VAMOS CARGADOS


Todo pasa, por mucho que algunos luchen inútilmente, para que la realidad no sea así , pero nada más real que acabar la jornada , con un día más, que ya pasó. Las vacaciones del 2011, también han pasado para la gran mayoría. Como un suspiro, apenas comenzaron cuando de repente, ¡zum! se acabaron.

Es hora de ir colocando cada cosa en su lugar, de volver a nuestras obligaciones, del reencuentro personal con los demás. No debe caber en nosotros la tristeza, sino todo lo contrario. Nuestro corazón debe alegrarse, dando gracias a Dios por todo lo recibido, por cada pequeño detalle que de seguro hemos recibido. La JMJ, ha sido más que un pequeño detalle.

¿No seré capaz de detenerme un instante en oración, para dar gracias a Dios Padre por todo lo que me ha bendecido? Es probable que no haya cumplido todos los propósitos marcados para estos días de descanso, que no haya actuado en todos los momentos con la serenidad y caridad que se me pide, y por ello también hay que saber pedir perdón.


Un nuevo curso se nos presenta, una nueva oportunidad de ser testigos de fe en el mundo. Vamos cargados de ilusión, energía y optimismo, con las palabras que el Santo Padre nos ha dirigido en la JMJ. Tenemos la fuerza necesaria para caminar. Hagámoslo, acompañados unos de otros.

“No os avergoncéis del Señor”,

“Muchos ven la superficialidad, el consumismo y el hedonismo imperantes, tanta banalidad a la hora de vivir la sexualidad, tanta insolidaridad, tanta corrupción. Y saben que sin Dios sería arduo afrontar esos retos y ser verdaderamente felices”.

“Hay muchos que, creyéndose dioses, piensan no tener necesidad de más raíces ni cimientos que ellos mismos. Desearían decidir por sí solos lo que es verdad o no, lo que es bueno o malo, lo justo o lo injusto; decidir quién es digno de vivir o puede ser sacrificado”.

“No paséis de largo ante el sufrimiento humano, donde Dios os espera para que entreguéis lo mejor de vosotros mismos: vuestra capacidad de amar y de compadecer”.

“Por Cristo sabemos que no somos caminantes hacia el abismo, hacia el silencio de la nada o de la muerte, sino viajeros hacia una tierra de promisión, hacia Él que es nuestra meta y también nuestro principio”.
    “Nosotros debemos ser santos para no crear una contradicción entre el signo que somos y la realidad que queremos significar”.

    “Una sociedad que no logra aceptar a los que sufren y no es capaz de contribuir mediante la compasión a que el sufrimiento sea compartido y sobrellevado también interiormente, es una sociedad cruel e inhumana”.


    “Que ninguna adversidad os paralice. No tengáis miedo al mundo, ni al futuro, ni a vuestra debilidad”.

    “Cristo se dirige a vosotros con la misma pregunta que hizo a los apóstoles: ‘Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?’. Respondedle con generosidad y valentía, como corresponde a un corazón joven como el vuestro. Decidle: (…) Quiero seguirte con fidelidad y dejarme guiar por tu palabra. Tú me conoces y me amas. Yo me fío de ti y pongo mi vida entera en tus manos. Quiero que seas la fuerza que me sostenga, la alegría que nunca me abandone”.

    “No se puede seguir a Jesús en solitario. Quien cede a la tentación de ir ‘por su cuenta’ o de vivir la fe según la mentalidad individualista, que predomina en la sociedad, corre el riesgo de no encontrar nunca a Jesucristo, o de acabar siguiendo una imagen falsa de Él”.

    “No os guardéis a Cristo para vosotros mismos. Comunicad a los demás la alegría de vuestra fe. El mundo necesita el testimonio de vuestra fe, necesita ciertamente a Dios”.

    El Señor trasformará vuestro cansancio acumulado, las preocupaciones y el agobio de muchos momentos en frutos de virtudes cristianas: paciencia, mansedumbre, alegría en el darse a los demás, disponibilidad para cumplir la voluntad de Dios”.
      No siempre resulta fácil, retomar nuestra rutina diaria. Con Dios presente en nuestras vidas, esa rutina no se producirá. Y ahí estaremos todos para ayudarnos.
      Feliz retorno.
      ¡Alabado sea Jesucristo!

      14 comentarios:

      1. Yo no he podido estar pero me he sentido tan llena de Dios, tan cerca de El que ha sido como si hubiera estado.

        Hay retornos que merecen ser vividos y contados. El mio fue uno de los mas bellos que se pueden hacer.

        A la casa del Padre.

        Un abrazo y bienvenido con tu retorno siempre cargado de esperanza para todos.

        ResponderEliminar
      2. Gracias Angelo,por recordarnos estas palabras tan llenas de sabiduría.

        Un cordial y cariñoso saludo.

        ResponderEliminar
      3. JPII siempre será nuestro Papa, pero es indudable que EL ESPÍRITU sabe lo que hace. Benedicto XVI es la voz y el gesto que hoy, necesita el mundo. Sus palabras de Padre y de Pastor, son cultas y pensadas, pero también van al centro del corazón del hombre.
        Abrazos.

        ResponderEliminar
      4. Vuelvo a la rutina con la mochila cargada Angelo.
        Esto ha sido algo muy grande muy hermoso.Que no olvidaremos nunca..
        El Señor se manifestó en Madrid.
        ¡Bendito sea el Señor!
        abrazos

        ResponderEliminar
      5. Entro, otra vez, para decirte que lo que te dije de la publicidad no deseada en tu blog..., YA NO ME PASA. Debió ser algo puntual y yo me alegro.
        ABRAZOS.

        ResponderEliminar
      6. Muchas gracias por este post tan positivo.

        Voy a meditar de nuevo las palabras del Santo Padre.

        Un abrazo.

        ResponderEliminar
      7. Buenos días Ángelo. Linda banderita JMJ, seguro da fruto esperado con paciencia, las vacaciones cortas como siempre ¿No?. Un abrazo.

        ResponderEliminar
      8. Menudo empujón nos das recoradandonos tan sabias palabras.
        un abrazo.

        ResponderEliminar
      9. Que sabias palabras leo cada vez que entro en tu blog. El verano se acaba, pero cuando Dios te cierra una puerta , te abre una ventana. Tan sólo hay que confiar en él.
        Me encanta leer tu blog, siempre me llevo una reflexión interesante.

        ResponderEliminar
      10. Tenemos que ser valientes, testigos
        de Cristo Resucitado, en nuestro ambiente.
        ¡Muchas gracias por el post!
        Bendiciones!!!

        ResponderEliminar
      11. Qué alegría al abrir el blog y ver que has vuelto! Gracias por estas palabras.

        ResponderEliminar
      12. Gracias Angelo por recordarnos estas palabras del Papa, y gracias por volver a estar aquí, un abrazo.

        ResponderEliminar
      13. Hola Angel (Angel o Ángelo?): Yo viví la JMJ con 13TV, no os hacéis una idea como la gracia no sé si venía con las ondas de la TV, o por el aire... además el equipo de 13TV estuvo mas, mucho mas que fenomenal y en un gobierno anti-católico, fue toda una gracia extraordinaria!! Para mí Benedicto XVI es el complemento perfecto del Beato Juan Pablo II, son como dos en uno o uno en dos.
        No he salido de vacaciones, cada uno con su vida y mira que hay meses por delante!!!
        ¡Feliz retorno! y ahora es el tiempo de leer las Homilías, discursos, etc.dela JMJ. Gracias Ángelo!!

        ResponderEliminar
      14. ¡¡¡Un Papa de 85 años con una lucidez impresionante preparando y adiestrando a toda una generación -y más...- en el Combate Espiritual y en la Sabiduría de Dios!!!

        Realmente no se puede ir contra él porque la Fortaleza de Dios sale por su boca y se lanza abriendo camino en la vanguardia con arengas tan verdaderas y realistas, "tan de Dios" que derrumban toda una ¿civilización? de mentiras como cayeron las murallas de Jericó.

        "Yo todo lo hago nuevo" decía Jesús: sí, realmente el mundo al revés:
        EL AMOR CRUCIFICADO Y RESUCITADO LO PUEDE TODO, TODO…
        Y EL MUNDO ENTERO LO HA VISTO,
        Y TAMBIÉN SE LO HAN DICHO SUS PROPIOS CORAZONES A LOS HOMBRES Y MUJERES DE BUENA VOLUNTAD Y QUE BUSCAN LA VERDAD.

        Un Papa para estos tiempos, para la juventud de estos tiempos, y una juventud que se merece este Papa.

        Dios os bendiga.

        ResponderEliminar