SENTIMIENTOS


A veces tengo la impresión de que algunos blogs (incluido el mío) ,se convierten en portadores de noticias , información y doctrina, dejando de lado, una parte importante, de lo que en un diario personal suele plasmarse; es decir: un poco, de los sentimientos que se mueven, ante las circunstancias que adornan nuestro vivir cotidiano.

Creo no equivocarme, al pensar ,que muchos de nosotros salimos enriquecidos y alentados, al comprobar que otros rien,sufren , lloran, y luchan en las mismas contiendas en las que nos embarcamos , el día que decidimos seguir a Jesús.

Antes de las vacaciones, leía a una estupenda bloguera hablar de esa intimidad que siente perdida, al escribir en su blog, muchas veces acosada por elogios caducos. Elogios dirigidos sin duda alguna, con todo el cariño y admiración ante el bien recibido. Creo que en este mundo bloguero, donde nos encontramos con nuevas amistades, con las que hemos descubierto, que compartimos cosas ,que no comentamos con otros, es fácil sentirse querido y querer. Ya he manifestado otras veces, mi experiencia personal sobre esas muestras de amistad.

¿Por qué nos incomodan? La respuesta es fácil de adivinar; cada uno sabe quién es, y ante el encomio, salen a relucir nuestras debilidades, omisiones, rendiciones, egoísmos, y demás, comprobando que la etiqueta ha sido mal colocada.


Hay una cosa que tengo clara. La mejor forma de ayudar, es siendo transparente, la mejor forma de transmitir lo que uno siente, es manifestarlo abiertamente. A veces no resulta fácil hacerlo de palabra y la escritura se convierte en una poderosa aliada para  plasmarlo.

Muchos de mis conocidos, ni siquiera saben que tengo un blog; otros me han visitado para satisfacer su curiosidad. La mayoría de los que entran, me leen y que me siguen, se encuentran físicamente, lejos de mí; no puedo ponerles rostro y tal vez nunca se lo veré en esta vida, sin embargo, se han convertido en los más cercanos, los que comparten lo más íntimo que soy capaz de expresar.

Hoy doy un paso más. En un momento de mi oración, he sentido un impulso para escribir este post. No siempre mido las consecuencias de mis actos, pero ¿por qué no hacerlo? Si Jesús no tiene en cuenta nuestras caídas, sino nuestra voluntad de levantarnos en cada una de ellas, ¿qué más da lo que puedan pensar los demás? ¿Por qué tanto “miedo” en mostrarnos como somos?


No sé a vosotros, pero a mí me ayuda muchísimo más, leer quien confiesa sus caídas, sus luchas, sus rabietas y cabreos que otros que solo alaban las bondades conseguidas (muy necesarias el  plasmarlas y de gran aliento para imitarlas).

Que algunos piensan que Angelo, es “Un hombre de gran oración”” que está muy cerca de Dios”” que su vida es ejemplar” “que tiene una familia magnífica”(esto último es una gran verdad), pues… ¡Alabado sea Dios si alguien se acerca más a El por esas impresiones! ¿Y si Angelo un día dice que su fe estaba agonizante en el momento que decidió abrir el blog?

¿Y si explica que, gracias a los testimonios de muchos de los que aquí ha conocido, se fue llenando su lámpara de aceite ,y la luz empezaba a enseñarle la falta de limpieza de su alma? ¿Os extrañaría saber que su fe vive de nuevo, con una fuerza renovada ante el aliento de otros blogueros? … Os cuento os cuento.

Los propósitos de Angelo son más frágiles que el papel de seda, y se rompen incluso, con más facilidad. Su voluntad da risa ( o pena) ante la de muchos . Sus caídas… no son las de un niño. Huye de las humillaciones, y le asustan las incomprensiones. Las veces que se deja engañar por el padre de la mentira: ¡muchísimas!
¿Porqué tanto temor a plasmar nuestras flaquezas? La experiencia nos dice que en mayor o menor grado, todos caemos en lo mismo. ¿Y no ayuda el ver como se lucha por vencerlas?


San Pablo lo practicó muy bien y supo manifestarlo para enseñarnos y animarnos: “Realmente, mi proceder no lo comprendo; pues no hago lo que quiero, sino que hago lo que aborrezco. Y, si hago lo que no quiero, estoy de acuerdo con la Ley en que es buena; en realidad, ya no soy yo quien obra, sino el pecado que habita en mí. Pues bien sé yo que nada bueno habita en mí, es decir, en mi carne; en efecto, querer el bien lo tengo a mi alcance, mas no el realizarlo, puesto que no hago el bien que quiero, sino que obro el mal que no quiero. Y, si hago lo que no quiero, no soy yo quien lo obra, sino el pecado que habita en mí. (Rm7-14,25)

Estoy en el camino hacia la santidad, quiero seguirlo, pero me salgo de él continuamente; por eso puedo entender cuando compartís conmigo la debilidad, el sufrimiento, las caídas, las equivocaciones, los llantos y las alegrías, la ilusión y el desaliento que tan cerca en ocasiones me acompañan.

Ofrecer unas palabras de consuelo, de comprensión, de solidaridad, no me convierten en una excelente persona que está muy cerca de Dios. En eso se esconde mucho sentimentalismo y vanidad. El motor que me empuja a seguir luchando con todas mis fuerzas, a corresponde al amor de Dios que se refleja en mi prójimo, es haber encontrado el lugar adecuado para repostar. Es ese Corazón infinitamente misericordioso, donde puedo inclinar mi cabeza, llena muchas veces de lágrimas ante mi traición, "¡Oh, buen Jesús!, óyeme. Dentro de tus llagas, escóndeme. No permitas que me aparte de Ti. Del enemigo, defiéndeme. No permitas que me aparte de Ti". (Alma de Cristo). Ese lugar he sabido encontrarlo, con el testimonio de muchos de vosotros.

De vez en cuando manifestar nuestros sentimientos no estaría mal ¿O me equivoco al pensarlo?

¡Alabado sea Jesucristo!

24 comentarios:

  1. Cuántas cosas has puesto, Angelo, y qué enjundiosas..., hacen pensar mucho...; está muy bien...

    Hablando de alabanzas, hace muchos años leí una frase que se me quedó - ¡¡¡por algo sería, algo y mucho decía de mí!!!-. La frase era: "Me avergüenza la alabanza porque la mendigo en secreto."; es una parte de mí y con la vanidad... hacen un pack muy difícil de llevar... ¡¡¡pero ahí estoy yo muchas veces, es así!!!

    Pero ahora veo las alabanzas de otra manera.

    Si alguien a quien quiero y me quiere "me pilla" en una actitud mía que no me gusta... ¿cómo me siento? Es un termómetro del amor que nos tienen. Realmente debería estar contenta de que personas importantes para mí hayan vistos esos lados inmaduros, frágiles y etc. y me sigan queriendo. Realmente en ese momento están queriéndome más y más auténticamente que antes porque también ésa que han visto soy yo.

    Algún día debería escribir las veces que he confesado algo mal hecho por mi parte o que se ha visto claramente y la otra persona me ha dicho: "Tranquila, Isabel." o ha sabido comprenderme o simplemente me ha seguido mirando con ternura y fe en mí. ¡¡¡QUÉ MARAVILLA PODER SER IMPERFECTA DELANTE GENTE QUE ADMIRO Y QUE INCLUSO NECESITO, ME ESTÁN REFLEJANDO LO QUE TIENEN DE DIOS, SU RACIONCITA DE AMOR INCONDICIONAL!!!

    Y qué bien... Qué bueno es no ser ni más ni menos que yo... porque al fin y al cabo, es mi sitio en el mundo, el que Dios hizo pensando en mí, con mis luces y mis sombras... y mi capacidad de ir creciendo, aunque a veces tropiece, retroceda o me enfurruñe como una cría y me quede parada en el sitio, "tipo Obélix".

    No hacemos bien idealizando a alguien, la estamos queriendo poco a esa persona, la estamos forzando a ser algo que no es, ideal, y nuestra amistad hacia ella puede estar basada en nuestra propia necesidad de modelos, ¿ídolos?...

    No podemos encerrar a nadie en jaulas de oro.

    Pero tampoco podemos enterrar nuestros talentos porque mostrarlos y hacerlos fructificar nos descolocan, pues con ellos a veces salen también nuestra humanidad necesitada de afecto y valoración legítimos y también otras sensaciones y movimientos interiores no tan legítimos.

    A veces me he sorprendido de lo que he escrito en algún comentario, y me he dado cuenta de que Dios se estaba sirviendo de mí para que llegaran unas palabras a alguna persona, pero no puedo ni debo olvidar que en esos momentos brillantes yo sólo soy "el burrito" que lleva a Cristo sentado encima, que porta a Dios, y quienes me ven, deberían verme -si me quieren de verdad- como lo que soy: un burrito muy dichoso de su carga. Y si me quieren mucho muchísimo... ¡¡¡deberían recordarme muuuuchas veces que quieren mucho a este "burrito"!!!!

    Y perdón por el rollo que he soltado; no he sabido acortar... ¡Buenas noches!

    ResponderEliminar
  2. Querido Angel. este post tiene mucha migas, nos abres muchos puntos de reflexión, con el.
    .
    Lo primero, permíteme una simple apreciación personal que me ha -chocado- bastante y es ver los términos -elogios- y -caducos-, unidos, en tu blog.
    A mi, siempre es mi opinión, me costaría calificar así a las atenciones de los demás; incluso, aún teniendo la certeza, de que esas lisonjas no son del todo sinceras.
    Me parece que, cuando algunos utilizan expresiones como es “Un hombre de oración”, "está muy cerca de Dios”, ” que su vida es ejemplar” o “tiene una gran familia”; en la mayoría de los casos, todas esas apreciaciones parten directamente del corazón y son en realidad, el sentido del blog. La fuerza que uno transmite, es esa y es precisamente, la razón o razones por las cuales, recibimos tantas visitas, y podemos hacer tanto bien.
    En esto de los blogs, a lo peor me equivoco, pero creo que hay pocos tiralevitas gratuitos.
    .
    En cualquier caso, alabo tu capacidad de autocrítica, que también me aplico.
    Por supuesto que, las cosas más íntimas, las "confesiones" online, además de didácticas son muy aleccionadoras. Nada como el sincero testimonio personal, nada como el compendio de victorias y derrotas, para convencer, para motivar. Como tu dices, muchas veces, nos -perdemos- en demasiadas cosas externas, noticias, doctrinas, y demás historias, en nuestros blogs; sin embargo también quiero decir, que esas cosas aparentemente más veredes, en algún caso y según el sentido que le quieras dar al blog (sin perder la tendencia evangelizadora) también son necesarias.
    En la variedad está el gusto. A mi me parece, y seguro que a tí también, que el comentario de una buena película o la recomendación de un buen libro, es también un modo de sentar buen criterio.
    .
    Todos andamos camino de la santidad, y todos nos salimos a menudo. En esa misma lucha andamos por eso ante tu pregunta final tengo que responder que, claro que no está mal expresar los sentimientos, de hecho, creo que es lo que hacemos todos los días desde nuestros blogs, desde distintas ópticas, con diferentes modos y con desigual impacto y fortuna. Pero lo que nos une... el sentimiento catalizador, es el de hermandad que DIOS puso en nuestras almas.
    .
    ABRAZOS.

    ResponderEliminar
  3. No olvides jamás que para tratar de llegar a la santificación, el Señor te envia La Noche Oscura del Alma. Y puede durar decenios (caso de un servidor) Solo Dios sabe. Si me permites copio algo:

    "Nada turbe,
    Nada te espante,
    todo se pasa,
    Dios no se muda;
    la paciencia
    todo lo alcanza;
    quien a Dios tiene
    nada le falta:
    Sólo Dios basta.

    Eleva tu pensamiento,
    al cielo sube,
    por nada te acongojes,
    nada te turbe.

    A Jesucristo sigue
    con pecho grande,
    y, venga lo que venga,
    nada te espante.

    ¿Ves la gloria del mundo?
    Es gloria vana;
    nada tiene de estable,
    todo se pasa.

    Aspira a lo celeste,
    que siempre dura;
    fiel y rico en promesas,
    Dios no se muda.

    Ámala cual merece
    bondad inmensa;
    pero no hay amor fino
    sin la paciencia.

    Confianza y fe viva
    mantenga el alma,
    que quien cree y espera
    todo lo alcanza.

    Del infierno acosado
    aunque se viere,
    burlará sus furores
    quien a Dios tiene.

    Vénganle desamparos,
    cruces, desgracias;
    siendo Dios tu tesoro
    nada te falta.

    Id, pues, bienes del mundo;
    id dichas vanas;
    aunque todo lo pierda,
    sólo Dios basta."
    SANTA TERESA DE ÁVILA

    ResponderEliminar
  4. Angelo,conmigo lo siento pero no tienes nada que hacer,seguiré agradeciéndote y recordándote la maravillosa labor que haces.
    Tus palabras son aliento,refugio y luz,yo asi lo siento cada vez que te leo.Y por eso te lo hago saber,haces mucho bien,nos abres los ojos,nos bajas al suelo...

    Un cordial y cariñoso saludo de esta pecadora.

    ResponderEliminar
  5. Buenos días Ángelo. No te equivocas al pensarlo. Somos frágiles y luchamos todos los días no por hacer sino por ser.Ser santos.Los sentimientos vienen y van la fuerza de cada comunión actúa.Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. No siempre está bien esto de contar "intimidades" por el blog, al menos a mí... al final no me ha salido muy bien la experiencia que digamos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. ..."En la hora de mi muerte llámame y mándame ir a ti para que con tus santos te alabe por los siglos de los siglos. Amén"

    Qué razón tienes, todo lo comparto contigo, pero, no olvides una cosa. Sea como fuere Dios debe ser nuestra única idea y nuestra única preocupación.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Muy acertivo Ángel!!
    Yo soy de las personas que me gusta decir, que bello, o que grande, es decir me gusta decir "elogios", pero no lo hago por maldad o por querer decir alabanzas que no son, yo veo que las personas las merecen.
    Además solo la persona a quien van dirigidas sabe si las toma o las deja, finalmente "TODO LO BUENO VIENE DE DIOS".
    Tampoco es bueno insultarnos en los blogs, y quizás lo mejor para alguien que no quiera que le escriban nada en su blog, que cierre los comentarios y no de su dirección de email.
    La mayoría de los dueños de los blog tienen un objetivo por el cual publican.
    Expresar nuentros sentimientos en algunas ocasiones esta muy bien, otras veces son solamente son para compartir con Dios.
    Yo agradezco mucho lo que compartieron de la JMJ.
    Gracias Ángel.
    DTB!!

    ResponderEliminar
  9. "Estoy en el camino hacia la santidad, quiero seguirlo, pero me salgo de él continuamente; por eso puedo entender cuando compartís conmigo la debilidad, el sufrimiento, las caídas, las equivocaciones, los llantos y las alegrías, la ilusión y el desaliento que tan cerca en ocasiones me acompañan."

    AMEN.

    Un abrazo, hermano.


    Mercuzzio

    ResponderEliminar
  10. Hola Angel!, pues yo te quiero decir que realmente pienso muy bien de ti por todo lo que escribes y expresas, y ademas creo que es importante decir las cosas buenas que uno ve en los demas para que estos sigan por el camino bueno, es decir, alabar con sinceridad. Alguna vez nos pregunto una maestra: cuando crecemos?...y le dijimos todo menos lo que ella esperaba...al final completo su idea: crecemos cuando obtenemos reconocimiento. Por otro lado, entiendo que hay esta parte de sentir inmerecidas las alabanzas, y bueno, eso ya es cosa diferente...espero que no te incomode tanto, porque yo seguire diciendote lo que me gusta de tu blog, mi estilo es tirar a lo positivo y hacer sentir sinceramente bien a las personas. Si, tu blog me enriquece, me anima, me impulsa, me inspira y me acerca a Dios. Saludos!!!! Ale

    ResponderEliminar
  11. Angelo....tus palabras con la musica que has puesto me llenaban de ternura....la transparencia del alma la dejas abierta de par en par querido hermano, y veo la sonrisa del Creador sonriendote al verte escribir asi...a veces pienso que como El nadie escribe...algun dia escribiré de mis sentimientos...puf!! ha habido momentos que se agolpaban y me hacian llorar de inmensa alegria o de desonsuelo...mi vulnerabilidad es inmensa pero en ella se fija El....y lo que he querido aislar de mi misma se está convirtiendo en Piedra Fuerte donde se construye un santuario inmenso...toda una Gracia.Siempre me dejo aqui parte de mi corazoncillo.....cuidalo bien eh?.

    ResponderEliminar
  12. Perdona, Angelo, pero muchas cosas que dices en este post no las he entendido, aunque al leerte mantenia la atencion como si cada palabra pudiera estar saliendo de mi boca. Y aun asi no lo entiendo..

    Desde luego tevisitan, si seguimos visistando y leyendo de tiron todo lo que escribes, aunque sea tan personal, por algo sera..no?

    ResponderEliminar
  13. Estoy algo de acuerdo con Mrs Wells, después de leerte y releerte, hoy varias veces este post, me cuesta... entender ciertas cosas.., será que estoy torpón. No obstante, como siempre o casi siempre, estoy de acuerdo contigo al 99%.
    En cualquier caso coincido en recoger la idea de varios de tus comentaristas de hoy, si te visitamos tanto y a veces te elogiamos, será por algo, ¿no?
    Que duda cabe que eres referencia para muchos..., para mi, al menos.

    MÁS ABRAZOS.

    ResponderEliminar
  14. Grande post Angelo!
    Umilmente hai raccontato di te...e questo fa bene a chi ti legge.

    Io sono trasparente e non faccio nessuna fatica...

    Ti abbraccio, amico.

    ResponderEliminar
  15. Escribimos lo que deseamos, lo que queremos ser (todo lo cual es verdadero y viene de Dios) las realidades cotidianas no son siempre a gusto de lo que deseamos, son negativas en ocasiones, eso viene de nosotros.
    Somos pecadores a quienes Dios ama, eso es la santidad, y El nos hará santos en su amor.
    Las alabanzas, hagamos que sean realidad si no lo son, y si lo son, demos gracias al Señor que nos hace dignos de sus dones.
    Hay intentar y seguir intentando, y cunado Dios quiera, El nos cogerá y nos llevará la Cima del monte Santo.
    Un abrazo Angelo. Sé tú mismo y manifiestate tal cual, lo demás, se lo llevará el viento, sólo el amor que hayas puesto permanecerá.

    ResponderEliminar
  16. Querido Ángel, creo que los comentarios se reciben como vienen, se colocan en su sitio y a otra cosa mariposa.

    Desde antes de la JMJ no tengo el tiempo que tenía antes para comentar. Sigo entrando casi a diario, eres como ena droga para mi. Besos a todos.

    Para mi querida amiga Camino le recuerdo ahora mismo que quiero mucho a ese "burrito".

    Mercuzzioooooo, no te olvido. Estás muy presente en mis oraciones.

    ResponderEliminar
  17. He estado unos dias fuera descansando y entro rauda y veloz a tu blog.
    He pensado y pienso a menudo en las cosas que planteas.
    Escribir desde el corazón...eso llega mas que nada y tu tienes ese Don! asi que sigue....
    un abrazo.
    Ah, probare la receta, mi marido tb es un "cocinicas" y hace unos platos riquisimos....

    ResponderEliminar
  18. Querido Angelo,

    Gracias por tu entrada. Me veo muy reflejado en lo que escribes. Te admiro por mostrar tus sentimientos.
    Hay algo que me ha tocado en los que has dicho y es que empezaste a escribir en el blog en un momento de debilidad muy fuerte y que con tus publicaciones, otros blogs, etc... te ayudó a fortalecerte. Me pasó exactamente igual a mí. En el momento que abrí el blog estaba tan escaso de fe, de fuerzas y tan alejado de Dios que no sé cómo lo pude llevar a cabo... poco a poco, con la Gracia de Dios, con las publicaciones, meditaciones, reflexiones, lecturas de blogs como el tuyo (sinceros como pocos), me ayudó a levantarme.

    Por eso quiero darte las gracias. Por tu sinceridad y la Gracia de Dios, me levanté...

    CiT.

    ResponderEliminar
  19. Hoy si que he aprendido leyendo un blog!!!!!!!!!!!!!.
    Tengo que releerlo, porque creo que va directito a mí.
    Y los comentarios son para quitarse el sombrero.
    Ayyyyyyyy... que yo también soy vanidosilla, y soberbia!!!!!!!
    Un abrazo.
    Balbi.

    ResponderEliminar
  20. Angelo gracias por tu humildad yo quiero crecer cada día un poco mas en humildad y en sencillez, es tan necesario hoy...trabajo con público, con chavales en un instituto...compañeros... hay tanta tanta sed.
    yo a veces, muchas tambien me quedo seca, entonces tengo que parar la maquinaria y

    vengo cada día a beber, es tan necesario para mi encontrar personas con quien compartir, la fé, el amor a Dios...todo sencillo,

    un abrazo, me siento unida a esta familia...

    ResponderEliminar
  21. Llego tarde al comentario porque mis hijos están comenzando el colegio por etapas y aun tengo la mitad en casa pero quería decirte que cuando algo esta escrito desde dentro siempre impresiona al que lo lee. Yo estoy deseando leer tus post porque tienen profundidad. Gracias.

    ResponderEliminar
  22. Angelo..este día no había podido entrar como todos los días a leer tu blog.. pero como no me gusta perderme un post tuyo..hoy lo he leído.. y vaya tela!!.. me ha gustado mucho tu sinceridad, así somos todos.. como el "burrito" de Camino.. portamos lámparas sin ser la luz nosotros..gracias por seguir en este camino.. y no te incomodes ni por los elogios (merecidos)..ni por las críticas..un beso y un abrazo fraternal en Cristo Jesús.. y para los demás comentaristas también.. hoy me sentido muy unida a todos en el mismo sentimiento, gracias.

    ResponderEliminar
  23. Gracias, me salíó el enlace de esta entrada arriba, en el blog de Arcendo, al ver las noticias que nos ponía hoy, y lo miré. Me alegro mucho de haberlo leído, Dios siempre nos guía, y a mí me ha guiado hoy hasta esta entrada precisamente. Dios es maravilloso, un Padre maravilloso. Está muy bien dejar los sentimientos en un blog como vosotros lo hacéis, a mí me cuesta, solo lo expreso en el blog de Arcendo (yo le llamo Hoja) porque para mí ha significado mucho, ha sido especial desde el primer día que entré, es una persona entrañable para mí, un verdadero amigo, un hermano del alma, aunque no le conozca personalmente. Dios nos lleva muchas veces por caminos insondables, pero que se van haciendo claros a medida que transcurre el tiempo. Y hoy me ha pasado con este blog, con tu blog, y te doy las gracias. Antes vi la entrada sobre la vida contemplativa, que es lo más para mí, rezan por los que nunca rezan, y ahora vuelvo a mirarla.
    No dejo comentarios habitualmente, porque no había sido "tocada", y hoy he sido "tocada". Siempre te he agradecido la iniciativa del rosario porque ha sido vital en mi vida, pero no lo había sentido aquí, no viví esa iniciativa aquí. Hoy ya sí. Es lo que tienen los blogs, que nunca se sabe a dónde nos conducen, pero de lo que sí estoy segura es de que todo es obra de Dios y de nuestra Madre.

    Muchas gracias por todo. Un abrazo fuerte.

    Ojalá que Arcendo se ponga pronto bien, yo sufro como si fuera de mi familia, y es que lo es, es mi hermano del alma. Dios es el que sabe el por qué de su sufrimiento...y si Él lo dispone así, es porque es lo mejor.

    No te preocupes el camino está lleno de tropiezos, todos los tenemos, lo importante es perseverar como nuestro Señor nos enseñó.

    ResponderEliminar