SE ABRE EL ABANICO


Al plantearme seguir con el blog, y tomar la decisión de continuar, me propuse ampliar un poco más el abanico, en cuanto a los temas a tratar. Llevo tiempo hablando de ello. Siento profundamente que el blog, debe ser un medio, para expresar esas cosas que uno lleva dentro ,y que necesita que salgan. La experiencia me demuestra que se recibe más de lo que se transmite. Se debe disfrutar publicando; debe ilusionar aquello que se quiere decir y mostrar. Leía el sábado en un gran blog, algo con lo que me siento muy identificado y que comparto: "Siempre he pensado: ¿y a quién le importa lo que cuento?A mí...Por eso sigo escribiendo".

Soy consciente de que un cristiano debe ser coherente con su fe las veinticuatro horas del día. San Pablo nos dice "Ya comáis, ya bebáis o ya hagáis alguna cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios" (1 Co 10,31) " . Así Santa Teresa podía decir tan sabiamente y con toda razón: “también entre los pucheros anda el Señor”. Todo ello me anima a tratar la diversidad de situaciones que se dan en la vida corriente. A tratar temas más banales, donde practicar las virtudes, donde encontrar la alegría, donde saborear el gozo de vivir, por eso, intentaré darle un toque familiar más amplio; hablando de sabores ,vamos a los pucheros de Teresa y a meternos en la cocina con una receta que ni os cuento.

Otra de mis pasiones es cocinar. Mi esposa es una gran cocinera y sobretodo repostera, pero yo tampoco me defiendo mal entre ollas y sartenes. En Roma aprendí muchos platos de…Pasta por supuesto. Hay una con la que triunfo siempre. Ahí va:

Normalmente la pasta son 80 gr. por persona, pero yo suelo añadir un poco más, porque los míos en edad de crecimiento, devoran que da gusto. Esta pasta queda muy bien con el tipo galets, ni los gigantes, ni los pequeños, un tamaño mediano.


Ingredientes:
Galets medianos (80gr por persona) – Tomate frito (abundante)- Nata montada- Queso rallado Emmental francés – Aceite - Sal

Elaboración:
Poner la pasta cuando empiece a hervir el agua, añadir un chorrito de aceite de oliva y remover para que no se pegue la pasta, hasta que vuelva a hervir. Dejarla cociendo, según el tiempo que marca el envoltorio. A los no italianos, no les suele gustar tan al dente, así que un minuto o dos añadidos, la dejará un poco más blanda. Ponerla sobre un colador grande y verter agua fría del grifo para parar la cocción. Un chorrito de aceite de oliva y removerla.

En una bandeja para horno, extendemos una capa generosa de tomate ,y encima otra de nata (he probado con varias natas y con la que mejor sabe, es la montada dulce) Ponemos encima una capa de galets y volvemos a repetir las capas de tomate y nata (siempre generosamente). La última capa siempre ha de ser de nata. Poner el queso rallado emmental por encima, si la queréis gratinada

Meter en el horno y calentar a 180 º unos veinte minutos. Gratinar otros 10 (con queso o sin él). Servir.

¡¡¡Está riquísima!!!
¡Alabado sea Jesucristo!


22 comentarios:

  1. jjajaja (perdón por la risa), qué gracias me hace este post. En este momento eres "Charlie Arguiñano"... muchas gracias por tu abanico, aquí lo espero aunque no deje alguna vez comentario.
    Me has abierto el apetito y eso que me voy a mi cama al toque de ¡ya!
    Un abrazo entre puñeros ajajja.

    ResponderEliminar
  2. A mí también me encanta cocinar! Aunque tanto en casa como en la resi tengo quien cocina por mí. Yo prefiero dedicarme a los postres pero en casa me lo tienen prohibido porque dicen que no quieren engordar... ¡Cosas de madres!

    Gracias por compartir la receta. En cuanto esté con la familia la llevaré a cabo. Ya te contaré!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Hola, Angelo:

    Reconfortantes palabra y deliciosa receta. No se si me saldrá igual, pero lo intentaré.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Si debe estar buenísima, pero te ha faltado la foto!!

    Gracias por compartir y un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Ja,ja,ja,que simpatico,resulta que ahora hablaremos entre pucheros.

    Recuerdo a una de mis abuelas que era italiana y en casa siempre se comia pasta una vez a la semana y en navidades el panetone.

    Tomaré nota de la receta que nos pones.
    Nerea

    ResponderEliminar
  6. jajaja! Esto sí que no me lo esperaba, pero me gusta.

    ResponderEliminar
  7. Veo que estamos en la misma onda, no en la culinaria, que yo cero zapatero, sino en la de la variedad temática blogueril.
    Me encanta tu post de hoy, y... con mucho esfuerzo y ayudita de mi mujer, procuraré... intentar esos Galets. Seguro que a tí te salen... al dente.
    ABRAZOS.

    ResponderEliminar
  8. Glup! Angelo, he leido tus dos ultimas entradas, y puse en la otra lo de las recetas....perdon, soy algo despistadilla...

    ResponderEliminar
  9. Buenos días Ángelo. ¡Magnífica variedad! como dicen los de la ONCE
    ¡Pasta per tutti! Me encanta, ya te diré como me sale.Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Angelo,te felicito por este post y espero que repitas más veces.
    Mi pasión es la cocina,asi que yo encantada que nos enseñes recetas.

    Ahora vas a ser mi Berasategui(para mi el mejor cocinero del mundo) bloguero :D

    Un cordial y cariñoso saludo.

    ResponderEliminar
  11. Ángel, leerte y hacerseme la boca agua ha sido todo uno. ¡Muchísimas gracias por compartir tan sabrosa sabiduría! Me viene de cine para futuras salidas con moteros, que no veas lo que comen!

    ResponderEliminar
  12. Un consejito: cuando hagas pastas del tipo que sea, se le añade al agua de cocerla un chorreón de aceite de oliva y un poco de orégano. Saben mejor y no se pegan.

    Probaré tu receta porque deben estar para chuparse los dedos.

    Besitos mil.

    ResponderEliminar
  13. gracias por este detalle sabe en todo lo que realizamos se encuentra al Señor pues el alma que busca a DIOS todo lo convierte en una oración mil gracias unidos en oración que Dios le bendiga

    ResponderEliminar
  14. Salivando estoy como los perros de Paulov.. Una pregunta ¿la nata tiene que ser montada, o podría ponerle nata para cocinar sin montar?.
    Un abrazo.
    Balbi.

    ResponderEliminar
  15. Hola Angel!, me abriste el apetito con esta receta... y eres el culpable de que hoy cocinare pasta...jajaja...y si es verdad, Dios esta en TODAS PARTES!...saludos!!!! Ale

    ResponderEliminar
  16. Ay, un abrazo entre puñeros no jajja, un abrazo entre pucheros... ay madre, cómo estoy como estoy

    ResponderEliminar
  17. Vuelvo hoy otra vez a este sitio tan querido para agradecerte tus explicaciones en tu intervención en mi blog. Ya me extrañaba que..., no respondieras al "aguijón deliberado" que te dejé en el post anterior. Como te dije, me costaba entenderlo, pero "viendo" la -caducidad- como la explicas todo se aclara.
    No sé si tienes razón al decir que el autor de este blog no eres tú, lo que si puedo decir es que, se vé la lucha constante por intentar ser como EL MODELO por antonomasía. Y por eso, por ese esfuerzo a veces, muy costoso, -y se nota-, tienes toda mi admiración, mi cariño, por eso, este blog y su autor físico, son siempre referencia para mí..., y que conste que diciendote esto, no te estoy regalando los oidos, sino expresando lo que sinceramente siento.
    ABRAZOS DE CORAZÓN, HERMANO GRANDE.

    ResponderEliminar
  18. A mi me encannta cocinar, como ya sabrás si lees mi blog.
    Lo de la nata dulce montada...es un riesgo, pero lo haré. Poniéndole menos azúcar o nada de ella, supongo.

    Como va el post de aficiones, ahí van las mías:

    Tejer
    Los cactus
    La música, a poder ser clásica. Soy soprano en una coral.
    La cocina
    Los animales, menos bichos y bichas
    El Arte, la Cultura
    La Naturaleza

    En fin, que soy un poco renacentista, aunque la mujer renacentista era más bien florero, jajajaja

    Por supuesto, sobretodo y antetodo soy católica

    ResponderEliminar
  19. Me encanta la pasta!!!!asi que prometo hacerla.
    Este curso saldrán cosas estupendas, asi que el abanico se abrirá de lo lindo......un abrazo

    ResponderEliminar
  20. Gracias por la parte que me toca.

    ResponderEliminar