DE BELLEZA

La semana pasada en mi aventura de pintar nuestro piso, necesité algunos materiales que de forma urgente, fui a comprar acompañado por dos de mis hijas. Al llegar a las cajeras, nos dirigimos hacia la que vimos libre, donde la señorita que atendía ese puesto, se encontraba de espaldas a nosotros; al percibir nuestra presencia se giró; los tres, de forma discreta, nos miramos, manifestando un gesto de sorpresa.

No sé cómo expresarlo para no herir sensibilidades: Como es imposible que conozcáis de quien hablo, llamaré las cosas por su nombre, intentando no faltar a la caridad.

La señorita que nos atendió tenía un físico especial. Las dimensiones de su rostro no estaban proporcionadas y sus facciones resultaban extrañas a la vista. Una cara, que estoy seguro ,no pasa desapercibida a quien se encuentra con ella. Digamos que en su exterior quedaría descolocada la palabra guapura.

Al salir, fue lo primero que mis hijas me advirtieron; manifestando la pena que les había causado. Ello dio pie a un diálogo muy interesante sobre la belleza. Lo primero que se me ocurrió es hablarles de la atención que nos dispensó. “¿Os habéis fijado en la amabilidad con la que nos ha atendido?... No ha mostrado ni un solo gesto de incomodidad, ni he percibido ningún complejo en ella que le impidiera ejercer de forma admirable su trabajo” ¿Pena?... Capté el significado de lo que mis hijas trataban de transmitirme, pero quería provocarles su reflexión personal.


En casa ,seguimos. “¿Habéis pensado la gente que se habrá burlado de ella? ¿Los aislamientos que habrá sufrido? ¿Alguna vez en su vida, habrá escuchado de alguien la palabra guapa, dirigida hacia ella? …¿Tendrá amigos que la quieran por ella misma?..." preguntas y respuestas, que fuimos construyendo para ayudarnos a sacar lo positivo de ese encuentro.

Hace años, que en mi ciudad, me cruzo a veces con un chico joven, con la cara totalmente deformada, y no puedo evitar pensar en sus sentimientos. Siempre me interpela .He sabido por otros, de la maldad que algunos usan, profiriendo burlas sin ningún tipo de compasión dirigidas hacia él, cuando sube al autobús o camina solo por la calle. Yo siempre lo he visto, cogido de la mano de su madre, que en ningún momento ha hecho el amago de esconderlo. Pareciera que ella en su silencio con los ojos mirando al frente fuese proclamando “¡es mi hijo , y lo quiero con locura!” Siempre la veo con una ternura especial, en la manera que lo lleva cogido. Una buena reflexión para entender mejor el amor de Dios Padre, por cada uno de nosotros, en la fealdad que el pecado nos coloca. Él también nos lleva con una delicadeza especial.


En la actualidad la belleza externa ,se ha convertido para muchos, en una tirana sin piedad ,con muchas exigencias para servirle. Me gusta mucho, Audrey Hepburn, una gran actriz, es una de mis preferidas, y me gusta por su trabajo en el cine y por su belleza; por eso me alegré mucho al conocer un texto escrito por ella .Dice así:

Para tener unos labios atractivos di siempre palabras amables.
Para tener unos ojos adorables mira siempre las cosas buenas de la gente.
Para tener una figura esbelta comparte tu comida con los que pasan hambre.
Para que tengas un pelo lindo permite que un niño pase sus deditos por el, al menos una vez al dia
Para mantener la elegancia camina con la certeza de que nunca estas sola.

La gente más que las cosas tienen derecho a ser restablecidas, revivida, reivindicada y redimida. Nunca rechaces ni deseches a nadie.

Recuerda si necesitas una mano amiga, la encontraras en el extremo de cada uno de tus brazos.
Con el tiempo y la madurez, descubrirás que tienes dos manos: una para ayudarte a ti misma y otra para ayudar a los demás.

La belleza de una mujer no esta en su figura, en la ropa que viste o en la forma en que se peina, la belleza de una mujer tiene que ser vista en sus ojos, por que son estos la puerta de su alma.

La belleza de una mujer no esta en la moda. La verdadera belleza de una mujer se refleja en su alma. En la bondad con la que da amor y en la pasión que demuestra.

Ante la hermosura de esta mujer, me pregunto. ¿Pudo escribir esto, porque era fácil para ella decirlo, al serle otorgada un atractivo digno de admiración, o lo escribió porque supo entrar en la belleza del alma? …

Yo estoy convencido, de que basta mirar más allá del envoltorio, para sorprenderse gratamente de lo que él encierra .Yo llevo experimentándolo hace tiempo, y también descubro esa BELLEZA con la que hemos sido creados, y que no caduca si la cuidamos.


P.d. Me quito el sombrero ante la empresa que contrató a la cajera, sabiendo valorar a la persona por su dignidad. Por lo que es y no por lo que tiene.
¡Alabado sea Jesucristo!

25 comentarios:

  1. Angelo, sobre esto que nos cuentas leí hace unas semanas un artículo del P. Iraburu en el que escribía sobre la aceptación de la cruz de cada día, y leí este fragmento que me sorprendió por su coherencia evangélica:

    –Soy fea, irremediablemente fea, y nadie me busca ni aprecia, porque además esta fealdad me ha causado una timidez insuperable. (–) Qué vida tan triste me ha tocado. Pasan los años, y me veo siempre en la misma miseria. Estoy sola, completamente sola. (+) El Señor me ama inmensamente, y me ha dado una vocación de ermitaña en medio del mundo. Sin el prestigio espiritual de ser ermitaña, de hecho, «mi vida está escondida con Cristo en Dios» (Col 3,3). Doy gracias a Dios que me ha configurado un poquito al Siervo de Yahvé: «no hay en él hermosura que atraiga las miradas, despreciado, habituado al sufrimiento, tenido en nada» (Is 53)… De muchas tentaciones me ha librado el Señor por mi fealdad. Bendita es la belleza y bendita la fealdad: bendita es siempre la voluntad de Dios providente.

    http://infocatolica.com/blog/reforma.php/1106110953-lpglstrongg-140-la-cruz-glori

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Angelo,hoy tu post es todo corazón.

    Siempre nos fijamos en el envoltorio y lo que realmente importa es el contenido.

    No se puede ser mas buena persona,y tener mas buenos pensamientos,por eso necesito leerte,para tenerlo presente dia a dia.

    Un cordial y cariñoso saludo.

    ResponderEliminar
  3. Vuelvo a escribirte después de un tiempo, querido amigo.
    Yo no es que tenga mucho que aportar, pero verdaderamente y como lo has sugerido, es para mi un regalo mi apariencia física tan poco enmarcada en los parámetros de belleza, comparado a que Dios permitiera muchas veces mostrarnos por fuera, por como nos carcome el pecado por dentro ¿te imaginas que por un día en ves de mirarnos el cuerpo nos pudieran ver el alma y como la afea el pecado? ¡A esa si tenemos que preocuparnos de tenerla bella! porque llegará el esposo cuando uno menos lo espera y no queremos que la repudie si no que se despose con ella.

    ResponderEliminar
  4. Muy bonita y reflexiva entrada. En nuestras vidas siempre hay algo que se aleja de la belleza que hoy se exige y no valoramos el interior del alma.

    Un beso y feliz día.

    ResponderEliminar
  5. Me ha encantado con la delicadeza que hablas de la poca guapura....y el texto de Felipe me va a ayudar a vivir hoy el dia.
    La Belleza está en el interior realmente....y depende de como esté el alma asi lo exterior influye para buenisimo o para ser el peor de los tormentos. un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Aplaudo tu "quitarte el sombrero". Desgraciadamente, la sociedad hace que la belleza sea externa, descuidando el interior. No vamos a negar que la belleza externa es eso... bella. Sin embargo, hasta los más guapos, con el tiempo se vuelven viejos y terminarán muriendo y poniéndose tan feos como los menos agraciados. El alma, es lo que debemos cuidar y mantener siempre bello, es lo que durará siempre, y lo que hará que otros, con nuestro testimonio, también sean bellos.
    Gracias por este capítulo de tu vida que nos has contado.
    Un fuerte y "bello" abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Hoy sólo el mundo quiere la belleza fisica, veo a personas ya mayorcitas corriendo por el parque, a mujeres por la calle llenas de botox, y tipazos espectaculares ante la mirada de adoradores por algún paso de cebra, y hoy precisamente hoy, me he topado con un señor en el autobús superarreglado, no le faltaba de nada, una cosa si me ha chocado muchisimo porque nunca lo habia visto, llevaba chanclas...y unas uñas super cuidadas y pintadas de azul marino!
    las miradas que le daban algunos me hacian reir por dentro, era el punto detonante. ¿hasta donde llegaremos?
    Veo tanta superficialidad, que si te encuentras con una persona poco agraciada...te hace reflexionar, hay muchas bellezas que no se ven y estas no se deterioran jamás un abrazo Angelo.

    ResponderEliminar
  8. Qué bonito lo escrito por Audrey.

    Muchas veces yo también me he encontrado con personas no agraciadas fisicamente, o deformadas... y he pensado en cuántos sufrimientos han debido de pasar, cuántas burlas... ¡podemos llegar a ser tan crueles!

    Yo siempre digo que no hay que criticar a nadie por algo que no elige, como esto que tratas hoy en tu blog, sino por aquello que libremente hace: actitudes, comportamientos, opiniones...

    En fin, muchas gracias por hacernos reflexionar sobre esto.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Querido Angelo,

    me gustaria muchisimo conocer a esta persona de la que hablas. Por lo que cuentas no se trata de una persona 'fea' sino de una persona con rasgos asimetricos, lo cual para mi es distinto.

    Mi hija mayor tambien tiene rasgos asimetricos y todo el mundo coincide en que es muy guapa. Desde luego llama la atencion.

    Me gustaria mucho que la conocierais, porque ya es mayorcita (10 agnos) y le gusta mucho la gente, pero lleva una vida dificil, y ahora mismo temo no poder estar con ella por que no nos lo permitan. Es lo unico en lo que puedo pensar, quitarme su presencia es lo peor que me puedo imaginar que me pase .
    Si conociera otra persona con rasgos parecidos quiza se sintiera acompagnada

    ResponderEliminar
  10. La belleza fisica siempre me preocupo mas de lo necesario, creo yo, aun cuando la tenia. Creo que lo peor es preocuparse por conseguir algo que es un regalo de Dios. El temor te llena de fealdad. El amor, la serenidad, de belleza. Una misma persona cambia de una cosa a otra segun el estado de su alma. Es mas facil que una persona que ha sido maltratada psicologicamente por tener ciertos rasgos sea ansioso pero no necesariamente. A estas personas el Segnor da una fortaleza resplandeciente...

    Conoci una mujer en la Iglesia cuyo rostro, figura y altura son dignos de escultura: tiene los rasgos de un angel. Sin embargo lleva siempre una expresion de espanto en la cara, realmente como si estuviera viendo algo terrible en frente suyo...quiza es que me ve a mi (ja, ja , ja)pero no creo

    Otra nigna a la que yo doy clase (tendra como 11 agnos) es como yo imagino que seria la virgen Maria , no se como describirosla, es de una belleza en su forma de moverse, sonreir, su delicadeza..cuando estas con ella terminas creyendote que eres tanguapa como ella. Supongo que es la inocencia

    ResponderEliminar
  11. Una entrada cargada de sensibilidad. Muchas gracias por compartirla con nosotros. Nos has hecho pensar.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Quiero deciros que tengo unos problemillas con mi navegación por la red. Telefónica tiene que cambiarme toda la instalación ,se ha estropeado un tramo del cableado. Me han dejado con una velocidad mínima, que llega a desesperar, esperando aque se abran las páginas. Algunos de vuestros blogs, ni siquiera se me cargan. Me han asegurado que en este semana me lo solucionan, así que paciencia. Sigo intentando entrar en cada una de vuestras casas. Un abrazo a todos y gracias por la fidelidad diaria que me manifestáis.
    Aunque sea a paso de tortuga, aquí sigo presente.

    ResponderEliminar
  13. Gracias Angelo por seguir ahí..a pesar de los obstáculos..
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Es muy habitual que una persona que al principio no parece especialmente guapa al conocerla, le vas encontrando las gracias y los encantos, incluso en cuanto a belleza física
    Lástima que muchas veces no damos tiempo, oportunidad a esas personas a mostrarnos su belleza
    gracias¡

    ResponderEliminar
  15. Que bonita oportunidad se les presentó de conversar a tí y a tus hijas de la verdadera belleza, la del alma!

    Besitos,

    ResponderEliminar
  16. Me gusta mucho Angelo.
    ¿Puedes escribir algo sobre el aborto?
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  17. Bienaventurados los feos...en la otra vida los guapos hubieran deseado ser feos en esta, estoy completamente seguro.

    ResponderEliminar
  18. Ángelo, hoy me ha impactado especialmente tu entrada porque abordas un tema que me conmueve especialmente, no ya la belleza o la fealdad, sino la deformidad del rostro. A través de la cara nos manifestamos como personas, pero por un deterioro físico podemos quedar ocultos, despertando, incluso, rechazo.

    Aquí es donde se pone a prueba el calibre de nuestro corazón. Los ojos del alma. Si carecemos de ella, no tenemos ojos, y si la poseemos, sí.

    Me impresionó mucho el escrito de un sacerdote que había tratado con un chico mexicano al que una mafia de la droga habría borrado la cara con ácido, confundiéndolo con otra persona. El chico le decía que lo que más le pesaba no era no poder estar con chicas, sino provocar rechazo en los niños.

    Lo dicho, Ángelo, me parece una entrada muy oportuna y conmovedora.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Angelo,espero se solucionen pronto esos problemillas.
    Que Dios te bendiga a tí y a tu familia.

    Un cordial y cariñoso saludo a los Siete.

    ResponderEliminar
  20. todo un ejemplo de formación para tus hijas. Aprovechar esas ocasiones para la reflexión de algún tema en concreto es muy formativo, más que cosas teóricas sin ejemplos visibles como el de tu caso.
    Me ha encantado que lo hicieras. A mí me gusta también educar así, aunque a veces puedo resultar algo pesada. Besos

    ResponderEliminar
  21. En una de las oraciones de la Santa Misa dice una frase "que las palabras que pronunciamos concuerden con los sentimientos de nuestro corazón" y también debiera ser así, que la belleza exterior refleje la interior, desafortunadamente esto no es una realidad en todos, hay veces que es lo contrario, y que bueno que haya personas que superan en mucho la belleza exterior con la interior, y que grandemente se refleja en su finisimo trato con los demás, como el caso de la chica que nos cuentas, uno ya no ve el defecto de la otra persona, sino el gran ser humano que es.
    Preciosa entrada.
    Gracias Ángel.

    ResponderEliminar
  22. Haces de un 'defecto' un Don, gracias. Que don el de la belleza en los dos sentidos, Dios sabe a quien darle cada uno para que saque de ello lo máximo para con otras personas... Un abrazo Ángelo y ánimo!

    ResponderEliminar
  23. Guauuuuuuuuuuuuuuu querido hermano, un post directo al corazón y con una gran verdad. Me vino a la memoria la pelicula de la "Bella y la Bestia", hoy todo gira alrededor de lo estético, vas por la calle y todo lo que ves de anunciós en carteles es "belleza" tirando a semi porn... da igual la inocencia de los niños que sin entender nada se topan con ello.
    Decir tengo que para mi Audrey Hepburn es mi actrriz preferida por su carrera cinematográfica y por su personalidad y bondad con los más pobres.
    Un fuerte abrazo hermano.

    ResponderEliminar
  24. Muy bueno, Angelo, pero me quedo sobre todo con el final. Muy buena observación.

    ResponderEliminar
  25. La belleza que enamora de una persona es principalmente la de su alma.
    Un abrazo, hermano.
    ;O)

    ResponderEliminar