NOVENA A JUAN PABLO II - QUINTO DÍA


Intención: Por los enfermos, y todos los que sufren en el alma y en el cuerpo. Por los mendigos, abandonados y todos aquellos que son marginados y olvidados

"Pido para vosotros la gracia de la luz y de la fuerza Espiritual en el sufrimiento, para que no perdáis el valor, sino que descubráis individualmente el sentido del sufrimiento y podáis, con la oración y el sacrificio, aliviar a los demás". (JPII)


Lectura: Testimonio del ceremoniero pontificio monseñor Konrad Krajewski (5)

Cada día celebro la Eucaristía en las Grutas Vaticanas. Observo cómo los empleados de la basílica y todos aquellos que se dirigen al trabajo en los diversos dicasterios y oficinas del Vaticano, los gendarmes, los jardineros, los choferes, comienzan la jornada con un momento de oración frente a la tumba de Juan Pablo II: tocan la lápida y le dan un beso. Y así todas las mañanas.


Desde el 2000 el Papa había comenzado a debilitarse cada vez más. Tenía grandes dificultades para caminar. Preparando el gran Jubileo con el arzobispo Piero Marini esperábamos que al menos pudiese abrir la puerta santa. Era casi imposible pensar en el futuro. Mientras me encontraba en las montañas polacas, una vez escuché esta afirmación: "Todavía no nos conocemos porque no hemos sufrido juntos". Con monseñor Marini participamos por cinco largos años en los sufrimientos del Papa, en su heroico combate consigo mismo para soportar el sufrimiento. Me vienen a la mente las palabras del salmo 51: "Purifícame con el hisopo y quedaré limpio", que se pueden entender también así: "Tócame con el sufrimiento y seré puro".



Estar con Juan Pablo II quería decir vivir en el Evangelio, estar dentro del Evangelio. En los últimos años del servicio junto a él me di cuenta de que la belleza está siempre ligada al sufrimiento. No se puede tocar a Jesús sin tocar la cruz: el Pontífice estaba tan probado, se puede decir martirizado por el sufrimiento, pero tan extremadamente bello, en cuanto que con alegría ofreció todo esto que había recibido de Dios y con alegría restituyó a Dios todo lo que de Él había tenido. La santidad, de hecho, - como decía la Madre Teresa de Calcuta - no significa sólo que nosotros ofrecemos todo a Dios sino también que Dios toma de nosotros todo aquello que nos ha dado. El atleta que caminaba y esquiaba en las montañas ahora había dejado de caminar; el actor había perdido la voz. Poco a poco se le había quitado todo.(continúa mañana)

Oración:
Oh Trinidad Santa, te damos gracias por haber concedido a la Iglesia al Papa Juan Pablo II y porque en él has reflejado la ternura de Tu paternidad, la gloria de la Cruz de Cristo y el esplendor del Espíritu de amor. El, confiando totalmente en tu infinita misericordia y en la maternal intercesión de María, nos ha mostrado una imagen viva de Jesús Buen Pastor, indicándonos la santidad, alto grado de la vida cristiana ordinaria, como camino para alcanzar la comunión eterna Contigo. Concédenos, por su intercesión, y si es Tu voluntad, el favor que imploramos, con la esperanza de que sea pronto incluido en el número de tus santos.
Padrenuestro, Avemaría, Gloria.
¡Alabado sea Jesucristo!

17 comentarios:

  1. ¡Oh Angelo, qué fotos! No puedo verlas sin dejar de llorar, parece que en su llanto lleva todo el peso del dolor con el que carga un gran padre, el Vicario del Único Padre.

    Las imágenes de hoy las voy a sacar en fotografía y van a estar o enmarcadas en mi casa o plastificadas en mi bolso. Me enseñarán a orar hasta el dolor por el amor, como él y la Madre Teresa; qué niño tan especial el que los tuvo a los dos dándole la mano.

    ¡Dios te bendiga, Angelo, y esta obra!

    Hasta mañana si Dios quiere.

    ResponderEliminar
  2. Hermosa iniciativa que acompaño con el corazón, Juan Pablo II siempre me conmovió,con sus actos, con su humildad y con esa imágen tan tierna que lo caracterizaba. Así que el domingo celebraré con todos ustedes su beatificación.

    Hermosa la música del blog Angelo.
    Te dejo un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Felicidades a todos
    Son dias muy intensos y maravillosos. Que Bueno es el Señor!

    ResponderEliminar
  4. Aunque no estoy fichando vengo cada día. Me está haciendo mucho bien esta Novena.
    Muchas gracias, Ángel.
    Un beso grande

    ResponderEliminar
  5. Un dia más aquí, contigo, con todos...
    No puedo faltar.
    abrazos con el alma.

    Off t. Las imágenes escogidas, la música, cada una de tus palabras o los textos elegidos, son pura inspiración con la que, sin duda DIOS te ha bendecido a tí, y de paso a todos los que, de ti, nos valemos, precioso instumento de su amor.
    Gracias... muy, muy sentidas.

    ResponderEliminar
  6. Juan Pablo II supo amar. Aprendió el arte del Amor Divino humano del Sagrado Corazón de Jesús. Por eso somos tantos los que aprendimos a quererle de todo corazón.
    Gracias, una vez más, por esta maravillosa Novena.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. "Todavia no nos conocemos porque no hemos sufrido juntos"
    Huy vaya frase! esta me sostendrá hoy, y vaya fotos, textos y música ! que el Señor te siga bendiciendo gracias de todo corazón. un abrazo en Xto!

    ResponderEliminar
  8. Me está encantando esta Novena Angelo y me deja hoy las frases que son imprescindibles para entrar en la Vida de Fé........

    Veo en mi padre lo que el Señor está haciendo , quitandole todo y verlo a él dócil y nada quejoso...toda una Gracia no crees? un abrazo....

    ResponderEliminar
  9. ANGELO, QUE BUENA NOVENA, LA SIGO ANTES DE IRME A LA CAMA. ME ACUESTO TARDE POR CULPA DE LOS ANTIDEPRESIVOS QUE ME HACEN DORMIR A HORAS INUSUALES. TU NOVENA ME AYUDA A MEDITAR DE NOCHE EN MIS DESVELOS.
    LA DE HOY ESPECIALMENTE ME AYUDA POR QUE ME TOCA DE UNA FORMA DIRECTA...Y QUE IMAGENES ... ME DAN FUERZAS PARA LUCHAR CON MI PROPIA ENFERMEDAD...
    GRACIAS.
    UN ABRAZO FUERTE PARA TI Y TU FAMILIA.

    ResponderEliminar
  10. Hola Angelo: Cada día es mas bonita la novena. Hoy las intenciones me van que ni pintadas. Me ha encantado la frase "No se puede llegar a Jesús sin tocar la cruz". No entiendo el valor del sufrimiento y me gustaría entenderlo pero meditaré en esa frase.

    Si fuera cierto, solo me cabría decir "Bienvenida la cruz"
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Angelo que bonita novena. Te tomaré prestadas algunas de tus fotos para mi revista.
    Que el Beatro Juan Pablo II te proteja.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. "Todavía no nos conocemos porque no hemos sufrido juntos".
    sufrir para resucitar con El
    Gracias Angelo¡

    ResponderEliminar
  13. Camino,a mi me ocurre lo mismo.
    Un abrazo a todos. Esta semana estoy un poco atareado, apenas me queda tiempo para postear, pero agradezco muchísimo vuestra aportación diaria y la unión en esta novena que a mí también me está ayudando a prepararme para la alegría del 1 de mayo.
    Mi oración por cada uno de vosotros.

    ResponderEliminar
  14. Precioso de verdad.. gracias..un día más..por Juan Pablo II.

    ResponderEliminar
  15. Buenos dias Angel: Como no hay manera porque soy torpona de hacer un comentario aunque lo intento

    te lo digo por correo que no se ve: ESTA NOVENA ES PRECIOSA. quiero copiar todo ,QUE

    FOTOS!! ESTE PAPA PARA NOSOTROS ERA MUY ESPECIAL.

    ¿Vas a Roma?. Un abrazo JOSÉ MARIA Y AMALIA

    ResponderEliminar
  16. Vuelvo porque todo lo escrito hoy es "oro fino", y hoy precisamente, día de San Rafael Arnaiz (en la Orden, en el calendario litúrgico general quizás lo fuera ayer). Rafael, como Juan Pablo II, quería darlo todo a Dios -y realmente podía dar mucho, estaba muy capacitado humana e intelectualmente-, pero Dios quería su nada, como nos dice el ceremoniero de JP II refiriéndose a sus años finales. Rafael llegó a tener tan poco que, en vida, ni pudo vestir el hábito de monje profeso por las limitaciones que suponía su salud, sólo el de hermano menor, oblato, e incluso sus padres daban al monasterio dinero para poder comprar las medicinas que necesitaba, ¡pero qué belleza en las caras de los dos y, me atrevo a decir que en Benedicto XVI conforme va avanzando en su pontificado, camino de tanta purificación y dolor, camino de santidad!

    Cita a otra grande, Madre Teresa de Calcuta: "La santidad no significa sólo que nosotros ofrecemos todo a Dios sino también que Dios toma de nosotros todo aquello que nos ha dado." ¿Para qué? Para vestirnos de Su Belleza. Por eso resplandecen todos ellos; por eso el sufrimiento es camino de conocimiento, camino de verdad.

    Como decía el Hno Rafael diez días antes de morir: "Ayer vi claramente que solamente acudiendo a Ti se aprende; que sólo Tú das fuerzas en las pruebas y tentaciones y que solamente a los pies de tu Cruz, viéndote clavado en ella, se aprende a perdonar, se aprende humildad, caridad y mansedumbre."

    Besicos.

    ResponderEliminar
  17. ¡Otra vez yo, qué pesada! Pero es que estamos pidiendo por los enfermos, y son tan importantes los enfermos espirituales y nos olvidamos tantas veces de ellos... Desde los más leves (todos tenemos más o menos carencias, heridas y/o pecados espirituales) hasta los más graves, los posesos. En vuestras oraciones, no olvidéis a estos enfermos, por favor.

    Ya me callo. Besicos.

    ResponderEliminar