LO IMPORTANTE


Hace unas semanas la red se llenó de escritos, recordatorios, anécdotas, de alguien que murió y a quien muchos lo consideraban otro rey, otro dios. Me refiero a Steve Jobs. Debo confesaros que aunque parezca increíble no sabía quién era, hasta que apareció en la prensa, la noticia de su retirada, a causa de su enfermedad. Ha sido después de su muerte, cuando he recibido toda la información que no busqué sobre él.

Como todo en la vida, siempre hay simpatizantes y detractores de lo que sea. Así que sobre Jobs, he leído cosas buenas, muy buenas, y algunas que lo etiquetaban de forma negativa. No voy a valorar las opiniones de ambos bandos. Estoy seguro de que alguien que sabe, que su final está cercano, recibe una gracia especial de Dios, que le prepara a su encuentro. Al cruzar el umbral del tiempo, nos encontraremos con sorpresas, y ¡menudas serán algunas! Allí entenderemos plenamente la misericordia de Dios. Veremos, como ese acto de amor; el aceptando al Altísimo, en el último segundo de la vida, se gana el cielo.


El acto de fe que hizo el buen ladrón clavado en la cruz, y en medio de gran dolor,( donde la desesperación nubla muchas veces el entendimiento) quedó plasmado en el evangelio, para que no tuviéramos duda ,de que la Misericordia de Dios, llega a todos y hasta el último instante. Que gracia vamos a recibir con el anuncio del Año de la Fe que el Papa proclamará el próximo año.

Y digo todo esto porque hay un vicio que se instala fácilmente entre los humanos. Quedarse en lo externo, analizar “lo que hizo y lo que dijo”. Lo he visto ya varias veces, cuando alguien famoso muere. Pasó con Elvis, con Marylin, Michael Jackson, Emily Winehouse ; sólo Dios conoce el interior, sólo Él sabe la libertad de cada uno ,para actuar en determinados momentos y hacer lo que se hace. Nos olvidamos del sufrimiento, de las luchas, de las coyunturas en el que el “yo” verdadero se encuentra.Yo mismo, he podido experimentar,  y sentir la frustración que de uno se apodera, cuando ve que cae de nuevo, en un círculo vicioso sin salida.

Vuelvo a decir que no conocía a Steve Jobs,ni tengo muy claro porqué escribo sobre él, tal vez por la reacción a veces desorbitada que se genera ante la muerte de alguien que han colocado en un falso trono, no buscado . Algunos comentarios leídos, en algunos blogs , me han dado la sensación, de que siempre nos quedamos en lo externo, en lo que los medios de comunicación nos venden, sin reparos ni escrúpulos. "Si era o no creyente, si habló o no de Dios en determinado discurso, si fue solidario con lo más necesitados", etc. Eso no cambiará nuestro conocimiento sobre su último instante, sobre el último suspiro de su vida, sobre el sí o el no dado a Dios; ese momento… ¡Solo pertenece a su Creador!


Una vez, uno de los mejores amigos de Jobs le preguntó si estaba contento de haber tenido hijos y contestó:” Es 10.000 veces mejor que cualquier cosa que haya hecho”. Me parece una respuesta, de alguien que valora lo que realmente es importante.

Estoy casi seguro, que los últimos días de su enfermedad, supo distinguir entre lo trivial y lo trascendental. Yo quiero pensar, que para la mayoría de nosotros, la verdadera noticia es que la Misericordia de Dios triunfó una vez más. Que en el último instante de una vida, Dios insiste en llamar, en ofrecer  de forma clara, todo su amor. La respuesta de cada uno… no la encontraremos en este mundo.

Cuando me llega la noticia de la hora suprema de alguien famoso, lo primero que se me ocurre es encomendarlo a Dios, rezo siempre un padrenuestro por su alma. Le pido a la Virgen que le acompañe. Para Dios no existe el tiempo y sé que mis oraciones sirven, en cualquier momento. Mi esperanza debe asomar, pensando en que el encuentro con el Padre se producirá.

¡Alabado sea Jesucristo!

16 comentarios:

  1. Estamos en manos de Dios, que Él se apidade de nosotros.
    Del Sr Jobs, solo Dios sabe.
    Gracias por hacernos conciencia de no juzgar y ponernos en las manos de Dios.
    Saludos en Jesús y María.

    ResponderEliminar
  2. Angelo,lo que no cabe la menor duda es que revolucionó el mundo de la informática,sus aportaciones llegan a millones de personas,en definitiva fue un genio.
    Yo no voy a juzgar si era o no era católico,valoro su trabajo que desde luego quedará para la historia.
    Que Dios lo tenga en su Santa Gloria.
    Un cariñoso saludo.

    ResponderEliminar
  3. Buenos días Ángelo.Está muy bien mirar lo que hemos hecho en nuestras vidas, lo que hemos dicho, etc. para descubrir lo que hace Dios, lo que dice y permanece y lo grande que es su Misericordia que conoce tanto dicho y hecho y nos lava y purifica con su sangre para abrazarnos y ser Él nuestra salvación, nuestra fe, que no es un libro, ni un edificio sino el mismo templo vivo Él et al, mi fe es la Iglesia. En el último segundo de todas las vidas sigue vigente la invitación al banquete pero para entonces ya cada invitado ha decidido si quiere ir. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Como siempre, justo y acertado. Lo más prudente y lo más cristiano, antes que entrar a valorar, es encomendar a DIOS su alma. Él es el único que conoce el final y su misericordia es infinita. Me gusta mucho repetirme la frase;
    No juzguéis y no seréis juzgados...

    ABRAZOS.

    ResponderEliminar
  5. Busca en Youtube el discurso en la Universidad de Stanford. Es el discurso más motivador e inspirador escuchado jamás. Y de carácter cristiano.

    Sin duda, se nos fue uno de los grandes personajes de la historia del siglo XX.

    Un abrazo, chiquitín.

    Mercuzzio.

    ResponderEliminar
  6. No sé, como tú, cual sería ese último hilo de vida y ese primer instante de su encuentro con Nuestro Señor; eso pertenece solo a ellos dos, pero lo que sí sé es que tuvo palabras maravillosas al final de su vida que te hacen pensar que su corazón estaba lleno de un Bien que llegaba al alma.

    Un abrazo, feliz día.

    ResponderEliminar
  7. Pienso como tu, y me ha pasado lo mismo con este hombre.....
    La Misericordia es la que vence y que poco sale a flote, claro está....no se detesta por todos....este hombre supo ver lo importante y al descubrirlo creo que llegó al final contento, y supo morir bien, eso pienso....pero el que asi llega a la muerte está claro que está sostenido por la Verdad, y de Ella lo has dicho tu todo. un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Hay un video estupendo en YouTube donde habla ante universitarios ya graduados que es una maravilla, habla de la muerte de una forma real, me encantó.
    Que el Señor lo acoja en su reino. un abrazo Angelo

    ResponderEliminar
  9. Yo si sabia que escribirias esto Angelo. Sin conocerte personalmente, sabia que no tardaria en salir una entrada al respecto porque tienes ángel y no solo en el nombre.
    Se que eres un hombre de esos a los que Dios le da un don para saber que decir en el momento adecuado y como ha de decirlo. Gracias por no callarte y compartir lo que Él te dice en el silencio. Gracias por compartirlo aqui con nosotros.
    Solo de esta manera los cristianos podemos salvarnos en recimitos.
    Un beso guapo.

    ResponderEliminar
  10. Pues yo me permito discrepar con los demás compañeros de cometarios.
    En ese famoso discurso ante universitarios yo no vi la más mínima mención ni a Dios ni a lo trascendental ni de la forma más remota, y sí una bromita con el miedo a la muerte de incluso los creyentes, que quieren el cielo pero sin pasar por la misma y las consiguientes risitas entre el público.

    Ayer también se reía el público mucho cuando Susan Sarandom llamaba reiteradas veces Nazi a Benedicto XVI en una conferencia de prensa. Toma libertad de expresión!
    La pobre Susan tien problemas de memoria, porque para ser militante feminista no se acordó de decir nada sobre el Islam, ¿o será problema de miedo?, mejor no decir nada no vaya a ser que un morito le tire encima de cualquiera de sus mansiones una Jumbo 747, mejor meterse con los católicos que son más tontitos, o más buenos, según se mire.

    Qué gracia hace todo lo que sea meterse de forma explícita o implícita con los creyentes y si son católicos mucho más. jiji! jaja! que tontitos son los católicos y su amigo invisible. No me va.

    Qué razón tiene Vittorio Messori al decir que se ha sustituido a nivel mundial el antisemitismo por el anticatolicismo.

    Lo que sí sabemos es que Appel es una de las grandes multinacionales anticatólicas, aquí te dejo Ángelo el enlace de un sitio fiable:

    http://www.religionenlibertad.com/articulo.asp?idarticulo=18231

    ¿Se habrá salvado Jobs? no lo sé, espero que sí, yo también opino que eso es cosa de Dios, no mía.

    Ahora que de ahí a confundir a Job con Jobs, va un trecho muy largo.

    ResponderEliminar
  11. Te iba a recomendar el vídeo del discurso que dio Steve Jobs en la universidad de Stanford, pero ya veo que lo ha hecho Mercuzzio y estoy totalmente de acuerdo con su comentario.

    Un abrazo a ambos,
    g0min0las.

    ResponderEliminar
  12. Grazie delle tue preghiere Angelo.

    ResponderEliminar
  13. Lo de Susan Sarandon me ha desgarrado. Me gusta como actriz, pero encuentro intolerable lo que ha hecho y creo que hay que exigirle que se disculpe. A mi me ha ofendido y estoy intentando hacérselo saber. No vale todo, cuando tienen la tribuna de la fama para soltar sus ideas.Mi más enérgica condena a sus palabras.

    ResponderEliminar
  14. Entraba para comentar tu post pero al leer tu comentario sobre Susan Sarandon he buscado la información y me he quedado un poco perpleja pero si te digo la verdad a mi ya nada en este sentido me sorprende,parece ser que hacer daño a la Iglesia se ha convertido en una especie de "obligación" para muchos y cualquier momento y forma son buenos para ello.

    En cuanto al post... me pasa lo que a ti, si este hombre no se llega a morir yo ni me entero de que existe ni de quien era, he leído muchas de las cosas que se han publicado sobre él después de su muerte y creo que sin dejar de reconocer sus aportes al mundo de hoy, ni hay que ensalzarlo ni que denostarlo ... ante todo fue persona, ser humano y como tal se habrá presentado ante Dios y ante Él... todos tenemos que callar, sólo Él nos conoce.
    Por mi parte... hago lo mismo que cuentas , cuando me entero de que alguien ha muerto sea famoso o no siempre rezo por Él, para que Dios le acoja a su lado.

    Un abrazo.

    PD: Gracias por el empujón del otro día... hay mucho por lo que darse, por lo que ofrecer, es bueno que alguien me lo recuerde... porque a veces temo, temo mucho dejarme arrastrar y no saber hacerlo...

    ResponderEliminar
  15. Tu esperanza no es vana y nunca lo será.

    Es un acto de caridad maravillo el rezar por los difuntos, y más si ni siquiera lo conoces, si ha podido llevar una vida más o menos disoluta o alejada de la fe católica.

    Efecitvamente, nadie salvo Dios conoce el corazón del hombre, tú lo has dicho en tus post perfectamente. De modo que, una vez más, confiemos en su Divina Misericordia y en su Amor, porque los criterios de Dios no son los criterios del hombre. Su justicia se basa en el AMOR y no en la necesidad de restitución ,de castigo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Es verdad que no nos toca a nosotros juzgar a nadie, sólo Dios, que es infinitamente misericordiso, conoce lo que hay en el corazón de cada uno. Pero si está claro que tendemos a juzgar e interesarnos o justificar
    los famosos,¿pero cuanto nos importan Los hombres que mueren cada dia? de hambre enfermedad o miseria, que pena ellos no revolucionan el mundo, tampoco conocen la tecnologia. ¿Esta
    alta tecnologia nos acerca o nos separa de Dios? nos acerca o nos separá a los hermanos? esto es lo que cuenta "Sólo uno es el Señor" lo demas solamente el responderá de los talentos que le Señor le concedió. Elpidio.

    ResponderEliminar