NOVENA A JUAN PABLO II - SEXTO DÍA


Intención: Por la paz en el mundo por las víctimas de la guerra, la violencia y de los desastres naturales.

"Que nadie se haga ilusiones de que la simple ausencia de guerra, aun siendo tan deseada, sea sinónimo de una paz verdadera. No hay verdadera paz sino viene acompañada de equidad , verdad, justicia, y solidaridad". (JPII)



Lectura: Testimonio del ceremoniero pontificio monseñor Konrad Krajewski (6)

Antes de comenzar las exequias, monseñor Dziwisz y monseñor Marini cubrieron el rostro del Papa con un paño de seda, un símbolo de muy profundo significado: toda su vida estuvo cubierta y escondida en Dios. Mientras realizaban este gesto, estaba junto al ataúd y tenía en la mano el Evangeliario, otro signo fuerte. Juan Pablo II no se avergonzaba del Evangelio. Vivía según el Evangelio. Resolvía según el Evangelio todos los problemas del mundo y de la Iglesia. Según el Evangelio construyó toda su vida interior y exterior.


El misterio de Juan Pablo II, es decir, su belleza, se expresa muy bien a través de la oración del Papa Clemente XI que se encontraba en los antiguos breviarios: "Quiero todo lo que Tú quieres, lo quiero porque Tú lo quieres, lo quiero cómo y cuándo Tú lo quieres". Quien pronuncia estas palabras con el corazón se vuelve como Jesús que, humilde, se esconde en la hostia y se ofrece para ser consumado. Quien hace propias estas palabras comienza a vivir con el espíritu de adoración del Santísimo Sacramento.(continúa mañana)


Oración:
Oh Trinidad Santa, te damos gracias por haber concedido a la Iglesia al Papa Juan Pablo II y porque en él has reflejado la ternura de Tu paternidad, la gloria de la Cruz de Cristo y el esplendor del Espíritu de amor. El, confiando totalmente en tu infinita misericordia y en la maternal intercesión de María, nos ha mostrado una imagen viva de Jesús Buen Pastor, indicándonos la santidad, alto grado de la vida cristiana ordinaria, como camino para alcanzar la comunión eterna Contigo. Concédenos, por su intercesión, y si es Tu voluntad, el favor que imploramos, con la esperanza de que sea pronto incluido en el número de tus santos.
Padrenuestro, Avemaría, Gloria.
¡Alabado sea Jesucristo!

4 comentarios:

  1. Me hace mucho bien leer tus entradas y además aprendo y conozco cosas nuevas.
    Por cierto,,, te echo de menos en mi blog.

    ResponderEliminar
  2. Qué cortita se hace esta novena.. así como la vida misma.. ya queda menos.. un fuerte abrazo a todos.

    ResponderEliminar
  3. Querido Ángel: Hoy, precisamente, ha salido mi hija para Roma.

    Gracias por tu entrada.

    Feliz Octava de Pascua. Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Eso de la Paz es absolutamente cierto, no hacen falta bombas para que este ausente...

    ResponderEliminar