HOY CINE


Otra de las películas que creo pasó desaparcibida para muchos y que me gustó, es la producida por alemania en el 2001, "Hasta donde los pies me lleven" best seller escrito en 1955 por Josef Martin Bauer, que a su vez se basaba en un suceso real, la odisea que vivió el soldado alemán Clemens Forell.

Durante la Segunda Guerra Mundial deja en su tierra natal, Baviera, a su mujer embarazada y a su hija de siete años. Ésta pide a la Virgen en una iglesia que su padre regrese sano y salvo; y aunque sabe que parte a la durísima campaña de Rusia, Forell promete que volverá. Pero al término de la contienda, resulta que no aparece. Forell permanece detenido en Siberia, en un campo de concentración, condenado a 25 años de trabajos forzados. Con tal de regresar junto a su familia, Forell está dispuesto a correr el riesgo de fugarse, e intentar llegar a la frontera con Turquía. Se trata de un plan completamente disparatado, porque supone recorrer a pie media Rusia, bajo gélidas temperaturas y perseguido por sus captores.


Parte de la fórmula típica del cine de fugas, pero el film está especialmente bien resuelta, sobre todo por el cuidado con el que se describe al protagonista, un padre de familia católico capaz de emprender una arriesgada travesía con tal de reunirse con los suyos. Resultan especialmente atractivas las convicciones religiosas, que le permiten sobrellevar tanta penalidad, y que le conducen en una escena a entrar a una mezquita a rezar, porque no tiene una iglesia a mano. Especialmente emotivo es su encuentro con un judío, en teoría un enemigo, pues Clemens servía al III Reich. Todo ello está servido con una fotografía impecable de los impresionantes parajes de la enorme extensión que recorre el personaje. (Decine21)

Hoy podéis verla directamente desde el blog. Aquí está toda la película

6 comentarios:

  1. Gracias por la sesión. No la conocía. Mañana después de la votación, como va a llover, ya me has resuelto la tarde... jajaja. Ya te contaré.
    ABRAZOS.

    ResponderEliminar
  2. Excelente recomendación. Recuerdo haber descubierto esta película hará unos dos o tres años y me cautivó.
    Me chocó cuando la niña piadosamente le pidió a la Viegen María volver a ver a su padre...

    Advertencia Pequeño spoiler:



    Siempre que la he visto me he llegado a preguntar si yo hubiera sido capaz de escapar del gulag y andar días y días sobre hielo a temperaturas bajo cero las 24 horas... Posiblemente me hubiera acobardado como tantos otros....


    En definitiva gran película

    ResponderEliminar
  3. Ví la peli, es preciosa la fotografía, no me gustan las escenas violentas, me recuerdan muchas cosas y me da miedo.
    Antes aguante terminar de verla.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  4. Gracias Angelo entrare a verla despacito...abrazos

    ResponderEliminar
  5. Gracias por unirte a mi oración del Domingo.
    Aunque en silencio te leo con frecuencia y disfruto de tus siempre constructivos escritos.
    Un fuerte y suncero abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
  6. Gracias por la película,nos ayudado a hacer presente la historia de mi abuelo.Soy hija de una Tirolesa de 84 años,la lastima es que mi abuelo no apareció.la paz
    Marina ,

    ResponderEliminar