CRÓNICA ANUNCIADA


Esto de escribir bajo presión amenazante de amotinamiento, no resulta fácil; rechacé publicar mi crónica madrileña, ante las magníficas exposiciones de  Patricia,(enlace) Gran Visigoda, (enlace) Arcendo, (enlace) y Elías, (enlace) ellos han explicado de forma preciosa, las emociones y sentimientos vividos, así que sólo me queda contar, como transcurrieron los hechos de forma sencilla. Imposible para mí la brevedad, así que mi disculpas ante la extensión.

Viernes 6, llegué a las 11,50 a la estación de Atocha, donde me esperaba “Una madre agradecida”, que ya conocía del año pasado. Una excelente mujer llena de actividad. ¿Activa?... el día tendría que alargarse unas horas más, para que esta alma, llevase con más calma las cuarenta mil cosas a las que se entrega; ¡siempre al servicio de los demás! Lo he verificado en numerosas ocasiones.


Una vez situado en el hotel, fuimos al encuentro de “Gran Visigoda”,su blog “Soliloquios de la Gran Visigoda”. ¡Menuda sorpresa! No tenía nada que ver con la imagen que tenía de ella. ¡Me encantó y me cautivó! Un alma transparente, dulce, silenciosa, que sabía ofrecer, en el momento adecuado su experiencia. Conociéndola, entiendo y saboreo mejor sus Soliloquios. Entendí mejor sus noches en vela. Los tres, nos fuimos a comer y después a descansar un rato cada uno en su lugar de residencia.

Sobre las 16 h. Se presentó en el hotel, Arcendo con sus dos hijos; su blog “ La hoja del Arce”. El abrazo anhelado durante todo el año, por fin se producía. A Arcendo también lo conocí en mi visita del año pasado. Tomamos juntos un café e intercambiamos impresiones sobre varios temas. Fue un primer contacto. Quedamos para la Eucarístia del Sábado. A continuación me fui en busca de Mercuzzio; su blog “En Saco nuevo”. Se hospedó en un hotel muy cerquita del mío, así que acudí junto a una madre agradecida y Gran Visigoda a recibirlo. Nos fuimos a tomar un café y en ese encuentro, se produjo un precioso intercambio sobre el mundo de los blogs: Inicios, dificultades, alegrías, desalientos, anécdotas, ilusiones… todo aquello que experimentamos en este medio virtual.


A las 19.45, nos fuimos a la parroquia del Santísimo Cristo de la Victoria, donde estaba expuesto el Santísimo, pudiendo estar un ratito en adoración, hasta el comienzo de la Misa, que celebraba Don Alfonso del blog “Glosas marginales”. Al finalizar, nos fuimos todos, a tomar unos deliciosos bocadillos de calamares. Se unieron Mónica del blog: “Mi blog” y Sónsoles del blog “Vida joven y cristiana”. Interesantísimos los temas que salieron a colación, donde Don Alfonso, fue dando respuestas a las preguntas que surgieron. Mercuzzio y yo volvimos a nuestro hotel dando un paseo que nos vino muy bien para compartir de forma más personal. ¡Fantástico!

El sábado, recibí una visita en el hotel que me alegró muchísimo. Fran del blog “Luz apacible”, me honró con su presencia. ¡Qué entusiasmo percibí en ella! No abandonó la sonrisa ni un solo instante. Me contagió su apasonamiento. No pudo unirse al resto en esta ocasión, pero lo hará en otra. Le agradezco el esfuerzo que hizo para que nuestro encuentro se produjera.

Quedé con Mercuzzio para comer juntos, y una “experta en restaurantes” nos aconsejó uno, que según ella” se comía muy bien”, pero olvidaba que el nombre del restaurante podía engañarnos y que en su experiencia como comensal, no le tocó pagar la factura. ¡Pinocchio, se llamaba el restaurante! ¡Qué se podía esperar de un nombre así!
Viendo el importe en la caja, pensábamos que era de los últimos clientes que pagaron, pero no; todito era nuestro. ¡¡¡Menuda clavada de factura nos hicieron!!!


Por la tarde antes de la Eucaristía, Una madre agradecida, Gran Visigoda y Mercuzzio me acompañaron a visitar La Almudena. Aunque no pudimos verla con detenimiento, (ya que gracias a Dios había ordenaciones sacerdotales) puede entrar y hacerme una idea de su belleza. Cerquita estaba la Basílica de San Miguel, donde habíamos quedado todos, para asistir juntos a la Eucaristía, que se celebraba a las 19 h. Al entrar reconocí a Camino, a quien conocía por foto, (gran comentarista de nuestros blogs), no le dije nada porque estaba en recogimiento ante el Señor. Al salir reconocí también a Elías, su esposa e hijo, ya que aparecen a menudo en su blog “Por la vida y nada más que por la vida”.

Cuando todos nos encontramos a las puertas de la Basílica, nos colocamos para que Elías nos hiciera una foto, y todos los transeúntes nos miraban, ante el jaleo que organizamos, buscando el lugar donde situarnos. Al finalizar la sesión fotográfica,  tomamos rumbo hacia un bar, para disfrutar de unas cervezas y sidras que Arcendo generosamente nos brindó.
Ahí empezamos a conocernos todos un poquito más, en un ambiente cordial y distendido.


Sobre las 21 h. nos dirigimos hacia el restaurante que Arcendo había reservado, para compartir juntos una estupenda cena. Allí se unieron la esposa e hija de Arcendo. El lugar, la sala que nos prepararon, la decoración de la mesa y la atención recibida, propició un ambiente relajado y familiar ,que nos invitó a compartir las experiencias blogueras. Trucos, proyectos, anécdotas, el recuerdo de los demás blogueros… fue muy enriquecedor.

Una idea que hace tiempo me ronda por la mente, se puso sobre la mesa. Una peregrinación bloguera a Roma en el 2013. La ilusión y la aceptación del proyecto, hace que ya me ponga manos a la obra para ir recabando toda la información posible, para que con la ayuda de Dios ésta se lleve a cabo. Pudimos verificar el gran corazón y alegría que contagia Camino, contando sus anécdotas. Las familias de Arcendo y Elias, estuvieron fantásticas, en su adaptación bloguera. Aprovechando que Elías dejó por un momento la cámara (ya que fotografió casi todo), nos habló de sus numerosos voluntariados, empeñado siempre en el gran apostolado de la defensa de la vida. ¡Admirable todo lo que hace! Generosamente, nos ofreció todas las fotografías que realizó del encuentro.

Sobre la una de la madrugada, tras un brindis por todos los blogs, nos retiramos a dormir. Arcendo y Tony del blog “Heroémania” nos acompañaron a Mercuzzio y a mí al hotel.

El domingo, partimos hacia Getafe, los que solemos comentar en el blog de Patricia “Fiat Mihi”. Su salud no le permitió haberse unido a nosotros, y no podíamos perder la ocasión de conocer a esta alma tan,tan,tan… llena de chispa, una chispa que enciende muchas luces. Como ha relatado su experiencia, os remito al enlace que puse al principio del post. ¡Fue muy emotivo conocerla! Me quedé con muchas ganas de hablar de forma más personal, pero estoy seguro que tendremos más ocasiones. Asistimos juntos a la Eucaristia de su Parroquia, llena de vitalidad con sus sacerdotes tan jóvenes. Nos pidieron que rezáramos mucho por todos los sacerdotes, así que mensaje transmitido.


Compartimos la comida con Manuel, (el seminarista de Getafe que este blog tiene en adopción) , nos reímos mucho con él, tiene un humor genial y nos dejó absortos con su vida en el seminario, que quiso compartir con nosotros. Además nos enteramos del apodo que allí tiene : “el notas” ;ya le arrancaré alguna de las suyas, para que entendáis el mote. ¡Y a seguir rezando intensamente por él!

Acompañamos a Mercuzzio sobre las 19 h. a la estación. Nos costó la despedida. Mercuzzio nos habló de su trabajo como profesor de religión, los proyectos que el Señor tiene sobre él y nos entusiasmó a todos con su carácter y espiritualidad. Personalmente tengo que confesar, que el sobrenombre de grandullón que un día le puse en su blog, corresponde al alma que Dios le ha dado. ¡Grande de verdad!


El lunes por la mañana, Arcendo volvió a visitarme en el hotel, y pudimos seguir intercambiando experiencias. Tengo que dar gracias a Dios. Este hombre desde que lo conocí, solo hace mas que enseñarme, y ¿sabéis que? Humildad y bondad. Imposible no sentirse pequeño, ante su grandeza y sabiduría. Me acompañó también a la estación, deseándonos una próxima reunión .

Me vais a perdonar que no ponga las fotografías del encuentro. Algunos prefieren seguir en su anonimato virtual y dejar su verdadera identidad en el encuentro personal. Sé que lo entenderéis.

Desde aquí, de nuevo mi agradecimiento, a todos los que en esos días, me han dado mucho más de lo que yo les he ofrecido. Gracias a todos los que se han unido, con sus oraciones, logrando así que este encuentro haya sido tan fructuoso. ¡Que Dios os bendiga a todos! ¡Y os esperamos en el próximo si D.q.!

¡Alabado se Jesucristo!

37 comentarios:

  1. Mira, mira, mira... mañana vuelvo otra vez, tanta "cosa" que acabo de leer me salta el corazón. ¡Eres impresionante!

    Como verás... te he hecho caso, he estado de pinturitas en el blog (antes de pruebas... como me dijiste) y tengo la cabeza loca de tanto blog.

    Mañana vuelvo, solo quería asegurarme de que la "presión amenazante" había hecho su efecto, y ¡caramba!, ha merecido la pena el "sí o sí".

    Volveré...

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado tu crónica.
    Ahora mismo me voy a los otros blogs a leer sus crónicas.

    La próxima Dios quiera que me entere y pueda asistir.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Me has hecho disfrutar!!!!!Para el proximo encuentro me apunto....un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Que hermoso Angelo, sin palabras. me hubiera encantado estar alli, abrazarles a todos y conocerlos pero algun dia si Dios quiere darme la oportunidad lo hare. Tantas cosas compartidas verdad? Un fuerte abrazo a todos y yo ya estoy pensando en el 2013!!!!

    ResponderEliminar
  5. He visto el hermoso correo que me has mandado, ya te contesto con calma cuando tenga tiempo, porque no son solo dos palabras lo que me sale de el alma. Otro abrazo.

    ResponderEliminar
  6. A parte de sonrojarme por los inmerecidos elogios que me dedicas, me congratula mucho leer y recordar, con la lectura, tantos buenos momentos.
    El motín estaba justificado, estas experiencias había que contarlas, con todo el detalle y la delicadeza, que esperabamos.
    Gracias por este emocionante crónica. Lo dicho... esto habrá que repetirlo y no tardando mucho, con los que estuvimos y más que se apunten.
    ABRAZOS A TODOS.

    ResponderEliminar
  7. Por fin puedo respirar Angelo, pensaba que no llegaria al final del pos. Leerlo ha sido como estar alli con vosotros. me alegro por todos los que habeis podido participar. Ytambien por los que desde nuestras casas compartimos vuestras experiencias.
    Gracias por contar con nosotros.
    Un abrazo para ti y tu familia.

    ResponderEliminar
  8. Gracias Angelo,habeis exprimido bien el fin de semana,se percibe mucho cariño y es que de blogs buenos solo puede salir buena gente.
    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  9. Que bien, ha hecho efecto! gracias por contarnos tan detalladamente este encuentro tan esperado. un abrazo, me alegro mucho por todos

    ResponderEliminar
  10. Estupenda crónica bloguera, Angelo. Todavía no se puede lanzar a los cuatro vientos, pero te dejo la primicia de que el miércoles 17 de agosto celebraremos el I Encuentro de Blogueros con el Papa. Este encuentro vuestro, tiene un gran sabor y abre el apetito, como los buenos aperitivos. Os pido oraciones para que la organización de ese evento salga adelante.

    ResponderEliminar
  11. gracias a todos por cuiodarlo y a el por contarlo, seguro que temas que surgieron en las conversaciones enriqueceran este blog

    ResponderEliminar
  12. Ángel, gracias por dejar escrito este encuentro inolvidable.
    Doy gracias a Dios por habernos ido reuniendo en tu casa y a ti por haberte ocupado y preocupado de cada uno.
    Estamos en la semana del Buen Pastor y está claro que cada uno tenemos un rebañito al que cuidar.
    Me siento agradecida y feliz de haber conocido a estas almas en cuya compañía se hace más dulce el camino.
    Abrazos para los que conocí y para los que espero conocer pronto. Y para ti, uno enorme, por cuidarnos a todos.

    ResponderEliminar
  13. Envidia sana me das.

    Yo desde que llegué de Roma no paro de hacer trabajos, de leer y de estudiar... de modo que tengo muy descuidado el blog. Ya lo siento.

    En fin, me alegro muchísimo de que te lo pasaras tan bien. Es una crónica buenísima.

    Aprovecho, una vez más, para abusar de tu santa generosidad y pedirte oraciones por mí,por mis estudios en Teología.

    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  14. Estaba deseando leer tus experiencias por los madriles y he disfrutado con ellas. A la póxima, si puedo, me apunto.

    ResponderEliminar
  15. Ángel, te agradezco que avisaras a todos de la muerte de mi madre. Os agradezco las oraciones y las palabras que me dedicasteis en los comentarios. Me siento muy acompañada por todos vosotros. Como veis voy retrasada leyendo las entradas anteriores.
    Os pido me ayudeis a dar gracias a Dios por todo y por tanto como me da.
    Espero conocer a los que no pudisteis venir.
    Gracias, gracias, gracias.

    ResponderEliminar
  16. Muchas gracias por compartir vuestro encuentro, me hubiera encantado poder unirme.

    Cristina

    ResponderEliminar
  17. Uh!!! 2013, Cheverísimo. Habrá que empezar a ahorrar desde ahora.

    Muy hermosa tu experiencia de vida, creo que Papá Dios los consintió a todos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Otra vez será.En fin...

    Me alegro por vosotros.

    ResponderEliminar
  19. Qué fantástico encuentro. Gracias por describirlo tan detalladamente. Nosotros el domingo en Bolonia almorzaremos con los bloggers y por primera vez estaremos juntos. Un gran saludo!

    ResponderEliminar
  20. Maravilloso, estaba esperando mucho esta crónica. Muchas gracias por compartirla. ¡Dios te bendiga!

    ResponderEliminar
  21. Gracias, muchas gracias por el relato de este encuentro, sin duda único y cargado de sensaciones.
    Doy gracias a Dios por haber ido, por haber conocido a los que conocí, por haberme traido en mi corazón un pedacito de cada cual y por sentir desde entonces una alegría interior desconocida al descubrir que, como dice Madre Agradecida, con todos vosotros se hace más fácil el camino.
    Gracias desde aqui también a ti que hiciste posible este encuentro, esta hermandad que va más allá de las palabras.
    Un fuerte abrazo.

    PD: Eres demasiado generoso para conmigo, todos lo han sido... lo mio es no ser... no querer ser...solo eso.
    Que Dios te bendiga!

    ResponderEliminar
  22. Bueno, pues ya no me importa no haber estado, gracias a tu crónica hemos podido seguir uno a uno vuestros pasos y ¿conoceros? ya nos conocemos, aunque no nos hayamos visto cara a cara. Por mi parte pienso que tampoco he visto a Dios y no veas cómo le amo.

    En serio, ángelo, ya leí en su día los relatos de los otros, entrañables y llenos de una sensibilidad conmovedora, pero tú nos has hecho estar en San Miguel, La Almudena, tomar los inigualables bocatas de calamares madrileños, la cervecita y hasta el brindis final...
    Que nadie se enfade, pero el Pullizar es para ti.
    Un gran beso tardío que casi siempre llego de los últimos a tus comentarios

    ResponderEliminar
  23. Hola Angel!...tengo envidia, de la buena, como de decimos en Mexico...jajaja...si, la verdad es que me hubiera encantado conocerlos a todos, pero bueno, igual me siento feliz de tener la posibilidad de estar en contacto y enriquecerme con gente como tu y como todos los que mencionas en tu cronica...y se que son mas los que formamos parte de este grupo de blogeros catolicos!...que Dios los bendiga y te mando un abrazo muy fuerte!...Con carino, Ale

    ResponderEliminar
  24. Estimado y queridísmo Ángelo and family; qué decir de tu crónica de aquel día tan lleno de luz, luz que salía de cada uno/a gracias al que habita en cada uno de nosotros ... Jesús Resucitado.
    Decir tengo que me vayas preparando el pase de prensa para inmortalizar cada segundo del proyecto Roma/Vaticano.
    Como te dije hay algunos que nacen con una barra de pan bajo el brazo ... un servidor nació con una cámara de fotos bajo el brazo.
    Tambien tengo que decir que fue único el encuentro deseando que pronto sea el II Encuentro y seamos más para experimentar lo mismo que experimentaron los primeros cristianos ... el AMOR gratuito del Padre y sobre TODO la fuerte y duradera CONFIANZA en ÉL.
    No sigo pues pueda que caiga en la reiteración de lo vivido.
    Te mando un fuerte abrazo y besiños de mi esposa y el peque Elías "Jr" para tí y toda tu familia.

    ResponderEliminar
  25. Angelo me ha parecido un encuentro precioso.. lo has descrito muy bien.. ya estoy deseando leer el de los demás.. yo no estuve allí..pero me hubiera gustado.. otra vez será..
    doy gracias al Señor por tí y por todos los demás hermanos que nos reunimos en tu blog, un abrazo.

    ResponderEliminar
  26. ¡Qué bueno, lo pasasteis en grande!
    Me alegro mucho por vosotros todos. Ahora, cuando os comentéis, lo haréis con conocimiento de causa.
    Eres un buen fermento en la masa, Angel. Dios te guarde.
    Un abrazo.
    ;O)

    ResponderEliminar
  27. Ángel, te merecez un diez, felicidades!!

    ResponderEliminar
  28. Ha sido fantástico conocerte. Compartir pensamientos. Fue un corto tiempo pero de mucho provecho. Estoy muy agradecida a tu amabilidad y ¡a la generosidad de Rosi y de tus hijos que prescindieron de ti ese fin de semana!

    ResponderEliminar
  29. Vuelvo otra vez porque creo que mi comentario no estaba completo.

    Aparte de ser un cronista excepcional,tú también tocas los sentimientos y de qué manera.
    Un beso, Ángel

    ResponderEliminar
  30. Angel que tio más majo eres, como tu no hay dos, mira que yo no soy beato pero me hubiera encantado haber estado allí con vosotros.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  31. Bueeeeeno, pues he vuelto (como dije), un día después de lo que dije, pero aquí estoy.

    He de decir que tu crónica es... ¡la pera limonera!, me ha encantado; "no tienes corazón", ¿querías privarnos de este post?, a ver si la paleta la voy a tener que utilizar yo, eh? 1000 gracias!!!

    Me he dado cuenta de que el nombre del restaurante lo escribí mal, pero como que no lo voy a cambiar jajaja.

    No escribiré más en este post, lo demás... queda entre Él, Charlie y su pequeño ángel.

    Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  32. Jaja; como dice Arcen, ¿a que el motín estaba justificado, eh? Yo sólo participé en una tarde, pero se me ponen los dientes largos de saber la semana enterita, los distintos encuentros. El próximo año no me quedo sin conocer a Patricia, pues creía que podría venir a la Eucaristía al menos, y de verdad que Gran Visigoda es como dice Ángel y a mí me causó una sorpresa tan grande como la de él.

    Leer la crónica me hace mecerme en la dulzura de los recuerdos y en el agradecimiento a Dios por ver que, tras las letras, hay personas muuuuy especiales, de verdad, y eso que no conocí a todas. Mercuzzio..., cuánta bondad manchega, Dios Mío, cuánta bondad, y serena, Don Quijote y Sancho Panza juntos en tantas cosas buenas como ambos tenían, y con tanto bueno vivido por mí en La Mancha, que esos diez años míos allí fueron un gran regalo de Dios; la "perlita tan bonita" que es Visigoda; Arcendo Arcendo..., no puedo olvidar la expresión de tu cara entusiasmada y todo tú; la "súpermami", que tenían que ponerla de asesora de Liturgia en el sitio más exquisito y acertarían, bueno... y en tantos sitios... cuánta eficacia y amor...; y mi gran sorpresa, Elías and family, en cuyo blog no había entrado antes: tenéis que venir para comprobar -aparte de otras cualidades y capacidades- su sentido del humor...: yo es que me parto sólo de recordar sus salidas a la vez que conducía, subiendo la escalera automática por el centro comercial, la bomba...

    Y Francisco, que no hacía falta ser beato para estar allí, habrías estado tan ricamente como los demás y nosotros contigo... seguro... ¡Ay, qué más quisiéramos algunos que ser beatos; eso son palabras mayores! Hasta de "beato" en el sentido de las abuelillas de la parroquia y el rosario en la mano (y a veces de chismear un poco de la vecina con la de al lado del banco, jeje, todo hay que decirlo) hay mucho que aprender, por lo menos yo. Yo que tú, Francisco, me iba preparando para el año que viene. Ah, no había visto nunca tus blogs (entro en muy pocos, sólo soy perseverante en éste) y son preciosos: las fotos me encantan y tu sensibilidad, exquisita.

    Mmmm, veo la foto de la iglesia de San Miguel y me emociona...

    Apuntaos a la propuesta de Roma, eh; que yo ayudaré aunque no vaya porque está visto que, aunque no soy monja de clausura, me siento tan amorosamente atada a mi monasterio que no podría estar sin él ni cuatro días (cada uno sirve para lo que sirve, está visto).

    Y Angelo para el final. Angelo..., la Ternura: repaso las fotos y veo, una y otra vez, ternura, ternura, ternura...: en la mirada, en el gesto, en la sonrisa, en los abrazos ...

    ¿Fue Juan XXIII quien dijo que "La ternura transformaría el mundo. ¡Ah, la ternura, qué apostolado!"?

    Pues querido "Papajuán", a nosotros sí nos ha movido, y qué apostolado, sí, tenía usted razón...

    Besicos..., y os pido una oración por una intención especial; no hace falta más, Dios sabe de qué va. Gracias y que Dios os bendiga abundantemente.

    Ah, y tranquilo, Angelo, que lo de que "la brevedad no es lo mío" es cosa de muchos, ya veis (aunque mal de muchos...)

    ResponderEliminar
  33. Gracias Camino por tu testimonio tan chispeante como siempre. Faltaban los que no tienen blog y tú lo has representado.
    Encomendamos esa intención dolorosa y preocupante. Siempre digo lo mismo, pero es verdad ¡Dios sabe más! ¡Lo sabe todo!
    Un beso

    ResponderEliminar
  34. Te estaba buscando para conocer sobre el encuentro que sabía habías previsto en Madrid. Y me alegro que todo haya ido bien.
    He disfrutado con tus comentarios .

    Saludos.

    ResponderEliminar
  35. Preciosa crónica, Ángel. Sentí mucho no estar ahí pero me lo impidieron estas fechas tan llenas de exámenes, audiciones, preparativos y ocasiones familiares.

    Me voy a hacer un tour por los otros blogs a ver qué cuentan...

    Un abrazo a todos!

    ResponderEliminar
  36. Querido Angelo.

    Casi que me he imaginado entre vosotros. ¡¡Vaya exposición!!, me ha encantado y te agradezco que la compartieras. Aunque no escriba a diario, os conozca a ninguno, en numerosas ocasiones me siento como si fuésemos un grupo de Amigos, que nos vamos contando nuestras cosas a diario. Es genial. Por eso, imaginando vuestras caras (que seguro no son como me las imagino), me he sentido en Madrid con vosotros a leer tu magnífico relato.
    Muchas gracias y bendiciones para TOD@S!!!

    Con mucho cariño,
    Rafa

    ResponderEliminar
  37. ¡Menuda quedada! ¡Y yo sin enterarme, que envidia!
    La verdad es que tenido el fin de semana ocupado, porque he tenido boda de una sobrina y han venido mis hijos, y no podría haber ido, pero me hubiera encantado estar con vosotros.
    Yo solo conozco a Elías, que nos conocimos en la Concentración Dav en Sevilla, pero me hubiera encantado conocer al resto de los blogueros amigos invisibles, pero que como siempre decimos, ya forman parte de esta gran familia.
    Lo del viaje a Roma, es una buena idea. Dios quiera que siga adelante y podamos celebrarlo.
    Un besazo para ti y para todos los que habéis podido compartir ese estupendo fin de semana.

    ResponderEliminar