HIERRO,PLATA Y ORO


Mi post de hoy, podría ser un ejemplo de examen de conciencia, al mostrar a tres tipos de cristianos. A ver que os parece.Yo confieso, que mi brillo, aún no es el dorado, aunque ... ¡estoy en ello con ilusión!

El cristiano de hierro trata de cumplir con sus deberes fundamentales, pero no tiene fuerza para el sacrificio y la renuncia. Vive en un estado de tibieza y superficialidad No le guía la razón, sino sus sentidos e instintos:Sus ojos tienen que ver todo. Sus oídos tienen que escuchar todo, enterarse de los últimos chismes, tiene que comer todo lo que encuentra.Lucha por evitar el pecado grave, pero está en peligro permanente de caer ante las tentaciones del mundo, de la carne y de los sentidos.Así, el cristiano de hierro es pariente muy cercano del hombre light, cuyo ideal es el del mínimo esfuerzo y de la máxima comodidad. Y nos damos cuenta de que no estamos tan ajenos de este tipo de persona.


El cristiano de plata es una persona activa, apostólica, espiritual, entregada. El cristiano de plata sí tiene fuerza de sacrificio y renuncia. Pero lo que le mueve en lo más íntimo son motivaciones naturales: la ambición, la vanidad, el egoísmo, el afán de ser reconocido y admirado. Su propio yo está todavía en el centro.Pienso que muchos de nosotros nos movemos todavía en este nivel del cristiano de plata. Nos cuesta dar el último paso, aniquilar el egoísmo en nuestro corazón y en nuestra vida.

El cristiano de oro es el hombre del más allá, que está arraigado totalmente en el mundo de Dios. Ha entregado su entendimiento, su voluntad y su corazón enteramente a Dios. Su lema es hacer sólo lo que le agrada al Padre. Se ha olvidado de sí mismo y mira el mundo con los ojos de Dios. El cristiano de oro quiere que Dios sea el timonel de su vida. Conoce un solo pensamiento: la voluntad de Dios, también en dolor y cruz. Por eso dice el Padre que el Cristiano de oro se hace realidad cuando toma en serio su cruz, cuando empieza a vivirla en su vida cotidiana.(P.N. Schwizer)

¡Alabado sea Jesucristo!

20 comentarios:

  1. Estoy como una cabra... acabo de ver que ya habías publicado y me he dicho: "qué pronto publica hoy Angelo". Entro y me da por mirar el reloj y... aaaaaaaaaaaaaaah si son las doce y cuatro, y cinco jajja. Se me ha pasado el tiempo volando este día. En fin, hace un rato he venido de una reunión de voluntarios para la JMJ, bueno, hoy nos han hecho una foto individual para la acreditación de voluntarios o algo así, en fin... que he visto algunas cosas que me han dejado "tranquila", porque me considero de un tipo de cristiana que no entra en estos tres (me valoro muy poco :)), y viendo determinadas cosas... Leo tu post y me quedo pensando en cuál estaré, y creo que tengo una mezcla de los primeros y poco de los últimos.

    De todas maneras, estoy agotada, no puedo pensar, mañana volveré a ver.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Este post me parece como "Las Moradas de Santa Teresa"
    Personalmente, puedo pasar por los tres tipos en un día.
    También durar días en uno etc. mi dinámica de vida espiritual es demasiado cambiante.
    Me invita tu entrada mucho a la reflexión.
    Gracias Ángel.

    ResponderEliminar
  3. Hay Angelo,yo creo que estoy en un75% en el hierro y un 25% en el plata.
    El oro lo tengo muy lejos.Pero tambien intento llegar con mucha ilusión,con la ayuda de DIOS y de mi VIrgencita del Carmen.
    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  4. Buenos días Angelo, qué buen post tan bueno!
    Me ha encantado los tres tipos de cristianos.
    Sin duda es para hacer un exámen de conciencia y ver cuál de los tres somos...
    Un abrazo,
    CiT.

    ResponderEliminar
  5. A cada uno nos recuerda algo distinto. A mí en vez de las moradas de Santa Teresa, me recuerda los tres estadios de Kierkegaard: estético, ético y religioso.

    Por cierto, te has olvidado a los que estamos en estado de corcho.

    ResponderEliminar
  6. Ya empiezo a desear el de Oro!!!!!!pues he visto mi debilidad Angelo y Su Voluntad es la mia tantas veces....pero me temos que con los tres hay que batallar cada dia.....hasta el final combatir pero como tu dices sin perder la ilusion y la Valentia agarrados a la oracion y pedir al Espiritu el Discernimiento. Un abrazo. Preciosa reflexion.....

    ResponderEliminar
  7. Me recuerda a la parabola del sembrador..

    me encuentro casi llegando al hierro, es decir a ser cristiano..

    ResponderEliminar
  8. Curioso baremo el de las medallas olímpicas. Ahora bien, creo que muchos de nosotros, y me incluyo, en unas carreras lograremos los metales más preciados y en la mayoría... nos tendremos que conformar con clasificarnos... si acaso.
    Conclusión hemos de entrenar (oración y sacrificios) mucho más.
    Para que, al final se nos pueda decir lo de San Pablo "He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe".
    ABRAZOS.

    ResponderEliminar
  9. Gracias, por este detalle que nos invita a revisarnos y darnos cuenta que hay o que soy realmente creo que todos tenemos un poco de cada unos pero es importante toar conciencia que predomina más en mí que el Señor nos conceda ñla gracia de reconocernos pecadore u necesitado de Él que y ÉL lleve en nosotros la obra que comenzo a feliz termino que el señor tenga piedad y nos bendiga muy unidos en oración y mil gracias la he copiado muy buena

    ResponderEliminar
  10. Gracias, por este detalle que nos invita a revisarnos y darnos cuenta que hay o que soy realmente creo que todos tenemos un poco de cada unos pero es importante toar conciencia que predomina más en mí que el Señor nos conceda ñla gracia de reconocernos pecadore u necesitado de Él que y ÉL lleve en nosotros la obra que comenzo a feliz termino que el señor tenga piedad y nos bendiga muy unidos en oración y mil gracias la he copiado muy buena

    ResponderEliminar
  11. Ufff, yo lucho al menos por la plata!!! salir del hierro cuesta mucho y pocas veces lo consigo, el oro llegará algún día, espero!

    ResponderEliminar
  12. Aunque Angelo divide en tres equipos a los cristianos, creo que lo acertado sería dividirlo en Dos
    A los que guiados por el Espíritu Santo son movidos a entender y aceptar el Amor de Dios, un Dios que me ama en mi debilidad,a quien qeremos corresponder.
    B Los que desconfiando del Amor de Dios, dudando o negando la GRATUIDAD Amor Dios se empeñan en obtener el amor de Dios por sus méritos y merecimientos olvidando lo merítos de Jesús.
    " En Cristo hemos sido salvados"
    Fuera de Jesús no hay salvación elpidio

    ResponderEliminar
  13. A por el oro, pues. Saludos. Casi no tengo tiempo de leer vuestras entradas. Los finales de curso me desbordan...

    ResponderEliminar
  14. ¡Brillante!
    Un abrazo Ángelo.

    ResponderEliminar
  15. Nunca me he preguntado a mi misma que tipo de cristiano soy, tu post hoy me obliga a ello. Solo he deseado que Dios siempre sea el centro de mi vida, que no haya nada que yo vea en que no le vea a Él… que no haya nada que yo haga en que Él no esté presente, mejor dicho, en que le sienta presente. Sé que muchísimas veces no llego a eso aunque lo intente, aun me queda mucho para llegar pero creo que orar sin cesar es el camino, perseverar en la oración y en la donación de sí mismo a Nuestro Señor.
    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  16. Hola Angelo. Gracias por tus palabras.
    Yo quiero ser cristiana de oro, ganarmelo día a día.
    Os quiero a todos.
    un beso
    Mar

    ResponderEliminar
  17. Que seamos de oro y no de hierro y de plata... El Señor nos conoce mejor que nosotros a nosotros mismos, así que le pido que cambie lo que no le guste de cada uno de nosotros. Amén.
    .
    Interesante reflexión. Un abrazo:
    .
    Javier

    ResponderEliminar
  18. ¡¡Que cierto!! Los cristianos de oro...son acrisolados como el oro, en los golpes de la vida, donde la cruz toma forma y la Fe se encarna

    ResponderEliminar
  19. Creo que soy una aleación de esos tres metales y de otros desconocidos, ignoro además en qué proporción se encuentran presentes cada uno de ellos.

    Me queda mucho por hacer, para qué nos vamos a engañar.

    ResponderEliminar
  20. Me gusta mucho tu exposición y es muy cierta. Gracias, Angel.
    :O)

    ResponderEliminar