NOVENA A JUAN PABLO II - OCTAVO DÍA


Intención: Por los jóvenes que sepan abrir de par en par las puertas a Cristo

"Ahora más que nunca es urgente que seáis los “centinelas de la mañana”, los vigías que anuncian la luz del alba y la nueva primavera del Evangelio, de la que ya se ven los brotes. La humanidad tiene necesidad imperiosa del testimonio de jóvenes libres y valientes, que se atrevan a caminar contra corriente y a proclamar con fuerza y entusiasmo la propia fe en Dios, Señor y Salvador.” (JPII)



Lectura: Testimonio del ceremoniero pontificio monseñor Konrad Krajewski (8)

Poco a poco comencé a darme cuenta de que el centro del mundo estaba siempre donde yo me encontraba con el Papa: no porque estaba con Juan Pablo II sino porque él, en cualquier lugar que se encontrase, rezaba. Entendí que el centro del mundo está donde yo rezo, donde yo estoy junto a Dios, en la más íntima unión que existe: la oración. Estoy en el centro del mundo cuando camino en la presencia de Dios, cuando "en él vivo, me muevo y existo" (cfr. Hechos de los Apóstoles 17, 28). Cuando celebro o participo en la Eucaristía estoy en el centro del mundo; cuando confieso y cuando me confieso, en el confesionario está el centro del mundo; el lugar y el tiempo de mi oración constituyen el centro del mundo porque, cuando rezo, Dios respira dentro de mí. El Papa permitió a Dios respirar a través de él: cada día pasaba mucho tiempo frente al tabernáculo. El Santísimo Sacramento era el sol que iluminaba su vida. Y él, frente a aquel sol, iba a calentarse con la luz de Dios. La vida de Juan Pablo II estaba entretejida de oración. Tenía siempre entre los dedos la coronilla del rosario, con la cual se dirigía a María confirmando su Totus tuus.


Una vez, después del accidente de 1991, el cardenal Deskur llevó al Papa un recipiente con agua bendita de Lourdes y le dijo: "Santidad, cuando lave la parte que duele, deberá rezar el Ave María". Juan Pablo II respondió: "Querido cardenal, yo digo siempre el Ave María".


Mi tarea en la Oficina para las Celebraciones Litúrgicas consiste en cuidar, bajo la guía del maestro, las celebraciones pontificias, y no en escribir artículos o preparar conferencias. Así ha sido por trece años. Después del 2 de abril de 2005, cuando alguien me pide que de testimonio de Juan Pablo II, respondo a menudo: "¡Sí, con gran alegría!". E invito a tomar parte cada jueves en la misa frente a su tumba en las Grutas Vaticanas. Así como invito a dirigirse a la iglesia del Espiritu Santo en Sassia, donde cada tarde se recita la coronilla de la Divina Misericordia seguida del Vía Crucis. Cada jueves a la tarde se encuentran en mi apartamento sacerdotes que trabajan o estudian en Roma, religiosas y laicos. Juntos rezamos las Vísperas, oramos y nos sentamos en la mesa común. Reunirse en oración y estar juntos para reencontrarnos en el centro del mundo: esto lo he aprendido de Juan Pablo II. (continúa mañana)


Oración:
Oh Trinidad Santa, te damos gracias por haber concedido a la Iglesia al Papa Juan Pablo II y porque en él has reflejado la ternura de Tu paternidad, la gloria de la Cruz de Cristo y el esplendor del Espíritu de amor. El, confiando totalmente en tu infinita misericordia y en la maternal intercesión de María, nos ha mostrado una imagen viva de Jesús Buen Pastor, indicándonos la santidad, alto grado de la vida cristiana ordinaria, como camino para alcanzar la comunión eterna Contigo. Concédenos, por su intercesión, y si es Tu voluntad, el favor que imploramos, con la esperanza de que sea pronto incluido en el número de tus santos.
Padrenuestro, Avemaría, Gloria.
¡Alabado sea Jesucristo!

10 comentarios:

  1. Ay Angelo...

    Me encanta la intención de hoy, gracias.

    ResponderEliminar
  2. Ya estamos al final de este pequeño camino que es esta preciosa NOVENA, vendrán más caminos, vendrán más oraciones..., este Papa, es un aliado incomparable....
    Este final, es un buen principio.
    ABRAZOS.

    ResponderEliminar
  3. Cada dia de la Novena me gusta más, Angelo...mil gracias. Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Mañana Domingo el gran día..bendito sea el Señor y que bendiga a Juan Pablo II, un abrazo en el Señor Jesús.

    ResponderEliminar
  5. Precioso Angelo, ya solo nos queda una más...me gustaria que las novenas fueran mas largas... te has ido superando cada dia.
    Graciassssss.

    ResponderEliminar
  6. En este pais estabn hechos un lio para conseguir hacer a los jovenes y niños 'felices'. Han introducido programas educativos para mejorar la sociabilidad, les han colmado de bienes materiales, de bienestar, tienen belleza, salud y agilidad propia de la edad..y nada, que no funciona a veces.
    los psicologos dicen: pues que lo que estan intentando realmente es clasificar solo ciertas emociones como 'felicidad' y considerar otras como 'enfermedad mental' (asi como la tristeza, el pesimismo) y ademas, si introducen en el curriculum mas rollos emocionales no habra tiempo para que alcancen su potencial intelectual y que importa mas??
    nada, no encuentran respuesta asi..
    Viene una al blog y aqui esta expresado clarisimamente, 'abrirse a Cristo de pr en par'
    Que Muchos jovenes muestren este mensaje y esta realidad a toda esta gente y al futuro
    mwas

    ResponderEliminar
  7. Hoy me retrasé al hacer la novena que suelo hacerla antes de levantarme.Acabo de hacerla ahora y te doy gracias Angelo por habernos preparado el dia a dia, la meditación y la annécdota.

    Mañana estaré conectada a la tele desde las 10 de la mañana hasta la hora de ir a Misa para seguir orando.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  8. cristina espinosa03 mayo, 2011

    gracias, por escribir, esto que realmente es la manifestacion del amor para cristo, y la posibilidad, mediante este medio de compartirlo.

    ResponderEliminar