Si hubiéramos puesto la otra mejilla según el concepto erróneo de esa expresión que muchos tienen, y nos hubieármos callado, después hubiáramos tenido que soportar semejante burla.

    De todas formas, volverán, y en todo y tiempo y lugar que puedan tratarán de hacernos la pascua. Es lo que viene.

    Está de moda rajar del Papa, los sacerdotes, los católicos...

    ¿Quién lo ha puesto de moda?

    Yo tengo mi opinión al respecto. Solo diré que es presidente de un país y tiene las cejas así ^ ^

    ResponderEliminar
  11. Bruce, nos damos por enterados de quién es el presi, pero a pesar de que nos "escueza", recemos de vez en cuando por él y el que pueda más a menudo. un abrazo

    GRACIAS

    ResponderEliminar
  12. Yo lo hago todos los días. Rezo para que se vaya o lo echen cuanto antes.

    Lo hag todos los días sin falta.

    ResponderEliminar