CREER SIN VER


La semana pasada, en una de nuestras comidas familiares, surgió el tema de la  fe. En mi intervención le dije a mis hijos, que si ésta no se alimenta, acaba enfermando hasta morir. Que hay que cuidarla, mimarla, porque si le damos descanso, corremos el riesgo de dormirnos y que nos sea robada sin darnos cuenta. No olvidemos que es un regalo que Dios nos ha dado para hacerlo crecer, y para ello necesita nuestro “trabajo de mantenimiento”

«Entrad por la entrada estrecha; porque ancha es la entrada y espacioso el camino que lleva a la perdición, y son muchos los que entran por ella; mas ¡qué estrecha la entrada y qué angosto el camino que lleva a la Vida!; y poco son los que lo encuentran". (Mt.7,13)

Hay que estar atentos, para saber reconocer los signos .No es fácil hallar sus pistas. Son detalles, símbolos que hay que saber interpretar. A los que se descuidan, le pasan fácilmente desapercibidos. Siempre existe el peligro de perderse, y entonces hay que corregir la ruta y desandar lo andado... Elegir la vía estrecha un día tras otro, ¡cuánta incomprensión nos causa! Y qué difícil resulta la mayoría de veces.


En la sociedad en la que vivimos, donde la corriente arrastra con gran fuerza en dirección opuesta, esforzarse por recorrer este camino parece cosa de pocos. La alternativa es la opción mayoritaria: la que promete el gozo de placeres, el triunfo humano, el poseer y el aparecer. Algunos no resisten; entrando sin percatarse, en un mundo hedonista y de engaño.

Aunque no lo sintamos, aunque nos encontremos en el desaliento y en la oscuridad, Jesús no deja de asistirnos en la elección más difícil. No nos abandona jamás. ¡Quietos! ¡Volved a leerlo! ¡No nos abandona jamás!”

Sufrir en silencio la injusticia, saber perdonar y no juzgar nunca; devolver bien por mal; vivir con generosidad, ayudando siempre a quienes nos necesitan y desprendido de las cosas.

Nos resultará casi imposible avanzar en este camino si no miramos a Jesús, si no sabemos descansar en Él, cuando sintamos nuestra flaqueza. Si no alimentamos nuestra fe, con una vida de oración, de piedad, de vida sacramental, de renuncia y ofrecimiento, iremos dejando que ella se muera. ¿Tiraremos por la borda uno de los regalos más grande que Dios concede a un alma?


Si con fe experimentamos las noches oscuras, la desorientación en el camino y las caídas. ¿Qué haremos sin ella? ¿ A dónde iremos? …

Como los apóstoles diremos “Señor, tú solo tienes palabras de vida eterna”

¡Alabado sea Jesucristo!

34 comentarios:

  1. Muy fácil decirlo Angelo pero muchas veces, esta sociedad como tu bien la defines, cuando eres buena persona, perdonas, devuelves bien por mal, haces el bien, ayudas, te vuelcas, etc... Te toman por tonto y te dan en todos los lados. Muchas veces hay que defenderse para q no te sigan dando.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Querida Chus: Créeme. No es nada fácil decirlo, cuando sabes lo que es vivirlo. Un beso

    ResponderEliminar
  3. Hay Angelo,gracias por este post,no sabes el bien que me hace y como siempre,tus sabias palabras para reflexionar.
    Dios te bendiga.

    Un cordial y cariñoso saludo.

    ResponderEliminar
  4. Belén: Gracias a ti por las palabras cariñosas que siempre me diriges. Que tengas una buena semana. Un beso

    ResponderEliminar
  5. Hoy, me viene el post estupendamente.....la Fé tiene que estar en mi mayor deseo.....aparece el dia nublado y solo toca Esperar.....y intentar quitar los Miedos que veo hay a mi alrededor y que bloquean los oidos y cierran compuertas.....Agarrada estoy a la Fé ya la Esperanza......asi que espero estar dispuesta a recibir la que tenga preparada para darme...una gota de Fé es suficiente, ya sabes. Gracias Angelo sé que Jamas me abandona.

    ResponderEliminar
  6. Querida Gosspi: ¡Qué refrescante es esa gota de fe! ¡Cuanto camino se puede hacer con ella. Gracias por tu aportación. Un beso

    ResponderEliminar
  7. Pasamos ciertamente por tiempos oscuros, en los que a veces hemos de caminar ciegos.
    Si no escuchamos.... estamos perdiendo la increíble posibilidad de sabernos acompañados, porque Él siempre camina a nuestro lado, y está dispuesto a guiar nuestros pasos si seguimos sus indicaciones.
    En virtud de su infinito amor, siempre sale al encuentro del hombre y se revela progresivamente a lo largo de la historia humana, manifestándose a sí mismo...
    María es para nosotros el testimonio vivo y ejemplar de cómo vivir nuestra fe.
    Ella es la discípula perfecta la que guarda la única Palabra de vida, con una fe... ciega. Por su fe es la Virgen fiel, en quien se cumple la bienaventuranza mayor de todas: feliz, entre todas...., la que ha creído.
    Me gusta mucho lo que dices y como lo escribes, pero me gusta mucho más... porque sé que lo vives.
    ABRAZOS FRATERNOS

    ResponderEliminar
  8. Querido Arcen: Me gusta la palabra "lo intento".Me gustó que una vez un sacerdote que le manifestaba mi sensación de vivir en la tibieza, al decirle que intentaba luchar dia a dia por corresponder al Señor, me dijese:"si lo intentas, seguro que no hay tibieza"
    Un abrazo.
    Off topic: Te contesto aquí al comentario en mi otro blog. Tampoco yo me fio. El tema se las trae...

    ResponderEliminar
  9. Hola Angelo:
    Cada día tienes el blog más bonito e interesante.
    Cultivarnos en el amor a Dios, con oraciones y contemplación.
    Un beso muy fuerte

    ResponderEliminar
  10. Querida Mar: gracias por tus palabras. Lo interesante de verdad es ver a los amigos compartiendo tantas cosas hermosas. Un beso

    ResponderEliminar
  11. Dificil tema éste que hoy propones. ¿Muchos quieren creer y así lo manifiestan hablando con los demás pero cuál es la tecla que te adentra en este misterio?
    Besos, Angel. Te echo mucho de menos en mi blog.

    ResponderEliminar
  12. Ángel, se nota que escribes lo que vives.
    No es nada fácil, comprendo lo que dice Chus y creo que es una tentación de la que me libro a veces, cuando veo que necesito defenderme para que no me sigan dando ¿Me imagino a Jesús defendiéndose para que no crean que es tonto? y la tentación se va por donde ha venido.

    ResponderEliminar
  13. Estoy contigo; y es muy importante que pidamos a Dios que nos dé el don de discernimiento, para poder saber cuál es el bien y el mal, el momento indicado... y tenemos ese "colchón", ese apoyo que es Dios mismo, para poder entrar por la puerta estrecha y superar todas las dificultades que se nos presenten. Formemos también nuestra conciencia y voluntad para que, como libres que somos, sepamos elegir la puerta correcta.
    Gracias por esta reflexión, amigo Angelo.
    Recibe un gran y fraternal abrazo.
    Rafa

    ResponderEliminar
  14. Que consolador es saber que el Señor siempre tiene una mano tendida para recogernos y acogernos. Que nunca nos abandona
    Ah y totalmente identificada con lo de “Señor, tú solo tienes palabras de vida eterna” Por muy oscuro que se presente el día, sin el Señor la oscuridad se vuelve desesperación, y eso si que es lo peor de lo peor.

    Que tengas genial día

    ResponderEliminar
  15. Gracias por el titulo, pues ver, se que no veo
    y por el hincapie en los sacramentos,
    Mrs wells

    ResponderEliminar
  16. Qué dificil a veces seguir adelante, necesitamos muchas veces una mano amiga que nos empuje y anime. Gracias por serlo tú en tantas ocasiones!

    ResponderEliminar
  17. Buenas tardes Ángelo. Muchas veces la descuidamos leyendo cualquier cosa, callando ante herejías o incluso propagándolas, conciene cuidar mucho algo tan delicado.Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Hola Angel!, es verdad, la Fe es un regalo inmenso que Dios nos da, pero no habia pensado en lo que nos dices, de que es tarea nuestra hacerla crecer...si, si me hace sentido lo que dices y creo que es a travez de la oracion como podemos pedirle a Dios que nos la ayude a acrecentar...tambien siento que al leer blogs como el tuyo y muchos otros, alimento mi espiritu y mi fe se fortalece. Te mando un abrazo!...Ale

    ResponderEliminar
  19. Momentos: "Para Dios nada hay imposible" Basta que lo creamos y empecemos a caminar.En cuanto a tu blog, estoy poniéndome al dia con todos, pero te aseguro que estoy. Un beso

    Una madre agradecida: Hoy que puedo dedicar un tiempecito a contestar a mis amigos lo hago y me apetece un montón este contacto más directo. Gracias por tus palabras siempre tan acertadas. Un beso.

    Rafa: Esa formación de la que hablas es una de las formas de cuidar nuestra fe. Necesitamos conocer a Quien hemos seguido y porqué. Un abrazo también para ti.Un placer encontrarte siempre en mi casa.

    Hola Miriam: Se me olvidó añadir. ¿Podemos vivir esta fe a solas? Yo al menos necesito la ayuda de mis hermanos. Eso es lo que intentamos hacer en esta fraternidad virtual. Un beso

    Mrs Wells: Hola, querida amiga. Me hizo mucha gracia el título de tu post. ¡Pues clraro que se te echa de menos! Siempre es un gozo verte posteando y descubriendo tus magníficos dibujos. Nuestra falta de visión, muchas veces no es ceguera. Un beso fuerte.

    Querida Cristina: ¿Que tal los babies? A ver si das noticias del último. Todos vamos cogidos de la mano, y nunca sabemos quien tira de quien. Lo hermoso es ir cogidos. Un beso

    Nip: Querido y erudito amigo. Como siempre, dices verdades como templos. Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. De que Él jamás nos abandona tengo tantas "pruebas" en mi vida que pensar aunque fuera un instante lo contrario sería por parte mía una infidelidad imperdonable, aunque se que hasta esto me perdonaría con su infinita misercordia...
    De que es dificil, duro a veces, insoportable otras...incluso cruel para consigo misma amar depende de en que circunstancias...de que las más de las veces va una andando por la cuerda floja, intentando no caer...cayendo al final... siendo "tonta" de cara a los demás... pues... casi a diario...
    Pero al final de cada día Él espera y siempre recoge los pedazos que de una van quedando y los recompone y les vuelve a soplar y le insufla así nueva vida...y entonces...la oscuridad se ilumina, aunque a veces no veamos...

    ResponderEliminar
  21. Querida Visigoda: ante tus palabras, solo me queda callar, interiorizarlas, saborearlas y aprender.
    Gracias por tu valiosa aportación. Un beso fuerte

    ResponderEliminar
  22. Hola querida Ale: Espero no despertar mucho al peque, con la introducción de la música. Shhhsssss,
    intento ponerla suave. También yo bebía en tu blog, así que te animo a retomarlo. Todos aunque sea una gotita podemos refrescar a los demás.
    Un beso fuerte

    ResponderEliminar
  23. No me extraña que este post tenga tantas entradas. Es buenisimo.
    ¿Sabes Angelo? Cuando siento en mi vida que mi cabeza intenta imponerse ante el don recibido de la fe, me gusta pararme, cerrar los ojos y guardar silencio en la oscuridad, nunca vuelvo a la luz defraudada.Aunque la lucha sigue siendo dificil.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  24. Hola, Angelo:

    Hermosa y gratificante entrada que me sirve y me ayuda en estos difíciles momentos, la fe mueve montañas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Hola Mento: Tu lucha que compartes tanto con nosotros, es un testimonio de fidelidad y alimento para nuestra fe. Muchas gracias. Besos

    Rafael. Gracias por pasarte a compartir, en los momentos que te toca atravesar. Una vez más te reitero mi cercanía y mi oración. Abrazos

    ResponderEliminar
  26. Gracias por el DETALLAZO de contestar cada una de las intervenciones, tu delicadeza con nosotros no tiene límites y yo te lo agradezco muy de verás.
    ABRAZOS.

    ResponderEliminar
  27. ¡Hola! Primero, que aparezco –no sé por qué- como “anónimo”, pero soy “Camino García”.
    ¡Querido Angelo, ¡qué maravilla lo que nos dices! Una amiga mía religiosa repite y se repite la frase del apóstol: “Sé de Quién me he fiado.”, y apoyándose tercamente en ella y otras parecidas y caminando “en fe” es cuando realmente se avanza aunque genere inseguridad y cierto miedo porque, humanamente, no tiene sentido confiar ni quedarse callado, ni renunciar a ciertas cosas o relaciones o actividades. El mundo no nos da la dignidad “admitiéndonos”, “tolerándonos” a los cristianos: la grabó con Su Sangre Jesús desde la eternidad, así que debemos elegir qué criterio de “imagen personal” es el realmente importante para cada uno de nosotros, cristianos: si el de Dios o el del Mundo.
    Y desde esa dignidad –que yo logro recordarme y revivir e incluso acrecentar solamente por medio de la oración y en los sacramentos-, salir al mundo, comportándonos “desde Dios” en la medida de lo posible, no dejando que “el exterior” nos descentre, nos saque de Nuestro Centro Divino. Y, con el oído del corazón muy atento “hacia adentro y hacia afuera”, cuando hace falta, hablar, pero hablar de un modo que creo que ya he compartido alguna vez con vosotros: “con caridad y claridad unidas como las dos caras de una moneda”, claridad porque desde nuestra Dignidad de Hijos de Dios, debemos exponer nuestra verdad sin complejos y no dar a los demás unos derechos sobre nosotros que sólo Dios tiene, y con caridad porque actuar o hablar desde la rabia, la visión “justiciera” humanamente hablando, la venganza y otros resortes internos nos aleja de Dios, nos hace débiles y además, Jesús nunca lo haría.
    Yo rememoro con frecuencia las escenas de la película “La Pasión” en que Jesús está ante el Sanedrín, Pilatos, Herodes, los soldados romanos que quieren humillarlo y reírse de él tratándolo como un pelele…, y ninguno de ellos logra arrebatarle Su Verdad y Su Dignidad: Jesús está centrado en el Padre y en Su Misión, y Su Dignidad y Grandeza rebosan en Sus Gestos, en Sus Silencios, en Sus Palabras…, y rompen por dentro a quienes tienen un mínimo de deseo de verdad y honestidad o, al menos, les hacen cuestionarse: Pilatos, el buen ladrón, Longinos…
    A ese Jesús quiero seguir…, aunque la mayoría no quiso creer que había resucitado; no quiso creer que Su Reino no era de este mundo; no quiso creer que actuando así, “Todo lo hizo nuevo.” Yo sí me lo creo, y le pido que, a pesar de mi debilidad, nunca me deje alejarme de Mi Fe, que es realmente el único sentido de mi vida.
    Besicos.

    ResponderEliminar
  28. Angelo, que hermoso que en familia se hable de la Fe, eso nos muestra que tu hogar está bien constituido. Dios les bendiga siempre.
    Leí el post y me dejaste sin palabras, más todos los comentarios es como si lo que quisiera decir ya está dicho.
    Me encantó leerte.
    7 besos desde Argentina.

    ResponderEliminar
  29. Hola Angelo: muy buena entrada, los comentarios lo dicen todo, hay poco que añadir. “Señor, tú solo tienes palabras de vida eterna”.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  30. Camino: Muchas gracias por tu aportación. Ya echaba de menos tus magníficas reflexiones. Espero que estés mejor. Ya sabes que aquellos a los que conociste, estamos a tu lado. Un fuerte beso

    ResponderEliminar
  31. Alicia. Gracias a Dios en casa hablamos de todos los temas. La vida espiritual es para compartirla. ¡Donde mejor que en Familia! Un beso

    Rosario: Pues es verdad. Los comentarios han sido fantásticos y alabo a Dios por todos ellos. Un beso para tí.

    ResponderEliminar
  32. Son fe, no me interesa este mundo, ni me interesa vivir. Que se queden con el mundo lo que tanto lo quieren, todo para ellos,que yo me largo.

    ResponderEliminar
  33. Que nivelón de vivencias, GRACIAS a todos!!!
    Mucho para interiorizar en este post y nada que añadir a toda vuestra sabiduría.

    GRACIAS DE NUEVO A TODOS

    ResponderEliminar
  34. Gaztelu: Muchas gracias por leer los post atrasados. Es un signo de que profundizas de verdad en la aportación de muchos. Tu presencia fortalece aún más la fratenirdad bloguera. Un beso

    ResponderEliminar